Connect with us

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de Viajar, Hoy Irlanda del Sur

Published

on

Salimos desde Londres y volamos a Dublín en Irlanda del Sur. Un país independiente del Reino Unido, pero con fronteras muy cercanas y uno de los socios fundadores de la Eurozona. Arrancamos nuestra visita a La Tierra Esmeralda.

Nunca caminamos tanto entre aeropuertos, cintas, pasillos, escaleras que suben y bajan, ascensores, aduanas, check in, colas, migraciones, etc. Mi Samsung Health dice que ya superé ampliamente el registro de pasos diarios. Cosas de la tecnología moderna.

Para conducir, hay que cambiar el chip instalado en la cabeza, antes de pegarte contra un poste o quedar estampados en el radiador de un camión como polillas. Como es eso?

El día anterior, en Islandia manejábamos un vehículo, con caja automática, volante a la izquierda y circulación por la derecha y al hoy, tenemos un coche con caja manual de 7 velocidades, volante a la derecha y circulación por la izquierda. Dónde quedó mi chip británico que me lo tengo que cambiar urgente?

No sólo eso, después de lidiar con carteles en islandés, que no se entienden, aparecen carteles en gaélico, que se entiende menos. Y ya al salir del rental car, tuvimos nuestra primera discusión por el GPS:

– Pongamos la calle del hotel!!

– No la encuentra…

– Busca la ciudad!!

– No la encuentra…

–  ok por dónde voy? derecha, izquierda, derecha, izquierdaaa…??

– No sé. Hace lo que quieras porque el GPS no me trae datos. Cuidado el semáforo, andá más despacio, doblá ahora. Ufff, nos pasamos. Ahora tenemos que retomar y dar una vuelta muy larga. Por donde volvemos ahora??

Estas discusiones son comunes y siempre terminan cuando el camión que tenemos pegado al culo del coche, nos toca bocina para apurarnos porque el semáforo ya dio luz verde y es cuando a dúo y en buen lunfardo lo mandamos al carajo. Total, acá se hablan muchos idiomas y nadie se entiende.

El país es un estado soberano que forma parte de la Union Europea. Su capital es Dublín y tiene como única frontera a Irlanda del Norte, nación constitutiva del Reino Unido. Nuestro recorrido comenzaba en Cork, seguía en Limerick, Galway y otras ciudades, para finalizar en Dublín. Desde ahí pasaríamos a Irlanda del Norte para luego cruzar a Londres.

Irlanda se independizó en 1922, acabando con el Tratado Anglo-Irlandés. Mientras que Irlanda del Norte optó por permanecer en el Reino Unido. Fue en esa época, cuando se inició el conflicto de Irlanda del Norte, que aún perdura, por lo que entre ambos estados no existieron relaciones durante años, hasta que en 1999, ambas naciones trabajaron en conjunto, en el marco del Consejo Ministerial Norte-Sur creando así el Acuerdo de Viernes Santo, donde el gobierno irlandés y el británico ponían fin a los conflictos. Pero de ese tema hablaremos más adelante.

A fines de los 90´, el país tuvo un crecimiento superior al promedio europeo y se ganó el apodo de El Tigre Celta. Pero en el 2008 y debido a la crisis financiera mundial, Irlanda entró en crisis y puso fin a su etapa de rápido crecimiento económico.

De todas formas, el país se mantiene en los puestos más altos en materia de libertad económica, política y prensa y en la actualidad se ubica entre los más ricos del mundo, en términos de renta per cápita, manteniendo también su política de neutralidad y no alineación y por eso no es miembro de la OTAN, aunque sí participa en la Asociación de la Paz. En el 2017, Irlanda apareció en el cuarto lugar de las naciones más desarrolladas del mundo según el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, que mide salud, educación y riqueza. Argentina se ubica en el puesto 45.

Los primeros tiempos

Los primeros pobladores llegaron hacia el año 3000 aC, siendo cazadores y recolectores, y hacia el 2000 aC, construyeron santuarios y tumbas de piedra, que aún pueden verse Uno de ellos es Brú na Bóinne, un complejo arqueológico funerario construido para enterrar a miembros relevantes de la sociedad tribal. Según datación de Carbono 14, la edificación usada como tumba, es 500 años más antigua que las Pirámides de Egipto y 1000 más que Stonehenge en Inglaterra. La mayoría de los monumentos encontrados están alineados de manera astronómica. Durante la excavación en la tumba, solo se encontraron restos incinerados de cinco individuos.

Antes de la expansión de la Antigua Roma, parte de Europa estuvo dominada por los Celtas, que dejaron su legado arqueológico,​ cultural y musical, sobre todo al noroeste de la Península Ibérica, llamada Gallaecia, en donde se encontró presencia celta​ aunque no se haya conservado su idioma.

La Universidad de Oxford descubrió que la mayoría britana, desciende de los celtas que llegaron desde Iberia alrededor del 5000 aC, y cruzaron a la isla cerca en el 1600 aC, fundando así la Irlanda Celta que se dividió en cuatro provincias o clanes que se dedicaron a la ganadería y la agricultura. Aunque eran analfabetos y no dejaron escritos, parte de la historia celta pudo ser reconstruida gracias a escritos romanos y se sabe que en el siglo IV a.C, colonos y guerreros celtas del norte de los Alpes, atacaron Italia y los Balcanes, saqueando Roma en el año 390 a.C y asediando Grecia. Los griegos y los romanos veían a los celtas como enemigos temibles ya que la práctica celta de conservar las cabezas cortadas de sus enemigos distinguidos y mostrarla a sus visitantes, eran consideradas bárbaras por los pueblos mediterráneos. No obstante, se los consideraba carentes de disciplina.  Pero el guerrero celta era distinto al legionario romano. Llevaba el pelo blanqueado con cal, vestía pantalones en vez de túnica, joyas, una colorida capa a cuadros y por lo general llevaba una larga espada de hierro, una lanza y un escudo de piel. El casco y la cota de malla le daban una protección adicional. La guerra era muy importante para los celtas, que eran gobernados por una elite guerrera, en donde su reputación de valentía en la batalla era una importante fuente de poder. El fracaso no era aceptable y los jefes se suicidaban para no sufrir la humillación de la derrota.

Los druidas y sacerdotes actuaban de intermediarios entre hombres y dioses y eran los jueces en causas criminales, supervisaban sacrificios y tenían el poder de comenzar rebeliones o excluir de la vida de la comunidad a aquellos encontrados culpables.

Usaban un calendario similar al actual y su principal fiesta era el 1 de noviembre que señalaba el año nuevo, conocido como Samain. Ese era el momento donde los espíritus de los muertos vagaban libremente por la tierra. La tradición aún se conserva hasta hoy con la Fiesta de Todos los Santos y el Halloween anglosajón.

Se sabe que la Irlanda Celta, llamada Hibernia, nunca formó parte del Imperio Romano., que de haberla conquistado, hubieran dejado huellas de su paso, algo que no pasó. Así que la relación entre Roma e Hibernia aún permanece incierta. Ya en el siglo V d.C los celtas habían desaparecido de Bretaña, Galia y parte de Europa.

San Patricio: Patrono de Irlanda

En el año 385 nació en un pueblo escocés Maewyn Succat, que a los 16 años, es tomado prisionero de piratas, junto a otros jóvenes y es vendido como esclavo para trabajar en Irlanda. Allí estuvo cautivo seis años como pastor y aprendió el idioma celta. Al recuperar su libertad se dirige a Francia, visita Tours y en Auxerre estudia el cristianismo y se ordana sacerdote, cambiando su nombre a Patricius.

Tras una visión y ya con 46 años vuelve a una Irlanda dividida en clanes y sometida a la autoridad de los druidas, como evangelizador. Allí, utilizando un lenguaje sencillo para evangelizar, convierte a varias familias reales y a través de sus escuelas introduce la palabra escrita. A él se le atribuye la gran fe cristiana irlandesa, ya que durante su vida construyó unas 700 iglesias. Tras la muerte del santo, la élite irlandesa ya era letrada y registraba su historia por escrito. Irlanda se transformó casi completamente en cristiana, pero parte de este legado fue destruido en las invasiones vikingas de los siglos IX y X.

A San Patricio se le atribuyen unos 30 milagros y entre ellos, se dice que un príncipe que no creía en la resurrección le pidió que resucitara a su abuelo. San Patricio se acercó a su tumba, rezo y su abuelo se levantó.

Por qué celebramos San Patricio el 17 de Marzo? Ese día se conmemora la muerte del misionero, quien murió de viejo, formó un clero y se lo reconoce como Santo Patrono Irlandés. Una vez, utilizó el trébol de tres hojas para explicar la Santísima Trinidad, convirtiendo a ésta planta en símbolo religioso. El usó el trébol como muestra de una misma unidad, pero con tres personas diferentes: una hoja era el Padre, otra el Hijo y la última el Espíritu Santo. A partir de allí, el trébol de tres hojas se convirtió en símbolo de la iglesia de Irlanda. Más tarde, el uso del color verde para la festividad, se extendió por el color de los tréboles del movimiento independentista irlandés a fines del siglo XVIII.

La fiesta de San Patricio ganó popularidad más allá de lo religioso gracias a la inmigración irlandesa a Estados Unidos a partir del siglo XVIII, donde los inmigrantes transformaron el St. Patrick Day en una fiesta secular para demostrar poder político y cultural. El primer desfile de San Patricio fue en Boston en 1737, luego en Nueva York en 1762. Dos siglos después, comenzó la tradición de pintar de verde el río de Chicago como recuerdo de los campos verdes de tréboles del país de los inmigrantes. Esta celebración que combina música, danzas celtas y desfiles de carruajes hicieron que las costumbres de Irlanda se volvieran universales.

San Patricio fue famoso por sus obras y una de ellas, fue aceptar una solución a la queja de Santa Brígida, quien consideraba injusto que las mujeres tuviesen que esperar que un hombre les declarase su amor. Por ese motivo, él solucionó el conflicto concediendo un día para que las mujeres pudieran declararse a los hombres y fue tan generoso que propuso el 29 de febrero. Así que cada 4 años, se puede ver a alguna mujer arrodillada y declarándose para pedir la mano de un hombre y para ello no es de extrañar que usen el Anillo de Claddagh, un tradicional anillo irlandés que se entrega como símbolo de amistad o compromiso. El anillo tiene dos manos entrelazadas que agarran un corazón con una corona sobre ellos. El corazón corresponde al amor, las manos a la amistad y la corona a la lealtad. Según la tradición, dependiendo de cómo se lleve el anillo tiene un significado u otro.

Desde que Irlanda fue cristianizada en el siglo VI, la iglesia rechazó el poder de Roma en asuntos religiosos y no le pagaba tributos. Así que el papa Adrián IV, el único papa inglés, emitió una bula papal en el 1155 y le otorgó a Enrique II de Inglaterra la autorización para invadir la isla en respuesta por no reconocer del derecho romano. Siglos después, Irlanda también sería invadida por cámbricos, galeses y flamencos.

En el siglo XII d.C, llegaron los normandos y controlaron parte de la isla pero a lo largo de los siglos, la Irlanda gaélica recuperó terrenos, ya sea por reconquista o asimilación cultural, ya que éstos se sentían más irlandeses que los propios irlandeses. Ya finales del siglo XV, sólo una pequeña franja de terreno fortificada conocida como La Empalizada, donde hoy es Dublín, quedaba bajo influencia del rey inglés. Esta fortificación de 30 km de extensión se construyó con el sentido de protegerse de los ataques nativos ya que el resto de la isla estaba bajo influencia gaélica.

En el 1536, el rey Enrique VIII de Inglaterra decide reconquistar la isla para colocarla bajo dominio inglés, ya que la dinastía gaélica que gobernaba era poco fiable y de esa forma se evitaría que Irlanda se convierta en centro de rebeliones o futuras invasiones extranjeras. Años más tarde, el rey la eleva de señorío a reino como respuesta al cambio de relaciones con la Santa Sede que todavía poseía soberanía espiritual sobre Irlanda. Este proceso de guerra y paz, duró casi un siglo entre ingleses y gaélicos.

Sigamos viaje

Desde Dublín hasta Cork son unas 3 horas de ruta, pero el viaje se extendió un poco más, no sólo por los fuertes vientos, sino porque pasamos por la ciudad de Kilkenny, conocida como la Ciudad de Mármol debido al tipo de piedra utilizada para sus construcciones. El pequeño pueblo de Cashel, que en el siglo V fue elegido por los Reyes de Munster para asentarse y donde San Patricio convirtió al cristianismo a varios reyes. Acá se encuentra la Roca de Cashel que es una elevación de roca caliza, con edificaciones en su cumbre y rodeado de murallas. Hoy el lugar está en ruina y tiene un valor histórico. Durante la guerras de 1647, Cashel fue saqueada y destruida por tropas inglesas, donde más de 1.000 católicos irlandeses fueron masacrados en las batallas.

Un poco más allá, está Waterford donde todavía quedan construcciones de las épocas vikingas y normandas y su famosa fábrica de cristal que funciona desde 1783 creando toneladas de cristal fundido y creando objetos de gran belleza conocidos mundialmente.

Ya al llegar a Cork, los lugareños dicen: “Dublín no es realmente la capital de la República de Irlanda, pero les permitimos a los dublineses que se lo crean. Dejamos que agasajen a los dignatarios, pero cuando tienen el día libre, vienen hasta Cork para entretenerse de verdad”, así bromean y razón no les falta, ya que Cork tiene una animada vida urbana, pubs y cafés de moda, galerías de arte, museos. A pesar de ser una ciudad, se tiene la sensación de estar en un pueblo con una vida relajada y sin demasiadas preocupaciones.

El centro histórico de Cork se ubica en la isla que forman dos brazos del rio Lee al que se accede por varios puentes y aquí se combinan iglesias medievales con el arte urbano. Una de esas iglesias es la de Santa Ana, construida en 1772 que cuenta con varios tesoros en su interior como una pila bautismal de 1629. La iglesia es conocida por su torre con ocho campanas, que cualquier visitante con energía para subir 132 estrechos escalones, puede hacerlas sonar. A ésta torre se la llama La Mentirosa de Cuatro Caras porque dicen que cuando miras al reloj desde abajo, da la sensación de que cada uno de los 4 relojes da una hora distinta.

También está la Catedral de San Fin barre cuya historia se remonta al siglo VII, cuando el santo fundó la ciudad y construyó un monasterio que atrajo las miradas de los vikingos, que no dudaron en acercarse a la ciudad y saquearla.

También la Catedral de Santa Maria y Santa Ana, atrae la atención desde cualquier sitio de la ciudad por su torre y una fachada impresionante, pero es una catedral sencilla en su interior, construida con estilo gótico en el siglo XIX y es impresionante por sus torres, gárgolas y una escultura de un ángel de oro. Vale la pena entrar, a pesar de que cobran entrada y admirarla por dentro.

Otros lugares para visitar cerca de Cork? Muchos. Uno de ellos es Kinsale con callejuelas estrechas y coloridas casas frente a la bahía o también visitar Killarney con su castillo medieval del siglo XV y su parque nacional y se encuentra dentro del Anillo de Kerry que conforma un circuito turístico ideal para recorrer en auto mientras visitas diversos hitos con encanto propio. Uno de ellos es la estatua de Charles Chaplin en Waterville donde el famoso actor y director pasaba muchos veranos.

Otro pueblo para visitar es Cobh. Un pequeño pueblo portuario con un trágico pasado. Este fue el último puerto de embarque del Titanic antes de partir hacia su trágico final en 1912 cuando su nombre era Queenstown.

También está el pueblo de Blarney con su famoso castillo en donde podes conocer sus mazmorras, cuevas y jardines. En el castillo se encuentra la Piedra de la Elocuencia, que se encuentra situada en lo más alto y fue incrustada ahí en 1446. Cuenta la leyenda, que si besas la piedra por la parte de abajo, para lo que precisas flexibilidad dado que debes recostarte en tu espalda y quedar medio colgando del vacío, se obtiene el don de la palabra. Los propietarios del castillo tienen diferente explicaciones sobre el origen de la piedra y sus supuestos poderes. Ellos dicen que la Piedra fue usada como almohada por Jacob y traída a Irlanda por el profeta Jeremías y también dicen que la Piedra era la roca que Moisés tocó con su bastón de donde brotó agua para los israelitas durante su éxodo de Egipto. En fin, cientos de leyendas y fantasías.

Porque hay tantos castillos y fortalezas en Irlanda? Cuenta la historia que el joven Rey Eduardo VI, hijo de Enrique VIII, de 15 años, ya muy enfermo, prometió una donar 10 libras a todo aquél que construyera un castillo, porque quería reforzar las fronteras del reino. Esas 10 libras de la época debían ser mucho dinero ya que se multiplicaron las fortalezas y es muy común verlas en cada pueblo por donde uno pasa. Hoy en día, esas 10 libras serían unos 13 dólares y no es mucho dinero para esperar como donación por construir una fortaleza no?

 

Nuestro encuentro con Ophelia

Por las condiciones climáticas, tuvimos que desistir de visitar Galway y en nuestra vuelta a Dublín sólo pasamos por la ciudad de Limerick que data de la colonización vikinga en el año 812, luego llegaron los normandos que rediseñaron la ciudad en el siglo XII y agregaron edificios notables, como el Castillo del Rey Juan o la Catedral de Santa María.

¿Cómo es posible que Ophelia, un huracán del Atlántico, llegue a las Islas Británicas? Con regularidad, los huracanes y las tormentas tropicales que se forman en el Atlántico son empujados hacia el noreste y luego pierden fuerza y se transforman en tormentas tropicales. En cambio, el Huracán Ophelia, llegó más lejos. Este huracán de categoría 3 es el que más se acercó desde que hay registros. De acuerdo a la oficina meteorológica irlandesa, se estima que la tormenta viaje al norte pasando por el oeste de Irlanda con vientos y ráfagas destructivas que superan los 150 km/h. Lo cierto es que Ophelia es el sexto huracán grande de la temporada ciclónica en la cuenca atlántica, tras los pasos de Harvey, María, Irma, Lee y José. Eso tituló la BBC en su portal de noticias cuando nosotros estuvimos en Irlanda.

Cuando nuestro amigo Carles Rubio nos decía que en éste viaje, nos encontraríamos con Ophelia, pensamos que tal vez sería una antigua novia suya irlandesa, de los años 80, cuando salía con pelos largos al viento, remera entallada al cuerpo color pastel y pantalón ajustado de cintura alta marcando el bulto, al mejor estilo Menudo. Pero no. Al recorrer la ruta de vuelta hasta Dublín, los fuertes vientos nos zamarreaban el coche en forma peligrosa, mientras grandes ramas volaban de un lado al otro de la ruta. Incluso hay carteles luminosos que indican precaución debido a los severos y peligrosos vientos. La mayoría de los negocios en pueblos cercanos, estaban cerrados y muchos con bolsas de arena en sus puertas para evitar filtraciones. El gobierno pedía a los habitantes, que  permanezcan en sus hogares y hasta el momento en que nosotros estuvimos, ya eran 3 las víctimas fatales sobre todo por caída de árboles.

La liga irlandesa debió suspender su campeonato cuando el equipo de Cork debía jugar el último partido y consagrarse campeón ya que su estadio sufrió graves daños, porque parte de su techo cayó sobre las gradas.

Si bien Ophelia se movió al oeste, alejándose del país y nosotros estábamos al este, los fuertes vientos se notaban bastante. Pero que les voy a hablar de vientos a los amigos del Sur con el Pampero, de Cuyo con el Zonda o del Caribe con sus huracanes. Donde está José Bianco de TN que se está perdiendo esto?

 

Llegada a Dublín

Por ahora y a pesar de Ophelia, la vida en Dublín parece que sigue casi normal y algo que nos llamó la atención fueron los homeless en las calles. Algunos pidiendo monedas y otros simplemente sentados con un vaso plástico esperando una ayuda, pero todos arreglados, limpios y jóvenes. Por las noches circula un vehículo con ayuda que les ofrece comida o ropa. Irlanda es una ciudad cara y la mayoría de éstos jóvenes son estudiantes del interior que no pueden mantenerse para continuar sus estudios y deciden pedir en las calles y así conseguir comida y un lugar para dormir.

Dublín es la capital de la República de Irlanda, la ciudad más poblada de la isla y a pesar de Ophelia, la gente camina despreocupada y sobre todo después de las 6 de la tarde cuando se juntan en la zona de bares donde corren ríos de cerveza, litros de whisky y música en vivo. El huracán ya se mueve al norte de Gran Bretaña y los negocios volvieron a abrir sus puertas. Es tiempo de recoger las ramas caídas y las latas de cerveza que dan vueltas por ahí. La gente se mueve en manada de un lado para otro para visitar ésta ciudad fascinante. Así que dejamos nuestro coche, tomamos la cámara de fotos, zapatillas cómodas y salimos a caminar hasta que los pies no den más.

El centro de la ciudad está la Avenida O´Connell creada en el siglo XVIII con varios monumentos de próceres irlandeses y dicen, es parecida a Champs Elysees en Paris pero más estrecha. Al final, el puente que lleva el mismo nombre que se destaca no solo por su luminaria sino también por la cantidad de candados que las personas dejaron acá en señal de amor.

En el boulevard, estaba la Columna de Nelson, construida en 1808 en honor al Almirante Nelson, que fue héroe de la Marina Británica y se destacó en las Guerras Napoleónicas. Y ya sabemos cómo se llevan los irlandeses con los británicos. Irlanda veía esta columna como símbolo de imperialismo británico, algo inaceptable para ellos. La solución la tuvo el IRA, que le puso una bomba en 1966. Así que el sitio estuvo vació hasta la creación del Spire o Monumento de la Luz en el 2003, que tiene el mérito de ser, con sus 120 metros de altura, la estatua más alta del mundo. Hoy esta gran aguja en el medio de la ciudad, es el monumento más odiado, porque dicen que no representa a Irlanda y es tan horrible que los mismos dublineses se burlan de él llamándolo The Fucking Spire.

Otro lugar para visitar es la Catedral de Saint Patrick quien bautizaba en un pequeño templo de madera y en el 1200 los normandos construyeron una Iglesia de piedra que poco a poco fue creciendo hasta convertirse en lo que hoy es la Catedral de Dublín. El exterior muestra su arquitectura gótica y el interior es bastante particular. A lo largo del templo hay un gran número de bustos, monumentos sepulcrales y placas mortuorias que conmemoran a algunos ciudadanos ilustres de la historia irlandesa. La catedral tuvo benefactores como Benjamín Guinness, nieto del creador de la cerveza y Jonathan Swift, autor de Los Viajes de Gulliver, cuyos restos descansan acá. Hoy los benefactores son los fieles que compran souvenires.

Por qué en Dublín las puertas son de tantos colores? Existen muchas leyendas y una de ellas es que los dueños de casa pintaban las puertas de colores para mostrar sus ideas políticas o como un acto de rebeldía a la orden británica de 1861 de pintar las puertas de negro por el luto de la muerte de la Reina Victoria. Otra leyenda dice que los marineros pintaban sus puertas de colores para encontrar su casa luego de volver borrachos de un bar y no meterse en la casa de un vecino. Algo que traía problemas.

Dos obras para visitar? La estatua de Oscar Wilde que se ve recostado sobre una roca, mirando a lo que fue su casa, como si estuviera pensando y mostrando desparpajo, es como si Wilde estuviera allí mofándose de las costumbres victorianas que tanto le pesaron. Con El retrato de Dorian Gray, El Fantasma de Canterville, La Importancia de llamarse Ernesto, entre otras, Oscar Wilde se convirtió, en el escritor más importante de Irlanda. Se casó, tuvo dos hijos, pero después tuvo que renunciar a la patria potestad ya que fue encarcelado como consecuencia de su escandalosa vida sexual. Comenzó a llevar el pelo largo y repudiar los deportes llamados masculinos. Decoraba sus cuartos con plumas de pavo real, lilas, girasoles, porcelana erótica y otros objetos de arte. En la cúspide de su carrera se le acusó de sodomía y de indecencia, por lo que fue condenado a dos años de trabajos forzados junto con su amigo Alfred Douglas. En 1897 ya habiendo cumplido la sentencia, viaja a París, donde deteriorado, física y espiritualmente se hace alcohólico y muere de meningitis y en estado de indigencia.

Otra escultura es el Jesús Homeless que es una impactante escultura de Jesús sin hogar, que representa un banco del parque con una figura envuelta sin rostro sobre ella. Los transeúntes se dan cuenta de que la escultura representa a Jesús solo cuando notan los agujeros en los pies. La escultura se encuentra frente a la catedral a la vista del público.

Uno de los castillos medievales más populares de Irlanda es el Castillo Malahide, muy cerca de Dublín, así que no puedes dejar de conocerlo. Construido en el siglo XII por un caballero llamado Richard Talbot que acompañó al Rey Enrique II en su incursión a Irlanda en 1174. Por los servicios prestados a la corona, Talbot recibió en pago estas tierras y la familia se quedó casi 800 años. A lo largo del tiempo el castillo sufrió cambios y vivió sucesos felices y trágicos. Como la Batalla de Boyne donde 14 miembros de la familia fueron asesinados en un día poniendo en jaque la continuidad del apellido.

Como todo castillo, hay historias de fantasmas y una de ellas dice que los Talbot tenían un bufón llamado Puck quien se enamoró de una noble dama. Un día apareció muerto fuera de los muros del castillo, pero antes de morir anunció que su fantasma vagaría por la fortaleza para siempre. Y parece que así lo hace. Algunos aseguran que en 1976, cuando la descendiente de los Talbot vendió el castillo al estado irlandés, el fantasma de Puck apareció para demostrar que no estaba de acuerdo con la idea. Así que, si visitas el castillo, presta atención porque dicen que hay personas que notan su presencia.

Otra historia habla de  Anthony, un paje del siglo XVIII nombrado protector de la hija del conde Talbot. Una noche que Anthony no estaba, la joven fue atacada y el prometido de la muchacha lo declaró culpable del ataque. A pesar de que la hija del conde declaró inocente al paje, igual fue condenado a la horca, después de esto la joven se suicidó, ya que no quería casarse con su malvado prometido. El hecho que la joven se suicidara hace que vuelvan a culpar al paje de lo ocurrido y lo maldicen a vagar por el castillo hasta reparar su falta y le fuera concedido el perdón de la familia. Desde entonces el caballero ahorcado injustamente, recorre afligido el castillo en soledad y se aparece en busca de ayuda y de perdón, para poder descansar en paz. Algunos dicen que se le puede ver, oír durante la noche, aunque dicen que no provoca temor solo nostalgia.

Pero cuidado, porque Puck ni Anthony, son los únicos fantasmas que circulan por acá.

Vamos al Temple Bar? La zona del Temple Bar debe su nombre al gaélico barr que significa “camino o paso”, por lo que podía traducirse como Camino de Temple. La zona está situada entre Dame Street y el río Liffey y debe su nombre a Sir William Temple, quien adquirió éstos terrenos en el año 1600. A partir de 1800 comenzaron a instalarse pequeñas empresas, pero el barrio se encontraba en pleno declive y los terrenos fueron adquiridos para la construcción de una estación de autobuses, luego el proyecto se abandonó y los comerciantes decidieron permanecer en la zona. El barrio es conocido sobre todo por su vida nocturna con estrechas callejuelas llenos de pubs y restaurantes repletos de turistas y locales que van en busca de una buena pinta de cerveza y de un buen show en vivo. El Temple Bar es el bar irlandés más famoso, creado en 1840. Cada día hay música tradicional en vivo y se crea un ambiente inolvidable. Cientos de personas entran para disfrutar de la música y la cerveza irlandesa.

Para finalizar, una visita a la fábrica de la que es, tal vez, la cerveza más famosa del mundo: Guinness. Ya en la entrada hay un mundo de gente. Abonas el ticket, te conectas al audio guía y comenzas la visita, Desde el uso de la cebada, el lúpulo, la levadura y el agua, hasta llegar al envasado, pasando por la degustación y el merchandising al final. La fábrica tiene 7 pisos y en el nivel más alto se encuentra un bar vidriado con vista de la ciudad. Lindo lugar para visitar. Pero hay que recordar una cosa: si Jesús multiplicó los peces, la Guinness multiplica los pises y es real ya que después de mi segunda pinta de cerveza, la naturaleza me llamó y fui a hacer lo mío lo más tranquilo, al rato se acercaron dos jóvenes, se colocaron uno a cada lado y con ojos medios achinados y no muy sobrios, me preguntaron “como estas”, “muy bien” les contesté y así, cada uno en lo suyo se entabló una conversación de borrachos en el baño de un bar. Una situación algo curiosa para gente desconocida no? Salud y a seguir disfrutando de otra Guinness.

Hasta acá llegamos hoy con Irlanda del Sur. Ahora vamos camino a Belfast en Irlanda del Norte donde nos espera la historia de ésta particular ciudad. Pero eso te lo cuento la próxima semana.

 

 Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar, hoy Irlanda del Norte

Published

on

Nuestra visita a Dublín termina y ya nos movemos al norte de la isla. Siguiendo la ruta M1 y la A1, vamos camino a Belfast y debemos cambiar nuevamente nuestro chip de viaje y adecuarnos rápidamente a un nuevo sistema.

 Al cruzar la frontera entre ambos países, las cosas cambian rápido. Dejas de pensar en euros, para pensar en libras. Dejas de pensar en kilómetros para pensar en millas. Dejas de pensar en litros para pensar en galones. El dominio británico está arraigado desde hace siglos y es muy grande en éste país de más de 2 millones de habitantes que se debate por el Brexit del Reino Unido.

Recordemos que Irlanda del Sur logró la independencia del Reino Unido gracias a los acuerdos entre los parlamentos de Londres y Dublín, consiguiendo así autonomía. Pero luego vinieron desacuerdos por la participación del Reino Unido en la Primera Guerra Mundial y se generaron conflictos entra ambos países, hasta que en 1922 se estableció el Estado Libre Irlandés, que la convertía en dominio pero con autogobierno del Imperio Británico, al igual que Canadá, Terranova, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Por su parte, Irlanda del Norte, creada en 1920, tendría la opción de retirarse del Estado Libre Irlandés durante el mes siguiente a la entrada en vigor del tratado. Esto llevó a que el Ejército Republicano Irlandés (IRA), no se encontrara feliz con las condiciones y se generaron focos de violencia que se trasladaron al norte, donde sus ofensivas fueron sucesivamente apagadas por el Ejército Británico. Tras un referéndum en 1921 para decidir su futuro, en 6 condados, ganó la opción de separarse del Estados Libre Irlandés y seguir con el Reino Unido. Así que mientras cerca del 90% de la República de Irlanda es católica, en Irlanda del Norte es mayoritariamente protestante y éste es otro motivo que generó divisiones entre ambos estados.

 

Porque el Brexit afectaría a Irlanda del Norte?

A la salida del Reino Unido de la Unión Europea se la conoce como Brexit, que es una palabra combinada de: Britain, “Gran Bretaña”​ y Exit, ‘Salida’. El Brexit es un proceso político que consiguió el abandono del Reino Unido en su condición de Estado Miembro de la Unión Europea. Luego del referéndum del 2016 donde los votantes apoyaron la salida, se inició un proceso que finalizaba con la salida del Reino Unido el 29 de marzo de 2019. El plazo fue prolongado varias veces y la fecha definitiva fue el pasado 31 de enero de 2020, cuando definitivamente abandonó la Unión Europea. En virtud de éste acuerdo, existe un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020 por el cual Reino Unido se mantendrá en el mercado europeo y tanto los ciudadanos como las empresas no notarán diferencias. Pero el Reino Unido y la UE deberán negociar una nueva relación comercial.

Pero no todos están contentos en el Reino Unido. En Irlanda del Norte, el 56% votó a favor de permanecer en la UE, sobre todo los jóvenes y ahora temen que se rompa el frágil equilibrio.

Son unos 500 kilómetros de fronteras, con cientos de caminos, vías fluviales y rutas se cruzan entre ambas Irlandas y la única forma de saber en cual país estás, es el color de la línea continua de la ruta: amarilla en Irlanda y blanca en Reino Unido y las señales de tráfico indicadas en kilómetros o millas y eso lo notas en esa ruta que te lleva a Belfast.

El Acuerdo de Paz del Viernes Santo firmado en 1998 con la mediación de Londres y Dublín eliminó toda frontera construida durante años por la violencia entre católicos y protestantes, que saldó la vida de 3.500 personas. Pero todo aquello cambió desde los acuerdos de paz y los ciudadanos de uno y otro lado podían cruzar la frontera sin pasar por ningún control. Pero todo podría cambiar por culpa del Brexit, dado que tanto la República de Irlanda como Gibraltar, se convertirán desde el 1 de febrero en las dos fronteras terrestres de la UE con el Reino Unido. Dicho malestar es visible, entre los jóvenes que no vivieron la violencia y crecieron disfrutando de las ventajas del proceso de paz, ya que pertenecer a la gran familia europea significaba poder estudiar, viajar y trabajar en otros países de la UE sin ninguna traba, así que muchos norirlandeses que se consideran británicos, también consideran que la reunificación de Irlanda sería la mejor manera de permanecer en el bloque comunitario, argumentando que cuanto más tiempo pasen en una Irlanda unificada económicamente, más personas pensarán que estarán mejor en una Irlanda también unificada políticamente, porque por primera vez hay una mayoría que busca una Irlanda unificada. Y si así fuera se debería hacer un referéndum en Irlanda del Norte.

A quien perjudicaría la salida del Reino Unido? Ni el Reino Unido ni la Unión Europea. Ambos pierden pero existe la posibilidad de que en el comercio entre América y la Unión Europea, Dublín aproveche su nueva condición y reemplace a Londres, ya que Irlanda comenzó a implementar impuestos más bajos para favorecer a las empresas para que se radiquen allí. Por éste motivo, se fortalece la también salida de bancos y entidades financieras de Londres, que trasladarían sus sedes a Frankfurt, París o Dublín.

 

Hay empresas que se encuentran bajo presión por el Brexit y una de ellas es la Cerveza Guinness porque se produce en Irlanda del Sur, pero se embotella en Irlanda del Norte, que pertenece a Gran Bretaña. Cada día, salen camiones cisterna llenos de cerveza con destino al norte de la isla y en el camino, cruzan la frontera invisible antes de llegar a Belfast, donde se embotella y empaca antes de volver a Dublín para su exportación por vía marítima. Cualquier retraso en la cadena logística, provocará sobreprecios en la exportación. Pero en las negociaciones sobre el Brexit, el Reino Unido y la Unión Europea se comprometieron a no instalar ninguna infraestructura física que perturbe el cruce de la frontera tras la salida británica de la UE ya que el objetivo es no amenazar el Acuerdo de Paz del Viernes Santo que en 1998 puso fin a 30 años de sangriento conflicto.

Llegada a Belfast

Ya al llegar a nuestro Bed & Breakfast en la ciudad algo cambió y al igual que la mayoría de las casas en Gran Bretaña, se alquilan habitaciones las que generalmente están en las plantas más elevadas a las que llegas subiendo angostas escaleras de madera. A veces no es fácil sabiendo que cargas equipaje pesado. Pero lo vistoso de éste lugar en Belfast fue el barrio tranquilo en donde estábamos, aunque el tránsito es caótico, ya que hay infinidad de callejones angostos por donde circula solo un coche, mientras en ambos lados hay coches subidos a la vereda, por lo que queda espacio para la circulación de uno solo y si viene un coche de frente, porque son calles de doble circulación, haces un juego de luces y alguno tendrá que retroceder o esperar a que pase el otro.

Nuestra anfitriona, al igual que en todo lugar en donde estuvimos, nos atendió muy bien y nos ayudó en todo, pero al hablar con ella respecto a su ciudad y los muros que la dividen, nos dijo que conoce esos muros desde que era chica y que aún le causan mucha tristeza.

La ciudad está plagada de iglesias Cristianas en todas sus ramas: Católicas, Protestantes, Luteranas, Bautistas, Evangélicas, Metodistas, Pentecostales, etc. Mirás para un lado y ves una iglesia y frente a ella tenés otra de la competencia. Algunas abiertas, otras cerradas, unas más austeras y otras más ornamentadas, pero todas las que visitamos fueron muy acogedoras. Pero a una de ella no pudimos entrar y era la Iglesia San Lukes Parish, porque estaba a la venta. Así que, todo aquel que esté interesado y que desee cambiar de trabajo, puede comprar ésta Iglesia y predicar acá. Aunque la competencia va a ser difícil.

Recorrer la ciudad, te recuerda que esta no es una ciudad común y corriente. Acá desde hace años hay grandes problemas. El conflicto de Irlanda del Norte o The Troubles fue un conflicto armado interétnico en Irlanda del Norte, que provocó gran pérdida de vidas humanas durante la segunda mitad del siglo XX. Enfrentó, por un lado, a los unionistas de Irlanda del Norte de religión protestante, mayoritaria en la región y partidarios de preservar los lazos con el Reino Unido y por otro lado a los republicanos irlandeses, en su mayoría católicos y demográficamente minoritarios, partidarios de la independencia o bien de la integración con la República de Irlanda, país de religión católica. Ambos bandos recurrieron a las armas, entonces Irlanda se hundió en una espiral de violencia que duró desde el 8 de octubre de 1968 hasta la firma del Acuerdo del Viernes Santo, el 10 de abril de 1998, que sentó las bases de un nuevo gobierno, en el cual católicos y protestantes comparten el poder. No obstante, la violencia continúa de forma ocasional y a pequeña escala con algunos incidentes y atentados.

En muchas ocasiones, la violencia del conflicto sobrepasó las fronteras de Irlanda del Norte, extendiéndose hacia la República de Irlanda y al Reino Unido. Si bien nunca fue una guerra declarada, los conflictos dejaron unos 3.500 muertos y unos 50.000 heridos, los recursos empleados por el gobierno británico durante años, la destrucción causada en ciudades y pueblos de Irlanda del Norte y el Reino Unido y el arsenal usado por los grupos paramilitares apuntaron directamente hacia una guerra sin cuartel.

Algunos dicen que el conflicto de Irlanda del Norte tuvo origen en 1169 debido a la invasión Normandas desde tierras Galesas, con autorización de Enrique II de Inglaterra. Esta invasión marcó el inicio del conflicto entre Inglaterra e Irlanda. Pronto, los normandos asimilaron la lengua y la cultura gaélica nativa, a la vez que introdujeron el feudalismo, dominando y sometiendo a la población irlandesa local. Años después,  Enrique VIII estableció el anglicanismo en la Iglesia de Irlanda con la reforma religiosa.

Nuestro paseo nos llevó a conocer los muros que tiene la ciudad, que tenían la función de separar los vecinos católicos de los protestantes. Algunos muros alcanzan los 7 metros de altura y se extiende a lo largo de 30 km por las que fueron los distritos más conflictivos de la ciudad.

Cientos de grafitis adornan los muros que muestran el conflicto y cicatrices de décadas de guerras internas, muchos de esos grafitis tienen escrituras de personas que pasan por ahí dejando constancia de su visita con mensajes de paz. Aunque en el centro de Belfast los niños comparten aulas independientemente de su origen o credo, en los barrios la segregación es total y la desconfianza aún permanece porque las barreras mentales aún siguen presentes y son más difíciles de derribar que los muros.

Una porción de ellos, está en Cuper Way y es llamado El Muro de la Paz, y divide la parte católica Falls Road de la protestante Shankill Road, con grandes portones que al día de hoy se siguen cerrando por las noches para evitar cruces. Esta es una de las zonas más afectadas por los conflictos. De uno u otro lado de los muros, los mensajes cambian. En la zona oeste de Belfast, con mayoría católica, se ven pintadas y grafitis del tipo ¡Abajo la Reina!, ¡Viva el IRA! o ¡Viva Irlanda! En cambio, en la zona este con mayoría protestante, se leen frases como ¡No nos rendiremos! o ¡Aquí no hay Papa ni papado!

En los últimos años hubo debates sobre el futuro de los murales de Belfast. Algunos los ven como un feo recuerdo de un pasado violento, mientras que otros dicen que es parte de la historia de Irlanda del Norte. Acá se mezclan grafitis del conflicto norirlandés con otros temas mundiales. Muchos desean reemplazar los murales provocativos, agresivos y militaristas por otros neutrales dedicados a personalidades como al futbolista George Best, Nelson Mandela, George Bush o Che Guevara, pero además hay imágenes de conflictos internacionales como los problemas en la Franja de Gaza o el apoyo a la división de Cataluña. De lo que no hay duda, es que se han convertido en un importante punto turístico.

El cine se hizo eco de algunos conflictos en Irlanda y tal vez la película más conocida sea En el Nombre de Padre, basada en la historia real de los llamados Cuatro de Guildford que eran un grupo de cuatro personas: Paul Hill, Gerry Conlon, Patrick Armstrong y Carole Richardson, que fueron condenadas injustamente en el Reino Unido en octubre de 1975 por la colocación de bombas en pubs de Guildford en Inglaterra. El atentado se le atribuyó al IRA y allí murieron siete personas. Los acusados cumplieron penas de quince años de cárcel, por un delito que no cometieron. Este hecho es considerado uno de los errores judiciales más graves del Reino Unido. Los verdaderos responsables del atentado nunca fueron procesados. En 1989, el tribunal de apelaciones de Londres anuló las sentencias, cuestionando las pruebas presentadas por la policía. En 2005, el Primer Ministro de esa época, Tony Blair, pidió perdón por la injusticia y el dolor causados a los condenados. La cantante irlandesa Sinnead O´Connor con una voz exquisita, interpreta el tema central de la película que protagonizaron Daniel Day-Lewis y Emma Thompson.

Si no viste la película, te recomiendo que lo hagas. Si la viste, mirala de nuevo y disfruta también de su banda sonora, con temas de Jimi Hendrix, The Kings, Bono, Bob Marley y por supuesto el tema de Sinnead O´Connor que suena en homenaje de los presos a la muerte del padre de Gerry Conlon. Muy emotiva.

 

Domingo sangriento

El 30 de enero de 1972 se produjo un enfrentamiento entre soldados británicos y civiles irlandeses, mientras grupos católicos unidos en la Asociación de Derechos civiles de Irlanda del Norte, organizaba una marcha a favor de los derechos de las mujeres y en contra del encarcelamiento sin juicio a sospechosos de pertenecer al IRA, por el que se encontraban detenidas centenares de personas.​ A la protesta acudieron unas 15.000 personas. La marcha se inició pacíficamente, aunque las autoridades británicas habían prohibido las manifestaciones públicas, pero luego comenzaron los disturbios.

El evento, dejó 14 muertos civiles asesinados por el ejército británico y es uno de los más tristes que ocurrieron durante el conflicto de Irlanda del Norte, aumentando así la hostilidad de católicos y nacionalistas irlandeses hacia el ejército y el gobierno británico, al tiempo que aumentaron las tensiones durante el conflicto de Irlanda del Norte. Como resultado de éste problema, el IRA obtuvo más apoyo, especialmente a través del aumento del número de reclutas en las áreas locales.

La banda irlandesa U2 homenajeó ese Domingo Sangriento, con su hit Sunday Bloody Sunday en su tercer disco War. En el 2010, el Primer Ministro, David Cameron, publicó el resultado de la investigación y las conclusiones fueron que los fallecidos estaban desarmados y fueron los soldados británicos quienes dispararon, siguiendo órdenes que no deberían haber sido dadas. Cameron pronunció: “Algunos miembros de las Fuerzas Armadas actuaron mal. El Gobierno es el responsable último de las Fuerzas Armadas. Y por eso, en nombre del Gobierno y desde luego en nombre del país, estoy profundamente consternado, ya que ninguna víctima planteaba una amenaza de causar la muerte o heridas graves o estaba haciendo algo que desde ningún punto de vista justificara que se disparara contra ellos”.

El artista inglés Elton John, también compuso un tema llamado Belfast en su disco Made in England editado en 1995 y dice: “En lo profundo de mi alma pelea una guerra/ No puedo explicar, no puedo cruzar más/ Todo lo que veo son caras sucias/ Lluvia y alambre, y sentido común en pedazos/ Pero trato de ver a través de los ojos irlandeses/ Belfast”.

La banda escocesa Simple Minds, compuso el tema homenaje Belfast Child editado en su álbum Street Fighting Years.  

Al igual que Londres, la ciudad de Belfast también fue atacada durante la Segunda Guerra Mundial por bombarderos alemanes de la Lufware. El ataque que causó más daño ocurrió en 1941 cuando 200 bombarderos atacaron la ciudad sin encontrar resistencia. Se estima que unas mil personas murieron durante los ataques, además de perderse 100.000 hogares. Aunque los astilleros y las fábricas de aviones también fueron afectados, rápidamente se recuperaron, porque la demanda de equipos era elevada y esto significó la rápida recuperación de la economía de Belfast.

Por su parte, en Irlanda de Sur, durante la Segunda Guerra Mundial no fue atacada, ya que a lo largo de todo el territorio, se crearon 100 enormes carteles armados con piedras y pintados, que desde el aire se puede leer la palabra EIRE. El objetivo era avisarles a los bombarderos, alemanes y británicos, que estaban volando sobre territorio irlandés, que se declaró neutral en el conflicto. Muchos de esos carteles volvieron salieron a salir a la luz después de 70 años de finalizado el conflicto bélico.

Belfast no es una ciudad peligrosa y los habitantes, sean católicos o protestantes, toleran a los turistas, pero como una medida de precaución se suelen aconsejar dos cosas: no hables ni de política ni de religión, aunque muchos no tendrán problemas de hablar de la política del país y darán su opinión personal de muchas cosas. La política de la región es complicada y es fácil ofender a algunas personas.

Otros dos lugares para visitar en la ciudad: el centro comercial Victoria Square que es la urbanización más grande del país y el museo de seis plantas y forma de barco, RMS Titanic, donde se puede conocer la historia del famoso barco. Todo el lugar muestra el astillero, el recorrido por los muelles, con imágenes en vídeo filmadas hace cien años, modelos de tamaño real, sonidos de la época y donde también se puede percibir hasta los olores de ese entorno industrial, mostrar todas las películas que inmortalizaron al Titanic y finalizar con una inmersión a 4.000 metros de profundidad en el Atlántico Norte, donde se puede bucear junto a los restos.

A una hora de viaje, al norte de Belfast, nos detuvimos en la localidad de Cushendall para visitar algunos lugares. Uno de ellos es el Dark Hedges que es camino de hayas a lo largo de una carretera. Y lo curioso de estos árboles es que forman un túnel que fue usado como ubicación en la serie Games of Thrones, convirtiéndose así en una atracción turística.

Cerca de la ciudad están las ruinas de Layd Old Church, una fundación franciscana del siglo XIII, escondida entre unos árboles y cerca de las ruinas del monasterio, hay un antiguo cementerio. Una cruz celta recuerda al James McDonnell, fundador de la Escuela de Medicina de Belfast y pionero en el uso de cloroformo para operaciones quirúrgicas.

También podes visitar el Old Bushmills Distillery, una compañía que lleva más de 400 años produciendo whisky y en donde podes hacer un tour por el lugar para terminar con una degustación de los productos.

Ya en nuestro camino más al norte llegamos hasta el puente colgante Carrick a Rede, que es uno de los puntos turísticos cada vez más populares que ver en Irlanda ya que después de caminar hacia la costa a lo largo de un kilómetro, llegas a un puente colgante de 20 metros de largo, construido con sogas que se mueve con el viento y cuelga a 30 metros de altura sobre el acantilado. Al cruzarlo, llegas a una pequeña isla desde no sólo tenes fantásticas vistas sino que descubrís que los pescadores llegaban a ésta isla para la captura del salmón y éste puente es el último construido ya que todo los anteriores eran muy rudimentarios y fueron destruidos por los fuertes vientos de la zona. Si tenes vértigo no te recomiendo que lo cruces.

A sólo 10 km de distancia, se encuentra la Calzada de los Gigantes. Esta maravilla natural debe su origen al enfriamiento rápido de lava volcánica que debió quedar estancada en un declive de terreno costero. Este fenómeno sucedió hace unos 60 millones de años y formó unas 40 mil columnas de basalto con formas geométricas. A medida que el basalto va formándose disminuye su volumen y se forman prismas generalmente hexagonales cuya separación compensa la disminución de su volumen. Posteriormente, la erosión actuó sobre las rocas ya que el basalto es más resistente, quedando al descubierto las columnas. La Calzada de los Gigantes es el lugar más visitado de Irlanda del Norte. En el paraje se ven grandes acantilados y miles de columnas geométricas con formaciones que tienen curiosos nombres como El Arpa, Los Órganos, Los Ojos del Gigante y La Silla de los Deseos.

Por supuestos también hay una leyenda del lugar y cuenta que habían dos gigantes, uno de Irlanda llamado Finn y otro de Escocia llamado Bennandoner, que no se conocían entre sí, estaban separados unos 150 km de distancia, se llevaban muy mal y continuamente se tiraban rocas el uno al otro. Esta batalla de tirarse rocas a distancia, hizo que se formara un campo de piedras sobre el mar, formando una larga calzada que unía la costa de Irlanda con el lejano archipiélago escocés de las Hébridas Interiores.

 

El gigante escocés decidió pasar el camino de rocas y derrotar definitivamente a su adversario ya que además era mucho más fuerte. Al ver esto, la mujer del gigante irlandés llamada Oonagh, decidió disfrazar a su marido de bebé. Al llegar el escocés y ver que el bebé era tan grande, pensó: sí éste es el bebé, como será el padre? Tal vez el triple de grande? Toda su cólera se convirtió en terror. Así que el gigante escoces, no perdió ni un instante y huyó despavorido pisando fuerte las rocas para que se hundieran en el mar y que el otro gigante no pudiera llegar a Escocia.

Para el final de la visita, el Castillo de Dunluce, que aunque en ruinas sigue imponente sobre el acantilado de basalto sobre el Atlántico. Este castillo es del siglo XII y su peculiar ubicación era útil para mantenerse a salvo de invasores. Su popularidad aumentó al volverse una estrella de la televisión, ya que también fue escenario de la serie Games of Thrones.

Muchos lugares de Irlanda quedaron fuera de la lista porque este asombroso país tiene muchísimo para disfrutar. Seguro, los descubrirás cuando lo visites mientras recorrer rincones cargados de historia y tradición, que reflejan la fuerza de un pueblo que se construyó con valor, pero que conserva la sencillez y hospitalidad de sus habitantes. Sabías que Irlanda es uno de los países más amables del mundo? Anímate a conocer de cerca sus atractivos y su cultura.

 

Irlanda en la pantalla

Varias son las figuras internacionales que aporto el país y triunfaron en Hollywood. Nombres como Maureen O´Hara, Richard Harris, Peter O´Toole, Pierce Brosnan, Gabriel Byrne, Colin Farrell, Stuart Townsend, Aidan Turner, Daniel Day-Lewis es británico pero se nacionalizó irlandés después de interpretar a Gerry Conlon en la película En el Nombre del Padre.

Películas y series que se filmaron en Irlanda? Games of Thrones, El Hombre Tranquilo, Corazón Valiente, Excalibur, El Rey Arturo, Rescatando al Soldado Ryan, Star Wars: Episodio VII, Mi Pie Izquierdo, Paddington II, Harry Potter y el Misterio del príncipe, Posdata: Te quiero, entre otras.

Y ni hablar de los músicos irlandeses que son unos cuantos: U2, Enya, Sinnead O’Connor, The Corrs, The Cranberries, Bol Geldorf, Gary Moore, Westlife, Boyzone, Chris de Burgh.

Nos despedimos de Irlanda

Nuestro vuelo sale a Inglaterra desde Dublín, así que retomamos nuestro camino y en viaje al aeropuerto, nos enteramos que más tormentas se acercan a las islas. Fueron varias las zonas afectadas en el suroeste de Irlanda como Galway, Limerick, Cork, Waterford, por lo que se mantiene una alerta naranja en las zonas con una estimación de vientos de más de 130 km/h.

A una semana del paso del huracán Ophelia, llega Brian. Algunos expertos hablan de la fusión de las tormentas Lee y Maria, que tienen grado 1, que crearían una Mega Storm. Estas zonas no están lejos de Dublín, pero si llegan antes que nosotros, los vuelos se suspenderán por mal clima.

Los fuertes vientos se desplazan en dirección oeste, hacia Gales e Inglaterra, en donde ya hay alerta amarilla, ya se cortó la electricidad y también algunas carreteras, en donde hay señales que alertan sobre los fuertes vientos y recomiendan estar preparados para inundaciones.

Nuestro próximo destino: Londres. Veremos cómo seguimos con las tormentas.

Por lo pronto te dejamos nuestro video sobre nuestra visita a Irlanda.

 

 Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

 

 

 

 

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar hoy Islandia, Ultima parte

Published

on

Atrás quedó la pintoresca ciudad de Akureyri, la Capital del Norte. Nuestro camino alrededor de Islandia continúa y todavía nos quedan algunos dias más para completar el Ring Road. Vení con nosotros y te contamos como nos fue.

Al ser pocos habitantes, la población tiene el Libro de los Islandeses, que incluso es una aplicación telefónica, llamada Íslendingabók. Ahí figura la información genealógica de todos los habitantes desde finales del siglo XVII. Dado el aislamiento, ellos la consideran una importante herramienta de investigación, no sólo por enfermedades genéticas, sino también para constatar el grado de parentesco de la persona con la cual se desea tener una cita amorosa.

Otra curiosidad: en lugar de tener apellidos, ellos usan un sufijo detrás del nombre. Si es un varón agregan el vocablo son y si es mujer se agrega dottir. Hace años, los extranjeros que obtenían la ciudadanía, debían “islandizar” su nombre pero este requisito fue abolido por el Parlamento. Islandia es uno de los países con mayor número de madres solteras del mundo, más de dos tercios de los bebés nacen de padres que no están casados. Esto podría ser algo vergonzoso en muchos países del mundo, pero en tierra de vikingos, es un orgullo.

Al salir de Akureyri es el momento de seguir visitando bellezas naturales y de camino pasamos por las Cascadas Godafoss o De los Dioses, muy cerca de la ruta, donde el ruido de la caída hace que te detengas a apreciarlas. No es de las más grandes y caudalosas pero tiene un precioso salto de 12 mts a lo largo de 30 mts de ancho que pertenece al Río Skjálfandafljót, que con sus 180 Km es el cuarto más largo del país. El agua corre, donde antes corría lava, creando ésta cascada que fluye desde hace siglos a través del valle, cuyo origen es el Glaciar Vatnajökull que veremos más adelante. El nombre viene de cuando los islandeses adoptaron el cristianismo y arrojaron las estatuas de sus dioses nórdicos a las aguas del rio.

Un poco más allá está el Lago Mývatn, cuyo nombre significa Pequeñas Moscas, por eso en verano se llena de aves que se alimentan de los insectos. En éste lago existe actividad volcánica aún. Estos accidentes geográficos nunca expulsaron grandes cantidades de lava, pero hace siglos, cuando la lava entró en contacto con el agua fría del lago, creó pequeños cráteres y formaciones. Este lugar fue muy importante para la tradición islandesa, pues acá dicen que acá estaba la Puerta del Infierno.

Por los Campos de Lava

En Dimmuborgir hay un área de campos de lava  moldeados como laberintos, cerca de Mývatn. Acá podés recorrer cavernas y formaciones rocosas que se parecen a recuerdos de una antigua ciudad derrumbada, donde todavía algunas columnas de vapor atestan el lugar con humo sulfuroso. Según los islandeses, éste lugar conecta la tierra con regiones infernales y es el lugar de residencia de duendes y gnomos.

Cerca del lago, hay unos baños termales en donde las personas se sumergen en piscinas de aguas sulfurosas que se encuentran a 41°C, pero también hay áreas que superan los 100°C. Estos baños naturales cuentan con muy buenas instalaciones y son más baratos que las aguas termales de la Laguna Azul cerca de Reykiavik.

Muy cerca de ahí hay un sitio de pozos y fumarolas llamado Hverir, que es una extensa área geotermal de tierras sulfurosas en un paisaje inhóspito muy cerca de la Ring Road y es tal vez uno de los paisajes más impresionantes para visitar. Este páramo repleto de fumarolas que surgen de la propia tierra, se puede recorrer siguiendo la senda marcada, donde se mezcla el color blanquecino del humo con el ocre del paisaje volcánico y el intenso olor azufre. Esta paleta de colores es ideal para los amantes de la fotografía. Muy cerca de Hverir, la carretera te lleva hasta el Volcán Krafla que tiene 10 km de diámetro, en donde hay una enorme planta geotérmica y el Cráter Viti Maar, que significa Cráter del Infierno, con una laguna verdosa en su interior. Es muy rápido llegar al lugar e incluso también podés ascender hacia la corona del cráter pero la subida es muy dificultosa y el fuerte viento siempre te desestabiliza.

 

De Cascadas y Glaciares

Las Cascadas Dettifoss no están lejos y es una parada obligada en nuestro recorrido. Es la más poderosa de Europa y tal vez la que más impresiona a los visitantes gracias a su fuerza y su caída que originan un ruido ensordecedor y un impresionante rocío que crea hermosos arco iris. Esta catarata puede verse desde varios lados, pero si tenés nervios de acero, podés acercarte hasta su gran caída, con mucha prudencia, porque no sólo las rocas están mojadas y podes resbalar, sino también que muchas de ellas no son seguras y pueden desprenderse cayendo al vacío, pero es donde podés tener las mejores vistas. Cada lado de Dettifoss pertenece a placas continentales diferentes.

Siguiendo la Península de Tjörnes llegamos al Parque Nacional Jökulsárgljúfur. La parada obligatoria es Äsbyrgi, un gran cañón con forma de herradura con murallones de hasta 100 metros. Allí se podes hacer senderismo y atravesar un bosque de abedules, sauces, fresnos y pinos. La verdad, es un poco raro encontrar éste lugar en una isla deforestada como Islandia. Al final del cañón, llegas a un pequeño estanque llamado Botnstjörn con algunos peces y aves acuáticas.

La leyenda cuenta que Odin montaba su gigantesco caballo de ocho patas, Sleipnir y perseguían a un enorme gigante. Este se escapó y al resbalar el caballo, dejó marcada su gran pezuña para siempre. Es común ver acá caballos salvajes islandeses, retacones, melenudos y amigables. Algunos afirman que son los herederos de una hermosa yegua que dicen que Odin escogió en persona como novia de su caballo Sleipnir.

Aunque el culto a Odín nació en Dinamarca en el siglo IV, llega a Islandia donde no tuvo demasiada aceptación. Odín no logró la consideración que sí tuvo su hijo Thor, Dios del Trueno, del clima, las cosechas, de la ley y la justicia y cuyo nombre llevan innumerables personas y lugares en este país.

Ásbyrgi es un monumento natural y lo sorprendente de este colosal hundimiento es que se trata de un enorme escalón con paredes totalmente verticales, de cien metros de altura, que ocupa un área de 3,5 kilómetros de longitud y un kilómetro de ancho. Visto desde un avión, el lugar se asemeja a la huella de un caballo gigantesco.

El paisaje fue modificado por una explosión volcánica y una gigantesca inundación ocurrida a finales de la Edad del Hielo y por otra erupción y avalancha que sucedió hace 3.000 años. Como consecuencia de ello, el río que por aquí pasaba modificó su curso y ahora corre por otro desfiladero.

A mí, particularmente me gustan más las leyendas y las mitologías y en éste lugar se siente que estás dentro de una leyenda. Al recorrer el sitio en compañía de una leve llovizna y un aire fresco, se puede sentir en el ambiente que no estás solo ahí. Te sentís observado. Caminas por ese lugar rodeado de murallones de donde brotan vertientes y algunas aves dan vueltas a tu alrededor, se posan en un árbol, cantan sus señales y te vigilan. El suelo del lugar, está cubierto de hojas multicolores y charcos de agua, pero también hay rocas cubiertas de musgos y líquenes y debajo de ellas pequeñas cuevas. Tal vez, los elfos vivan ahí y cabalgan esas aves que nos vigilan. Solo, te detenes un momento, cerras los ojos y dejas volar tu imaginación una vez más para comenzar a formar parte de esas leyendas de seres mitológicos que viven a tu alrededor.

Las Piscinas Islandesas

La noche la pasamos en Husavik y admito que me engañaron.

Mi amigo Wayne quería ir a las piscinas públicas y me pidió que lo acompañara, así que busque mi short de baño, tomé una toalla prestada del hotel y fuimos hacia allá. Al entrar al lugar, lo primero que ves son unos estantes donde dejas tu calzado y entras descalzo al sitio. Pagamos el servicio y nos dieron las indicaciones necesarias. Primero el locker donde dejas tu ropa y luego las duchas.

Y cómo sigue esto?  La piscina de agua caliente estará en un salón más grande?

No. Nada de eso. No es una piscina cubierta. Hay que salir al exterior. Así que, recién salidos de la ducha, salimos al aire libre, con un frio que te pela el alma y ves a la gente feliz caminando por ahí. Envuelto en mí toalla temblando de frio llego hasta la piscina de agua caliente, que tendrá unos 40°C. Parece que la piel se te desprende del cuerpo por el cambio de temperatura, pero después de un rato te acostumbras y pensás, que en algún momento, vas tenés que salir de ahí y cruzar ese patio con viento helado. De a poco te convertís en una pasa, mientras los distintos idiomas se mezclan en la piscina. Más allá, unos tipos se meten en grandes barriles de agua congelada mientras gritan de placer y los dientes suenan como castañuelas. Esto es una tortura. Con qué necesidad? Me parece que ésta gente está mal de la cabeza!!!!

  • Y vos de dónde sos? República Checa.
  • Y vos??
  • Where are you from?? Switzerland.
  • And you? Thailand.
  • Nosotros venimos de Argentina y nuestro amigo Wayne es de Estados Unidos!!
  • Ahhh de Argentina. Que lejos no….!!

En los pequeños pueblos, no es fácil ver personas en las calles. A veces llegas a un pueblo y no ves a nadie y parecen pueblos abandonados. Las casas están sin llaves, las bicicletas tiradas en sus patios delanteros, casi no hay policías, no tienen fuerzas armadas y sólo queda una sola cárcel con un pabellón y un patio cercado por alambre tejido. Nada más. Tienen sólo una fragata que patrulla sus costas, la policía anda desarmada y la tasa de criminalidad es muy baja, siendo el país con menos cantidad de presos por habitante. Pero también es el país de mayor consumo de marihuana per cápita, donde unas 60 mil personas fuman cannabis, que no es legal, pero los que cultivan marihuana sólo son pasibles de multas.

Cerca de Husavik, en Raufarhöfn, se encuentra el Artic Henge que es un monumento en construcción de arcos y estatuas de piedras que evoca las raíces nórdicas y las creencias paganas que todavía existen en la isla. Específicamente está inspirado en el Völuspá, que es la Biblia nórdica y es algo así como un Stonehenge moderno. La construcción, es un enorme reloj, con una gran columna central que tendrá un prisma de vidrio y refractará la luz del sol de medianoche. A pesar que Islandia abrazo el cristianismo en el año 1000 d.C, algunos islandeses aún siguen el paganismo, por lo que para ellos, el Artic Henge, es un sitio sagrado.

 

Al llegar al hotel en el pequeño poblado de Breiddalsvik, con típicas casas islandesas, la recepcionista nos dijo que era francesa, pero hablaba español, inglés y algo de islandés y que por las condiciones del clima, era posible que a la noche podamos ver las Auroras Boreales. Dicho esto, ésta morocha morruda, levantó como si nada nuestro equipaje y lo llevó hasta el primer piso, donde nos instalamos.

Esa noche, ya tarde, el cielo estaba casi despejado, con algunas nubes que se movían y de vez en cuando tapaban la luna y corría un viento helado. Hasta que  aparecieron ellas, algo tímidas, cual fantasmas de colores que desplegaban su glamour en la oscuridad del valle. Una verdadera delicia verlas. Por ser la primera vez, estamos felices y volveremos a verlas en otro momento, pero por ahora nos conformamos.

A la mañana siguiente seguimos nuestro recorrido y visitamos el Glaciar Fláajoökull. Al igual que muchos glaciares del mundo, está sufriendo un proceso de contracción gracias al Calentamiento Global. En el último siglo, ya retrocedió dos kilómetros, causando gran preocupación entre los lugareños. Para llegar al glaciar que se encuentra en el Parque Nacional Vatnajökull,  tuvimos que transitar un camino de piedras y grava suelta, con grandes charcos de agua. Al llegar al lugar,  sentís que valió la pena el recorrido y estas sólo ante la inmensidad del glaciar. La sensación es fenomenal.

El Parque Nacional Vatnajökull, tiene 12.000 km2 y esto lo convierte en la reserva natural más grande de Europa, con páramos llenos de fumarolas, volcanes, cascadas, ríos y glaciares. Un lugar ideal para el escenario de cualquier película de acción.

Cerca de la carretera, no podés dejar de visitar el Jökulsárlón, el lago glaciar más conocido de Islandia. Una de las características del glaciar es que se muchos icebergs que se desprenden del Glaciar Breioamerkurjökull, flotan sobre el lago y se desplazan lentamente por el agua, a lo largo de un canal natural hasta llegar al océano, mientras las gaviotas se zambullen en picada, en busca de comida.

Ya en el océano, los bloques no se pierden flotando a la distancia, sino que son devueltos por el fuerte oleaje hasta quedar estacionados sobre esta playa llamada Diamante donde los bloques comienzan a derretirse al sol, perdiendo volumen, pero manteniendo sus brillos sobre la playa de arena negra. Un poco más allá, las focas se asoman mientras juegan en el océano. Esta es una de las mayores atracciones de la isla y lo notas por la cantidad de personas que se juntan acá. Una verdadera maravilla.

Vik y sus Gigantes

Muy cerca, nos espera la pequeña ciudad costera de Vik i Mýrdal, que pese a tener unos 300 habitantes, atrae a muchos turistas, ya que no tiene puerto pero está dedicado al comercio, y esto mueve la economía de ésta ciudad regida por la iglesia luterana de Vikurkirkja instalada en lo alto de una colina.

Alejado del pueblo, podés ver el fuselaje de un avión de la Marina de los Estados Unidos, que se estrelló frente a las costas el 21 de noviembre de 1973 en Solheimasandur. Este DC3 sirvió en las Guerras de Corea y Vietnam y aún pueden verse los agujeros de balas en su fuselaje. Se sabe que el avión, que salió de Höfn con 7 tripulantes nunca llegó a Keflavik y el piloto realizó un aterrizaje de emergencia en un río helado. Nadie resultó herido.

Este avión es una de las mayores atracciones, no solo porque contrasta la blancura del fuselaje con el negro de las arenas, sino porque algunas celebridades de la música pasaron por aquí, como la banda islandesa Sigur Rós, o Justin Bieber que en un video, se desplaza sobre el fuselaje del avión con un monopatín.

Si te acercas a las costas, llegas a las playas de arena negra de Reynisfjara, donde las fuertes y traicioneras corrientes marinas, pueden causar más de un accidente a quien camina distraído por ahí. El color negro se debe a que durante miles de años, la erosión de las rocas y acantilados volcánicos hicieron que las playas se cubrieran de esta arenisca gruesa y negra. Sobre el mar, el arco de piedra Dryhólaey se ve a la distancia.

Cerca de la playa hay acantilados formado por grandes columnas hexagonales de basalto negro, algunas miden 50 mts de altura y se parecen a los tubos de un órgano de una catedral. Allí anidan los frailecillos que se pueden ver durante el verano. Muy cerca, el volcán Eyjafjallajökull.

Desde la costa podés ver a tres enormes peñascos que asoman sobres las aguas del océano y que alcanzan los 70 metros de altura. Estos peñascos quedaron separados de tierra firme debido a la erosión y hoy se los contempla desde la orilla.

Según la tradición islandesa, en éstos sitios existieron trolls que eran figuras mitológicas nórdicas similares a los gigantes, pero más salvajes y sanguinarios que los ogros. A los trolls les encantaba raptar humanos que luego devoraban con placer. Ese era su menú favorito. Algunos dicen que J.R.R Tolkien se inspiró en estas historias para recrear éstos seres en su Tierra Media de El Señor de los Anillos.

Cuenta la leyenda que cerca de la playa de arena negra, moraban éstos trolls llamados Skessudrangar, Landdrangar y Langhamrar que decidieron salir a comer de noche como era su costumbre ya que evitaban la luz del sol. Los tres salieron de sus cuevas y al llegar a la costa, vieron a la distancia un barco de pescadores y decidieron atacarlo. Tras entrar en el agua y matar a toda la tripulación, se dispusieron a arrastrar el enorme barco hacia la orilla para hacerse con el botín que seguro llevaban. Tomaron la nave y comenzaron a arrastrarla hacia la orilla. El trabajo fue duro y les tomaba más tiempo del pensado, pero no abandonarían la nave, la ambición era más grande.

A pesar que ellos eran enormes y fuertes, la nave era muy pesada. La noche transcurría y el amanecer se acercaba rápido. Ellos se miraron y comprendieron todo. Decidieron abandonar la nave y comenzaron a nadar como locos hacia la orilla para esconderse en las sombras del bosque. Fue demasiado tarde. Los primeros rayos fueron mortales y las primeras luces del alba los convirtieron en rocas junto al barco que arrastraban. Cuando los lugareños hablan de las rocas Reynisdrangar se ofenden si dudas de su historia y por eso las rocas aún mantienen sus nombres. Incluso afirman que en noches muy oscuras, las rocas parecen volver a la vida. Será verdad?

 

De vuelta a Reykiavik

Seguimos nuestro viaje y llegamos hasta un poblado llamado Skógar, para visitar una de las cascadas más bonitas de Islandia: Skógafoss.

Esta cascada, que se destaca por su espectacularidad y su blanca cortina de agua que cae desde 60 metros en una garganta natural al final de un cañón, no sólo se puede visitar desde abajo, desde donde tenes las mejores vistas fotografiar arco iris dobles que se forman cuando los rayos solares se filtran con el rocío de la cascada. También podés visitarla desde arriba, siguiendo un sendero desde donde contemplar la caída y todo el recorrido del río. El ruido que produce es ensordecedor pero la imagen es de postal.

Como todo en Islandia, también hay una historia y cuando hablan de “un tesoro al final del Arco Iris” suponemos que se originó acá. Cuentan la leyenda que hace muchos años, el colono Thrasi Thórólfsson, escondió un cofre lleno de oro y piedras preciosas en una cueva que se encuentra justo detrás de la cascada. Como el torrente de agua es siempre tan intenso y abundante, es casi inaccesible la mayor parte del año. Muchos han intentado ingresar detrás de la cascada, para comprobar la veracidad de la leyenda, pero sólo un valiente joven en el siglo XVII consiguió encontrarlo y logró atar una cuerda a uno de los anillos del cofre.

Feliz de haber descubierto el tesoro, al tratar de salir de la cueva y tirar del pesado baúl, el anillo se rompió y el cofre volvió a caer en lo más profundo de la cueva. El joven tuvo que dejar el cofre dentro de la cueva y nunca más pudo volver a buscarlo. Algunos dicen que esto le causó una gran frustración y se suicidó saltando desde lo más alto de la cascada. Muchos afirman que el anillo del cofre se utilizó en la puerta de la Iglesia de Skógar y hoy ese anillo es el que se exhibe en el Museo Skógar.

Según la tradición, el extremo del cofre es visible debajo de las cascadas y sólo cuando hay mucho sol, algunos ven brillar el dorado tesoro detrás de las transparentes y frías aguas de Skógafoss. Una vieja canción islandesa dice:

Ricamente apilado está el cofre de Thrasi

Bajo las aguas de Skógar

Quien vaya primero

Encontrará riquezas incalculables.

Cerca de Skógafoss, podés visitar la Cascada Seljalandsfoss, que tiene una caída de 60 metros y tal vez no resulta tan espectacular como otras, pero la belleza del paraje en donde se encuentra te cautiva y te causa admiración, ya que hay un camino por detrás que rodea la caída y es posible obtener imágenes espectaculares. De hecho es una de las más fotografiadas de Islandia.

Nuestra última cascada para visitar es Gullfoss, la Cascada Dorada con un impresionante doble salto de agua y donde se dice que la tierra se abrió para tragarse al río. El primer salto tiene 11 mts y el segundo 21mts. El agua cae a un cañón que encauza al río. Esta gran brecha en la roca que los siglos y el agua, cincelaron un paisaje acogedor.

Un dato curioso es que la cascada fue propiedad privada hasta mediados del siglo XX y estuvo a punto de desaparecer en la década de 1920, cuando un grupo de inversores extranjeros quería embalsar el río Hvitá para un proyecto hidroeléctrico. El propietario del terreno, Tomás Tómasson, se negó a vender pero los promotores obtuvieron permiso del Gobierno. La hija de Tómasson, Sígridur Tómasdóttir, decidió ir caminando descalza hasta Reykiavik en señal de protesta, llegando incluso a amenazar con arrojarse a la cascada si el proyecto seguía adelante. Por suerte los inversores no compraron los terrenos y el contrato se anuló, evitándose la destrucción de la cascada.

 

No lejos de allí vale la pena hacer una parada para contemplar a Geysir y Strokkur. Dos geizers que expulsan columnas de vapor. El Gran Geysir llegaba a escupir vapor hasta 150 metros de altura, pero quedó bloqueado por la estupidez humana, ya que en 1950 los turistas arrojaban piedras y objetos a su boca. Solo una vez en el año 2000 volvió a expulsar vapor, pero perdió su regularidad.

Muy cerca, su hermano Strokkur, continúa con su regularidad y cada 10 minutos, el agua comienza a burbujear hasta que expulsa vapor a unos 30 metros de altura.

Como se sabe, los géiseres se forman cuando el agua calentada por energía geotérmica queda atrapada en estrechas fisuras. El agua de la superficie se enfría, mientras que el agua que circula por debajo se sobrecalienta convirtiéndose en vapor y expulsando el agua más fría que hay encima. En ésta zona geotermal, donde se encuentra Geysir y Strokkur también hay pequeños y coloridos manantiales burbujeantes, piscinas lechosas y humeantes pozos de perforación donde el agua emerge a 100ºC.

Y volvimos a Reikiavik, la capital del país y su ciudad más grande, que tiene algunos sitios interesantes para visitar, como su Museo Nacional y el Museo de Saga que expone la historia del país desde las sagas medievales hasta hoy a través de sitios que representan más de 1.000 años de vida y costumbres del país. El edificio tiene un domo de vidrio giratorio llamada Perlan que fue utilizado como base británica durante la Segunda Guerra Mundial. Este centro cultural tiene un mirador y un restaurante giratorio, desde donde se puede ver la ciudad.

Otro sitio para visitar es la Hallgrímskirkja, una impresionante iglesia de concreto luterana de 75 metros de altura, que la convierte en el edificio más alto del país. Se dice que el arquitecto se inspiró en los flujos de lava basáltica del paisaje de Islandia para la fachada. El interior de la iglesia tiene tres naves y es bastante sobrio. La construcción del templo duró 38 años es visible desde toda la ciudad, convirtiéndose en uno de los símbolos más conocidos. Delante de la iglesia, hay una estatua de Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo, probablemente el héroe más conocido de la Islandia vikinga quien se dice que fue el primer europeo en llegar a América, 1000 años antes de la llegada de Cristóbal Colón. La estatua fue un regalo de Estados Unidos a Islandia.

Algo curioso nos pasó con una chica asiática que nos atendió en un sitio de compras. Al entregarle nuestra tarjeta de crédito, ella comenzó a cantar, “Despacito”, el tema de Luis Fonsi.

Y pienso, que hizo Luis Fonsi con ese tema que revolucionó el mundo y las distintas versiones se multiplicaron por todos lados. Pero, ni yo soy Luis Fonsi, ni Luis Fonsi es argentino, así que supongo que sería mejor pensar que el resto del mundo nos meten a todos los latinos en la misma bolsa y para ellos somos todos lo mismo. Bueno, a decir verdad, nosotros los latinos, pensamos que los asiáticos son todos iguales no?

Por último y a modo de curiosidad: viste que hay personas que coleccionan sellos, monedas antiguas o insectos? Si queres conocer un lugar pintoresco en Islandia, tenes que ir al Museo del Pene, en donde podes ver más de 300 tipo de penes de distintos mamíferos, incluyendo el de un humano.

Hace años, el director de la Faloteca, Sigurdur Hjartarson, comenzó su curiosa colección con un pene de toro y se fue incrementando hasta alcanzar la cantidad que hoy tiene. Los tamaños? Desde el miembro viril de un cachalote que mide 1,70 mts de altura y 70 kg de peso, hasta el diminuto miembro de un hámster de dos milímetros de largo.

Algunos especímenes se almacenan en formol y otros están disecados. Y cuentan con réplicas de penes reales como la del equipo olímpico islandés de handball que logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 2008.

Entre los raro del museo también se encuentra un pene humano, recibido en el 2011, que pertenecía a un islandés, amigo de Hjartarson, que estaba molesto porque en los últimos años de su vida, su órgano se había encogido un poco.

El museo recibe 50 mil turistas cada año de todas partes del mundo y además cuenta con un negocio de simpáticos souvenirs.

Para terminar nuestro recorrido por Islandia, nada mejor que visitar la Laguna Azul, que es un balneario geotermal cerca de Reykiavik y una de las atracciones más visitadas del país, donde las vaporosas aguas templadas son ricas en sílice y azufre y dicen que ayuda a personas que padecen enfermedades de la piel como la psoriasis. Para ingresar al lugar hay que pagar una entrada, que varía según la estación del año y el paquete que desees.

Hasta acá llegamos hoy. Ojala los hayas disfrutado tanto como nosotros. Te dejamos éste video que hicimos de Islandia y te esperamos la semana que viene para continuar viajando.

 

 Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Islandia – Primera Parte

Published

on

Acabamos de llegar a Keflavik, el Aeropuerto Internacional de Islandia, “La Tierra de Hielo”. Nuestro vuelo llega desde Heathrow en Londres, junto a diez vuelos más y la gente que se junta, es bastante. Te cuento como nos fue? Vení con nosotros.

 Mucha gente llega diariamente al aeropuerto Keflavik, en Reykiavik, capital de Islandia. Estadounidenses, británicos, españoles, pero sobre todo chinos que llegan ésta isla de moda, en el medio del Atlántico Norte, donde viven unas 350.000 personas y 700.000 ovejas.

Ya al bajar del avión, lo primero que uno hace es seguir al ganado, o sea, seguir a toda esa gente que entra a un país y debe hacer los trámites de migraciones para ingresar. Pero alguien sabe dónde está la oficina de Migraciones? Todo el mundo dá vueltas en el sector y si no viste el pequeño cartel que indicaba el lugar, te quedas dando vueltas por ahí. Ni pienses en tratar de entender los carteles o señales en islandés. Imposible.

Después de media hora de vueltas, llegamos a Migraciones, gracias a la ayuda de una persona que nos indicó donde estaba.

Realizados los trámites de ingreso, es hora de buscar el equipaje y una nueva pregunta: alguien sabe adónde llega el equipaje? Por supuesto la manada de gente, se mueve junta y llegamos a un sitio aún más abarrotado, en donde hay tres carruseles de descarga de equipaje y algún monitor que indica por donde esperar tu equipaje.

Ok nuestro equipaje saldrá en el Carrusel 3, vamos para allá a buscarlo.

Quince minutos después y luego de descartar equipajes similares, los nuestros no llegan. De pronto, otra indicación en un monitor. El equipaje que llega de Heathrow, saldrá por Carrusel 1. Vamos todos para allá y todos comienzan a impacientarse y algunos insultos comienzan a escucharse, entre ellos los míos. Quince minutos y nada.

Sorpresa, ahora dicen que salen en el Carrusel 3. Nos movemos otra vez y todos logran retirar los equipajes propios, pero los nuestros no salen, las cintas se apagan y la gente comienza a salir del salón quedando casi vacío. Por parlantes anuncian “aquellas personas que les falta su equipaje deben revisar en todas las cintas”. Alguien dice que tal vez el equipaje se perdió y hay que hacer el reclamo en una oficina, donde cientos de maletas, que alguna vez se perdió, se amontonan a la espera de sus dueños que algún día reclamarán o serán enviadas. Será éste nuestro caso?

Hacemos el reclamo y nos dicen que de aparecer, las envían vía aérea o terrestre, dentro de las 24 hs, a cualquier ciudad en donde nos encontremos. Debemos quedarnos con lo puesto para recorrer el país. La chica del mostrador nos dice que los equipajes aparecen y que debemos estar tranquilos.

Así que, ya resignados, vamos camino a la salida del aeropuerto y al pasar por el Carrusel 1, oh sorpresa! nuestro equipaje daba vueltas en forma solitaria en la cinta. Un nuevo insulto al aire  y nuestra cara cambio. Ahora sí, podemos empezar ésta nueva aventura junto a nuestro amigo Wayne que nos esperaba con un coche a la salida del aeropuerto.

Para ubicarnos un poco en donde estamos, te cuento que Islandia es ese pequeño país, en el medio del Atlántico Norte, un poco más grande que San Juan, a 1.400 km de Nuuk, capital de Groenlandia y 1.800 km de Londres, en el Reino Unido y pegado al Círculo Polar Ártico. El país se hizo más conocido, no sólo por los 2 millones de personas que lo visitan al año (unas 6 veces su población), sino también por la caída de sus bancos en el 2008, la erupción del Volcán Eyjafjallajökull en el 2010 que paralizó el tráfico aéreo europeo, su primera participación en un Mundial de Futbol de Rusia justo en el grupo de Argentina y además de ser uno de los sitios más elegidos para el rodaje de varias series y películas. Definitivamente, Islandia se puso de moda.

 

Que podes ver en Islandia?

Campos de lava, rocas volcánicas, formaciones rocosas horadadas por vientos, cañones, acantilados, una enorme grieta de placas tectónicas, impresionantes cascadas, extensas playas de arena negra, glaciares y volcanes. Islandia es la locación perfecta para grabar videos musicales tal como lo hizo Justin Bieber con su I’ll show you, donde muestra algunos paisajes del país.

Pero también, los directores y cineastas, eligen a Islandia por su diversidad natural y la corta distancia que se encuentra desde Nueva York o Londres y esto favoreció para filmar series como Trapped o Black Mirror, pero también escenas de Games of Thrones, donde también podés realizar un tour por los sitios donde se filmó.

Pero también se filmaron escenas de películas, como “Tomb Raider” (2001),“James Bond: Muere otro día” (2002), “Batman Begins” y “La conquista del honor” (2005), “Stardust” y “Hostel II” (2007), “Viaje al centro de la Tierra” (2008), “Prometeo” (2012), “El quinto poder”, “Thor”, “Oblivion”, “Star Trek” y “La vida secreta de Walter Mitty” (2013), “Interestelar” y “Noé” (2014) y escenas de “Rogue One: una historia de Star Wars” (2016). Como podes ver, en cualquier lugar de Islandia, es posible que reconozcas el paisaje de alguna película.

 

Un poco de su historia

Se sabe que los primeros humanos se establecieron en el año 874 d.C, siendo el noruego Ingólfur Arnanson quien se convirtió en el primer colono, llegando luego más nórdicos y esclavos irlandeses.

La economía islandesa dependía sólo de la agricultura y la pesca y desde 1262 formó parte del Reino de Noruega hasta su independencia en 1944, momento que su economía se desarrolla a pesar del aislamiento del mundo por su ubicación.

Ya en 2003, Islandia cambió su economía pesquera, para convertirse en un país que comenzó a ofrecer servicios financieros. Ese mismo año, el sector bancario creció tanto que alcanzó un tamaño similar a su economía nacional. Tres años después ese tamaño, fue 10 veces el PIB del país. Algo impresionante porque la economía islandesa no tenía la capacidad para crecer tanto en poco tiempo. Sus tasas de interés eran más elevadas que las del resto del mundo desarrollado por lo que muchos inversores extranjeros tomaban préstamos en yenes (con bajo interés) para invertirlos en bonos islandeses con altos rendimientos y una divisa casi estable. La expansión bancaria fue la más rápida de la historia y los bancos, al ver el negocio atrajeron depósitos en euros, ofreciendo un interés superior al promedio de la Eurozona. Comenzando una gran burbuja financiera.

Los problemas para el sector financiero islandés comenzaron meses antes de la caída del Lehman Brothers y a ésta burbuja financiera se unió la desconfianza extranjera por la capacidad del país para hacer frente a una crisis, debido al pequeño tamaño de su economía comparado con el sector bancario. Al caer el Lehman Brothers, en el año 2008, todo se precipitó: la corona islandesa se devaluó, se disparó la inflación causando un colapso, se produjo una fuerte contracción económica y la gente salió a protestar en lo que se llamó “la Revolución de las Cacerolas”, motivando la dimisión del gobierno y una convocatoria a elecciones. Te suena conocido?

El gobierno quiso ayudar a los tres bancos más grandes del país nacionalizándolos, pero ya habían caído en suspensión de pagos y debido a las protestas del pueblo, que se sintió estafado, se comenzó una investigación con el fin de enjuiciar banqueros y funcionarios que fueron acusados tráfico de información y manipulación del mercado y enviados a prisión por períodos de hasta cinco años y medio.

Islandia refinanció el 70% de su deuda, mantuvo el crecimiento paulatino y garantizó los ahorros de los islandeses, pero no los ahorros extranjeros. De ésta forma 5.000 millones de euros de depósitos británicos y 1.500 millones de depósitos holandeses quedaron atrapados en Islandia sin que el gobierno islandés les garantizase un centavo de vuelta.

Hoy Islandia cuenta con buena economía y mantiene un alto bienestar, donde provee  asistencia sanitaria universal y educación superior gratuita a todos sus ciudadanos y desde el 2011, su economía crece con fuerza, impulsada por el turismo. Pero, lo que antes era una burbuja financiera ahora cambió a una burbuja inmobiliaria, debido al incremento de precios en viviendas y alquileres por el impacto turístico. Existen muchos casos donde no se renuevan los contratos de alquiler, así que los inquilinos se van y esos inmuebles son usados para turistas que dejan más rentabilidad.

Actualmente Islandia, no sólo es considerado el país más amigable del mundo, sino que además ocupa el sexto lugar entre los países más desarrollados del mundo, alcanzando, el año pasado, el primer lugar en el Índice de Paz Mundial, una clasificación entre países en función de sus niveles de violencia, criminalidad y gasto militar. En ese ranking, Nueva Zelanda ocupa el puesto 2, Portugal el 3, España el 32, Argentina el 75 y Estados Unidos el 128. Siendo Afganistán el país menos amigable, ubicándose en el puesto 163.

Es uno de los países con mejor nivel de vida y su esperanza de vida también es la más alta del mundo. Los precios son elevados pero los salarios no sólo no están mal, sino que también son igualitarios. La seguridad social y el sistema educativo son de alta calidad, siendo el tercer país a nivel de educación después de Finlandia y Noruega. Y en cada ciudad o pueblo, se pueden encontrar piscinas termales donde la gente se relaja y es un placer que tuve que conocer. Pero eso te lo cuento durante el viaje.

 

De recorrido por la Ring Road

Ya al salir del aeropuerto de Keflavik, nos dirigimos hacia el norte para tomar la Ruta 1 conocida cómo Ring Road, que es un trazado de 1.340 km que rodea a la isla y desde ahí se llega a muchos sitios. Yendo por ésta ruta, que se encuentra en buenas condiciones, vas a poder disfrutar de los mejores lugares de Islandia y según dicen los islandeses, el Creador se inspiró mucho con ellos y después de recorrer la isla, te das cuenta que algo de razón tienen.

Nuestro destino final para el primer día era Akureyri a 400 km de Reykiavik. El recorrido es entretenido y a lo largo de la ruta podes visitar algunos sitios particulares. Así que visitamos el Parque Nacional Thingvellir que tiene gran importancia histórica y es donde se encuentra el sitio que durante siglos reunió al Parlamento Islandés llamado Althing y donde todas las decisiones se tomaban junto al Lögberg o Roca de la Ley, donde hoy existe sólo una bandera islandesa. A finales del siglo XVIII, el parlamento se trasladó a Reykiavik.

Lo particular de éste lugar es que acá se juntan las placas tectónicas: la Norteamericana y la Eurasiática, que lentamente se desplazan sobre el manto de la Tierra y se separan originando valles, enormes grietas y cañones, pero también tiene tramos donde las placas se juntan y podes poner un pie en cada una de ellas. Estos desplazamientos producen movimientos sísmicos y erupciones que se sienten en toda Europa y el sitio es uno de los mejores lugares del mundo donde podes apreciar éste fenómeno geológico. La actividad volcánica en Islandia, dio nacimiento a 200 volcanes, algunos muy activos, como el Volcán Laki cuyas cenizas, de la erupción de 1783, no sólo se esparcieron por la isla dando lugar a una hambruna, causando la muerte de un cuarto de la población, sino que la nube de cenizas cubrió parte de Europa, Asia y África. En 1968, el material arrojado por la erupción del Volcán Surtsey, creó una nueva isla que aún se encuentra entre las más jóvenes del mundo y en 2010, la erupción del Volcán Eyjafjallajökull, no sólo forzó a miles de personas a abandonar sus hogares, sino que la nube de ceniza provocó el cierre del espacio aéreo de parte de Europa.

Los amantes de la geología tienen en Thingvellir una cita obligada ya que aquí se puede apreciar, mejor que en ningún otro sitio, la Teoría de la Deriva de los Continentes.

Dentro del Parque Nacional Thingvellir podes ver la Fisura de Silfra, que hace siglos era una gran cueva y por los movimientos tectónicos se fue ampliando produciendo la caída de rocas, haciéndola más ancha y profunda y creando un gran cañón por donde circula un río de agua muy clara y fría, que proviene del Glaciar Langjökull y termina en el Lago Silfra. Esta formación es especial para los amantes del buceo ya que no sólo se pueden alcanzar 18 mts de profundidad, con una visibilidad de 100 mts, sino también admirar las formaciones que pertenecen a ambas placas tectónicas.

Muy cerca de allí, el Cráter Grábrók se eleva 170 metros y se puede acceder hasta su cumbre, por un sendero escalonado. Al llegar a la cima, podés recorrer todo el círculo de su corona y la sensación de caminar sobre un volcán es sensacional, pero mejor si está apagado como éste y desde las alturas contemplar todo el valle mientras el fuerte viento helado te empuja. Grábrók es el mayor de otros tres cráteres, que están muy cerca y emergieron hace 3.400 años. Tanto los cráteres, cómo la lava que salió de ellos se declaró sitio protegido desde 1962 y está muy cerca de la ruta del Ring Road. En la base del Grábrók, muy cerca del estacionamiento, aún existen construcciones de piedras que se cree fueron realizados por antiguos pastores.

Otro lugar cercano son las Cascadas Hraunfossar, o Cascadas de Lava, muy particulares, no por su caudal o su salto, sino porque el agua que no proviene de ningún río, sino que llegan a la superficie filtrada a través de los campos de lava de Hallmundarhraun donde existen las cuevas más profundas y grandes de Islandia. El agua queda atrapada entre las rocas de lava, creando riachos que forman finas cascadas a lo largo de un kilómetro, que caen por una pendiente no demasiado pronunciada hacia el Río Hvitá.

A metros de esa cascada y cruzando unas pasarelas de madera llegas a Barnafoss o Cascada de los Niños,  formada por rápidos que circulan por un estrecho canal donde el río Hvitá se estrecha tanto que el impacto del agua esculpe la roca volcánica creando pequeños puentes y arcos.

Una leyenda popular cuenta que un día unos padres fueron con otros campesinos a la iglesia y sus hijos debían quedarse en casa, pero al aburrirse decidieron salir a buscar a sus padres. Los chicos, tomaron un atajo y cruzaron por un puente de piedra natural que estaba sobre la cascada. Mientras atravesaban el puente, se marearon, cayeron al agua y se ahogaron. Al volver los padres, no encontraron a sus hijos, fuera de la casa vieron huellas que llegaban hasta el puente de piedra y ahí se dieron cuenta de lo sucedido. Una versión de la historia dice que la madre en un acto de locura, destruyó el puente para que no vuelva a suceder otra vez. Pero otra versión dice que la madre, hechizó el puente para que todo aquel que pase por ahí, se maree, caiga y muera en las frías aguas del río Hvitá. Cual leyenda preferís?

Otro lugar que visitamos es la Fuente Termal Deildartunguhver, el mayor manantial de aguas termales de Europa. Cuando llegas a la zona, te llama la atención las nubes de vapor que se elevan. Ves esos manantiales que parecen tranquilos, pero de pronto empieza un borboteo y el agua salta a una temperatura de 100ºC. Gracias a su potencia y temperatura, éste vapor es utilizado para calefaccionar las ciudades de Borgarnes a 34 km y Akranes a 64 km de distancia.

Excepto por sus fuentes de energía hidroeléctrica y geotérmica, Islandia carece de otros recursos naturales, pero estos recursos aportan el 80% de la electricidad requerida por el país y sólo el 20 % proviene de combustibles importados utilizados para el transporte y la navegación. Islandia espera ser autosuficiente en energía para el año 2050.

Los campos no son planos de tierra y pasto, son irregular de lava y liquen y sólo el 1% de su tierra es cultivable. Al estar debajo del Círculo Polar Ártico, desde el cielo se ve blanca gracias a sus inmensos glaciares, lo que la hace atractiva, sobre todo para ver auroras boreales y conocer las Noches Blancas con el Sol de Medianoche.

Akureyri y los duendes de Islandia

La llegada a la ciudad, fue casi al anochecer y el alojamiento era un sitio para mochileros. Las habitaciones estaban en un segundo piso por escalera y daban a un comedor general donde todos juntos se reúnen para cenar. Parecía divertido, pero los baños para todos estaban en los subsuelos y debías pasar por un bar con mucha gente que comía, tomaba cerveza y festejaba los goles de Islandia que se clasificaba para el Mundial de Rusia 2018, mientras Argentina penaba por entrar al evento, logrando hacerlo en el último partido frente a Ecuador de la mano de Lionel Messi. Pero dejemos el futbol y sigamos con lo nuestro. No era muy cómodo pasar una noche ahí y por lo tanto nos mudamos a un pequeño departamento que conseguimos en el momento.

Te cuento algo de la ciudad. Akureyri es la segunda ciudad de Islandia y está considerada la Capital del Norte. Coquetas casas en calles empinadas, semáforos con luces en forma de corazón, galerías de arte, hoteles, restaurantes y comercios conforman esta atractiva y dinámica ciudad, con animada vida nocturna y según dicen, donde existen los mejores sitios de esquí del país.

Pero también podés visitar la Iglesia Luterana, ubicada sobre una colina donde hay una maqueta de un barco colgada del techo, que refleja la antigua tradición nórdica de dar ofrendas para la protección de sus seres queridos en el mar. En Islandia, desde el año 1996 es legal el matrimonio igualitario y en el 2006 se garantizó la igualdad de derechos en materia de adopción, paternidad e inseminación artificial a parejas formadas por personas del mismo sexo. Desde el 2008 la iglesia luterana con mayoría en el país puede bendecir estas uniones de hecho.

A pesar de estar cerca del Círculo Polar Ártico tiene un clima más templado que el resto del país y se debe a su ubicación en un fiordo rodeado de montañas. Esta ciudad de 20.000 habitantes, es la puerta de entrada para ver la espectacular belleza del norte del país y desde ahí visitar las regiones de Mývatn, la Cascada de Dettifoss, la Cascada de Godafoss, el Cañón de Ásbyrgi y otros sitios. Si vas a Akureyri, dedicale un tiempo para conocerla y tal vez ver ballenas. Antes de seguir te cuento, sabés que ciudad argentina está hermanada con Akureyri? Barracas, en la ciudad de Buenos Aires, lo podes creer?

Otro lugar para visitar es La Casa de Navidad, una pequeña tienda de regalos muestra el espíritu navideño sin importar la época del año y es una mezcla entre una típica casa de pescadores islandeses y una gran galleta de jengibre pintada de rojo con caramelos y Papás Noel colgando por todas partes, donde hay un contador con los días que faltan para Navidad y aunque falte mucho para las fiestas, siempre podes comprar regalos o adornos y comida tradicional islandesa.

Los islandeses tiene su propia versión de Papá Noel: Los Yule, que son trece criaturas traviesas que sustituyen a Papá Noel en la celebración de la Navidad. Se cree que son hijos de Gryla y Leppalúdi, unos legendarios trolls de montaña que se los consideraba seres sanguinarios que secuestraban, comían niños por las noches y salían acompañados por el Gato Yuletide, una bestia hambrienta que devoraba a las criaturas que no recibían ropa nueva en Navidad. Con el tiempo, la tradición los reconvirtió en criaturas traviesas y bondadosas.

Ahora ya no sólo hacen bromas a la gente, sino que también depositan pequeños regalos en los zapatos de los niños que se portaron bien durante el año.

Los Yule descienden de las montañas trece días antes de Navidad. Uno por día. A veces vestidos con ropas medievales y a otras con traje típico de Papá Noel. Cada día un nuevo Yule visita a cada niño, dejando regalos o papas podridas, según como se hayan portado.

Los trece Yule, tienen nombres muy difíciles de pronunciar, pero te los presento:

Stekkjastaur: Persigue ovejas, pero no las alcanza porque tiene las piernas deformes.

Giljagaur: Se esconde en barrancos para entrar a los establos y robar leche de las vacas.

Stúfur: Devora los restos de comida que quedan pegados en las cacerolas.

Tvörusleikir: Le gusta lamer una cuchara de madera con el mango muy largo.

Pottaskefill: Se lleva los restos de las ollas.

Askasleikir: Se oculta bajo las camas a la espera que alguien olvide su plato.

Hurtaskellir: Le gusta dar portazos, especialmente durante la noche.

Skyrgámur: Adora el skyr, que es un yogur islandés.

Bjúgnakrakir: Se esconde en los techos y roba las salchichas de la boca a los humanos.

Gluggagagir: Espía a través de las ventanas en busca de objetos de valor.

Gáttapefur: Con una nariz muy larga detecta en donde está el pan navideño.

Ketkrókur: Usa un gancho para robar carne.

Kertasníkir: Persigue a los niños para robarles las velas y comerse su sebo.

Los islandeses no se dicen creyentes en un Dios, pero si creen en elfos, hadas, duendes, gnomos, trolls y seres mitológicos. De hecho hay Consultores de Duendes. Como es eso?

Ellos siempre creen que debajo de cada piedra, dentro de un árbol o escondido entre la niebla hay duendes que hay que respetar. Una de las cosas que hacen al proyectar la construcción de una carretera, es hablar con el Consultor de Duendes para que les pregunte si ellos viven debajo de alguna piedra que interfiera en el trazado y si dan su consentimiento para moverla de ese sitio. Si no estuvieran de acuerdo, la carretera tendrá que circular por otro lugar o rodear esa piedra, para no molestar a los duendes que habitan. Esto lo vas a ver en varias rutas que rodean rocas y podes sospechar que en esas rocas viven duendes.

Un ejemplo de esto es una nueva autopista en las afueras de Reykiavik, dónde hubo gente que se oponía al proyecto, ya que la autopista atravesaría un lugar donde decían que habitaban los Huldufólk, pero lo grave era que se destruiría una roca de 4 metros de altura, que decían era una iglesia élfica. Finalmente, la cuestión se resolvió gracias a una vidente que pudo comunicarse con los Huldufólk y medió con los constructores de la autopista, llegando a un acuerdo entre ambas partes. Los Huldufólk permitieron que el proyecto continuara siempre que la iglesia élfica fuera cuidadosamente trasladada a un nuevo lugar. Éste es un ejemplo de un conflicto entre elfos y humanos que alcanzó una solución pacífica y si no se llega a un acuerdo, ellos se vengarán destruyendo hogares y provocando desgracias, como averías de maquinaria y accidentes en el lugar donde se realizan obras. A pesar que ellos se esconden de las personas y procuran no ser descubiertos, pero hay humanos privilegiados que alguna vez los vieron o por lo menos eso dicen ellos.

En la tradición islandesa, los Huldufólk, o Gente Oculta, son seres similares a elfos y hadas, aunque dicen que estas criaturas se parecen a seres humanos que viven en casas diminutas que se construyen entre rocas. También es común ver pequeñas casitas en parques y patios para que ellos vivan cuando quieran.

La leyenda cuenta que un día Dios fue a visitar a Adán y Eva al Jardín del Edén y les pidió conocer a sus hijos. En ese momento Eva los estaba bañando, pero no había terminado con todos. Avergonzada de que Dios los viera que algunos todavía estaban sucios, los escondió, mostrándole solo a los limpios. Dios preguntó si tenían más hijos que Él no conociera y Eva respondió que no, pero Dios al ser omnipresente, se dio cuenta de lo ocurrido y en ese momento decretó que aquellos niños que Eva le había ocultado permanecerían ocultos a los ojos de los hombres. De este modo, los hijos sucios de Eva se convirtieron en los primeros Huldufólk.

De todas formas y a pesar de las leyendas urbanas, hasta ahora no tuvimos oportunidad de ver ni la aurora boreal ni los duendes. Para las auroras boreales dependemos de la conjunción de varios factores climáticos como nubosidad, luminosidad de ciudades cercanas, vientos y temperaturas y en éste momento la probabilidad no llega al 10%.

Pero con los duendes tenemos nuestras dudas. En varias oportunidades guardamos nuestras cosas en un equipaje y después aparecían en otro o las encontrábamos recién al día siguiente. Estamos seguros que hay duendes que viajan con nosotros o están tal vez están en los hoteles y nos cambian las cosas de lugar. O serán fantasías nuestras?

Hasta acá llegamos hoy. La semana que viene seguiremos recorriendo éste maravilloso país y toda su fantasía. Te esperamos.

 Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: @silviayoscarporelmundo

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

🇦🇷 » 🌎
A %d blogueros les gusta esto: