Connect with us

España

Arranca el año electoral en el que líderes y partidos se juegan ser o no ser

Published

on

arranca-el-ano-electoral-en-el-que-lideres-y-partidos-se-juegan-ser-o-no-ser

2023 es el año en el que se definirá el futuro de líderes y partidos. El PSOE se juega retener la presidencia de nueve autonomías, 22 capitales de provincia y su continuidad en La Moncloa. El PP se enfrenta a sus propias expectativas: retener el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, arrebatar algún gobierno regional a los socialistas y ganar las generales. Podemos y Vox medirán su utilidad como fuerzas clave para formar coaliciones y Ciudadanos pondrá a prueba su propia supervivencia. La gran pregunta es si habrá o no cambio político en España: si la derecha (sola o con el apoyo de la extrema derecha) arrebata el poder al primer Gobierno de coalición progresista desde la restauración de la democracia. El final de 2022, con una crisis institucional sin precedentes y el radical desacuerdo entre los principales partidos, es el preludio de lo que viene. Así lo reconocen en los puentes de mando de las formaciones: un año político todavía más a cara de perro, previsto como una larguísima campaña que culminará en las elecciones generales, en principio previstas para diciembre. No habrá tregua, y no hay tiempo que perder. La primera meta volante son las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, unos comicios decisivos que harán de primera vuelta de las generales y cuya precampaña empieza ya en enero. Estas son las principales claves de esa cita marcada en rojo en el calendario de un año electoral de vértigo.

Así llegan los partidos

El PP encara 2023 liderando las encuestas, salvo la del CIS, y con la remodelación autonómica del partido hecha sin grandes conflictos. Pero Alberto Núñez Feijóo no ha terminado el año cómodo, envuelto en primera línea en la crisis institucional por el bloqueo del PP a la renovación de los órganos del Poder Judicial. En el partido se espera que el sucesor de Pablo Casado amplíe su dirección en el arranque de año para dar impulso a la formación en un curso tan crucial, mientras en Ferraz y La Moncloa sienten que han cumplido el objetivo que se marcaron en verano tras el descalabro del PSOE en las elecciones andaluzas: contrarrestar el efecto Feijóo y llegar a final de año con opciones para revalidar el poder en la próxima legislatura.

El cierre de 2022 ha ido mejor de lo esperado, con la inflación más baja de la UE —5,8%, casi la mitad que cuando tocó techo en julio (10,8%)— y un crecimiento de la economía que, según Pedro Sánchez, rebasará el 5%. España no ha entrado en recesión, pese a la incertidumbre por la guerra de Ucrania y sus secuelas económicas y sociales, a cuya contención el Gobierno ha destinado 45.000 millones de euros. Pero los progresistas deben resolver sus cuitas si aspiran a evitar un cambio de ciclo: las autonómicas y municipales llegan en plena reconfiguración del espacio a la izquierda del PSOE, con las alianzas entre Podemos e IU aún en el aire en la mayoría de territorios, un clima de desconfianza entre las organizaciones y fuertes tensiones —con amenaza de ruptura— por el papel del partido de Ione Belarra en Sumar, el proyecto que ultima Yolanda Díaz de cara a las generales.

Líderes nacionales a la carretera

El PP tiene claro que quiere hacer de las municipales y autonómicas unos comicios en clave nacional. “Hay que conseguir 8.131 plebiscitos sobre Pedro Sánchez”, resume un dirigente, citando el total de municipios que hay en España. Feijóo se volcará en la campaña. Génova baraja hasta cinco grandes actos con presencia del líder a principios de año: dos de presentación de los candidatos, un foro intermunicipal y otro interparlamentario, así como otro gran mitin que podría tener también contenido programático. Se trata de mostrar músculo y movilizar al partido para la campaña.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Los socialistas no plantearán la estrategia tan en clave nacional y los barones y alcaldes tendrán una gran autonomía, pero sí harán gala de las políticas del Ejecutivo. “Hay quien se pregunta qué hará el Gobierno progresista en un año electoral. La respuesta es simple: lo mismo que en los demás años. […] Gobernaremos siempre para las mayorías, para las clases medias y trabajadoras, para la gente de a pie”, recalcó Sánchez el 30 de diciembre en una carta a los militantes del PSOE. Las fricciones con Emiliano García-Page, el presidente de Castilla-La Mancha, o Javier Lambán (Aragón) por las reformas penales de la sedición y la malversación, de las que se beneficiarán los dirigentes del procés y otros cuadros independistas a la espera de juicio, se aparcarán, y Sánchez se desplegará por todo el territorio.

Mucho menos claro está el papel de la vicepresidenta Díaz, quien, envuelta en la preparación de Sumar —que no concurre en mayo—, ya ha deslizado que su presencia en campaña se limitará a aquellos territorios donde haya unidad (como es el caso de Barcelona). De confirmarse, su estrategia la llevaría a ausentarse de territorios tan fundamentales como Madrid, donde en 2021 apoyó a Pablo Iglesias. La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ya ha expresado públicamente su deseo de que Díaz se implique con las candidaturas de la coalición, pero por ahora la titular de Trabajo no ha recogido el guante.

La batalla por el poder territorial del PSOE

Los socialistas han sufrido como una tortura la estrategia del PP de implantar la imagen de un PSOE que iba de derrota en derrota con el adelanto de elecciones en Madrid en 2021 y el año pasado en Castilla y León y Andalucía. Pero en 2023 llegará el momento de los barones: el PSOE se jugará todo su poder territorial el 28 de mayo. De las 12 comunidades que celebrarán comicios, el PP solo gobierna en dos: Madrid y Murcia. Del resto, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja y Navarra tienen presidentes socialistas, y en Cantabria el PSOE cogobierna con el PRC de Miguel Ángel Revilla. “Llega nuestro turno y jugamos en casa”, sentencia un presidente autonómico socialista que confía en que los votantes valoren su gestión de la pandemia, como ya sucedió a favor del PP en las comunidades gobernadas por la derecha. El PSOE, en todo caso, no depende solo de sí mismo: necesita que Podemos no se hunda. Tras años de declive electoral, el socio minoritario se juega revalidar su presencia en los gobiernos de coalición de seis comunidades (Navarra, La Rioja, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias) y sortear un nuevo retroceso que debilite su posición ante la cita de final de año.

Otro factor que convierte las autonómicas en una primera vuelta de las generales es que Sánchez necesita que el PSOE aguante en mayo para consolidar sus posibilidades de reelección. El tirón del presidente benefició a los barones en las elecciones de 2019, pero ahora la situación es diferente. Por eso el PP quiere que los comicios sean en clave nacional y no autonómica, para explotar el desgaste de La Moncloa.

“Creemos que, con mayor o menor dificultad, estamos en condiciones de ganar en cualquiera de las comunidades que celebran elecciones en 2023″, dijo Feijóo en el balance de fin de año. Otra cosa es gobernar. En el PP tienen esperanzas de lograr un cambio en la Comunidad Valenciana y Aragón, pero siempre dependiendo de la suma con Vox. En Ferraz y La Moncloa, entre tanto, creen que Feijóo se impuso una presión innecesaria en el cara a cara con Sánchez del 22 de noviembre en el Senado, cuando afirmó que la moción de censura que le demandan Vox y Ciudadanos “se hará el 28 de mayo, pero no en una urna en el Congreso de los Diputados, sino en miles de urnas en todos los ayuntamientos de España”. Si no se traduce en un vuelco autonómico, el líder del PP tendría un problema.

Alberto Núñez Feijóo, acompañado de los presidentes autonómicos Juan Manuel Moreno, Fernando López Miras, Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco.
Alberto Núñez Feijóo, acompañado de los presidentes autonómicos Juan Manuel Moreno, Fernando López Miras, Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco. Luis Sevillano

Unas municipales convertidas en ‘minigenerales’

Las elecciones locales servirán de termómetro del clima electoral en toda España. Al celebrarse en todo el país, a diferencia de las autonómicas, los partidos interpretarán sus resultados como una especie de minigenerales que les ayudarán a testar el grado de movilización de sus votantes. Otra cosa muy distinta serán las alianzas que permitan la formación de los gobiernos municipales. El PSOE, con 2.700 alcaldías, defiende el bastón de mando en 22 de las 52 capitales de provincia, frente a un PP que en 2019 pasó de hacerlo en 21 a 13, aunque recuperó la joya de la corona: Madrid. Los populares, que también gobiernan en Zaragoza —su regidor, Jorge Azcón, se presentará a las autonómicas— y Málaga, están sufriendo para encontrar candidato en Barcelona. Intentó un acuerdo amplio con Ciudadanos, pero el partido de Arrimadas dio un portazo. Feijóo baraja cuatro candidatos, alguno de fuera del PP.

Los socialistas lo tienen más claro: ven al alcance de la mano lograr la alcaldía de Barcelona aprovechando el tirón del PSC con Salvador Illa y las políticas de Sánchez para enterrar el procés. Retener Sevilla, principal ciudad en manos socialistas, es otra prioridad, además de sumar para mantener Valencia con Compromís. La apuesta del PSOE para Madrid, Reyes Maroto, es un interrogante: la ministra de Industria apenas ha tenido recorrido en la capital desde que se formalizó su candidatura.

Entrar de nuevo en el Ayuntamiento de Madrid es uno de los objetivos de Podemos, que presentará como cabeza de lista al exatleta Roberto Sotomayor. Pero la relación con Más Madrid no es buena. Podemos perdió en 2019 la mayoría de los llamados ayuntamientos del cambio. Tras el éxito de 2015, en las siguientes elecciones solo Barcelona (con los comunes de Ada Colau) y Cádiz (con el anticapitalista Kichi, hoy fuera del partido) resistieron. La implantación territorial ha sido siempre el talón de Aquiles de la formación de Belarra, que encuentra grandes dificultades ahora en Galicia, donde la confluencia con lo que queda de las mareas se descarta en ciudades como A Coruña. IU, mientras, reivindica su fortaleza con alcaldías emblemáticas como la de Zamora o Rivas (Madrid) y los más de 2.000 concejales que posee la formación en toda España.

Feijóo, obligado a despejar la incógnita de Vox

Los pactos postelectorales de mayo forzarán a Feijóo a tomar una de las decisiones más trascendentes como líder del PP: si aprueba o no la formación de gobiernos conjuntos con Vox. Ya existe uno autonómico, en Castilla y León, del que Feijóo trató de desvincularse porque su formación se produjo cuando estaba asumiendo el mando del partido, pero los acuerdos de mayo se harán totalmente bajo el paraguas de su liderazgo. El presidente popular elude siempre la respuesta a esa pregunta, mientras presenta al PP como un proyecto “transversal y sin etiquetas”. Sin embargo, es consciente de que arrebatar el poder al PSOE en algún territorio tendrá que pasar previsiblemente por pactar con los ultras. Los candidatos del PP también, y presionarán para tener manos libres.

Pactos en el aire en la izquierda

Los comicios de mayo medirán la capacidad de resistencia de los partidos a la izquierda del PSOE y la unidad de su espacio político, aún sin contar con la nueva marca de Yolanda Díaz. El temor, además, es que una hipotética pérdida de representación en esa cita electoral influya en las negociaciones de las generales. Tras la crisis entre Podemos e IU este año, la coalición entra en 2023 con la mayoría de confluencias por concretar. El último acuerdo fue el de Madrid para Ayuntamiento y Comunidad (donde el riesgo de quedarse fuera en caso de ir separados era real), y antes lo hubo en Navarra y La Rioja. La lista conjunta se da por descontada en Baleares o Extremadura, pero se complica en comunidades como Aragón o Asturias, donde nunca ha habido unidad. Fuentes de Podemos reclaman “acuerdos justos” y creen que querer sentar a la mesa a otros partidos de escasa implantación enturbia las negociaciones. Otro escenario que se ha complicado es Canarias, con la irrupción de Proyecto Drago, la nueva plataforma liderada por Alberto Rodríguez. Los de Belarra ya han descartado que su exnúmero tres, enfrentado ahora a la dirección estatal, pueda liderar una candidatura con un espacio, dicen, que “surge prácticamente de la nada”. El antiguo diputado, sin embargo, es muy popular en las islas, y formaciones como IU lo reconocen como un referente.

Ayuso se examina

La presidenta de la Comunidad de Madrid vuelve a someterse a las urnas apenas dos años después de arrasar logrando más escaños (65 de 136) que toda la izquierda junta, pero obligada a lograr su investidura con los votos de Vox, que le ha tumbado los últimos Presupuestos. Isabel Díaz Ayuso busca no depender ahora de la extrema derecha. Lo tiene más difícil que en 2021, según reconocen en su entorno, porque Pablo Iglesias no se presenta por Unidas Podemos y porque ahora se celebrarán también municipales a la vez: el PSOE cuenta con un importante poder municipal en Madrid —gobierna en 60 de las 179 localidades de la región, incluidas ocho de las diez grandes ciudades-. Además, Ayuso terminó el año encajando su primer gran golpe con la multitudinaria manifestación contra el deterioro de la sanidad pública. La huelga de atención primaria, paralizada hasta el 11 de enero, sigue en pie. El resultado de Ayuso, que ya tras el 4-M tuvo la sensación de haber obtenido “mucho voto prestado”, tendrá una importante lectura interna en el PP, para una eventual sucesión de Feijóo si no consigue ganar las elecciones generales a Sánchez.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Interior niega que el atacante de Algeciras responda al perfil de yihadista

Published

on

interior-niega-que-el-atacante-de-algeciras-responda-al-perfil-de-yihadista

Mientras continúa la investigación sobre los ataques perpetrados por un joven marroquí de 25 años el miércoles en Algeciras (Cádiz), el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha manifestado este jueves durante una rueda de prensa en la ciudad gaditana que el agresor “nunca ha estado en el radar de un servicio nacional por radicalización, pero tampoco en ninguna de las bases de datos de los distintos países amigos cercanos donde haya tenido residencia”. Se mantiene así el ministro en la línea de las pesquisas policiales que sostienen que Yasine Kanjaa, que mató a machetazos al sacristán de la Iglesia de La Palma, Diego Valencia, e hirió gravemente al sacerdote de la parroquia de San Isidro, Antonio Rodríguez, sufría “algún tipo de trastorno mental, actuó solo y no consta que estuviera radicalizado”. El ministro se distancia así de la tesis que mantiene el auto inicial del juez Joaquín Gadea de la Audiencia Nacional, en el que califica los hechos como un delito de asesinato “con fines terroristas”, y lo vincula con el “salafismo yihadista”, la corriente más radical del Islam.

Durante sus violentos ataques, Kanjaa, que se encontraba de manera irregular en España y tenía abierto un procedimiento de expulsión desde junio, insultó e increpó a los feligreses que se encontraban en las iglesias a la hora de la misa de la tarde y realizó manifestaciones en defensa del islam frente al cristianismo. Sus compañeros de piso, una destartalada vivienda okupada en el centro de la ciudad y a escasos metros de los templos atacados, aseguran que había cambiado mucho en los últimos dos meses, tras dejar de consumir drogas, y que les había amenazado en varias ocasiones, enloquecido, asegurando que veía al diablo y rezando.

Marlaska ha viajado hasta la localidad de Algeciras este jueves para reunirse con fuerzas policiales y familiares y allegados del sacristán fallecido. El ministro ha explicado que no hay otras personas investigadas en relación con los hechos y ha definido lo ocurrido como “una violencia absolutamente irracional”. Kanjaa, que fue detenido minutos más tarde de perpetrar sus ataques por la policía local, había sido detenido ya en Gibraltar en agosto de 2019, tras llegar a la colonia británica en una moto de agua y ser deportado a los pocos días, según ha comunicado el Gobierno gibraltareño. Fuentes policiales revelan que se encontraba en España desde hace “algo más de un año” adonde presumiblemente pudo llegar en patera desde una pequeña localidad cercana a Castillejos. Fuentes de la investigación aseguran que Kanjaa se ganaba la vida en España “haciendo trabajillos esporádicos, chapuzas”.

“La investigación sigue por los cauces razonables de que pueda ser de naturaleza terrorista, pero estamos en el inicio de las investigaciones y todos las hipótesis siguen abiertas”, ha matizado Marlaska, que ha avanzado que “será el desarrollo de la investigación quien lo pueda concluir”. El ministro ha explicado que, durante los registros realizados la noche del miércoles en la casa donde vivía el investigado se han intervenido “efectos que se aportarán a la autoridad judicial”, pero ha eludido detallar qué objetos han intervenido los agentes. “Se está estudiando, investigando con una razonable naturaleza terrorista, pero como está en ciernes y hay circunstancias concurrentes no hay nada que pueda descartarse”, ha abundado Marlaska. Fuentes policiales dicen no haber encontrado de momento material yihadista entre los dispositivos electrónicos incautados, aunque fuentes de la fiscalía aseguran que “hay elementos” que permitirían concluir que sí se trata de un ataque propio de partidarios de la guerra santa en nombre de Alá, a quien se encomendó el agresor segundos antes de asestar el golpe mortal al sacristán en plena calle.

Yasine Kanjaa, de quien no constan tampoco antecedentes penales por terrorismo ni en España ni en países aliados, ha permanecido en la comisaría de la Policía Nacional de Algeciras a la espera de ser puesto a disposición judicial. La policía ha solicitado una prórroga de la detención “para tener más tiempo para investigar” y está previsto que el arrestado pase a disposición judicial el lunes.

Por su parte, el ministro ha querido lanzar mensaje de apoyo a los allegados del fallecido y ha deseado un rápido restablecimiento de los heridos. Para el juez, los hechos ocurridos en Algeciras son “incompatibles con los valores que nos definen como sociedad democrática, donde la diversidad no es un problema, sino que enriquece”. Marlaska ha evitado relacionar la investigación terrorista en ciernes con una confesión religiosa, como ha hecho este jueves el líder del PP, Alberto Núñez Feijoó, al decir: “No verá usted a un católico matar en nombre de su religión, otros pueblos tienen algunos ciudadanos que sí lo hacen”. Marlaska ha replicado: “Creo en la diversidad y no confundir. Si miramos la historia, todos tenemos trágicos sucesos en los que mirarnos y aprender”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Desde Interior han recordado, además, que los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil en el Campo de Gibraltar han crecido un 31% desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno en 2018, debido principalmente al plan especial contra el narcotráfico que se puso en marcha. “En concreto, la comarca ha pasado de tener 1.956 agentes de ambos cuerpos (en diciembre de 2017) a tener 2.579 (en agosto 2022)”. Y, concretamente en Algeciras, “la ciudad ha pasado de tener 1.201 agentes a los actuales 1.363″.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

España

El jubilado detenido por las cartas pirotécnicas manipuló un dron para que soltara artefactos

Published

on

el-jubilado-detenido-por-las-cartas-pirotecnicas-manipulo-un-dron-para-que-soltara-artefactos
Agentes de la Policía Nacional trasladan, el miércoles, a Pompeyo González, detenido como presunto autor del envío de cartas con material pirotécnico.
Agentes de la Policía Nacional trasladan, el miércoles, a Pompeyo González, detenido como presunto autor del envío de cartas con material pirotécnico.Iñaki Berasaluce (Europa Press)

La Policía Nacional ha encontrado en la casa de Pompeyo González Pascual, el jubilado detenido este miércoles en Miranda de Ebro (Burgos) como presunto autor del envío de las seis cartas con material pirotécnico que recibieron entre noviembre y diciembre, entre otros, el presidente Pedro Sánchez y las embajadas en Madrid de Ucrania y EE UU, un vehículo aéreo no tripulado, popularmente conocido como dron, manipulado para que pudiera transportar cajas con artefactos similares a las que metió en aquellos sobres y soltarlas por control remoto, según detallan fuentes cercanas a la investigación.

La documentación recogida apunta a que este exfuncionario de 74 años estaba ideando artefactos con mayor potencia deflagrante (que provocan llama) que los que había remitido y que, solo en una ocasión, había llegado a activarse causando heridas leves a un trabajador de la legación diplomática de Kiev en España, añaden estas fuentes. El resto de envíos fueron neutralizados por las Fuerzas de Seguridad antes de que se funcionaran.

En el acta del registro de su vivienda en Miranda de Ebro se recoge como indicio “C-23″ un dron Dji Mavic 2, un modelo ya descatalogado de algo menos de un kilo de peso pensado para grabar imágenes desde el aire y con capacidad para volar durante media hora. Aficionado al aeromodelismo, el detenido tenía páginas en la red Youtube en las que mostraba algunos de los vídeos que supuestamente grababa en Miranda de Ebro con este dispositivo. De hecho, la policía encontró en el dron una tarjeta de memoria de 64 gigas utilizada supuestamente para registrar las imágenes.

Sin embargo, lo que más alarmó a los agentes fue el hallazgo, en la misma estancia del piso, de un “conjunto de dispositivos electrónicos de color gris” supuestamente ideado para “la suelta de carga de[sde] dron”, según recoge el documento judicial, donde aparece referencia como indicio “C-14″. Según las fuentes consultadas, este ingenio, supuestamente de fabricación casera, permitía transportar objetos de un tamaño similar a las cajas de madera que elaboró González Pascual para que contuvieran los artefactos que envió por correo postal, y que los soltara por control remoto.

Entre el material intervenido también se localizaron imanes, tubos metálicos de diferentes diámetros y longitudes, muelles, tornillería, trozos de madera, cables y virutas de acero, así como diferentes herramientas, como taladros, una sierra y un cortatubos. La intervención de este material era uno de los objetivos del registro, como reflejaba el autor del juez que autorizó la entrada en la vivienda y que expresamente pedía buscar “todos aquellos efectos, instrumentos y objetos de ferretería relacionados con el delito investigado, tales como armas, precursores, sustancias explosivas…” tras constatar los investigadores que los artefactos eran de fabricación casera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Las pesquisas también revelaron que González Pascual ―al que se le considera un radical favorable a Rusia en la guerra de Ucrania― había adquirido, entre junio y julio pasados, a través de Amazon “un kilo de nitrato potásico puro, cable con mecha, interruptores, filamentos de cobre y bombillas incandescentes”, todo ellos elementos potencialmente utilizables para elaborar artefactos explosivos. El acta judicial no refleja que durante el registro de la vivienda, el trastero y el coche del detenido se localizara nada de ello, aunque sí algunas sustancias que los expertos policiales deben analizar para concretar su composición.

Lo que sí localizaron los agentes fue documentación en papel, una cámara de vídeo, un teléfono móvil, un ordenador portátil, seis tarjetas de memoria y otros tantos pendrive (pequeños dispositivos informáticos de memoria). Los agentes analizan ahora todo ello en busca de más indicios contra González Pascual, que, cuando fue arrestado el miércoles aún aseguraba a los agentes que se habían “equivocado” al detenerle, según destaca el documento judicial. Aún no sabía la larga lista de indicios que en los últimos meses habían recabado contra él los expertos antiterroristas de la Policía Nacional.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

España

Ares, el hombre del aparato socialista vasco

Published

on

ares,-el-hombre-del-aparato-socialista-vasco

Rodolfo Ares, fallecido este jueves, fue conocido públicamente hacia el final de su carrera política, en 2009, cuando Patxi López, elegido lehendakari, le nombró consejero de Interior del Gobierno vasco, donde le tocó afrontar los últimos coletazos de ETA en estrecho contacto con Alfredo Pérez Rubalcaba, titular de Interior del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Era un hombre de aparato, discreto. No se recuerda, por ejemplo, que sustituyó a Fernando Buesa como portavoz socialista en el Parlamento vasco, cuando fue asesinado. Pero, desde la sombra, su historia se cruza con la del socialismo vasco desde los inicios democráticos hasta el final del terrorismo.

Su labor al frente de la Ertzaintza dejó huella en el final del terrorismo. Creó una unidad especial formada por un nutrido grupo de analistas a escala local en coordinación con las Fuerzas de Seguridad estatales, e impulsó una política de tolerancia cero y de eliminación de la impunidad del mundo etarra en los espacios públicos, acordadas con los ayuntamientos. Fueron decisiones muy eficaces en el final del terrorismo, apenas recordadas.

Para ese momento, Ares había hecho un largo recorrido en el aparato del PSE desde que ingresó en los albores de la democracia. En 1983 fue concejal del Ayuntamiento de Bilbao y luego parlamentario vasco. Pero fue, ante todo, un hombre de aparato, antes de que en 1997 fuera reconocido como secretario de Organización del PSE hasta 2014.

Su importancia en el aparato socialista fue evidente en el nombramiento de Nicolás Redondo Terreros como secretario general del PSE en 1997, en sustitución de Ramón Jáuregui, y fue decisivo en el relevo de Redondo por Patxi López en 2005. Ares había trabajado con ambos en el aparato. Pero como político pragmático entendió que en Euskadi se abría la etapa del final del terrorismo, y apostó por López, en sintonía con el Gobierno de Zapatero. Apoyó la apuesta política inteligente del diálogo con ETA para dividir y aislar a quienes querían continuar con el terrorismo que no contradecía el combate contra el terrorismo.

No jugó un papel sobresaliente en el proceso dialogado del fin de ETA. Pero Patxi López y Rubalcaba lo tuvieron informado y contaron con él para participar en la delegación socialista, con Jesús Eguiguren y el jurista Gómez Benítez, en la última reunión, celebrada con ETA y Batasuna en Ginebra en mayo de 2007.

Ares se sentía cómodo en el papel de hombre necesario en la sombra. Estaba detrás de todas las decisiones del PSE, de las pequeñas a las importantes. Protagonizó con López el acuerdo con el PP vasco para desbancar a Juan José Ibarretxe de la presidencia del Gobierno vasco en 2009 por empeñarse en mantener su política soberanista. Con Patxi López como lehendakari, además de dirigir desde Euskadi la lucha antiterrorista, estuvo detrás de la Vía Nanclares de reinserción; de las políticas de memoria y del reconocimiento a las víctimas, para las que organizó un congreso. Tuvo la satisfacción de participar en el fin del terrorismo en 2011 y poco después dejó la política discretamente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

🇦🇷 » 🌎
A %d blogueros les gusta esto: