Connect with us

Ciudad

Tienda La Favorita: la vida de dos asturianos que forman parte de la historia de Rosario desde 1897

Published

on

tienda-la-favorita:-la-vida-de-dos-asturianos-que-forman-parte-de-la-historia-de-rosario-desde-1897

Hay espacios comerciales que marcaron a generaciones de rosarinos. Uno de los más notorios es la Gran Tienda La Favorita, que generó y acompañó historias desde 1897 hasta que, en 1994, fue comprado por el grupo Falabella. La tienda chilena bajó las persianas en 2021, pero el cierre fue transitorio porque, este año, nuevos inversionistas anunciaron que reabrirán con el nombre original el emblemático edificio de Sarmiento y Córdoba en el primer semestre de 2023. Cabe destacar en sus inicios se llamaba Gran Tienda La Favorita. Cuando se abrió el segundo edificio su nombre mutó por Gran Tienda La Favorita de García Hnos. y Cía. Los inversores actuales la llamarán Tienda La Favorita.

Foto del primer edificio de la Tienda La Favorita
Foto del segundo edificio de la Tienda La Favorita
Foto del segundo edificio de la Gran Tienda La Favorita García Hnos. y Cía
Foto del tercer edificio
Foto del tercer edificio

La historia del local comenzó con el sueño de dos hermanos, Ramón y Ángel García, que llegaron a la ciudad desde un pueblito al norte de Asturias. Con empeño, levantaron la luego famosa tienda rosarina. Sus descendientes, dueños del edificio, negociaron con el nuevo grupo inversor la reapertura a toda pompa con una impronta que combine tradición y modernidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

María del Carmen García relató a El Ciudadano la historia de la tienda desde sus comienzos.  Su abuelo paterno era hijo de Ramón García, su bisabuelo. Ramón tenía alrededor de 12 años cuando llegó a Rosario portando una carta recomendación del indiano (como se llamaba a quienes hacían fortuna en América y volvían a su tierra) Ramón Fernández Asenjo para trabajar en la fábrica de tabaco “Colón”, cuyo edificio aún está en pie en calle Felipe Moré 929.

Llegó a la ciudad con una pequeña maleta que contenía algo ropa, dos manzanas y un chorizo. También con unas monedas que su madre le había cosido en el saco. “No quería trabajar como operario en una fábrica porque le interesaba más el comercio. Por lo tanto, se empleó como repartidor en una tienda textil. Su trabajo consistía en distribuir las compras de los clientes a domicilio. A medida que crecía y aprendía el negocio, fue pasando por diferentes secciones hasta llegar al salón”, explica María del Carmen y continúa: “Los comienzos de Ramón en Rosario fueron muy duros. Estaba solo. Dormía en una colchoneta sobre el mostrador de la tienda en la que trabajaba y su patrón lo enviaba a pedir muestras de queso para completar su alimentación”.

Seis años después, Ramón reclama en una de las cartas que intercambiaba con su familia aún residente en Otur, un caserío asturiano pegado a Luarca que Ángel viniera a Argentina, se trataba del menor de los seis hermanos que eran.

Es así que con la llegada de Ángel a Rosario, los dos hermanos trabajaron en el rubro textil. Pasaron por varias tiendas hasta que terminaron empleados en la Gran Tienda La Buenos Aires, en calle Entre Ríos y Córdoba. En 1897 se independizan gracias a la compra del fondo de comercio de una puntillería. ¿Cómo se llamaba? La Favorita.

“Los dos primeros socios que figuran en los papeles son Ramón García y Joaquín Beltrán, ya que Ángel era menor de edad”, explica María del Carmen. “Un año después, cuando cumple la mayoría de edad, Ángel se incorpora como socio. Unos años después, Joaquín Beltrán se retiró para vivir de rentas y, más tarde, regresó a la Tienda, pero ya como empleado”, repasa María del Carmen el derrotero de su bisabuelo y tío bisabuelo.

La Tienda sorprendió estableciendo el sistema de precios fijos, que era una novedad en la historia del comercio habituado al regateo. El cliente sabía cuánto costaba un producto sin necesidad de “negociar” o pujar en una suerte de subasta con otros interesados en comprarlo. Los García importaban gran parte de la mercadería de Europa. A principios del siglo XX, ya contaban con una casa de compras en París.

A medida que el negocio prosperaba, la tienda que estaba ubicada en la ochava comenzaba a quedar chica. Por eso, los hermanos alquilaron de manera sucesiva todos los locales colindantes que eran, en su mayoría, también propiedad de las hermanas Echagüe. “Llegaron a alquilar el Club Social, en el primer piso del edificio donde hoy se encuentra la galería “La Favorita”, ubica Manen, como le dicen a María del Carmen.

La expansión del espacio comercial fue incesante. Hubo 10 ampliaciones entre 1897 y 1910.

En 1899, Ramón se había casado con una prima asturiana, Josefa Fernández, doña Pepina. Vivieron en Rosario, donde nació su primogénito, durante varios años, pero, por diversos motivos, su esposa regresa a España.

A principios del siglo XX  Ramón evaluó la posibilidad de retirarse de la firma para volver a España para estar con su familia y Ángel lo convenció para que no se desvincule del negocio. De esta manera Ángel se radicó de manera permanente en Rosario, mientras que Ramón trabajaba seis meses en la Argentina junto con su hermano y, el resto de año, vivía en España a la par que visitaba las ciudades importantes  de otros países europeos, donde compraba la mercadería con la que se surtía la Tienda. “Ramón cruzó el Atlántico en barco alrededor de 80 veces yendo entre Argentina y España”, calcula Manen.

En 1903, Ángel se casó con Rosa Zanchi, descendiente de italianos, y tuvo cuatro hijas.  El matrimonio y sus hijas vivían a unos metros de la tienda, en la planta alta de un edificio que se levantaba sobre Córdoba, entre Mitre y Entre Ríos. En ese lugar, hoy se encuentra la galería abierta llamada “Paseo Peatonal Ángel García”, que luce una placa recordatoria en una de sus paredes.

Con el correr de los años, los hijos de Ramón vinieron a radicarse a la Argentina y comenzaron a trabajar en la Tienda junto con su padre y su tío. En 1934, falleció doña Pepina en su casa de Madrid y sus restos se trasladaron al panteón familiar en Luarca. Dos años después, estalló la cruenta Guerra Civil española que culminaría unos años después con la toma de gobierno español por el general Francisco Franco.

El mayor de los socios García, Ramón, embarcó para la Argentina en 1936 en lo que fue su último cruce del Atlántico en vida. En 1945 sufre un infarto y  muere en las Termas de Río Hondo mientras vacacionaba con su hermano Ángel. Un año después, sus restos mortales viajarían de nuevo hacia España para reposar junto a su esposa en Luarca.

Ángel falleció en 1960. El negocio familiar continuó a cargo de los hijos varones de Ramón, dado que Ángel tuvo cuatro hijas mujeres y, en aquel entonces, lo habitual era que los hombres se dedicaran a dirigir la empresa. La tradición familiar se extendió a los nietos de Ramón que contaban con profesiones afines al comercio.

La Tienda nunca cerró sus puertas desde aquel lejano inicio en 1897. Ni siquiera estuvo cerrada durante las ampliaciones del segundo edificio (1912) y del actual edificio (1929). Tampoco las cerró cuando el consorcio multinacional de origen chileno Falabella, propiedad de la familia Solari, compró a los García el fondo de comercio.

El quiebre de esta continuidad fue el anuncio con el que la franquicia comunicó que abandonaba Rosario.

De 10 a 500

En sus inicios, la tienda contaba con unos 10 o 15 empleados, pero llegaron a ser alrededor de 500. Los hermanos eran cercanos con los empleados y estaban siempre atentos a todo. Manen cuenta que Ángel tenía por costumbre pararse al lado de la escalera central, saludaba a los clientes conocidos y observaba minuciosamente todo a tal punto que, cuando un cliente salía sin una bolsa, llamaba al vendedor para preguntarle la razón y así poder estudiar cualquier oportunidad de venta perdida.

La Favorita, única gran tienda en Rosario

Ese primer establecimiento de La Favorita era un edificio de un solo piso sito en la ochava. En 1912, se realiza la primera modificación. Años más tarde, dado el crecimiento constante del negocio, se compra la ochava y los terrenos contiguos para construir un tercer edificio que tuviera unidad funcional y de estilo. Por lo tanto, el proyecto de este edificio fue realizado por los arquitectos Presas y Arman y construido por la firma Candia e Isella. En 1929, se inauguró el Palacio La Favorita, que cuenta con cuatro niveles y azotea y se inspiró en los grandes almacenes europeos como las Galerías Lafayette y Printemps de París.

Las secciones fueron cambiando a lo largo de la historia de La Tienda. Unas aparecían, otras desaparecían y algunas se mudaban de piso.

En las últimas décadas, en la planta baja sobre el lado de la calle Córdoba, se extendía el sector telas, donde estaban emplazados los largos mostradores de madera pulida que exhibían los rollos de tela que se vendían por metro.

Foto del año 1929

Camisería, bonetería, perfumería, mercería, la bombonería, el empaque central y, en los últimos años, un supermercado. En el primer piso, se encontraban las secciones de juguetería, zapatería, damas, niños y bebés y carteras. También los talleres donde las modistas adaptaban los vestidos de las clientas, el ingreso a la guardería infantil para los niños de los clientes y empleados que tuvieran que dejarlos un rato.  En el segundo piso, funcionaban las secciones de hombres, la sastrería, deportes, free way (sector de ropa juvenil, antes se llamaba bistrot para varones y twenty para mujeres), la librería, la venta de música (discos, casetes y, más adelante, los CD) y el bar “La Barra”. En el segundo, también estuvo Benetton. En el tercer piso, cuentas corrientes, turismo, la administración, publicidad, cómputos y el directorio. En la azotea, estaban los talleres de mantenimiento y, en el subsuelo, bazar, fotografía y tapicería, entre otros.

Foto del año 1929. Detrás de la escalera
Foto del año 1929. Detrás de la escalera

“Durante muchos años posteriores al inicio de la Tienda, los empleados recibían parte de los ingresos de la Tienda como un premio, incluso a muchos de ellos se les entregaron acciones de la empresa a modo de reconocimiento. Con el tiempo, todas esas participaciones minoritarias se rescataron. La Tienda también hacía aportes a la Mutual de empleados de La Favorita y avalaba las operaciones de la Mutual frente a terceros”, relata Manen. “Las primeras décadas del siglo XX fueron años dorados para la Argentina”, explica la bisnieta de Ramón García con la mirada puesta en una Rosario que crecía de manera exponencial.

La Favorita fue innovadora en muchos aspectos, no solo en sus albores, sino también a lo largo de su desarrollo comercial. Por ejemplo, tuvo la primera escalera mecánica dentro de una tienda (la primera en la ciudad fue la de la Galería Córdoba). “La escalera mecánica era de origen alemán y se compró 1974. La trajeron desde Buenos Aires y comenzaron su instalación luego de que la Tienda cerrara el sábado al mediodía. El lunes, luego de varias peripecias, ya estaba instalada y funcionando”, explica María del Carmen.

El jarrón de Talavera de la Reina es otro elemento icónico del lugar. Perteneció a un tríptico de tres obras del famoso ceramista español Juan Ruiz de Luna. En 1929, Ramón García lo ve expuesto como decoración en la Exposición Universal de Barcelona. Le gustó tanto que logró comprarlo y traerlo a Rosario para la inauguración del nuevo edificio. Al principio, se lo ubicó debajo de la escalera y luego se lo subió al rellano. Desde ese momento, el jarrón observa en silencio el paso de generaciones que van a comprar o pasear por el edificio.

Jarrón emblemático

Otro recuerdo entrañable es el de “los ascensores de madera y bronce con sus ascensoristas, que manejaban con gran habilidad las manivelas de madera y te preguntaban a qué piso querías ir”, recuerda Manen. Estos detalles, entre muchos otros, configuraron la tienda más importante de la ciudad.

Foto famosa manivella
Foto famosa manivella
Tienda satélite, La Favorita Hogar

En una publicación del Facebook del Palacio La Favorita de Rosario, se cuenta que con la finalidad de ampliar su oferta de productos, a principios de los años 70, García Hnos. La Favorita S.A. adquirió un nuevo edificio en la esquina de Sarmiento y Rioja, donde se trasladaron las secciones de tapicería y alfombras, anexándole la propuesta de: Muebles, Revestimientos e Iluminación. Esto dejó libre un amplio sector del 2.º piso del edificio principal en el que se crearon los nuevos departamentos de: Juguetería, Librería y Camping. “La Favorita Decoraciones” se inauguró el 26 de agosto de 1974.

La publicación añade que el edificio, además de su belleza formal, tiene una historia interesante: Ramón y Ángel García lo habían comprado a principios del siglo XX, cuando el país era uno de los más prósperos del mundo, para donarlo al Hospital Asilo de Luarca, su pueblo natal en Asturias, España, del que eran grandes benefactores. Este hospital se sostenía en gran medida con la renta que les producía la propiedad, que alquilaban a terceros. Con el tiempo y la devaluación de la moneda argentina, resultó que al Hospital Asilo ya no le convenía mantener una propiedad a 10 mil kilómetros de distancia, que apenas les daba renta cuando convertían el alquiler en pesetas y decidieron venderla. En los 70, la propiedad fue puesta nuevamente a la venta por sus dueños y los García de La Favorita volvieron a comprarla para instalar en ella La Favorita Decoraciones.

Nuevos dueños, mismo espíritu

El grupo empresario interesado en reabrir el local de La Favorita llegó a un acuerdo con la familia propietaria del emblemático inmueble de Sarmiento y Córdoba y el objetivo es reabrir el complejo a mediados del año que viene con una nueva oferta.

Guillermo Nudenberg, del grupo Rusitano, le explicó a El Ciudadano que mantener el nombre La Favorita tiene que ver con “rescatar lo tradicional de la esquina, era casi natural poner en valor la esquina y mantener el nombre como históricamente fue”.

Serán cinco niveles: el subsuelo, la planta baja y otros tres con diferentes actividades y servicios, entre los que se distinguen la gastronomía gourmet, estética, belleza y salud. “Este tipo de proyectos va mutando a medida que avanzan, así que se irá viendo qué negocios estarán dentro del complejo comercial”, explicó Nudenberg.

 Un óvalo en el suelo: del museo a la calle. Y las letras que vuelven…

Cuando Falabella desembarcó en el edificio hicieron sacar el óvalo con el logo de La Favorita en bronce que estaba en el suelo del vestíbulo que daba ingreso a la puerta principal por la ochava. Lo cambiaron por otro con la marca del grupo chileno. La familia García decidió donar el óvalo, entre otros, al Museo de la Ciudad de Rosario Wladimir Mikielievich.

Vestíbulo ochava
Vestíbulo ochava
Ovalo

Nudenberg afirmó que volverá su lugar de origen. Nicolás Charles, director Museo de la Ciudad, se lo confirmó a este diario. “Tenemos  un montón de cosas de La Favorita de sus distintas épocas, y las exhibimos en la muestra Ciudad Candia. Trabajamos en mostrar lo que teníamos de la tienda.  La idea es que el óvalo vuelva a su lugar y siga siendo no solo patrimonio del museo, sino de todos los rosarinas y rosarinos”.

Charles explicó que desde el museo se trabaja con la idea de resignificación y restitución histórica. “Trabajamos con el concepto de museo abierto, la idea es considerar el patrimonio como dinámico, con movimientos y resignificaciones como es el caso de las esculturas que volvieron al barrio Saladillo. Y así, el óvalo de La Favorita tendrá un nuevo sentido, un nuevo valor al regresar a su lugar”, concluyó.

Sala Museo de la Ciudad

En el friso de granito “entre el primer piso y las vidrieras, tanto por Córdoba como por Sarmiento”, recuerda Manen, se encontraba una inscripción en letras de bronce que decía: “Gran Tienda La Favorita García Hnos. y Cía.”. Aquellas letras fueron entregadas a un miembro de la familia para su guarda y ahora la familia García se las ofreció al nuevo grupo inversor para que fueran reutilizadas. Esta nueva restitución también fue aprobada según confirmó Nudenberg a este diario.

Algunas de sus publicidades

———————————————————————–
Fuente, El ciudadanos web , www.elciudadano.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El ciudadano web .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad

Advierten que el Índice de Contrato de Alquileres superará el 100% en abril o mayo

Published

on

advierten-que-el-indice-de-contrato-de-alquileres-superara-el-100%-en-abril-o-mayo

Mientras que agrupaciones de inquilinos y corredores inmobiliarios sostienen sus diferencias a la hora de explicar los motivos del aumento en alquileres, la oferta en el mercado sigue acotada y para los rosarinos es cada vez más difícil encontrar un lugar donde vivir. Sin contar lo que se concreta por fuera del marco de la ley, anticipan que, para mayo próximo, el aumento establecido por el Índice de Contrato de Locación (ICL) superará el 100%.

Desde su implementación con la nueva ley de Alquileres, el índice definido por inflación y promedio salarial no tuvo tregua y a mitad de este año alcanzará las tres cifras, algo que probablemente no logre ni siquiera la inflación interanual para ese momento. Pero el dato no sorprende a inquilinos que tienen que celebrar un contrato nuevo donde están, ya que en muchos casos se les proponen cifras que representan hasta un 180% de aumento.

El propio Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) midió este mes que el mismo departamento de un dormitorio que se encuentra en alquiler desde hace un año, aumentó un 111% durante los últimos doce meses. Desde el mirador expusieron la evolución de otras variables de referencia durante ese mismo período, como la inflación general (94%) o el dólar oficial (71%), para explicar que ninguna de las dos justificó el 111% de incremento.

SI bien las agrupaciones de inquilinos fundan sus reclamos en estos datos referidos a lo que ocurre por fuera del marco de la ley, desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios se defienden a partir de lo que sucede con la evolución de precios determinada por el Índice de Contratos de Locación. En ese sentido, afirmaron que durante el año pasado la inflación acumuló casi un 95% interanual, mientras que el aumento del ICL fue del 80%.

Desfasaje en el impacto

En diálogo con El Ciudadano, el corredor inmobiliario e integrante del Colegio de Corredores de Rosario (Cocir) Diego Ferreyra consideró que uno de los problemas que tiene el índice de contratos tiene que ver con la demora en reflejar los datos. “Hay una diferencia de dos o tres meses respecto a lo que muestran los datos de inflación y salarios”, explicó.

En ese sentido y de cara a lo que puede suceder en los próximos meses, anticipó: “Hoy, a febrero los datos están marcando que el índice va a llegar a un 88% de aumento. Manteniendo esta tendencia, a mitad de año ya vamos a superar el 100% de aumento en alquileres. Incluso antes: calculamos que para abril o mayo ya vamos a tener un incremento de ese nivel”.

Si bien la inflación cedió algunos puntos durante los últimos meses, respecto al pico de 7,4% de julio pasado, la baja no tendría un impacto sustancial en el índice. Es que desde el Colegio de Corredores piden tener en cuenta las recomposiciones salariales que hubo durante la segunda parte del año, factor que influye en igual proporción sobre el índice de contratos.

Por otra parte, Ferreyra refirió a los criterios de aumento de la ley, y consideró: “El índice nivela a todos por igual en la medida que es lo establecido por la ley. Pero actualiza de igual manera un departamento en un barrio periférico que a un inmueble premium en el barrio más caro. Esto implica que los ajustes en barrios periféricos aumentan por encima de lo que establece la oferta, lo contrario sucede con los inmuebles de barrios premium”.

Aumentos de hasta el 180%

Por su parte, el referente de Inquilinos Agrupados Rosario, Sebastián Artola, cuestionó la postura del Colegio de Corredores y consideró: “Desde el punto de vista del mercado, los alquileres están bajos, pero de lo que no dicen nada es del precio inicial, que no está regulado. Es decir, cuando se termina el contrato y hay que renovarlo, ahí nos encontramos con aumentos que van del 150 al 180 por ciento, muy por encima de la inflación anual”.

Al respecto, uno de los reclamos más recurrentes que llegan a la oficina que agrupa a inquilinos, tiene que ver con propietarios que piden a los locatarios un pago extra en medio del contrato, considerando que el valor de alquiler que están pagando es muy bajo.

“Por eso buscan la reforma de la ley de alquileres, para liberar los ajustes y volverlos trimestrales, como dice el proyecto que consensuó Juntos por el Cambio en el Congreso, de modo que puedan poner los aumentos que ellos quieran y cada lo que quieran. Hablan de buscar un equilibrio, pero lo único que quieren es más desregulación del mercado para aumentar más los alquileres”, explicó Artola.

En relación a la oferta inmobiliaria, agregó: “Mientras vemos cómo se construye un edificio por cuadra en la zona del macrocentro, crece la cantidad de inmuebles vacíos, cuesta encontrar un lugar para alquilar y los precios no paran de aumentar. Hay que poner en discusión que se construye y para quien. Lamentablemente, el actual modelo de ciudad solo favorece el negocio inmobiliario y la construcción de torres de lujo”.

Consultado sobre la propuesta del sector para superar el actual escenario, sintetizó: “De una vez por todas hay que debatir una política integral de acceso a la vivienda y la regulación del mercado inmobiliario, como está pasando en las principales ciudades del mundo, no se puede dejar más el acceso a la vivienda en manos del mercado”.

———————————————————————–
Fuente, El ciudadanos web , www.elciudadano.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El ciudadano web .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

Ciudad

Emprender y compartir: con local propio venden sus productos y apoyan a otros proyectos

Published

on

emprender-y-compartir:-con-local-propio-venden-sus-productos-y-apoyan-a-otros-proyectos



Romina Alderete y Mariano Bertochi llevan adelante el emprendimiento Ciabatta, arquitectura del pan

Romina Alderete y Mariano Bertochi llevan adelante un emprendimiento llamado Ciabatta, arquitectura del pan. Un nombre largo para una marca que se basa en productos de panificación inspirada en maestros panaderos, en la que la ciabatta es la estrella, y donde los secretos de la masa fermentada son parte del éxito. Solo una parte. El resto, señala Romina, “lo hace la capacitación recibida de manos de la Municipalidad, a través de la Escuela de Emprendedores, para desarrollar una marca”.

En este sentido, ambos remarcan que “se puede tener una buena idea, pero si no se conoce el ABC del emprendimiento no se puede poner en marcha un proyecto”. Mariano cuenta que comenzaron “casi por accidente”, durante un paseo. “Romina estuvo viviendo 10 años en España y tenía una idea de lo que era la panificación en Europa. Un día caminando por la costanera, nos cruzamos con la feria de La Pérgola y nos contactamos con una de las coordinadoras y ella nos explicó cómo teníamos que hacer para formar parte de las ferias de la Municipalidad”, recordó.

En 2017 comenzaron a participar de la feria de Presidente Roca y el río y apostaron a formarse con la asistencia de la Escuela de Emprendedores de la Subsecretaría de Economía Social. Su pasión por la panificación, sus conocimientos de arquitectura y diseño se sumaron a las instancias de formación que brinda el municipio y hoy no solo desarrollaron una marca exitosa, sino que tienen un espacio de comercialización “Cavallari82”, ubicado en Rioja 860, donde no solo ofrecen a la venta sus panes sino también los productos de otros emprendedores rosarinos ligados a la economía social y de la región.

“En Economía Social primero hacen una formación como para que uno pueda aprender a organizarse, que pueda aprender un poco de números y de cómo llevar los primeros pasos de un emprendimiento y después hay un poco de cada uno también, de hacer una búsqueda particular sobre hacia dónde quiere ir el emprendimiento”, explicó Mariano y Romina complementó: “Desde que entramos a hacer todo el proceso de Economía Social, entendimos que había que apuntar a una marca y yo creo que eso fue fundamental. Entender que queríamos que Ciabatta fuera una marca, fue lo principal, tener un objetivo claro”.

Su local, Cavallari82, sintetiza el espíritu de la economía social local. Allí se pueden encontrar productos saludables, elaborados con materia prima local y de la región (las harinas vienen de un molino orgánico ubicado en Bouquet), con concepto de cercanía para cuidar la huella de carbono y es un espacio donde prima el espíritu asociativo de trabajo, ya que es una vidriera para la venta de producciones de emprendedores de la economía social. Además, Mariano -que es diseñador gráfico y estudiante de arquitectura- colabora con el diseño de etiquetas y logos para quienes lo necesiten.

Romina cuenta que en su paso por las ferias y el Biomercado, fueron conociendo a los emprendedores y sus productos que ahora venden en el local. “Nuestra idea siempre fue buscar hacia afuera y traer cosas que no sean tradicionales, productos gourmet, no tan típicos de lo que sería un mercado tipo almacén y todo eso conjugarlo con los productos no tan tradicionales que hacemos nosotros de panificación”, aporta Mariano.

Marcar la diferencia

Todo en Cavallari82 está dispuesto para que antes de consumir se pueda dialogar, conocer la historia de cada producto. Por ejemplo, el sándwich más vendido producido por Romina y Mariano, se llama Calvel en tributo al panadero que desarrolló la técnica de la autolisis, que mejora el amasado y el desarrollo del gluten. Otro de sus sándwiches se llama Zang en honor a quien creó el croissant.

Las producciones de Ciabatta, arquitectura del pan, son agroecológicas y conjugan lo mejor de antiguas recetas de la panificación europea. El resto de los artículos que se promocionan para la venta en el lugar: mieles, blends de tés, de yerba mate, yogures tipo griego, kéfir, harinas especiales, mermeladas y dulces, marcan la diferencia por el modo de producción sustentable y saludable.

Aprender de las ferias y del Biomercado

Participar de los espacios de ferias con los que cuenta la Municipalidad de Rosario fue una instancia de aprendizaje para manejarse con los consumidores, señalan Romina y Mariano. El diálogo que se produce en las ferias ofrece la posibilidad de contar al otro la historia del producto y promover los valores de la economía social.

Actualmente, Romina y Mariano participan de cada edición del Biomercado, donde dicen sentirse muy cómodos y pueden ampliar su red de contactos para la producción y la venta de productos propios y de otros emprendedores.

La formación y capacitación les permitió valorar el trabajo en red como un modo de potenciar su propia producción y la de los demás.

Escuela de Emprendedores

Es un espacio educativo orientado a la capacitación de emprendimientos con base en la educación popular, que tiene como finalidad brindar herramientas sencillas, accesibles y prácticas que permitan fortalecer y profesionalizar los proyectos individuales y/o familiares y cooperativos.

El acceso a cualquiera de sus actividades no es abierto. Los emprendedores y emprendedoras (actuales o potenciales) acceden siempre a través de una entrevista en profundidad que se realiza en cada uno de los 6 distritos de la ciudad. La entrevista- diagnóstico se realiza en el lugar de trabajo de la persona, generalmente en su vivienda.

———————————————————————–
Fuente, El ciudadanos web , www.elciudadano.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El ciudadano web .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

Ciudad

Aclaran que el beneficio de Internet para Jubilados y otros grupos tiene un mínimo costo

Published

on

aclaran-que-el-beneficio-de-internet-para-jubilados-y-otros-grupos-tiene-un-minimo-costo

La Prestación Básica Universal (PBU) que garantiza el acceso a la telefonía celular, la telefonía fija, Internet y la televisión paga se puso en marcha en 2020.

Desde el gobierno nacional salieron a recordar que Jubilados y otros grupos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) pueden solicitar un programa del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) que les permite acceder a internet a un costo mínimo.

El Programa de Conectividad del Enacom consiste en llevar internet gratis a los barrios populares, en donde sus habitantes no pueden afrontar el pago de servicios como teléfono fijo, móvil, televisión o internet. Para obtenerlo, es necesario tener o tramitar la Prestación Básica Universal y Obligatoria (PBU) para solicitar el beneficio.

Hace unos días, en un nota publicada por este diario y replica de una comunicación oficial de Anses enunciaba que el beneficio del Enacom era gratuito para jubilados y otros sectores. Cabe aclarar que tiene un costo y que en la página de Enacom se puede apreciar.

En Argentina los jubilados ya pueden tener internet gratis en casa: cómo hay que hacer para pedirlo

Diego Fernández, gerente de Express Rosario, relató a El Ciudadano que algunas personas se acercaron a la sucursal de la empresa para solicitar la bonificación y tuvieron que explicarles que no es 100% gratuito.

“Lo del PBU está hace varios años ya, tiene un costo e incluso en observaciones aclara que los costos están sujetos a los aumentos autorizados por Enacom”, expresó.

Estos grupos pueden solicitar el servicio:
  • Jubilados y pensionados, con ingresos inferiores o iguales a dos salarios mínimos.
  • Trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia con ingresos inferiores o iguales a dos salarios mínimos.
  • Beneficiarios de la AUH y AUE, junto con sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Pensiones no contributivas (PNC) con ingresos inferiores o iguales a dos salarios mínimos.
  • Titulares del monotributo social.
  • Trabajadores y trabajadoras monotributistas inscritos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere los dos salarios mínimos.
  • Beneficiarios de la Prestación por Desempleo.
  • Beneficiarios del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares (ley 26.844).
  • Titulares que perciban una beca del Programa Progresar.
  • Personas que se encuentren desocupadas o se desempeñen en la economía informal.
  • Beneficiarias y beneficiarios de programas sociales.
  • Clubes de Barrio y de Pueblo que se encuentren registrados conforme lo dispuesto por la ley 27.098.
  • Asociaciones de Bomberos Voluntarios definidas por la ley 25.054 como entes de primer grado.
  • Entidades de Bien Público definidas por la ley 27.218
Los trámites, paso a paso

El trámite para poder tener anotarse al Programa de Conectividad es el siguiente:

Deberás descargar la Declaración Jurada que se encuentra en la página oficial del Gobierno: AQUÍ

Luego, deberás completar el documento


Por último, tendrás que enviarlo a los prestadores de servicio que tengas contratados, mediante las vías de comunicación habilitadas.

———————————————————————–
Fuente, El ciudadanos web , www.elciudadano.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El ciudadano web .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

🇦🇷 » 🌎
A %d blogueros les gusta esto: