Connect with us

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Italia – Segunda Parte

Published

on

Ya dejamos atrás las elegantes y caras villas de Positano, Amalfi y Ravello, donde el turismo de alto nivel se mezcla con el jet set internacional. Ahora vamos camino a otro de los pueblos de la Costa Amalfitana: Minori. Vení que arrancamos ahora.

Al llegar a Minori, fuimos al Hotel Europa, con una manager muy particular: Giuseppa. Una mujer entrada en sus 50 y tantos, con aspecto de sargento de caballería que hablaba a los gritos, como si te retara, una buena representante del sur.

El italiano y sobre todo el napolitano, tienen esa particularidad al hablar: con gritos.

Y si decís que no entendes, no les importa, te seguirán hablando de la misma forma y lo único que te preguntan es si hablas italiano o inglés. Si decís: español, se cierran y no te dan opciones: italiano o inglés? Porque para muchos y aunque cueste creerlo, te dirán que el idioma inglés, es la lengua madre.

Ellos te hablarán en un cocoliche enmarañado de palabras que entenderás de tanto en tanto, y si no? Giuseppa te las hacia entender.

Así que, amigo lector, si venís por ésta zona, te aconsejo aprender algunas frases.

Minori es una pequeña joya, famosa por su Villa Romana Marina del siglo I d.C, muy bien conservada, dónde se respira la belleza del pasado: mosaicos, piscinas termales y fresco, regalan una visión del pasado casi intacta. Este raro ejemplo de casa romana en el mar, es considerado uno de los monumentos romanos más importantes de la Costa Amalfitana.

En el hotel no solo nos llamó la atención la Sargento Giuseppa (así la bautizamos), con fotos de ella en todo el hotel poniendo cara de simpática, sino también el password del wi fi del hotel.

– La qué? Me grita ella con su dulzura característica.

– La password de internet? Le contesto escondido detrás de un sillón.

– Está en la habitación, arriba!!! Me grita Giuseppa. Un amor de persona.

Decido no preguntar nada más y subo corriendo a la habitación como chico que mandan a la cama sin cenar. Y allí estaba la famosa password.

– Me dictas la clave así la cargo al celu y la compu?

– Sí claro, anotá: 2kczpi04zli8mpxu5npqu8yz.

– Queeee???

– Simple no. La entendiste o te la repito??

Y por supuesto, en el pueblo, no podía faltar la chica que dirige el tráfico en la esquina. Parada sobre una curva cerrada, en bajada y muy transitada. Allí estaba ella. Con chaleco fosforescente y su cartel verde de un lado y rojo del otro, dándole paso a unos coches y frenando con la mano a los que venían en otra dirección, mientras tenía un audífono y enchufada a su celular conversaba con alguien a los gritos. Todo un personaje.

En un momento y escapándonos del hotel, sin que nos vea Giuseppa, salimos a dar un paseo por el pequeño pueblo. Muy cerquita hay una playa y un pequeño puerto con algunos botes pesqueros esperando para salir en algún momento y un poco más allá encontramos el paraíso: Sal de Riso, una heladería, pastelería y restaurante que es un placer, regenteado por Salvatore De Riso, un chef y pastelero muy famoso de Italia.

Por un lado, los helados con sabores que de solo nombrarlos, las papilas gustativas ya empiezan a generar ansias de saborearlos: Caprese, Café Expreso Illy, Nocciola, Cheese Cake al Frutti di Bosco, Torta Delizia Di Sorrento, Crema Vaniglia di Madagascar, Mango, Tiramisú, Pistacchio, Limone della Costiera, Melone, Fchi D´India, Melannurca Campana. Y los postres son la locura: Havana, Goloso al Ciocolato, Smeraldi, Elisir de San Marzano, Estasi, Bianca Neve, Tiramisu, Babamisu. Acá nació la Torta de Ricotta e Pere. El sitio estaba lleno de gente.

Con decirte que le entré a un postre Capuchino que literalmente es una taza armada con cucharita y todo, solo de chocolate, con una espuma chocolatosa que era un manjar.

Pero lo que más nos sorprendió del restaurante, fue la noche cuando llegaron familias con chicos para cenar y cada uno pedía su propia pizza. Si, cada uno tenía su pizza grande de 8 porciones que, incluso los chicos, devoraban como termitas. Como dije, un paraíso.

A la mañana siguiente y antes de irnos, terminamos de desayunar y por las dudas, lavamos las vajillas del hotel y dejamos todo listo para los próximos clientes para que la sargento Giuseppa no se enoje.

Al marcharnos, Giuseppa salió a los gritos del hotel, haciendo gestos con las manos y gritando: Mascalzone, la chiave, la chiave!! Se la habíamos dejado en su escritorio y ella no las había visto, pero por las dudas salimos corriendo.

Muy cerca de Minori, está su ciudad hermana Maiori.

Uno de los pueblos más grandes de la Costa Amalfitana y un buen lugar para hospedarse ya que tiene muchos hoteles y es más económicos que otros pueblos y tiene playas muy amplias. En un tiempo fue un lugar muy importante, pero en 1954 el centro histórico fue destruido por una fuerte inundación, por lo que la mayor parte del pueblo ahora es bastante moderno perdiendo sus maravillosos palacios, pero aun así la ciudad es muy bella y vale la pena conocerla.

Hay más ciudades en la Costa Amalfitana como Atrani, Cetara, Conca del Marini, Furore, Praiano, Scala, Tramonti y Vietri sul Mare. Si estás con tiempo, podés visitarlos y vas a descubrir lo maravilloso que son todos, en donde cada uno de ellos y conocerás las historias y leyendas que guardan.

Nosotros seguimos viaje y vamos camino a Nápoles y mientras nos canta Laura Paussini, a la distancia se ve la Isla de Capri, donde vivió Pablo Neruda durante su exilio en Italia. Si bien el poeta estuvo radicado en esa isla, en la película Il Postino cuenta la vida de Mario, un hombre que no quiere ser pescador como su padre y su trabajo solo consiste en llevarle el correo a Neruda. Entablan amistad y lo ayudará a conquistar el corazón de Beatrice, una hermosa mujer que trabaja en la taberna del pueblo. La película se filmó en la isla de Procida, frente a las costas de Nápoles y en Salina, frente a Sicilia. “La poesía no es de quién la escribe…es del que la siente”.

Pompeya y el Vesubio

Alguien dijo por ahí “La vida no se mide por el número de respiraciones que tenemos, sino por los sitios y momentos que nos quitan la respiración”.

Y eso es lo que nos pasó a entrar al ingresar a las Ruinas de Pompeya por la Gran Puerta Marina. Cerrá los ojos y hacé de cuenta que viajas 2.000 años al pasado y de pronto todo se transforma: los turistas de distintas nacionalidades, se convierten en los habitantes de esta antigua ciudad y los ropajes modernos se transforman en túnicas blancas de lino y sandalias de cuero, el aire antiguo engulle la ciudad y todo es un gran bullicio de gente que viven en ésta ciudad netamente romana que supo gozar de buena prosperidad. Mentalmente, y aunque no quieras, la vida se transforma. Dejate llevar y disfrutalo.

Los orígenes de Pompeya aún se discuten. Los restos más antiguos hallados en la ciudad son del siglo IX aC., pero también se encontraron restos humanos de la Edad de Bronce. Con el correr de los años, la ciudad se transformó y crecieron palacios, monumentos, anfiteatros e imponentes jardines. En el año 62 d.C un violento terremoto destruyó la ciudad y el 24 de Agosto del 79 d.C, el Vesubio erupcionó y en poco tiempo cubrió Pompeya de cenizas y material incandescente. Todo terminó.

La ciudad permaneció enterrada y olvidada hasta 1748, durante el reinado de Nápoles de Carlos III de Borbón, cuando comenzaron las excavaciones que siguen hasta hoy. En 1738, aparecieron edificaciones de una ciudad vecina que también fue cubierta por las cenizas del Vesubio: Herculano.

Hoy ambas ciudades son emplazamientos arqueológicos que permiten investigar la cultura romana y la vida de unas ciudades que han permanecido sin alteraciones desde la Edad Antigua. El Vesubio entró en erupción muchas veces y es considerado como uno de los volcanes más peligrosos del mundo, por la población de 3 millones de personas que viven en sus inmediaciones y la tendencia a tener erupciones explosivas.

Herculano Nápoles tickets: comprar ingressos agora | GetYourGuide

En el siglo I aC, Pompeya era solo una de las ciudades localizadas en la base del Vesubio y tenía una considerable población que se hizo próspera por la fertilidad de la tierra. Se estima que en Pompeya vivían de 25.000 personas,​ mientras que Herculano tenía una población de 5.000 habitantes.​ La erupción del 79 fue precedida por un terremoto unos años antes, causando destrucción en los alrededor de la bahía de Nápoles y en particular de Pompeya. Algunos de esos daños no habían sido aún reparados cuando el volcán entró en erupción.​ No se sabe exactamente cuántas personas murieron por la erupción, aunque si fueron recuperados unos 1150 cuerpos en Pompeya y unos 350 en Herculano.

Algunas víctimas de Pompeya fueron halladas en depósitos de cenizas y dentro de edificaciones. Se cree que murieron principalmente por el derrumbe de tejados. Fuera de los edificios se encontró un escaso número de víctimas, probablemente muertas por caídas de rocas proyectadas por el volcán. Esto difiere de la experiencia actual, puesto que en los últimos cuatrocientos años, muy pocas víctimas murieron por lluvia de cenizas durante erupciones explosivas. Un 60 % de los fallecidos en Pompeya fueron por las oleadas de depósitos piroclásticos y sucumbieron probablemente de asfixia por inhalación de ceniza. En contraste con víctimas halladas en Herculano, el examen de la ropa, los frescos y de los esqueletos demuestra que es poco probable que las altas temperaturas fueran una causa significativa de la muerte.

Herculano, mucho más cercano al cráter, se salvó de la avalancha de cenizas gracias a la dirección del viento, aunque quedó sepultada bajo 23 metros de material depositado por oleadas piroclásticas. Es probable que la mayoría murieran por dichas oleadas, particularmente por las pruebas de las altas temperaturas halladas en los esqueletos de las víctimas encontradas en las criptas abovedadas del antiguo puerto y la existencia de madera carbonizada en muchos de los edificios.

Pompeya y Herculano nunca fueron reconstruidas, aunque sobrevivieron habitantes de dichas ciudades y probablemente los saqueadores emprendieron un intensivo y salvaje trabajo tras las destrucciones provocadas por el volcán. La erupción cambió el curso del río Sarno y levantó la playa, razón por la que Pompeya no tiene hoy ningún río ni está adyacente a la costa. La localización de las ciudades fue olvidada hasta su accidental redescubrimiento en el siglo XVIII.

El Vesubio ha experimentado cambios en sus laderas desprovistas de vegetación y su cumbre se ha modificado, debido a la fuerza de la erupción y ha permanecido inactivo desde 1944, siendo el periodo actual de calma, el más largo de los últimos 500 años. Cuanto más tiempo esté sin erupcionar el Vesubio en un futuro inmediato, más probable es que el peligro de futuras erupciones sea alto.

El Vesubio es un volcán todavía activo aunque en descanso y actualmente solo produce vapor que emana desde sus grietas al pie del cráter. Este es el único volcán de tierra firme, del continente europeo que ha tenido erupciones en los últimos cien años.

La cumbre del Vesubio está abierta a los visitantes y existe una pequeña red de senderos alrededor de la montaña que es conservada por las autoridades del parque.

Lugares para visitar en Pompeya?

Muchos y con tiempo, ya que son 60 hectáreas divididas en barrios y manzanas. El Foro era un lugar de culto y de actividad comercial; en La Basílica se administraba la ciudad y la justicia, en el sector llamado el Granero había un gran mercado de frutas y hoy es un depósito arqueológico con ánforas, recipientes de terracota y tablas de mármol. Pero sin dudas, lo más crudo para ver son algunas figuras humanas, e incluso un perro aún con cadenas que fueron encontrados bajo las cenizas. Aún hoy puede notarse en sus rostros sus expresiones de terror y dolor.

El lugar más pintoresco para visitar es El Lupanar: el Prostíbulo. La palabra Lupa quiere decir Loba y así se las conocían a las prostitutas del antiguo imperio. El edificio tenía dos pisos: en el superior estaban las habitaciones del dueño y de las esclavas distinguidas que atendían a los clientes de clase acomodada y en el inferior las habitaciones tenían camas de piedras y era el área en donde se atendía a los clientes de menores recursos. Mientras en las paredes del pasillo se podían ver pinturas con representaciones eróticas y en la calle había señaladores en forma de pene que indicaban el lugar en cuestión.

Por último El Anfiteatro, el más antiguo entre los conocidos del mundo romano, fue construido en el 70 aC y tenía capacidad para 20 mil espectadores. Lo interesante es que en 1972 el grupo Pink Floyd, dio uno recordado concierto. En 2019, el guitarrista David Gilmour volvió al mismo lugar.

Nápoles

Visitado Pompeya y el Vesubio vamos a Nápoles, la ciudad más grande del sur de Italia, con 6 millones de habitantes y donde convivir con el vecino es parte de su idiosincrasia y su estilo de vida, ya que la proximidad de los edificios y lo angosto de sus callejones hacen que te sientas próximo y puedas conversar con tu vecino, mientras colgás la ropa.

Hoy me desperté y mientras me desperezaba y estiraba los músculos y al mejor estilo Roberto Begnini en La Vida es Bella, desde mi balcón, saludé a mi vecina con una sonrisa y un “buongiorno principessa”.

– Ya sé, ya sé. No me digas nada, era una mujer escultural, como Sofía Loren?

– Mmmm no, no, no era como la Loren!!

– Ya sé, como la monumental María Grazia Cucinotta, en la película Il Postino? Me enamoré de ella en esa película!

– Mmmm no, no, tampoco era la Cucinotta!!

– Ah ya sé, me imagino una belleza de ojos claros como Ornella Mutti?

– No, no. No era ni la Loren, ni la Cucinotta, ni la Mutti. Era más bien como la sargento Giusseppa del hotel de Minori. Ella me miró de forma amenazante, con los ojos inyectados en sangre, me mostró su dentadura incompleta y mientras sacudía las sábanas de la cama desde el balcón, para desprender los ácaros que ahí habían anidado, me gritó: “vaffanculo”!!

Estamos en Nápoles pensé y antes de que venga La Camorra a visitarme y dejarme caer con amor por el balcón del cuarto piso en un “que parezca un achidente”, es mejor salir a visitar la ciudad. Así que, eso hicimos.

Cuenta la leyenda que Nápoles se construyó a corta distancia de una ciudad existente: Parténope o ciudad vieja. En la mitología griega, Parténope era la menor de las tres sirenas que desde las rocas de la Isla de Capri intentaron con sus cantos seducir a Ulises, quien fue atado al palo mayor del barco consiguiendo ser el único mortal en disfrutar de los bellos cantos de las sirenas sin morir ahogado. La sirena, desesperada por no poder cumplir su cometido, se ahogó de pena y su cuerpo llegó a la costa de la ciudad vieja. Sobre el cuerpo petrificado de Parténope, los colonos griegos crearon una ciudad que llamaron Neápolis o ciudad nueva. Más tarde el término pasó a pronunciarse Napule y en italiano, Napoli.

Si tu deseo es circular en coche por la ciudad, lo más aconsejable es que te cargues de paciencia ya que la ciudad es caótica, desordenada y delirante, en donde cada uno tiene sus propias reglas de conducción. Hacer un trayecto corto, puede hacerte perder horas hasta que llegues a destino. Como dije: hay calles angostas y de doble circulación, coches detenidos en lugares indebidos, motos que se cruzan por delante o por detrás como si fueran moscas que revolotean el dulce. El primero que mete la trompa, aunque sea con semáforo en rojo, pasará y los demás tocarán bocinas. Si te pasaste de tu destino, no hay problemas, giras,  te insultarán, se meterán motos que no te dejaran mover y vos como si nada, retomas tu camino con tranquilidad. Una locura el tráfico.

Como dicen: “Nápoles tiene sus propias reglas, así que respira profundo y avanza”

Los sensores del coche se pondrán en alerta nuevamente y todo es un gran carnaval:

– Que hace ese camión parado en doble fila?

– Está descargando mercadería!

– Parece que no tienen ningún apuro??

– Y la Polizia no le dice nada!!! No, ellos están en la misma!!

– Y ese? Casi me como al de la moto que se metió delante!!!

– Y ese otro pasó en rojo, que hdp!!!

– Uhhh cuidado el peatón. Tienen prioridad de paso pero se tiran sobre el coche sin importar por donde crucen la calle.

– Esas motos de mierda que se meten por cualquier lado, me tienen loco!! El bus turístico pasará por acá?

– Parece que sí, todos los coches se mueven, pero con mucha paciencia!!

Uno de los lugares a visitar es la Capilla de San Severo en donde hay varias imágenes esculpidas en mármol que son hermosas, gracias a la calidad del artista. Una de la más bonita de todas es El Cristo Velado, un monumento creado por Giuseppe Sanmartino y muestra la imagen de un Cristo muerto, acostado y cubierto de un fino velo que se adhiere al cuerpo. El escultor muestra fue capaz de transmitir el  sufrimiento que Cristo vivió antes de la crucifixión. Bajo el velo se pueden ver marcas sobre la cara y el cuerpo, fruto del martirio padecido. Al pie de la escultura, el artista esculpe la corona de espinas, las pinzas y los enormes clavos. Durante siglos, los visitantes de la capilla, impresionados por el magnífico velo esculpido, pensaban que era el resultado de una petrificación efectuada por el maestro de Sanmartino, Raimondo di Sangro y que la obra era una estatua acostada bajo un verdadero velo que se habría transformado en mármol con el tiempo por un proceso alquímico, cosa que no es así, ya que el velo es parte del mismo bloque. Una obra para sentarse a contemplarla por un largo tiempo.

Otro lugar interesante para conocer son Las Catacumbas de San Gennaro, que muestra unos 3.000 nichos cavados en muros y suelos. El nivel inferior se remonta al siglo II y el superior al siglo V. Estas catacumbas son las más extensas del sur de Italia, ubicada cerca de los barrios más poblados y típicos de Nápoles, que están fuertemente vinculado a su patrono protector: San Gennaro, por quien los napolitanos sienten devoción y cuyos restos estuvieron acá hasta el siglo X que fueron trasladados a la Catedral de Nápoles.

Las Catacumbas fue el lugar de entierro de los obispos de Nápoles. Pero fueron cerradas debido a los saqueos en el siglo XVIII.

En la catedral de la ciudad, se conserva la reliquia de su sangre, sobre la que se produce un enigmático milagro. La Sangre de este mártir se torna líquida unos minutos al año. El fenómeno ocurre desde hace más de 400 años y se repite tres veces al año. En algunas ocasiones en las que la sangre no se licuó, la ciudad sufrió alguna desgracia y por eso toda la ciudad espera que ocurra el misterioso milagro.

Pero San Gennaro no solo es famoso por el milagro de la sangre, sino también por su tesoro. Se dice que la gran fortuna donada por los devotos del santo a lo largo de los siglos supera al de la Reina de Inglaterra. Durante la Segunda Guerra Mundial el tesoro de San Gennaro se trasladó al Vaticano, donde estaría a salvo de ataques y saqueos. Tras el fin del conflicto, Nápoles reclamó y trató sin éxito de recuperar el tesoro del santo. Cuentan las malas lenguas, que el tesoro regresó a Nápoles gracias a la intervención de un miembro de La Camorra. Será verdad?

Nápoles es la única ciudad del mundo que cuenta con siete castillos en su perímetro urbano, los cuales formaban un sistema defensivo: Castel Dell ‘Ovo, Castel Nuovo, Castel Sant´Elmo, Castel Capuano, Castello del Carmine, Castello di Nisida y Forte di Vigliena. Eso le valió el apodo de “La ciudad de los Siete Castillos”. El Castel Dell ‘Ovo en el islote de Megaride, fue donde presumiblemente desembarcaron los colonos griegos en el siglo VII a. C. y fundarían Cumas y se llama así porque, porqué según la leyenda, Virgilio, escondió en el interior del castillo, un huevo que soportaría la estructura del edificio y que, de romperse, provocaría el hundimiento de la fortaleza y la ciudad sufriría grandes catástrofes.

Frente a Piazza Plebiscito, se encuentra la Basílica de San Francisco de Paula. La iglesia, por su forma circular, recuerda el Panteón de Agripa. Monumental. Y si queres ir de compras o sólo dar una vuelta y tomar un café, acercate a la Galleria Umberto I, que es un centro comercial construido en 1890, cubierto por una gran estructura de hierro y vidrio y rodeado de edificios.

Acá va nuestro video del viaje por la Costa Amalfitana y Nápoles.

En nuestro paseo por la ciudad, entramos en un pequeño bar para almorzar y el dueño del lugar al enterarse de donde veníamos, nos enseñó unos paquetes de carne de procedencia Argentina. Él estaba feliz y mientras comíamos fiambres y anchoas, nos pusimos a conversar de muchas cosas y por supuesto de Diego Maradona y nos cautivó el amor que aún tienen los napolitanos por El Diego.

Maradona y Nápoles

En mayo de 1984 Diego Armando Maradona ya no era feliz en el Barcelona y apareció la propuesta del Napoli, no para hacerse con sus servicios, sino para plantear un partido amistoso en Nápoles, con Maradona por supuesto. Aunque la idea era que jugara en el San Paolo con la casaca azul. Pero la historia sería muy distinta.

Maradona tenía enfrentamientos con la directiva del Barcelona y tenía una postura tan determinante para dejar el club como para irse a jugar al Napoli. Un club mediano del sur del país que peleaba los últimos puestos del campeonato italiano.

El pase se hizo en 300 millones de pesetas de la época (hoy serían unos 8 millones euros), un record y según dicen, el dinero lo prestaron los bancos napolitanos quienes acudieron a La Camorra napolitana. Mucho dinero pero valía la pena el esfuerzo.

Lo demás es historia conocida. Había que pelear el Scudetto con los equipos más grandes del norte. La Juventus tenía a Platini, Inter a Rummenigge y Passarella, en la Roma jugaban Boniek, Falcao y Toninho Cerezo, en Udinese estaba Zico, en Verona Briegel y Elkjaer-Larsen, el Milan tenía a Baresi y Maldini. Napoli sólo tenía a Maradona, pero incorporaron más jugadores y muchos de los que llegaron fueron convencidos por Diego, que  fue clave en los títulos del Napoli, tanto dentro como fuera de la cancha. En la primera temporada de Diego, el Napoli salió tercero, luego vinieron los años de gloria. Muchos dicen que fue la mejor época de Diego en el futbol, ganando campeonatos locales y copas internacionales.

Para Nápoles, Diego Armando Maradona fue su hijo más querido y los napolitanos te abrirán su corazón si saben que sos argentino. El Diego hermanó a los pueblos, gracias a su magia dentro del campo de juego y muchas veces, su nombre fue un salvoconducto para salvar vidas. Para los que amamos el futbol, fue el ídolo máximo y está en El Olimpo junto a los dioses.

Caminar por la ciudad repleta de leyendas, altares y murales de Maradona, te hacen sentir distinto. Te hacen creer que estás en un lugar que quedará en tu corazón por mucho tiempo y ni la perdida física de Diego puede cambiar ese sentimiento. Esa pérdida causó pena en muchas partes del mundo donde se le rindió homenaje, pero sobre todo causó mucho dolor en Argentina y en Nápoles.

Desde acá y con el tema del Potro Rodrigo, va nuestro pequeño homenaje a Maradona. Olé, olé, olé, olé, ¡Diego, Diego! 

Hasta acá llegamos con Nápoles. La semana próxima seguiremos con la fantástica Italia. Los esperamos

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 20 =

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Sicilia – Primera Parte

Published

on

Ya al llegar a Italia te dás cuenta de porque los argentinos nos parecemos tanto a ellos, porque hablamos español pero con modismos italianos. En éste viaje vamos a recorrer algunas regiones de Italia y te invitamos a venir con nosotros. Arrancamos por Sicilia.

Ya al llegar a aeropuerto de Fiumicino, tomamos un taxi para ir a descansar, porque al día siguiente debíamos viajar hacia Sicilia, pero el vuelo salía desde el aeropuerto de Ciampino. Con el tránsito vehicula italiano, también te dás cuenta de dónde venimos muchos argentinos: denso, pesado, caótico, desordenado.

Una taxista nos llevaba a nuestro hotel y le preguntamos si podría buscarnos al día siguiente para llevarnos al otro aeropuerto. Y ella nos contesta:

– Scusi, ma non lavoro per la mattina!

Así que reservamos otro taxi, que trabajaba por las mañanas y al vernos nos señala con el dedo y nos dice:

– España?

– Noooo, Argentina!!!! 

– Ahhh, ok. La moneta é la peseta?

– Noooo, el peso argentino. La peseta no existe más en el mundo hace más de 20 años y es de España!!

– Ahhh,….. Il presidente dell’Argentina é Pinochet?

– Noooo. Me parece que no tenés ni idea de donde está Argentina?

– Si. La mia nona era de l´Argentina e si sposata un italiano.

– Ahhh si? Que bien, que informado que estas!!

Uno siempre tiene cierto prejuicio y supones que algunas personas que viven en el África Central o en el Tíbet, no sepan dónde está Argentina, pero alguien que vive en Europa, que dice que su abuela era argentina, debería saber esas cosas simples, pero que no tenga ni idea, nos pareció un poco raro. O tal vez nos estaba tomando el pelo?

De todas formas y al llegar al aeropuerto de Ciampino, no solo nos encontramos con mucha gente esperando vuelos hacia algún lugar de Europa, sino también cúmulos de hielo y no entendíamos porqué estaba ahí, hasta que algunos amigos nos preguntaron si estaba todo bien o si tuvimos problemas con el granizo que había cubierto toda Roma la noche anterior.

La verdad, ningún problema. Es más, en la zona en donde estábamos no fue más que una lluvia pasajera. Así que vamos a tomar ese avión.

– A cómo se les ocurrió visitar Sicilia? Nos preguntan algunos amigos.

– Simple. Buscamos el globo terráqueo, sumamos el T.E.G que tengo debajo de la cama y siempre sale algo distinto!! Ahora salió Sicilia!!

– Saben que es la tierra de la Mafia, no? Saben lo que son esos tipos? Están locos!!

– Sep, vimos casi todas las películas de mafiosos!  Pero que queres que te diga, yo soy de Chimbas y los sicilianos no me asustan para nada!! Así que hacete a un lado que estamos armando el equipaje y arrancamos de una vez!

Las batallas por Sicilia

Ya en vuelo pienso que la ubicación estratégica de Sicilia en el centro del Mediterráneo, atrajo a muchas civilizaciones a sus costas, dando lugar a un mix de historias europeas. La colonización de Sicilia era un paso obligado para la expansión de las polis griegas hasta que, en un momento, tres cuartas partes de la isla se hallaban en manos helénicas. Pero el creciente poder de los griegos creó tensión con los fenicios que estaban aliados con Cartago y atacaron a los griegos con 300.000 soldados comandados por Amílcar Magón pero los cartagineses fueron derrotados por los griegos, quienes se mezclaron con las tropas de Amílcar, simulando ser refuerzos y atacaron desde adentro. Luego llegó la paz y las colonias griegas cerraron acuerdos comerciales gracias a los ricos recursos de la isla.

Al estallar la Guerra del Peloponeso, entre Atenas y Esparta, la siciliana Siracusa desafía la hegemonía ateniense y éstos atacan la ciudad en el 415 a.C. con la mayor flota reunida hasta ese momento, pero a pesar del tamaño de la flota y de la confianza de Atenas, Siracusa se une a Esparta y Corinto y le infringe una humillante derrota a los  atenienses.

Sicilia fue fenicia, griega, cartaginesa, romana, visigoda, bizantina, sarracena, normanda, germana y española bajo el Reino de Aragón, hasta 1860 cuando Giuseppe Garibaldi, derrota a los borbones y anuncia en nombre del rey Vittorio Emanuelle II, que la isla es de Italia. Así que los sacó a todos de una patada en el tujes y los tanos se quedaron con éste pedazo de tierra, por lo que Sicilia, pasa a formar parte del Reino de Italia desde 1861.

Ya durante la Segunda Guerra Mundial, Sicilia fue ocupada por el ejército nazi, pero también fue el sitio elegido por los Aliados para iniciar la recuperación de Europa bajo las órdenes del General Dwight Eisenhower en 1943. Tiempo después, Benito Mussolini sería arrestado por orden del rey Vittorio Emanuelle III y sería fusilado en 1945. Italia se convertiría en República en 1946 y Sicilia quedaría como una de las regiones más importantes del país.

Pero ya aterrizamos en ésta isla de forma triangular, que los griegos llamaban Trinacria. Su capital es Palermo, tiene más de 5 millones de habitantes y no sólo se trata de la principal isla italiana y la mayor del Mediterráneo, sino que está considerada un gran destino turístico, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII, cuando en plan de ocio y educación, los jóvenes aristócratas europeos viajaban para culminar sus estudios.

La isla está ubicada entre la placa euroasiática y la placa africana y es célebre por los volcanes Etna, Estrómboli y Vulcano, que todavía están activos.

Su bandera es llamativa. Dividida en dos triángulos: uno rojo y otro amarillo, que representan a las ciudades de Palermo y Corleone. Y en el centro se encuentra la cabeza de Medusa con cabellos de serpientes y espigas de trigo que simbolizan la prosperidad y la fertilidad de la tierra, junto a tres piernas flexionadas que representan los extremos de la isla. Pero ellos utilizan este símbolo en muchos objetos y souvenires y dicen que con la Trinacria es posible encontrar la cuadratura del círculo y los cubos pueden rodar. Es una bandera simpática, pero de verdad algo rebuscada no?

La Mafia Siciliana

Que es lo primero que te pasa por la cabeza cuando pensás en Sicilia? Si claro, La Mafia.

Muchas personas nos preguntaron sobre ese tema y que hay de cierto en todo eso?

Y te comento, que es un poco triste decir Sicilia es sinónimo de Mafia.

Pero grandes películas como El Padrino o Los Intocables entre otras, colocaron el tema en primera plana dándole a veces una imagen algo romántica a una asociación criminal.

Según algunos historiadores, la palabra Mafia es un acrónimo de la frase «Morte Alla Francia, Italia Anella!» ¡Muerte A Francia, Italia Anhela! una palabra acuñada como lema de un ejército clandestino de campesinos, que resistió la invasión de Sicilia por parte de Carlos de Anjou en 1282. Pero se dice que el responsable del nacimiento de la Mafia fue el Rey Carlos III en 1738, que tras una terrible sequía y hambruna en Calabria, miles de calabreses llegaron a Sicilia para sobrevivir y arrasaron con toda la comida que encontraron a su paso. Y el Rey? Bien gracias. Solo miraba para otro lado, sin proteger a su pueblo y haciendo oído sordos a los reclamos. Es entonces cuando surgen unas patrullas llamadas “picciotti”, que eran hombres armados a sueldo que se encargaban de proteger y vigilar las propiedades de los agricultores.

Pero volviendo al tema de la Mafia, te cuento que hay varias organizaciones criminales, dependiendo del lugar donde hayan nacido: La Cosa Nostra en Sicilia, La Camorra en Campania, La Ndrángheta en Calabria, La Sacra Corona Unita en Apulia y La Anonima Sequestri en Cerdeña. Y todas tienen contactos y células repartidas por la península e incluso buena parte del mundo.

La organización de la Cosa Nostra es sencilla porque está formada por familias que se constituyen en rangos, hay un capo en lo más alto, un sottocapo, 2 o 3 consiglieri y los picciotti que hacen el trabajo sucio. Cada familia reinaba sobre una determinada zona geográfica, sean pueblos o barrios de ciudades más grandes.

La Cosa Nostra también ganó notoriedad en Estados Unidos, al volverse una fuerza del crimen organizado tanto en Chicago como Nueva York, constituyéndose así en la mafia italiana por excelencia y acumulando mucho poder al vender alcohol durante los años de la prohibición, en la década de 1920.  Hoy el negocio pasa por el tráfico de drogas.

La organización es famosa por la Omertá, que es un “código de silencio” para mostrar total lealtad a la familia. El que no cumple es considerado traidor y corre el riesgo de ser torturado o ejecutado, incluso depararles castigos a familias enteras.

La Cosa Nostra estuvo en guerra con el Estado italiano durante el reinado de «El Padrino» Salvatore «Toto» Riina. En mayo de 1992 los hombres de Riina detonaron una bomba y asesinaron al fiscal Giovanni Falcone, su esposa y tres guardaespaldas. Dos meses después, un auto bomba acabó con la vida de su colega Paolo Borsellino y otras cinco personas en la Via D’Amelio, en Palermo, en donde hoy se pueden ver murales que homenajean a los fiscales que perseguían a ésta familia mafiosa. Desde entonces, tanto Falcone como Borsellino se convirtieron en símbolos trágicos de la lucha contra la mafia en Sicilia. Toto Riina, murió en la cárcel en noviembre de 2017 a los 87 años, mientras cumplía una condena de 26 cadenas perpetuas por varios homicidios y atentados.

La Mafia tiene un código de 10 mandamientos que deben respetarse, te cuento:

  1. Prohibido prestar dinero a un amigo que forma parte de la mafia. Si es necesario hay que hacerlo a través de una tercera persona.
  2. No desearás a la mujer del prójimo.
  3. Prohibido cualquier tipo de amistad con la policía.
  4. El verdadero hombre de honor no se deja ver en bares ni círculos sociales.
  5. Estar disponible en cualquier momento, incluso si la mujer está a punto de parir.
  6. Se exige puntualidad de manera categórica.
  7. Hay que respetar a la esposa.
  8. Hay que decir la verdad a cualquier pregunta y en cualquier situación, salvo que exista la Ley de la Omertá.
  9. A pesar que se puede matar, extorsionar y traficar, no se podrá robar a miembros de otras familias.
  10. El último mandamiento contiene las normas que debe cumplir una persona para poder ser parte de la Cosa Nostra. Por ejemplo, no podrá tener ningún familiar en la policía, ni haber traicionado sentimentalmente a su mujer o carecer de valores éticos y morales.

Catania

Llegamos a Catania, que tienen unos 500 mil habitantes y su vecino más peligroso es el Volcán Etna que a lo largo de la historia arrasó con la ciudad por lo menos siete veces entre tremendas erupciones volcánicas y desoladores terremotos. El último registrado fue en 1693 y obligó a Catania a reconstruirse nuevamente desde cero, muriendo unas 16 mil personas de un total de casi 20 mil.

Catania, es caótica para conducir y el italiano del sur es gritón por naturaleza. Algunos dicen que es debido a la cercanía que hay entre los apartamentos que se encuentran frente a frente en callejuelas estrechas, que hace que tu vecino te llame a los gritos mientras cuelgan las sabanas y los calzones en las ventanas.

Para evitar el tráfico, es conveniente tomar el Metro para llegar al centro de la ciudad y conocer las piazzas, chiesas, trattorias y gelaterias que se encuentran a la vuelta de cada esquina.

Bajo la atenta mirada del Volcán Etna, Catania ha sabido a lo largo de su historia adaptar su figura a los sucesivos desastres naturales que moldearon la arquitectura de la ciudad.

En el año 2002, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad y actualmente muchos monumentos están siendo restaurados para mostrar su antiguo esplendor.

La arquitectura de Catania está muy ligada al nombre de Giovanni Battista Vaccarini, un notable arquitecto de Palermo que estuvo a cargo de las tareas de reconstrucción de la ciudad después del terremoto de 1693.

Bajo la atenta mirada del Volcán Etna, Catania ha sabido a lo largo de su historia adaptar su figura a los sucesivos desastres naturales que moldearon la arquitectura de la ciudad.

En el año 2002, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad y actualmente muchos monumentos están siendo restaurados para mostrar su antiguo esplendor.

La arquitectura de Catania está muy ligada al nombre de Giovanni Battista Vaccarini, un notable arquitecto de Palermo que estuvo a cargo de las tareas de reconstrucción de la ciudad después del terremoto de 1693.

Y uno de ellos es el Duomo de Catania,  su Catedral de 90 metros de altura, que es la iglesia más importante de la ciudad, con estilo barroco y un interior sobrio con estatuas y antiguas pinturas lúgubres. Frente a ella está el símbolo de la ciudad, la Fontana Dell ‘Elefante construido en piedra de lava, ya que se dice que antiguamente en la isla habitaban elefantes enanos y acá está representado con un gran obelisco sobre su lomo.

La historia dice que cuando Vaccarini la realizó, sufrió rechazos de parte de la comunidad masculina, ya que el elefante era asexuado y no tenía sus atributos naturales, por lo que tomaron esto como un insulto a su virilidad Que hizo el escultor para tranquilizarlos? Le agregó impresionantes testículos que hoy se encuentran tapados para orgullo de los puritanos.

Muy cerca, de la piazza se encuentra La Pescheria, que por su aromas podes descubrirla enseguida, pero además de venta de pescado, hay laberintos de bares y restaurante, con mesas a las calles y cientos de sombrillas de colores a modo de techos o parasoles, que le dá un toque romántico y original. Y que hicimos ahí? Disfrutamos de unos canolis rellenos de ricota y pistachos, después le entramos a las pastas, un pesche y a una fritata de berenjenas con algo de carne, que acá es de caballo.

En las afueras de Catania, encontramos la Ribera de los Ciclopes, con los pueblos de Aci Castello y su castillo normando sobre un promontorio de piedra lávica y Aci Trezza, con sus farallones y Aci Reale desde donde, según la mitología, Polifemo le lanzaba rocas a Ulises.

Te cuento esa historia.

Según la Odisea de Homero, Ulises y sus hombres navegaban de regreso a casa después de la Guerra de Troya y luego de atravesar una niebla muy espesa, llegaron a la Isla de los Cíclopes, que eran enormes gigantes que tenían un solo ojo. Ulises decide bajar allí con doce soldados para buscar agua y comida. Al llegar a tierra vieron una cueva y en ella encontraron un montón de quesos que decidieron robar. Pero al intentar salir, un monstruoso cíclope llamado Polifemo les bloqueó la salida, colocando una enorme roca en la entrada de la caverna.

Después de meter a sus ovejas a la cueva, Polifemo soltó una carcajada y se comió a dos soldados. Y a la mañana siguiente, el gigante se comió otros dos como desayuno.

Luego, sacó la roca de la entrada a la cueva para que sus ovejas salgan a pastar y la volvió a tapar, para que Ulises y sus hombres no pudiesen escapar. Ulises registró toda la cueva buscando un arma y sólo encontró un bastón gigante que afiló en uno de sus extremos hasta dejarlo muy puntiagudo y se dispusieron a hacer vino con uvas que encontraron en la cueva.

Por la tarde, Polifemo regresó a la cueva con sus ovejas y Ulises le ofreció vino. El cíclope bebió todo de un trago y preguntó a quién debía agradecer el vino a lo que Ulises respondió:

– Mi nombre es Nadie!! Dijo Ulises

– Entonces me comeré a Nadie al último! Dijo el cíclope antes de caer dormido por efecto del vino.

Ulises aprovechó y le clavó el bastón en el ojo a Polifemo.

Los gritos del monstruo fueron tan terroríficos que sus vecinos cíclopes corrieron a la entrada de la cueva para ver qué pasaba y le preguntaron:

– Polifemo ¿qué sucede?

– Nadie me ha traicionado!! Respondió Polifemo.

Los cíclopes se miraron entre sí y sin entender demasiado lo que pasaba, se marcharon.

Polifemo se levantó y como no veía nada, se colocó a la entrada de la cueva para impedir que los hombres salieran de ella. Pero Ulises y sus hombres se colgaron del vientre de las ovejas y consiguieron escapar, ya que el cíclope tocaba los lomos de los animales. Una vez fuera de la cueva, los hombres corrieron hacia sus barcos robándose también las ovejas. Cuando los cíclopes se enteraron, Ulises y sus hombres estaban mar adentro.

Polifemo llamó por ayuda a su padre Poseidón, el Rey del Mar, para vengarse de los griegos, mientras les lanzaba enormes rocas a los barcos desde los acantilados.

Según los pobladores, esas rocas que se ven en la costa de Aci Trezza, son las que Polifemo le lanzaba a Ulises desde las alturas y de ahí el nombre de Isole dei Ciclopi.

Algunos todavía recuerdan la película Ulises de 1954, protagonizada por Kirk Douglas.

De visita por el Etna

El Etna es uno de los volcanes más activos del mundo y está casi en constante erupción. Aunque en ocasiones puede ser destructivo, no está contemplado como peligroso y miles de personas viven en sus alrededores, donde la fertilidad de la tierra volcánica hace que favorezca la agricultura extensiva, con viñedos y huertos.

Hoy, el volcán tiene 21 metros menos debido a sus erupciones y parte de su cima esta desparramada por la ciudad, siendo hoy el volcán activo más alto de Europa. Hubo erupciones recientes, como la del 2003, cuya columna de humo podía verse desde el espacio y desde lugares tan alejados como Libia. También en el 2007, el Etna entró en erupción, vomitando lava hasta 400 m de altura, junto con ceniza y humo, que fueron lanzados sobre los pueblos cercanos.

En el 2008, otra erupción causó terror en la población gracias a una seguidilla de 200 temblores. Incluso, el 24 de diciembre de 2018, el volcán entró en una erupción seguida de varios terremotos de magnitud 4. Dicen que de noche, cuando el volcán está en erupción, la vista del Etna es un espectáculo impresionante, por sus ríos de lava que corren lentamente a lo largo de las laderas del monte y los chorros que saltan e iluminan el cielo.

Son un espectáculo único que no hay que perderse. Veremos si tenemos suerte y lo podemos disfrutar en todo su esplendor. Que peligro!!

Desde las alturas del Etna, se ve la ciudad Catania, con un paisaje variado que va desde la costa del mar Jónico hasta los campos de cítricos y viñedos.

Al llegar al parking del parque ves muchos turistas que llegan para hacer una excursión y te encontras con un lugar de descanso con tiendas de souvenirs que se instalaron con el sólo hecho de hacer negocios.

Tranquilamente podes quedarte en ésta zona y disfrutar de la jornada, pero también podes seguir ascendiendo en funicular hasta Refugio Sapienza, a 2500 mts de altura, desde donde podés seguir en tour privado en vehículos 4×4 que te trasladan hasta la cima de Etna. El clima en esas alturas es bastante frio y es conveniente ir abrigado. Al llegar al refugio, Silvia se quedó tomando un chocolate caliente, mientras yo me dispuse a subir a pie y tratar de acercarme más al lugar.

No pensaba recorrer los 1300 mts que faltaban, hasta la cima del Etna, pero sí quería subir un poco más para tomar algunas fotos, pero a éstas alturas las condiciones del clima varían con facilidad y los bancos de niebla impiden la visibilidad, por lo tanto era algo difícil de realizar.

Hay personas que suben a la cima por su cuenta, pero te cuento que está prohibido y quién se arriesgue puede ser pasible de una multa y un procesamiento penal, ya que la actividad del Etna es peligrosa y no sólo ponen en riesgo su propia vida, sino también puede ser peligroso para algunos rescatistas.

Los senderos son tortuosos y difíciles de seguir ya que son empinados y por momentos hay desmoronamientos, pero se puede visitar pequeños cráteres que están cerca como el Silvestre Superior, donde podes hacer una caminata por antiguos campos de lava que expulsó el volcán en 1992.

Cuenta la leyenda que Zeus en su lucha contra los Titanes arrojó a Tifón al volcán y que así se transformó la boca del monstruo en éste cráter, que escupe lava cuando se enoja y ruge durante los terremotos.

Una leyenda que dá vueltas por ahí, nace en Taormina y cuenta que Damocles era un miembro de la corte del rey Dionisio “El Viejo” y un adulador que se pasaba los días envidiando los lujos y comodidades del rey. La leyenda cuenta que estas adulaciones llegaron a oídos del rey y éste planeó un escarmiento para su cortesano. El rey, le ofreció a Damocles, intercambiar los roles por una noche para que pudiera experimentar esos placeres que tanto envidiaba, así que le organizó un gran banquete y Damocles, ocupó el lugar del rey gozando de los lujos y privilegios de su título temporal. Todo estaba bien hasta que Damocles miró hacia arriba y advirtió una afilada espada que pendía sobre su cabeza, atada por un único pelo de crin de caballo. De repente, se le quitó no sólo el apetito, sino que los nervios lo obligaron a rechazar el sueño de ser rey con sólo ver la espada amenazante y le pidió al rey abandonar su puesto, alegando que ya no quería seguir siendo tan afortunado.

Por eso la Espada de Damocles, es una frase popular que hasta hoy se usa para referirse a un peligro inminente, aludiendo a una espada que pende sobre nuestra cabeza y que en cualquier momento caerán sobre nosotros.

Antes de seguir viaje hicimos un pequeño stop para probar una delicia que me encanta y de momento me vuelve loco, así que debo declarar esto:

– Desde hoy me confieso adicto!!!

– Shhh, como que te declaras adicto?? éste muchacho está loco?? Que va a decir??

– De verdad debo decirlo y con eso me libero!!

– Ok, dale, decilo, adicto a qué??

– Me declaro adicto al Postre Babá!!!

– Y eso que es??? 

– No sabés lo que es? Sentate que te cuento!!

A pesar que napolitanos y sicilianos lo reclaman como propio, el inventor del Postre Babá fue el zar de Polonia Stanislas Leczynski, que además era chef. El postre fue exportado a Francia y desde allí llegó al sur de Italia, donde se consolidó como el postre típico. El Babá es una especie de budín, muy jugoso y dulce, con una masa muy suave cubierta con almíbar, bañado en ron añejo y algunos están rellenos con frutillas y bañados con crema o chocolate. Yo le agregaría dulce de leche, merengues y más ron y mi gordo interior lo agradecería eternamente.

No podés parar de comerlos.

Esto es un sacrificio que debemos realizar y por eso recorremos ciudades, visitamos templos, aprendemos leyendas, pero también conocemos la gastronomía local. Algo fundamental de aprender para cualquier científico que se precie. Algo así como un Jacques Costeau gastronómico. Y puedo decir que acá encontré lo que estoy buscando.

Pero queridos amigos, hasta acá llegamos hoy.

La próxima semana continuaremos por ésta maravillosa isla italiana.

Los esperamos.

  Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Italia – Tercera Parte

Published

on

Las semanas anteriores les mostramos una parte de la Costa Amalfitana hasta llegar a Nápoles. Hoy visitaremos Roma, el Vaticano y una pequeña escapada a la romántica Florencia. Vení que te contamos como nos fue.

Roma

Desde la antigüedad se la conoce como La Urbe o La Ciudad Eterna. 

Su historia abarca unos tres milenios y durante su apogeo llegó a extender sus dominios sobre toda la cuenca del Mediterráneo y gran parte de Europa, Oriente Próximo y África del Norte. Y como capital del Imperio Romano, llegó a ser la primera gran metrópolis de la humanidad y el centro de una de las civilizaciones antiguas más importantes. Influyó en cultura, lengua, literatura, música, arte, arquitectura, filosofía, gastronomía, religión, el derecho y la moral de los siglos sucesivos. Es la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo y su centro histórico está rodeado por antiguas murallas aurelianas, es la máxima expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental.

Roma es el corazón geográfico del Catolicismo, el destino de peregrinación y la única ciudad del mundo que tiene en su interior una entidad estatal autónoma: la Ciudad del Vaticano. Por ese motivo es conocida como la capital de dos Estados.

SPQR, es un vocablo en latín que significa Senatus Populus Que Romanus (El Senado y el Pueblo de Roma). La sigla la encontras grabada en cada muro y en cada monumento de la ciudad, atestada de turismo y en la antigüedad la sigla indicaba las dos clases de la sociedad romana: los patricios y los plebeyos.

Si bien no nos recibió una fanfarria de trompetas que adornadas con banderas de las legiones se elevaban al cielo anunciando la llegada de los nuevos visitantes, si nos recibieron los bocinazos que al unísono que hacían sonar los coches en cada semáforo en rojo. Y como todos los caminos conducen a Roma lo relacionas con bandas musicales y producciones de cine.

Rómulo y Remo

La fundación de Roma fue en 753 a.C. y según antiguas fuentes, la fundación de la ciudad se relaciona con el mundo griego, ya que se dice que los fundadores tenían ascendencia troyana. La leyenda presenta al príncipe troyano Eneas, como antepasado de Rómulo y Remo, quien se convirtió en rey. La leyenda cuenta que Ascanio, hijo de Eneas, fundó la ciudad de Alba Longa a orilla derecha del río Tíber y ahí reinaron muchos descendientes hasta llegar a Numitor y su hermano Amulio, quien destronó a Numitor y condena a su hija Rea Silvia, a ser sacerdotisa de la diosa Vesta para que permaneciese virgen. Pero Marte, el dios de la guerra, engendró en Rea Silvia a los mellizos Rómulo y Remo.

Cuando nacieron y para salvarlos, fueron arrojados al Tíber en una canasta que encalló en la zona de las siete colinas cerca de la desembocadura del Tíber en el mar.

Una loba, llamada Luperca, se acercó a beber, los recogió y amamantó en su guarida del Monte Palatino hasta que finalmente, los rescató un pastor cuya mujer los crió. Ya adultos, los mellizos reponen a su abuelo Numitor en el trono de Alba Longa y fundaron, como colonia de ésta, una ciudad en la ribera derecha del Tíber, en el lugar donde habían sido amamantados por la loba, para ser sus Reyes.

Un día, los hermanos discuten sobre el lugar donde fundar la ciudad y deciden consultar el vuelo de las aves. Rómulo ve doce buitres volando sobre el Palatino y Remo divisó seis en otra colina. Rómulo, para delimitar la nueva ciudad, traza un recuadro con un arado en lo alto del monte, jurando que mataría a quien lo traspase. Remo desobedeció, cruzó con desprecio la línea y su hermano lo mató, quedando como primer Rey de Roma. Esto habría ocurrido en el año 753 aC, según la versión de la historia oficial romana.

Los siglos III y el II aC estuvieron caracterizados por la conquista romana de Oriente y del Mediterráneo. Luego vendrían las conquistas en Europa, llegando hasta Gran Bretaña, España, Egipto y el Golfo Pérsico, pero además se registraron revueltas, conspiraciones, guerras civiles, dictaduras. El principio del siglo I, estuvo caracterizado por la difusión de la religión cristiana, predicada en Judea por Jesucristo, bajo el reinado de Tiberio y divulgada por los apóstoles en gran parte del imperio. ​

El 12 de enero del año 49 aC, Julio César tomaría una de las decisiones más importante  de su vida, tras volver victorioso a Roma después de su campaña en las Galias.

La ley romana prohibía a los generales entrar en Italia con su ejército porque se consideraba una amenaza, por lo que los generales debían desarmar su ejército antes de atravesar la frontera, situada a lo largo del río Rubicón, bajo pena de ser declarado enemigo público y condenado a muerte. Julio César conocía la ley, pero igual decide cruzar el Rubicón sabiendo que este gesto significaría la guerra civil contra los cónsules de Roma. Julio César pronunció famosa frase Alea jacta est (la suerte está echada), antes de cruzar el río con sus tropas. No había vuelta atrás y afrontaría las consecuencias. La guerra civil se produjo y acabó con la victoria de César. Desde entonces, se usa la frase Cruzar el Rubicón para referirse al hecho de llevar a cabo alguna acción que puede tener consecuencias que no pueden evitarse.

Nosotros no cruzamos el Rubicón, pero llegamos a Roma desde Nápoles, para descansar de la locura que fue conducir en esa ciudad con reglas de tránsito propias.

Julio Cesar sería asesinado en los Idus de Marzo, fechas consideradas de buen augurio por los romanos. Su muerte en el Senado está considerada el punto de inflexión en la historia de la Antigua Roma y marca la transición de República a Imperio. Shakespeare haría famosa la frase, ¡Cuídate de los idus de marzo! en su versión teatral de 1599. Allí se recrea de forma mitificada la conspiración que acabó con el asesinato del mandatario. En 2011, el actor George Clooney protagonizó y dirigió la película Los Idus de Marzo, desempolvando la expresión en una película, que habla sobre el entramado político para llegar a la presidencia de Estados Unidos.

El Emperador Nerón se haría conocer como el mayor tirano, ya que manda a incendiar Roma, asesinar a varios parientes y llevar a cabo la mayor persecución y matanza de cristianos. Se dice también que fue él quien mandó matar a los apóstoles Pedro y Pablo. El muchacho era una joya.

En junio del 68, lo declaran enemigo público y al huir de la ciudad, llega a la actual Piazza del Popolo y antes de ser capturado, Nerón se suicida con ayuda de su secretario que lo apuñala. Sus últimas palabras fueron: – ¡Qué artista muere conmigo!, porque era un músico aficionado.

En el sitio donde fueron enterrados sus restos, creció un nogal y con el tiempo, en el lugar comenzaron a reunirse brujas y hechiceros que celebraban magia negra, porque decían que el árbol estaba maldito. En el siglo XII, el Papa Pascual II, dijo que la Virgen le dio instrucciones para acabar con esto, realizando un exorcismo, imponiendo tres días de ayuno y oración a toda Roma. Al cuarto día hizo talar el nogal, desenterró los restos de Nerón, los quemó junto con el árbol y arroja las cenizas al río Tíber poniendo fin a la maldición. En ese lugar se construyó una capilla consagrada a la virgen y en 1472, se edificó ahí la actual Basílica de Santa María del Popolo.

En 1940 Italia entra en la Segunda Guerra Mundial y Roma sufrió escasos bombardeos y apenas resultó dañada, pero fue el escenario de ataques y masacres, como la que sucedió en la Vía Rasella y en las Fosas Ardeatinas, después de haber sido declarada por los alemanes como ciudad abierta y liberada por los Aliados el 4 de junio de 1944.

Al terminar la guerra, Roma pasó a ser de nuevo la capital de la República Italiana.

Roma en el cine

A partir de los años cincuenta, Roma se desarrolla y se convierte en un destino turístico anhelado, transformándose en capital mundial de la diversión y del cine, de la mano de Hollywood y los estudios italiano Cinecitta.

En 1953, se filma Vacaciones en Roma con Audrey Hepburn y Gregory Peck. Una de las escena se lleva a cabo en la Bocca della Veritá, que es una especie de detector de mentiras antiguo, ya que aquel que metía la mano en la boca de la gran losa labrada, podía pedir un deseo, bajo el riesgo de perder su mano si la persona es mentirosa. La escena más conocida es cuando Peck mete la mano, grita y saca su brazo, pero esta vez le falta la mano (que la tenía escondida en su saco) asustando a la inocente de Audrey.

No hay un origen exacto de la gran losa, ubicada en la Iglesia de Santa Maria in Comedin, pero se cree que era la tapa de un desagüe en la cloaca máxima.

En 1960, Federico Fellini filma La Dolce Vita, con Marcello Mastroianni y Anita Ekberg.

– Marcello, come here!! Le pedía la exuberante actriz a Marcello, mientras estaba dentro de la Fontana de Trevi, en una de las escenas más sexies del cine.

Mastroianni, para hacer la escena necesitó una botella de vodka para calentarse, ya que la escena se rodó una noche de marzo y era el único remedio que encontraron, para pasar el frio de la época y conseguir que el actor rodara la secuencia sin temblar.

La misma escena se repitió años después en la adorable película de amor en la tercera edad de Marcos Carnevale: Elsa y Fred con la genial China Zorrilla, el español Manuel Alexander “un catto piccolino e bianco”.

En el año 2000 se estrena Gladiador que narra la historia del general Máximo Décimo Meridio quien se gana la estima del anciano emperador Marco Aurelio, que a pesar de tener su hijo, Cómodo, decide que a su muerte sea el general quien ostente el poder hasta que el senado de Roma asuma el gobierno del imperio. Al informar su decisión, Cómodo asesina a su padre y se hace con el poder mandando a matar a Máximo y su familia en Hispania. El no llega a tiempo para salvarlos y es vendido como esclavo. La película termina en una batalla en el Coliseo, donde Cómodo muere y Máximo es herido de gravemente, teniendo una visión de su familia en la otra vida, con quienes se reunirá. Mientras, de fondo suena Hans Zimmer en la voz de Lisa Gerrard quien canta en hebréo “Now we are Free”. Sublime.

En el 2009, llegará la película Ángeles y Demonios, protagonizada por Tom Hanks, con intrigas y asesinatos de los candidatos papables en la ciudad del Vaticano, de la mano de los Illuminati, mientras en la Capilla Sixtina de celebra el conclave. Un lugar sagrado que ha perdurado todos estos años y que cuenta con uno de los más importantes museos de la historia y varias maravillas de la arquitectura. Con imágenes de la Plaza de San Pedro, construida por Bernini y fondo de la Basílica de San Pedro.

Un año después aparece Julia Roberts con Comer, Rezar, Amar y en su estadía en Roma donde ella se rinde a los placeres de las pizzas, las pastas y los helados en las trattorias del Trastévere, pero además recorre Piazza Navona con sus artistas callejeros y los cafés acogedores y su espectacular fuente o mientras se deslumbra en la Isla Tiberina o visita el Panteón de Agripa.

El cine italiano recibió un nuevo Oscar a Mejor Película Extranjera en 2014 con La Gran Belleza, con Roma como telón y algunos raros personajes, como princesas que juegan cartas en sus palacios, cirujanos que hacen intervenciones como si fuesen carniceros, mafiosos de incógnito, artistas acabados o cardenales rendidos ante el altar de la buena mesa. Una de las escenas más conocidas se realizó en El Jardín de los Naranjos, desde donde podes ver las siete colinas de Roma y la cúpula de San Pedro en el horizonte a través del ojo de una cerradura en el Palacio de los Caballeros de la Orden de Malta, cerca del jardín. Si observas bien, podes ver tres fronteras al mismo tiempo, pues estas mirando en el horizonte la cúpula de Miguel Ángel, ubicada en el Vaticano, los jardines del Palacio de los Caballeros de Malta que es territorio de la orden, mientras pisas suelo italiano. Algo raro no?

La ciudad fue escenario de muchas películas más, pero también algunas series como El joven Papa que muestra las intrigas del Vaticano; Spartacus, que narra la vida de quien combatió contra el Imperio Romano y también Suburra que retrata la vida de la mafia y los bajos fondos de la ciudad.

Todos los caminos conducen a Roma

La ciudad tiene mucho para mostrar y de verdad necesitas tiempo para hacerlo, pero vamos de a poco y te cuento:

El Coliseo, conocido como Anfiteatro Flavio. Al verlo retrocedes 2.000 años. Una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, con capacidad para 60.000 espectadores. Allí los emperadores distraían al pueblo con peleas de gladiadores, recreaciones de batallas o ejecuciones de prisioneros. Muchos elementos arquitectónicos se perdieron con el paso del tiempo, pero todavía luce imponente y sigue siendo el lugar más visitado de Roma, con más 6 millones de turistas al año que hacen interminables colas que en temporada alta puede llegar a ser de dos horas.

En el año 1349 hubo un terremoto que destruyó parte de su estructura y se puede notar cuando lo visitas. El interior tiene kilómetros de pasillos abovedados y de escaleras y es una obra pensada para garantizar el movimiento fluido de los carros, las personas y las fieras que participaban de los espectáculos. En esa época, tenía una cubierta de tela desplegable que era accionada por poleas. Y durante las batallas, el emperador salvaba al gladiador mediante la posición de su pulgar, representando la vida o la muerte del luchador vencido.

Muy cerca está el Arco de Constantino erigido en 315 para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312. Ese emperador se convirtió al cristianismo y detuvo la persecución de los cristianos, creando libertad de culto en el Imperio romano.

El arco es uno de los únicos tres que han llegado a nuestros días, los otros dos son el arco de Tito y el arco de Septimio Severo, ambos en el Foro Romano que es otro de los lugares a visitar.

En ese lugar, lleno de ruinas de templos y edificios se desarrollaba la vida social, cultural, política y económica de la ciudad. Acá se fundó Roma y desde acá podes recorrer la Vía Sacra donde se concentraban los edificios importantes y el Circo Máximo, un enorme estadio abierto de 600 metros de largo por 140 de ancho, con capacidad para 250.000 personas, donde se desarrollaban carreras de cuadrigas y aún se conservan algunos restos. Te aseguro que ver la enorme explanada hace volar tu imaginación.

Por su parte el Trastévere es uno de los barrios más famosos de la ciudad, repleto de rincones llenos de encantos, tiendas artesanales y tabernas con aire bohemio, que lo convierte en uno de los sitios más bonitos de Roma. Para visitar el Trastévere lo mejor es ir sin prisas. La mejor manera de recorrerlo es caminándolo, ya que es un verdadero laberinto de callejones estrechos y pasadizos empedrados.

El nombre deriva del latín y significa Más allá del Tíber. En sus comienzos fue un poblado de las clases sociales humildes de Roma, del otro lado del río. En la actualidad, es un barrio reconocido por su vida nocturna y bohemia, donde podes descubrir iglesias, monumentos, curiosos sitios y obras de arte de gran valor. Te recomiendo pasear al atardecer por sus callejuelas adoquinadas hasta llegar a la bonita Basílica de Santa María y acabar la jornada cenando pasta o pizza en alguno de los mejores restaurantes, como la Prosciutteria, Da Enzo, Dar Poeta o Tonnarello.

La Basílica de San Pietro in Vincoli es una de nuestras favoritas entre las cientos de iglesias que ver en Roma. La basílica está algo escondida y fue construida en el siglo V para guardar una reliquia, las cadenas con las que ataron a San Pedro en Jerusalén, durante su encarcelamiento. La leyenda cuenta que la emperatriz Eurodoxia, la esposa de Valentiniano III, le regaló éstas cadenas al papa León I el Magno y cuando este las comparó con las cadenas del primer encarcelamiento de San Pedro en la cárcel de Roma, las dos cadenas se unieron milagrosamente. Las cadenas se guardan en un relicario bajo el altar principal de la basílica. Sin embargo, no es la cadena de San Pedro lo que ha dado notoriedad a esta iglesia. Desde 1545 se puede admirar una de las obras maestras del arte del siglo XVI, el Moisés de Miguel Ángel en el mausoleo del Papa Julio II. Te aseguro que la búsqueda de ésta iglesia, sólo por ver la espectacular obra, vale la pena. La Basílica es un templo diferente a los demás por su sencillez y su escasa decoración. El mausoleo se encuentra sumido en la penumbra, hasta que algún visitante hace una donación que sirve para iluminarlo, una práctica muy extendida en la mayoría de las iglesias en Roma.

La Piazza della Rotonda tiene una bonita fuente llamada la Fuente del Delfín, diseñada en el año 1575 por encargo del Papa Gregorio XIII. Más adelante, el Papa Clemente XI mando colocar un obelisco de granito rojo. En esta frecuentada plaza, se encuentra uno de los monumentos más visitados de la ciudad, el Panteón de Agripa, en donde se encuentran las tumbas de varios reyes de Italia y varias obras de arte. El personaje más famoso que se encuentra enterrado en el Panteón es el pintor y arquitecto renacentista Rafael.

Según reza la inscripción de la fachada, el Panteón de Roma fue mandado construir por Marco Agripa, mano derecha del emperador Augusto, construido entre los años 118-125 d.C, por este motivo también se le conoce como Panteón de Agripa.

A principios del siglo VII el edificio fue donado al Papa Bonifacio IV y éste lo transformó en iglesia, por lo que en la actualidad presenta un perfecto estado de conservación y lo más sorprendente son sus medidas, el edificio circular mide lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros y en el centro de la cúpula se abre un círculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio. El edificio es uno de los monumentos mejor conservados de la Antigua Roma y constituye una de las obras cumbres de la arquitectura romana, perfecto en el equilibrio, armonía de formas y en su impecable construcción.

Cerca del Panteón siempre hay personas a cualquier hora, fotografiando el edificio o tal vez en alguno de los bares y restaurantes cercano. En nuestra visita a la plaza, fuimos a un típico bar de sándwich y fiambres a degustar unas exquisiteces y te puedo confesar que nos encantó, así que tuvimos que comprar algunas provisiones para el camino.

Te recomiendo que te des una vuelta por acá para pasear, tomar unas fotos y comer.

No todo en Roma es antiguos y como ejemplo está el Monumento a Vittorio Emanuele II, finalizado en 1911 y es difícil irse de Roma sin verlo, ya que tiene un tamaño enorme. Conocido como Altare della Patria, o Il Vittoriano, éste monumento fue realizado en honor del primer rey de la Italia unificada en la gran Piazza Venezia. En su momento, la construcción de éste enorme monumento no fue bien recibido por los ciudadanos de Roma, ya que se destruyó una parte histórica de la ciudad, donde había un barrio medieval. Debido a su forma, al llegar los aliados en 1944, la llamaron La Máquina de Escribir, apodo que luego adoptarían los propios italianos. Además de subir las escaleras para acercarte a la tumba del soldado desconocido, donde hay una llama eterna, vale la pena subir hasta la terraza superior, para disfrutar de la hermosa vista de Roma.

Como no visitar, La Fontana di Trevi, una de las mayores fuentes del barroco romano. Con cerca de 40 metros de frente es una de las obras más monumentales de Roma. Esta fuente, que ocupa todo un lateral de una pequeña plaza, fue finalizada en 1762 e impresiona por la gran escultura de Neptuno guiando su carro tirado por caballos marinos y tritones. Se dice que es la fuente más bonita del mundo y seguramente muchos tengan razón, ya que es uno de los sitios imprescindibles para visitar.

El sitio está atestado de turistas que pugnan por un lugar al borde de la fuente, con el sólo sentido de tomarse una foto o de lanzar algunas monedas. Es común ver peleas y de hecho nosotros las tuvimos. Pero si vas a primera hora por la mañana o por la noche, es posible que tengas un momento de tranquilidad y la puedas disfrutar al máximo.

Con respecto a arrojar monedas a la fuente, te cuento que existe una tradición y dice que quienes arrojan una moneda aseguran su regreso a Roma, pero también se dice que si lanzas dos monedas llegará un nuevo romance y lanzando tres se asegura matrimonio o un divorcio. Pero hay otra leyenda que dice debes arrojar tres monedas con la mano derecha por encima del hombro izquierdo para atraer la suerte. Por las dudas, nosotros lanzamos sólo una, porque si no se podrían cruzar las leyendas.

Se estima que se arrojan unos 3.000 euros por día y el dinero se entrega a Cáritas u  otras asociaciones benéficas, para ayudar a los más necesitados. Aunque también hay  veces que intentan robar las monedas de la fuente y todo el que quiera bañarse en la fuente puede recibir una multa de 500 euros.

Si vas a Roma, te recomiendo visitar la Iglesia de Santa María de la Concepción en la Vía Veneto. La iglesia fue diseñada por el fraile capuchino Michele da Bergamo entre 1626 y 1630 y su hermano, el Papa Urbano VIII, fue el encargado de oficializar la primera ceremonia en el templo.

La iglesia es muy sencilla pero lo más interesante para ver es su Cripta compuesta por seis capillas a lo largo de un pasillo donde hay más de 4.000 esqueletos, traídos desde una fosa común de la Vía dei Lucchesi. Muchos de los huesos están unidos de manera intencional, en un deseo de crear con ellos, símbolos o escenas asociadas a la muerte y a la religión cristiana. En sus paredes y techos se ven rosetones o cruces, formadas por tibias, fémures, cráneos y costillas, agrupados para mostrar lo efímera que es la vida. En la cripta también hay cuerpos momificados de frailes capuchinos, varios de ellos vestidos con el hábito de su orden.

La razón por la que se aglutinaron y dispusieron de este modo los esqueletos en este espacio no es clara. Lo que sí parece probable es que fueron los monjes capuchinos huidos de Francia los que crearon, antes de 1793, este singular espacio de reposo, cuyos nombres de las seis capillas hacen alusión a los huesos allí contenidos: capilla de las tibias, de las calaveras, de los tres esqueletos, de la resurrección. Al entrar al sitio ves la inscripción: “Como vosotros nosotros éramos, como nosotros vosotros seréis”.

Un sitio interesante para visitar, aunque un poco tétrico.

El Vaticano

Por supuesto en Roma, también visitamos El Vaticano, que con una superficie de 44 hectáreas, es el estado independiente más pequeño del mundo, tanto por el número de habitantes como por su territorio. El Vaticano comenzó su existencia como Estado independiente en 1929 tras el Pacto de Letrán entre la Santa Sede y el Reino de Italia. El jefe de Estado es el Papa, lo que se considera una teocracia y es la última monarquía absoluta de Europa ya que ostenta los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. El Papa Francisco, delega las funciones de gobierno en el secretario de Estado y todo el conjunto que conforma la Ciudad del Vaticano fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

La Plaza de San Pedro fue realizada por Bernini entre los años 1656-1667, en el reinado del Papa Alejandro VII, está compuesta por dos partes: uno trapezoidal y otro de forma elíptica. Según dijo Bernini “siendo la Iglesia de San Pedro madre de todas las otras, su pórtico debe brindar una acogida maternal, de brazos abiertos a los católicos, para confirmarlos en la fe, a los heréticos para reunirlos en la Iglesia y a los infieles para iluminarlos con la fe verdadera”.

La Basílica de San Pedro, es el templo más grande e importante del catolicismo y solo por ver la Piedad de Miguel Ángel, la estatua de San Pedro o el Baldaquino de Bernini, vale la pena la visita. Y si además podés subir a la impresionante cúpula, que te permite tener las mejores vistas de la Plaza de San Pedro y de Roma, ya no tenes excusa. Pero también podes bajar a la Necrópolis Vaticana, bajo la Basílica, para ver el lugar donde se dice fue enterrado San Pedro.

Vale la pena visitar también los Museos Vaticanos, que reúne una de las colecciones de arte más importantes del mundo y los visitan más de 6 millones de turistas al año, en donde se exhiben grandes tapices, mapas cartográficos, pinturas de Rafael, la Escalera de Bramante o la gran joya del museo, la Capilla Sixtina de Miguel Ángel con su famosos frescos de La Creación de Adán y El Juicio Final. Saliendo del museo hay una colección privada del Papa Francisco, con camisetas de futbol, fotos de equipos, balones, copas de su club en Argentina y varias cosas más.

Ya al salir de Vaticano, te encontras con el Castillo de Sant’Angelo, a orillas del Tíber al cual cruzas por un puente peatonal, flanqueado por estatuas de los apóstoles Pedro y Pablo. El castillo, construido como mausoleo para el emperador Adriano, fue finalizado en el 139 y está coronado por una estatua del Arcángel San Miguel. Vale la pena subir las 5 plantas por una rampa en espiral para ver las estancias Papales y para disfrutar de las vistas de la ciudad y el Tíber, desde la terraza superior.

Como curiosidad te cuento que hay un corredor secreto que conecta el castillo con la Ciudad del Vaticano, para que en caso de peligro, el Papa pudiese escapar.

Roma tiene mucho para ofrecer y es necesario que la descubras de a poco. En el siguiente video, continuación del viaje por Costa Amalfitana, te mostramos como nos fue en nuestra visita a ésta hermosa ciudad, con una escapada hasta la romántica Florencia. Disfrutalo.

  Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Italia – Primera Parte

Published

on

Atrás quedó Sicilia. Ahora vamos al continente para conocer más de éste maravilloso país. Arranquemos por la Costa Amalfitana donde están esos pequeños pueblos que se encuentran sobre las costas del Tirreno y es un placer visitar. Vení con nosotros que empezamos.

La llegada a Ciampino desde Catania estuvo tranquila así que alquilamos un coche para dirigirnos hacia el sur, porque la idea es arrancar por la Costa Amalfitana, para luego visitar Nápoles.

Se sabe que desde Roma hacia el sur de Italia, el país cambia.

La experiencia de vivir en el norte o en el sur es distinta, ya que la cultura cambia. El norte industrializado y rico, con grandes centros de producción e innovación, donde la moda y el dejarse ver como si fuera una pasarela es lo cotidiano. Contra el sur pasional y pobre con varios dialectos, donde se acortan las palabras, los gritos son una forma de comunicación, la forma de conducir es caótica y la tasa de desempleo es record.

El sur también existe

Hay muchas diferencias entre norte y la brecha económica, social y cultural entre el norte y sur de Italia es grande. No hace falta acudir a los números, solo hay que viajar por este país para constatarlo. Te comento algunos ejemplos:

Las bodas en el norte son breves, con ceremonias íntimas, con familiares y amigos, algún brindis, fotos y baile de novios, todo muy tranquilo. Mientras en el sur, las celebraciones comienzan un par de días antes, participa casi todo el pueblo, la fiesta dura casi toda la noche y las fotos familiares son miles.

En vacaciones, en el norte eligen un hotel o un resort y por lo general está incluidos visitas, paseos en barco o clases de esquí. Mientras en el sur, no importan cuantos sean, van todos juntos, incluso dormir muchos en un pequeño lugar sin importan donde sea. Mientras haya comida y bebida está todo bien.

Los domingos día de descanso? Tal vez en el norte, porque en el sur es reunión familiar. Y las fiestas de fin de año? En el sur duran 10 dias, donde amigos y vecinos se reúnen y comparten lo que se cocina, tal vez en alguna casa o sólo en la calle.

Si en el norte tenes una cita laboral o de amistad, seguro te encontraras a la hora exacta. Pero en el sur, será distinto, y te encontraras media hora tarde del horario establecido.

Ni hablar del tránsito vehicular. En el norte, si bien se circula con velocidad, se respetan las normas de tránsito. Mientras en el sur, nadie respetará su carril, no pondrán una luz de giro y se estacionarán en cualquier lado sin importar quien venga atrás.

Las diferencias entre habitantes del norte y del sur existen desde antes de la unificación italiana en 1861.

Los italianos del sur dicen: «Garibaldi fue un mercenario que conquistó militarmente el Reino de las dos Sicilias porque aquí había más riqueza. La banca napolitana era la más fuerte de Italia. Él y la Casa Saboya se llevaron toda esa riqueza a su tierra, el norte. Nos saquearon¨. Este mensaje, más allá de la anécdota, es compartido por parte de un sur cansado de ser señalado con el dedo por el norte como corrupto y poco trabajador. «El norte no sería rico sin la mano de obra del sur», recuerdan muchos.

Algunos estudios económicos, incluido uno del Banco de Italia, dicen que en 1861, año de la unificación de Italia, Nápoles y Sicilia tenían una industrialización y riqueza similar o superior a Lombardía y Piamonte. Pero en renta per cápita, desde hace años, la media de ingresos en el norte es de unos 35.000 euros al año, mientras en el sur está cerca de 18.500 euros.

Por lo que siempre se habla de corrupción en el sur versus el egoísmo del norte.

Muchas voces del norte creen que el sur es un pozo sin fondo que gasta sus recursos sin alcanzar ningún objetivo entre corruptelas y amiguismos. Pero de todas formas, no hace falta acudir a muchos números, sólo hay que hacer un viaje por Italia para verificarla. Las carreteras, el tratamiento de basuras, las edificaciones o el transporte público en algunos puntos del sur contrastan con el norte, donde se ofrece un panorama parecido al de los países más avanzados europeos como Suiza o Alemania.

Pero te puedo asegurar que a cada lugar que vayas, sea el norte o sea el sur, te recibirán con una Spritz, que es una bebida espirituosa como nuestro Gancia o nuestro Fernet. Así que disfrutalo y arranquemos.

Sorrento

Atrás quedó el pequeño coche de Sicilia y ahora nos movemos por la península en un coche un poco más grande. Un Opel Insignia que más que un coche, es una lancha de 5 mts de largo. Simple para manejar en ruta, pero complicado para pequeños callejones de italianos. Al principio costo conocerlo, pero de a poco nos fuimos haciendo amigos y por el volumen es un coche que impone respeto.

El camino desde Roma, con mucho tráfico y bajo una lluvia intensa, hizo que el viaje de 260 km se hiciera lento. Al llegar a destino, la ruta se hace más angosta pero también se aumenta la velocidad del tránsito al tomar curvas y contra curvas. Sorrento dá nombre a la península o Costa de Sorrento, un territorio que se extiende desde Vico Equense hasta la punta de la Campanella y pertenece completamente a la provincia de Nápoles.

Así que, después de dar algunas vueltas, al fin llegamos al Tower Hotel en Sorrento, donde nos dan una habitación con vista al mar y decidimos ir a visitar la ciudad.

La lluvia disminuye su intensidad, pero igual se hace difícil caminar por los callejones en la ciudad, por donde, los coches circulan tan cerca, que casi te raspan, mientras del otro lado pasa una viejita petiza que casi me arranca un ojo con su paraguas. Mucha gente y una loca experiencia para conocer. Y si esto es así en temporada baja, imagínate la locura que es durante el verano, cuando la ciudad de apenas 16.000 habitantes se ve invadida por miles de turistas de todo el mundo.

Entre los cientos de tiendas de ropa y restaurantes de la ciudad, hay algunos rubros que se destacan por sobre el resto: las heladerías, los sitios de venta de chocolates y los de venta de lemoncello. Ya que Sorrento no sólo es conocida por su historia, sino también por sus limones.  Pero, si tenés la suerte de encontrar ese lugar, donde se combinen los helados, el chocolate y el lemoncello, te aseguro que llegaste al Paraíso.

Y eso nos pasó.

Entramos a un lugar que se especializa en licores y chocolates. Y ahí notamos la maldad de la gente, sobre todo de los vendedores. Que nos hacían éstos tipos? Nos ofrecían degustaciones gratis y uno que también es de paladar fácil, caía preso de los placeres: chocolates rellenos de pistachos, almendras, avellanas o cascaras de limón y naranjas cubiertas de chocolates amargo o blanco. Pero ellos tienen más maldad y te torturan invitándote unos tragos de lemoncello o narancello.

No contentos con esto, te vuelven a castigar y te ofrecen un licor suave y cremoso de limón, pero también licores de melón o de naranjas y para finalizar su faena, te dan unos caramelos congelados rellenos con licor que se derretían en la boca.

La verdad, una tremenda tortura, que me hacía volver varias veces al lugar, con el sólo motivo de probar mi fuerza de voluntad y no volver a sucumbir ante las mieles del placer.

Pero ahí estaba el tipo otra vez, quien me miraba fijamente y mostrándome una nueva confitura cubierta de chocolate me hipnotizaba y me desafiaba, como invitándome a un duelo. Y yo me volvía a tentar sin lograr zafar de ese cruel destino y volvía a caer en sus redes muchas veces más. Un sufrimiento.

Hasta que a la décima mini copa de licor, tuve un acto de lucidez y me escapé de ese centro de perdición, pero al vendedor le tuvimos que comprar algo para el camino, como una forma de recompensar su insistencia.

Ante de irnos le preguntamos por la Catedral de Sorrento y su respuesta fue tajante:

– Está por acá cerca, creo que a 200 metros, no sé muy bien donde, pero seguro la van a encontrar enseguida. Igual yo no voy mucho a la Iglesia!!!

Y mientras se abrazaba y acariciaba a una botella de lemoncello nos decía:

– Este es mi dios. Este y Maradona!!!

Y con ésta frase te dás cuenta en qué lugar de Italia estás, en el sur, en la zona de turismo internacional de la Costa Amalfitana, muy cerca de Nápoles, donde Diego Armando Maradona dejó un recuerdo imborrable en todos aquellos que tuvieron la oportunidad de verlo jugar y dejando muy claro en el mapa de Italia, donde está la ciudad de Nápoles.

Pero hacia allá iremos más adelante, por ahora sigamos por Sorrento.

Al llegar a la catedral, de das cuenta que su vista exterior no representa su interior, llena de colorida decoraciones y rica en detalles. El edificio dá a una calle, al lado del palacio del obispo, sin una plaza en frente, que minimiza el impacto visual inmediato que tiene sobre el visitante. Sin embargo, tiene una bonita fachada, aunque no sugiera grandeza. La catedral, construida en el siglo XI y reconstruida en el siglo XV en estilo Románico, fue originalmente una pequeña iglesia.

Para terminar el día, un paseo en esos pequeños trencitos que recorren los lugares más emblemáticos de la cuna de Enrico Carusso y que explican el tour a través de un audio guía, mientras de fondo se escucha Torna a Sorrento interpretada por el gran Luciano Pavarotti.

Vide ‘o mare quant’è bello

Spira tantu sentimento,

Comme tu a chi tiene a’ mente

Ca scetato ‘o faie sunnà…

Ma nun me lassà,

Nun darme stu turmiento!

Torna a Surriento,

Famme campà!

A todos les gusta escuchar esas canzonetas que siguen con Funiculí, Funiculá y termina con la versión de O Sole Mío interpretada por Los Tres Tenores en el concierto de Caracalla hace años, donde Luciano deja a todos asombrados con el timbre de su voz. Emocionante.

Cuenta la leyenda que el nombre de Sorrento deriva de las míticas sirenas, que forzaban a los navegantes a naufragar contra las rocas, obnubilados por su dulce voz. Según La Odisea escrita por Homero, Ulises en su regreso a Ítaca, después de años de terminada la Guerra de Troya, pasa por La isla de las Sirenas, que son las pequeñas Islas Sirenusas, próximas al golfo de Nápoles y a la ciudad de Sorrento.

Ya que el canto de las sirenas hacia que los navegante estrellaran sus barcos contra las rocas, Ulises tapona con cera los oídos de su tripulación, pero él quiere escuchar esos cantos misteriosos y seductores, por lo que pide ser atado al mástil de su  barco. El oye el canto de las sirenas que lo llamaban y les grita a sus hombres para ser liberado, pero ellos, al no escucharlo, continúan viaje hacia su destino final. Ulises será el único hombre que presumirá de haber escuchado aquella hermosa música venenosa y seguir vivo.

Controlada por los romanos desde el 89 aC, fue residencia veraniega de los emperadores Augusto y Tiberio, por eso numerosas inscripciones sepulcrales de esclavos imperiales y de hombres libres fueron encontradas en Surrentum. Una de ellas muestra a Tito restaurando distintos edificios de la ciudad. Los templos más importantes de Surrentum eran los de Atenea y el de las Sirenas. En la antigüedad, Surrentum, era famosa por sus vinos, su pesca y sus vasos de figuras rojas. Y el descubrimiento de monedas de Massalia, de la Galia y las Islas Baleares indica una actividad comercial con otros pueblos.

Durante la época prerromana, Sorrento fue influenciada por la civilización griega, a ello se debe la presencia del Atenaion, un santuario que según la leyenda, fue fundado por Ulises y estuvo dedicado al culto de las Sirenas. Surrentum era muy segura, debido a su ubicación cerca de acantilados la disposición de las actuales calles guarda relación con la ciudad antigua.

El punto de partida ideal para visitar Sorrento es la Piazza Tasso, desde donde se respira el mar pero no se ve y en los alrededor de la plaza gira la ciudad rodeada de bares históricos y estatuas dedicadas a San Antonio y Torquato Tasso. Con cientos de tiendas y boutiques de artesanías, regalos y productos típicos. Muy cerca de allí podes ver el jardín municipal, el puerto, la Iglesia de San Francisco y murales dedicados a Lucio Dalla, Enrico Caruso y Sofía Loren.

En una de las paredes del Grand Hotel Excelsior Vittoria, que se encuentra al borde del acantilado, se puede observar una placa dedicada al tenor Enrico Caruso que dice:

Al gran tenor Enrico Caruso 

De la terraza de este albergue,
Uniendo en el amor y en la belleza
Nápoles y Sorrento,
Pasó días felices

Ofreciendo el último testimonio
De su bello canto

Caruso pasó los últimos dos meses de su vida aquí y aún se conservan intactos, sus libros, sus fotos y su piano.

Se sabe que en 1921, Caruso estaba alejado de su esposa e hija y mientras contemplaba el Golfo de Sorrento veía que su vida se apagaba. Pero él se aferró al último suspiro de vida, con su arte, mientras cantaba y daba clases de piano a una muchacha de Sorrento, de quien luego se enamoró.

Una noche, no quiso renunciar a cantarle a esa mujer que admiraba, se acercó al balcón con vistas a la bahía de Nápoles y el monte Vesubio y su canto fue una declaración de amor. Su voz era tan potente y bella, que los pescadores volvieron al puerto solo para escucharlo. Las luces de las barcazas eran estrellas flotando en el mar. Caruso no perdió sus fuerzas y cantó prendado de los ojos de la muchacha apoyada en su piano. Esa noche su estado de salud empeoró.

Al día siguiente, la esposa de Caruso, Dorothy, llegaría a Sorrento y lo trasladaría al Hotel Vesuvio Nápoles, para evitar el bochorno público del amorío, donde moriría dos dias más tarde. Tenía sólo 48 años de edad.

El video oficial de la conocida canción escrita por Lucio Dalla, fue filmado en el mismo hotel, donde murió Enrico Caruso.

República Amalfitana

Pero sigamos por la Costa Amalfitana, con su mezcla de naturaleza y arquitectura de gran belleza, que atrajo a poetas, artistas y viajeros de todo el mundo. De hecho, fue el lugar de intercambio entre el mundo islámico y Occidente, muy rico en contrastes.

Con su sol Mediterráneo, sus acantilados, su frondosa vegetación y su gente. Rodeada de un aura misteriosa la Costa Amalfitana es Patrimonio de la UNESCO desde 1997, que premia la belleza de la costa, pero también la arquitectura de ciudades como Amalfi y Ravello donde, no sólo el equilibrio con la naturaleza es notable, sino también el respeto de las zonas de cultivos, con sus viñedos y huertos colgados de las laderas de los cerros, con áreas de pastoreo en las alturas.

La República Amalfitana, fue una de las repúblicas marineras italianas que dominaron el Mediterráneo en torno al Siglo XII y le otorgó a Amalfi el título de capital de la república, erigiéndose en importante destino turístico desde la época romana. De ahí muchas construcciones que aún existen en las ciudades de la antigua República y sus pequeñas localidades encadenadas a lo largo de la costa, que hacen de ésta zona una de las más elegidas por todo el mundo. Pero en 1343, un violento maremoto destruyó totalmente la ciudad y desde entonces Amalfi se redujo a un pueblo de poca importancia. Pero desde la unificación del Reino de Italia en 1861, la ciudad volvió a crecer y hoy es centro turístico de fama internacional.

Un paseo por la Costa

Hoy salimos de Sorrento bajo un cielo soleado. Los vestigios de lluvia se fueron así que tomamos la Strada Statale 163, en dirección sur, que nos llevaría a recorrer las ciudades  de Positano, Amalfi, Ravello, hasta llegar a nuestro destino final: Minori.

La ruta es angosta en varios lugares y de momento sólo cabe un coche que debe pasar sin rozar la montaña o caer al precipicio. Los choferes de buses de turismo conocen el camino y pueden circular sin arrancar espejos retrovisores, pero para los que venimos por primera vez, la zigzagueante ruta de montaña puede darte náuseas y sorprenderte en cada curva con un camión o cientos de motos y autos que vienen de frente y vos esperas pasar sin problemas por un lugar angosto. A decir verdad, vas cortando clavos.

Nuestro vehículo es un concierto de sensores que durante todo el viaje, te marca la cercanía de coches, buses, bicicletas, personas y toda mosca que pasa cerca. Si a eso le agregas las bocinas y los insultos callejeros, cartón lleno.

– Pero que hace ese que pasa por ahí? Estos tanos están locos. Ahora entiendo porque usan esos autitos chiquitos. Se meten por todos lados!!!

– Cuidado el espejo que le pasaste muy finito!!!

– Encima estacionan en doble fila, pegados al borde y achican la ruta!!

– Esperá que pase ese bus porque nos deja pegados en el radiador!!!

– Que quiere el de atrás que toca bocina, que carajo le pasa?? Pasá por arriba!!

– Van a los pedos por la ruta!!! Y éste parado ahí, no les importa nada, que hace?

– Paran el coche en cualquier lado, no ponen balizas y se bajan a sacar fotos!!

– Que curva cerrada, la puta madre, que peligro!! Y este coche con tantas alarmas me tiene cansado!!!

– Y a mí también!!

Positano, junto a Amalfi y Ravello, son los pueblos más conocidos y visitados de la zona, pero también son los más caros, por si tenes idea de ir en plan de compras.

Positano era un pueblo tranquilo hasta que su suerte cambió en los años 1950 gracias al turismo que vino a disfrutar de su clima privilegiado, sus hermosas playas, su mar cristalino. Encantan sus casas coloradas colgadas en la montaña, sus innumerables escaleras y las vistas panorámicas que regala. Te recomiendo que des una vuelta en la plaza central: Piazza Flavio Gioia frente a la iglesia dedicada a Santa María Assunta. Y por supuesto conocer también las Torri Saracene, de la época medieval.

Positano es tal vez el pueblo que más caracteriza a la Costa Amalfitana, el más popular, más pintoresco y el más visitado de todos. Perderse en sus callejuelas llenas de negocios y talleres artesanales es un placer. Entre los productos de Positano se puede encontrar artesanías,  moda, cerámica y por supuesto el limoncello.

Pocos pueblos en el mundo presentan una panorámica tan pintoresca como Positano. Es como si hubieran recibido la eterna bendición de los dioses. Los que alguna vez pasaron por ahí dicen: «Positano te marca. Es un lugar de ensueño que no parece real mientras se está allí, pero que se hace real en la nostalgia cuando te has ido».

Amalfi es el pueblo más importante de la Costa Amalfitana, tanto que dá el nombre a la Costa y en un tiempo formaba parte de las Repúblicas Marítimas junto a Venecia, Pisa y Génova.

Jugó un rol importante en la historia, incluso desde el momento de su creación: la leyenda cuenta que el mismo Hércules funda la ciudad como regalo a una amante princesa que tenía los ojos tan azules como el azul del mar. Verdad o leyenda, la ciudad fue siempre un centro marino importante. Es por eso que su historia y sus paisajes hacen de esta ciudadela una meta tan famosa y turística. En su escudo se ve la inscripción “Descendit ex patribus Romanorum” (Descendemos de Patrimonio Romano). En el año 839, la ciudad llego a tener casi 70.000 habitantes. Fue atacada por normandos, pisanos y otras repúblicas y su importancia declinó rápidamente.

El centro histórico es un conjunto de callejuelas, pasadizos, escaleras, casas típicas y mucha belleza. A pesar que vinimos en temporada baja, hay mucho tránsito.

Algunas personas que vienen en verano hablan de la imposibilidad de pasear por acá. Confirmo que nosotros tampoco pudimos, pese a la época. Salvo que dejes el coche sobre la ruta y comiences a descender a pie unos cientos de metros, hasta encontrar un lugar en donde puedas tomar un café o comer algo. Ni hablar de compras. Los precios son prohibitivos. Como muestra: un imán que en Roma o Nápoles puede costar 2 o 3 euros acá cuesta 6 o 7 euros. Olvidate de comprar ropa: te recomiendo sacarte una foto tocando con un vestido, subirla a Facebook y decir que la compraste en Amalfi, pero que no queres mostrarlo en público para evitar envidias.

No pudimos visitar la cripta de la Catedral de Amalfi, porque estaba cerrada.

Allí se encuentran las reliquias del Apóstol San Andrés, hermano de Simón Pedro, a quien muchos conocieron como el apóstol de los griegos, ya que predicó allá y fue martirizado y crucificado en Patras, Grecia, en una cruz con forma de X, para no ser crucificado como Cristo. De ahí lo de Cruz de San Andrés. Con el tiempo sus reliquias fueron llevadas a la catedral del Duomo en Amalfi en donde descansan.

Por último, Ravello, con apenas 2.500 habitantes y a 365 mts sobre el nivel del mar, con varios sitios para visitar, y al igual que otros pueblos, con poco lugar para circular en coche, pero se puede conocer la Basílica de Santa María Assunta, la Iglesia San Pantaleone, conocido como el Duomo de Ravello y la Villa Rufolo construida en 1270 al borde de un acantilado sobre la costa, con uno de los jardines más bellos del país.

Italia tiene la particularidad de realizar obras o construcciones monumentales dentro de pequeños lugares y los pueblos de la Costa Amalfitana no escapan a esa regla, así que Iglesias, Templos y Castillos, son enormes a comparación con el lugar en donde fueron construidos. La ciudad se convirtió en lugar de retiro de artistas, músicos y escritores como: Giovanni Boccaccio, Richard Wagner, Virginia Woolf o Greta Garbo.

Ravello fue escenario de varias películas como: El destino de Sissi, de Ernst Marischka (1957), El Decamerón, de Pier Paolo Pasolini (1971) o Wonder Woman, de Patty Jenkins (2017). Anualmente se lleva a cabo un festival musical y por eso se siente un aire artístico e intelectual, con sus numerosos atelieres perdidos entre las callejuelas.  El escritor Gore Vidal, adquirió aquí su mansión que fue visitada por amigos como Greta Garbo, Paul Newman, Jackie Kennedy, Rudolf Nureyev, Mick Jagger, Andy Warhol, Truman Capote, Orson Welles o Hillary Clinton.

La historia cuenta que en 1944 y durante la Segunda Guerra Mundial, el Rey de Italia, Vittorio Emanuelle II vivió casi medio año en Ravello, esperando poder trasladarse a Roma. Ahí le entregó la Regencia del poder a su hijo, retirándose a la vida privada.

Pero hasta acá llegamos hoy con algunos de los pueblos de ésta maravillosa Costa Amalfitana. La semana que vine visitaremos otros pueblos más para finalmente volver a Nápoles. Los esperamos.

Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

© 2016 - 2023 www.rbdnoticias.com - All Rights Reserved.

🇦🇷 » 🌎