Connect with us

España

La España Vaciada convoca movilizaciones ante su reválida electoral en las municipales y autonómicas

Published

on

la-espana-vaciada-convoca-movilizaciones-ante-su-revalida-electoral-en-las-municipales-y-autonomicas

La España Vaciada quiere mostrar en las calles urbanas las carencias del medio rural y que han propiciado su salto político. El pasado fin de semana, Jarandilla de la Vera (Cáceres, 2.800 habitantes) ha acogido la IV Revuelta de la España Vaciada para confirmar estas concentraciones, analizar las relaciones con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el modelo de desarrollo de la España Vaciada entregado al Gobierno en mayo de 2021, así como el impacto de las 130 medidas contra la despoblación que presentó el Ejecutivo. Las más de 120 entidades citadas en Extremadura tienen desde el año pasado abierta la vía política con los parlamentos autonómicos y locales puestos en la mirilla. Así, han acordado manifestarse el 8 de octubre en Madrid y acompañar a los bomberos para exigir soluciones contra los incendios y abrir una senda de movilizaciones en los meses previos a los comicios.

Estos colectivos buscan recuperar la influencia difuminada en un año hiperactivo. Soria ¡Ya! irrumpió en las Cortes de Castilla y León arrasando en su provincia, pero el resto de plataformas autonómicas pincharon en esos comicios; en verano Jaén Merece Más no logró representación en una Andalucía donde triunfó un PP hoy pujante tras resquebrajarse en primavera. De fondo, la invasión rusa sobre Ucrania ha desencadenado una crisis energética que zarandea la economía nacional y continental. Las fuerzas políticas y populares que combaten la despoblación asumen este contexto y miran a las elecciones locales y autonómicas de 2023 para devolver a la agenda unas reivindicaciones que por fin sienten escuchadas pero no ejecutadas. Tras la de octubre, las siguientes concentraciones serán el 28 de diciembre para defender “los servicios públicos en el medio rural” y el 31 de marzo de 2023, con otra gran cita con las urnas ya asomando. El objetivo es mostrarse como “un territorio de oportunidades” y no “de sacrificio”, presionando “desde la calle y hacia las instituciones” para pedir mejores infraestructuras, transporte público o la conectividad, además de rechazar macroproyectos de parques eólicos o solares y las macrogranjas.

Tomás Guitarte, único diputado nacional de Teruel Existe, insiste en que tras este “año tumultuoso” que ha “resituado las prioridades” este desequilibrio territorial debe volver a la agenda. “Casi el 70% de las decisiones sobre la ciudadanía son de competencia autonómica, tenemos que estar ahí”, avisa Guitarte, que valora que los temas rurales “han encontrado soluciones teóricas, pero falta valentía para aplicar las medidas consensuadas”. El parlamentario destaca que el Congreso aborda estas cuestiones, si bien lamenta que “en cuanto surgen pequeños obstáculos se retiran las acciones, hay que vencer esa inercia de que todo sigue igual”.

El camino estrenado por Teruel Existe en 2019 lo siguió en febrero Soria ¡Ya!, con mayoría demoledora en la provincia traducida en tres escaños autonómicos, aunque no bastaron para influir en la gobernabilidad tras el pacto PP-Vox. Las urnas reconocieron los 20 años de activismo, cree el parlamentario Ángel Ceña, que impulsó la candidatura y la diferenció de las presentadas en Burgos, Valladolid, Salamanca y Palencia, con menos arraigo y sin asiento en el Parlamento. “Es una lección, no hay que desdeñar esos resultados ni los de Jaén, que estuvieron muy cerca”, afirma el soriano, que prevé un “intenso” 2023. Marimar Martín, gerente de una plataforma segoviana social y no política, aplaude la solidaridad de los partidos para abordar causas comunes: “No solo defienden a su territorio, sino la problemática y las soluciones que pueden afectar a la España Vaciada más allá de sus intereses territoriales”. El siguiente paso: que las palabras se hagan hechos, tal y como refrenda Juanma Camacho, coordinador de Jaén Merece Más. Solo 2.800 votos impidieron lograr un diputado regional para, según Camacho, reiterar que más allá de que la despoblación se esté abordando en la política, faltan resultados: “Seguimos sin tener trenes, creación de empleo o descentralizaciones”.

La acción política, añade Chema Mezquita, de la Coordinadora Rural de Zamora, que rechazó concurrir en febrero, no basta sin activismo callejero: “Se necesita una sociedad civil reivindicativa y unida, porque no hay soluciones fáciles, no solo con un movimiento político se van a resolver los problemas en nuestros pueblos”. El zamorano, que ha sufrido graves incendios en su provincia, ejemplifica con que en Castilla y León nadie ha asumido responsabilidades políticas pese a la tragedia y ruega movilización: “Si en vez de 5.000 personas manifestándose en Zamora se hubieran manifestado 50.000 podríamos presionar más que con procuradores en las Cortes”.

Uno de los anfitriones de la reunión en Cáceres, Fernando Pulido, de Extremadura España Vaciada, celebra que mediante “el movimiento social y la manifestación de 2019 en Madrid” se llevó la despoblación a la agenda, pero ve que las medidas aún son ineficientes. La presencia parlamentaria, esgrime, resulta esencial: “El salto político se debe a muchos años de ninguneo, aunque ahora hay pequeños avances, es insuficiente”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Esquivar el Parlamento

Published

on

esquivar-el-parlamento

Estas dos últimas semanas se han colado dos temas de política internacional en nuestra discusión política. Es algo casi milagroso, dada su tozuda predisposición a concentrarse solo en las cosas de casa. El primero fue la cuestión del envío de los tanques Leopard a Ucrania, y el segundo la Reunión de Alto Nivel con Marruecos. Uno tiene la virtud de hacernos más presente el pulso de la guerra; el otro combina una importante dimensión económica aparte de la más estrictamente política. Sobre ambos creo que se ha informado con bastante amplitud. En eso no tengo quejas. Poco a poco vamos interiorizando la idea de que ya apenas hay nada que ocurra fuera de nuestras fronteras que no tenga algún efecto sobre nuestra vida cotidiana. Por no hablar de la política europea, que es, como se viene diciendo desde hace años, política interior. La pregunta que cabe hacerse, sin embargo, es por qué no se discuten estas cuestiones en el Parlamento.

No hay tema más relevante ahora mismo que lo que ocurre en el campo de batalla ucranio, ¿no le gustaría a usted saber qué es lo que piensan las distintas fuerzas políticas españolas al respecto? Yo sí echo en falta saber de viva voz cuál es la opinión de los distintos grupos sobre el envío de armas pesadas y, de paso, su actitud general ante este conflicto bélico. En el Parlamento alemán sí se discutió, claro, y ahí se pudieron apreciar actitudes de lo más variado a lo largo del espectro político, con el curioso resultado de que quienes se manifestaron en contra fueron, precisamente, AfD y Die Linke, los polos opuestos. ¿Cuál habría sido aquí el resultado? Lo adivinamos, aunque desconocemos el tipo de argumento del que se valdrían unos u otros. Otro tanto ocurre con la cuestión de Marruecos. Tengo la esperanza de que el presidente del Gobierno presente en sesión parlamentaria los resultados de la cumbre, pero me temo que seguirá quedando en la sombra el porqué del extraordinario giro que supuso en nuestra política exterior el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara. Todo lo que afecta a Marruecos sigue envuelto en la niebla.

En algunas democracias más avanzadas que la nuestra la discusión parlamentaria de política exterior y europea está tan interiorizada que los gobiernos incluso llegan a presentar al Parlamento sus posturas antes de una cumbre europea, por ejemplo. Con todo, sí se aprecia por doquier el síndrome de preeminencia creciente del Ejecutivo, su paulatina concentración del poder a expensas del Legislativo, que tiende a quedar preterido. Esta dinámica suele presentarse además como parte de la presunta crisis de la dimensión liberal de la democracia, la relativa al debilitamiento de los controles de la acción de gobierno. En nuestro caso es evidente, sin embargo, que hay otras razones que tienden a inhibir un mayor protagonismo parlamentario. Me refiero a la asfixiante temperatura de los debates parlamentarios, que muchas veces nos conduce a preguntarnos si tiene sentido suscitar algunos temas si luego no van a dar lugar a un debate racional o ni siquiera se va a hablar de ellos. El impulso hacia la confrontación está tan automatizado ―basta ver las sesiones de control del Gobierno―, que el contenido sobre el que se organiza la bronca desaparece detrás de las increpaciones mutuas.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.

Suscríbete aquí

Bentham decía que las chispas que surgen de los debates parlamentarios sirven para iluminar las cuestiones en disputa. Yo diría que en nuestro caso sirven más bien para apagarlas, para ocultarlas. Pero eso no debería ser una excusa para ni siquiera intentarlo. Si la moción de censura de Vox no lo impide.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

España

Ada Colau: “Pedro Sánchez se juega su credibilidad como presidente progresista con la ley de vivienda”

Published

on

ada-colau:-“pedro-sanchez-se-juega-su-credibilidad-como-presidente-progresista-con-la-ley-de-vivienda”

La batalla será fuerte en mayo en Barcelona. La alcaldesa Ada Colau (Barcelona, 48 años) ha tenido dos sorpresas recientemente: el exalcalde Xavier Trias (Junts) vuelve a la arena con las encuestas a favor; y su socio Jaume Collboni (PSC) ha abandonado el Gobierno para marcar perfil. Todavía sorprendida por el “volantazo” de Collboni y con parte de la ciudad en obras por su apuesta de superillas (calles peatonales y con más espacio verde), Colau dice que tiene opciones de volver a ser alcaldesa y que este será su último mandato. Recibe a EL PAÍS en el Ayuntamiento el viernes tras casar a dos parejas y antes de entrar en directo con el streamer Ibai Llanos.

Pregunta. Cuando decidió que optaría a un tercer mandato todavía no había irrumpido Trias. Teniendo en cuenta los buenos resultados que le dan al convergente las encuestas, ¿se arrepiente?

Respuesta. Estoy muy contenta y convencida de optar a un tercer mandato y creo que tenemos claras opciones de ganar. Es verdad que está muy igualado entre distintas fuerzas. Junts no estaba entre los que podían tener buenos resultados por falta de liderazgo y han ido a buscar al anterior alcalde. Trias es un rival al que hay que tratar con respeto. Nosotros tenemos un modelo de ciudad: todo el mundo está viendo la transformación urbana que estamos haciendo, miles de viviendas, políticas sociales innovadoras, buenos datos económicos. Trias, de momento, solo critica y espero que aclare cuál es su alternativa, porque de momento quiere volver al pasado.

P. Sabe que no gobierna quien gana, sino quién pacta. ¿Teme un pacto Trias y Collboni?

R. Siempre he defendido gobiernos progresistas y somos la garantía de ello. Me sorprende que el señor Collboni haya abierto la puerta a un pacto con Convergència. Ya lo hacen en la Diputación, pero en Barcelona me parecería inaudito porque es una ciudad progresista, no creo que a los votantes socialistas les guste que Collboni abra la puerta a un pacto con Trias. No me asusta: debería asustar al propio PSC y sus votantes. Collboni debería aclarar si abre la puerta a la sociovergencia [unión de socialistas y convergentes] o la cierra.

P. ¿Le cierra la puerta a Collboni?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

R. Me sorprendió que tras cuatro años de pacto estable con el PSC diera ese volantazo. Ha sido un grave error abandonar una responsabilidad tan importante como ser primer teniente de Barcelona a cuatro meses de las elecciones, cuando todavía queda mucho trabajo. Me parece un gesto frívolo y de una clara irresponsabilidad. Pero no es una cuestión personal: no me ha fallado a mí Collboni, le ha fallado al gobierno, a la ciudad de Barcelona. Pero más allá de esto, soy responsable y sé que para gobernar hay que hacer pactos, y a quien voy a interpelar es al Partido Socialista. El PSC en Cataluña ha dado volantazos, le hemos visto recuperando proyectos orientados más a la derecha que a la izquierda. Tiene que decidir si quiere volver a políticas del pasado, se abre a un pacto con Junts o quiere mirar al futuro.

Collboni debería aclarar si abre o cierra la puerta a la sociovergencia”

P. Y si no gana, ¿se quedaría en el Ayuntamiento? Trias y Collboni han dicho que no.

R. Me presento para ganar las elecciones y ser alcaldesa.

P. No ha respondido.

R. La ciudadanía decidirá y aunque hay posiciones muy igualadas estamos bien posicionados.

P. Su número dos, ¿será Jordi Martí? ¿Es su favorito?

R. Las listas no están cerradas.

P. ¿A la teniente de alcalde de Urbanismo y Movilidad Janet Sanz le ha pedido que se quede?

R. Le he pedido que se quede. Ha hecho un trabajo excelente de transformación urbana.

Hay intereses que tratan de hacer campaña contra Barcelona”

P. A muchos actores les gustaría que no repitiera Janet Sanz.

R. No sé a qué gente se refiere. Nuestro modelo es situar Barcelona en la vanguardia de las políticas de las ciudades que afrontan grandes retos: la sostenibilidad, la emergencia climática, el derecho a la vivienda. Cambiar las prioridades, enfrentarse a la especulación inmobiliaria, al monopolio de los coches. Eso toca intereses económicos y privilegios de gente que no estaba acostumbrada a que un gobierno municipal pusiera límites. Cuando tocas privilegios, cuando tocas algunos intereses económicos, como puede ser la especulación inmobiliaria o la masificación turística, genera quejas e incluso querellas, aunque luego se archivan.

P. Mucha gente dice que Barcelona está fatal, sucia, que es mejor Madrid. ¿Está de acuerdo?

R. Hay quejas legítimas que tenemos que escuchar con humildad. Con la limpieza pasamos unos meses de dificultad: coincidió la salida de la pandemia con el nuevo contrato. Hay que escuchar y actuar. Otra cosa es que haya campañas de desprestigio y ahí soy contundente. Hay intereses que tratan de hacer campaña ya no contra mí, sino contra Barcelona. El índice de paro es mejor que Madrid, el 70% de las empresas tecnológicas de España están en Barcelona. Somos capital cultural, científica y tecnológica. En Madrid, Ayuso y Almeida han dicho barbaridades sobre Barcelona.

P. Acaba ganando este discurso del “todo muy mal”.

R. Yo cada día soy más optimista. La ciudad avanza en transformación, puede haber debate durante las obras, porque hay molestias, pero allí donde se terminan los proyectos gana un consenso enorme. Una vez está hecha la transformación, nadie quiere volver atrás.

P. ¿Qué quiere hacer de Barcelona en este tercer mandato?

R. Consolidar la transformación y seguir con el modelo de superilla.

A Janet Sanz le he pedido que se quede, ha hecho un trabajo excelente”

P. ¿Le dice a la gente cómo ha de vivir, impone su voluntad, en cuestiones como el coche?

R. Nos han votado para defender un modelo de ciudad que priorice las personas: más saludable, más verde, donde se pueda jugar en la calle. Eso no es estar en contra del coche. Eso es reubicar las prioridades. No puede ser que el coche tenga el monopolio del espacio público, que es lo que ocurría cuando nosotros llegamos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fotografiada en los exteriores del Ayuntamiento de Barcelona.

Foto: Gianluca Battista
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fotografiada en los exteriores del Ayuntamiento de Barcelona.

Foto: Gianluca BattistaGianluca Battista

P. Su moratoria impidió un hotel en el edificio del Deutsche Bank y allí se ha acabado vendiendo un piso por 40 millones.

R. Paramos una operación urbanística que contemplaba pasar de un edificio de 30 metros a un mamotreto de 100 metros. Y luego hicimos un plan de ordenación de alojamientos turísticos del que estamos muy orgullosas y que hasta el gremio de hoteles reconoce. Otras ciudades nos han tomado como ejemplo, como al eliminar los miles de pisos turísticos ilegales que nos dejó el señor Trias y que tantos problemas de convivencia han creado, lo que necesitamos es vivienda para los vecinos. Barcelona es la administración que más vivienda pública hace en España a pesar de que las comunidades tienen más presupuesto y competencias.

P. Los desahucios, pese a la unidad de mediación que ha creado, siguen en Barcelona. ¿Le genera frustración?

R. Hemos parado miles, pero no es suficiente. Necesitamos una regulación, lo decimos desde 2015. Una regulación que ponga un tope a los alquileres. Soy una gran defensora del Gobierno de coalición en España, se están haciendo políticas progresistas, pero el gran tema pendiente es la vivienda. Creo personalmente que aquí Pedro Sánchez se juega su credibilidad como presidente progresista con la ley de vivienda. Sería una enorme decepción que fallaran otra vez en la vivienda.

P. Siempre dice que Yolanda Díaz será la próxima presidenta y que le van a ayudar los comunes catalanes. Si fuera así, ¿le gustaría ser ministra?

R. Yo quiero ser alcaldesa de Barcelona. Ayudaremos en todo lo que está en nuestras manos para que Yolanda pueda ser la primera mujer presidenta de España. Ha demostrado ser la mejor ministra no solo de este Gobierno, sino de muchos.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading

España

Diez años de la publicación de los ‘papeles de Bárcenas’: una década de calvario judicial para el PP

Published

on

diez-anos-de-la-publicacion-de-los-‘papeles-de-barcenas’:-una-decada-de-calvario-judicial-para-el-pp
De izquierda a derecha, el arquitecto Gonzalo Urquijo, Ángel Acebes, Luis Bárcenas y Mariano Rajoy, en la sede del PP en las navidades de 2008. La imagen se incluyó en el sumario de la causa judicial que acreditó el uso de dinero negro en la reforma de Génova, 13.
De izquierda a derecha, el arquitecto Gonzalo Urquijo, Ángel Acebes, Luis Bárcenas y Mariano Rajoy, en la sede del PP en las navidades de 2008. La imagen se incluyó en el sumario de la causa judicial que acreditó el uso de dinero negro en la reforma de Génova, 13.

Apenas 15 folios manuscritos con fechas, nombres y cantidades destaparon hace ahora diez años el gran secreto del Partido Popular. Aquellos papeles recogían la contabilidad en dinero negro que llevaba personalmente el tesorero del partido, Luis Bárcenas, y causaron un terremoto de tal magnitud en la escena política española que aún hoy tiene secuelas en la formación conservadora.

El PP, que ya se había visto sacudido por el estallido del caso Gürtel en 2009, gobernaba en 2013 con una mayoría absoluta aplastante. Hoy, sin apenas rastro de aquel pasado corrupto en su dirección, aspira a recuperar el poder perdido hace cinco años.

EL PAIS publicó el 31 de enero de 2013 los detalles de una supuesta caja b oculta al fisco con la que el PP se había financiado de forma ilegal durante al menos 20 años (1990-2009). Los “papeles secretos de Bárcenas”, apellido del que había sido tesorero del partido hasta abril de 2010, registraban más de ocho millones de euros en donativos ilegales de grandes empresas y el pago de sobresueldos ―nunca declarados a Hacienda― a los principales dirigentes del PP; entre ellos, el entonces presidente, Mariano Rajoy.

El PP gobernaba España en 2013 con una mayoría aplastante (186 diputados), pero perdió 63 escaños en las siguientes elecciones, las de 2015 —en las que el Parlamento se fragmentó tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos—, y tuvo que dejar el Gobierno en 2018 por una moción de censura del PSOE presentada tras conocerse la sentencia del caso Gürtel. La Audiencia Nacional condenó a numerosos exdirigentes del PP, incluido Bárcenas, y también al propio partido por lucrarse —aun sin ser consciente del origen ilegal de los fondos, según el tribunal— con los negocios de la trama corrupta. Aquella primera causa no enjuiciaba directamente la contabilidad paralela publicada por el PAIS, pero, en los argumentos de la sentencia, el tribunal confirmó la existencia de esa caja b (aunque el Supremo recordaría más tarde que la financiación ilegal no era objeto de esa causa). Rajoy declaró entonces como testigo y negó, pese a todas las evidencias, la contabilidad opaca de su partido durante 20 años.

La causa por los papeles de Bárcenas se juzgó, ya sí, en la primavera de 2021. La sentencia acreditó el pago de parte de unas obras de rehabilitación que había hecho el PP entre 2005 y 2010 en su sede nacional con fondos de la caja b. El tribunal solo analizó los posibles delitos en los apuntes de los últimos años de la contabilidad paralela, los únicos que no estaban prescritos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Un año después, la Audiencia Nacional volvió a juzgar y condenar al PP por lucrarse con los negocios de la trama Gürtel entre 2005 y 2009. Alguno de los empresarios condenados en esa causa figuraban también entre los autores de donaciones ilegales a la caja b del PP.

Los principales dirigentes nacionales del partido señalados en aquellos papeles de Bárcenas están hoy fuera de la política o en sus márgenes. Son estos:

Mariano Rajoy. Regresó a su antigua plaza de registrador de la propiedad tras ser descabezado por la moción de censura. Su figura política sigue bajo sospecha, pendiente ahora de una nueva comisión de investigación en el Congreso sobre las maniobras ilegales de la cúpula política y policial del Ministerio del Interior para destruir pruebas en la causa abierta por los papeles de Bárcenas. Aunque ha declarado en varios juicios que nunca conoció la existencia de esa caja b, el extesorero siempre le ha desmentido, dando incluso detalles de la destrucción de una copia de la contabilidad paralela en presencia de Rajoy. Los jueces han escuchado desde julio de 2013 hasta ahora la misma versión de Bárcenas, pero nunca llegaron a probar la responsabilidad del expresidente en los hechos. Este es un extracto de la declaración de Bárcenas ante el juez Pablo Ruz en 2014:

Juez: ¿Quién conocía la existencia de donaciones por encima de los límites legales?

Bárcenas: Yo entiendo que, como mínimo, el presidente y el secretario general.

Juez: ¿En las sucesivas etapas?

Bárcenas: Eso es. Fundamentalmente por un motivo: porque cada vez que había un donativo y lo recibía directamente Álvaro Lapuerta [el extesorero], este subía a ver al presidente o al secretario general y le decía: “Oye, ha venido a vernos tal persona y nos ha entregado esta cantidad”.

El presidente Mariano Rajoy abandona el hemiciclo durante la moción de censura.
El presidente Mariano Rajoy abandona el hemiciclo durante la moción de censura.Dani Gago

José María Aznar. Abandonó la primera línea de la política en 2004, cuando terminó su segundo mandato de presidente, sin que hubiera trascendido aún la gran trama de corrupción de Gürtel. Aunque el entramado de financiación ilegal funcionó durante todos sus años al frente del PP (1990-2004) y la red Gürtel pagó parte de los gastos del festejo de la boda de su hija, nunca ha estado imputado. Aznar declaró en el juicio que no conoció la existencia de la caja b, a pesar de que en los papeles de Bárcenas, en diversa documentación entregada por el extesorero al juzgado y en algunas declaraciones de testigos se le señala como la persona que ordenó determinados pagos.

Dolores de Cospedal. Fue secretaria general del PP entre 2008 ―penúltimo año de funcionamiento de la caja b― y 2018. Compitió para liderar el partido tras el naufragio de Rajoy, pero perdió. Dimitió poco después, acorralada por sus conversaciones con el comisario José Manuel Villarejo, que revelaban sus movimientos para torpedear la investigación judicial que dañaba al PP. Estuvo imputada, pero el juez que instruye el caso Kitchen decidió exculparla contra el criterio de la Fiscalía, que la considera una pieza clave en las maniobras del PP para destruir pruebas y obstaculizar la investigación judicial de los papeles de Bárcenas.

En la serie sobre los audios secretos de la corrupción del PP que publicó EL PAÍS figuran algunas de las conversaciones que, como esta de enero de 2013, comprometen a la exsecretaria general:

Cospedal: Por eso te estoy llamando… la libretita [en alusión a los papeles de Bárcenas] sería mejor poderlo parar.

Villarejo: No te preocupes. Yo voy a estar al loro y voy a hacer todo lo posible en estos días…

Jorge Fernández Díaz. Ministro del Interior entre 2011 y 2016. Durante su mandato impulsó supuestamente operaciones ilegales para proteger al Gobierno y al PP, con la ayuda de media docena de comisario que funcionaron como una especie de policía política al servicio del partido. Entre otras actuaciones al margen del juez, esa cúpula policial espió supuestamente a Bárcenas y a su familia durante dos años. El juez procesó al exministro en 2021 por estas maniobras. Está pendiente de juicio junto a quien fue su secretario de Estado, Francisco Martínez, y a los comisarios.

Secretarios generales y vicesecretarios generales del PP. Los papeles de Bárcenas recogen pagos nunca declarados a quienes fueron secretarios generales o vicesecretarios del PP entre 1990 y 2009: Rodrigo Rato, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas, Francisco Álvarez-Cascos. Todos ellos han negado haber cobrado dinero negro del partido. Solo uno, Javier Arenas, mantiene un cargo discreto de senador.

Ascenso y caída de un tesorero

La ruina política del PP a cuenta de unas prácticas ilegales condenadas ya por diversos tribunales comenzó en febrero de 2009 cuando estalló el caso Gürtel y se agravó en 2013 con la publicación de los papeles de Bárcenas. El extesorero del PP había logrado amasar hasta 2009 una fortuna de 48 millones de euros oculta en dos bancos suizos. Cuando su nombre apareció en los registros de la sede de las empresas de Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, y la Fiscalía Anticorrupción tiró de ese hilo, su futuro se torció. Había sido gerente del PP casi desde su adolescencia, ascendido por Mariano Rajoy al cargo de tesorero nacional en 2008 y designado senador. Pero el caso Gürtel le había convertido, por primera vez en su vida, en imputado por corrupción.

En el otoño de 2010, Luis Bárcenas acudió al despacho de un abogado amigo en la calle Almagro de Madrid, a 400 metros de la sede nacional del PP. Aquel día vestía un abrigo Chesterfield y llevaba en la mano una carpeta de cuero llena de documentos. Allí se encontró con un periodista de EL PAÍS, al que le contó el inaceptable trato que estaba recibiendo por parte de su partido. Intentó desmontar las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción y detalló al periodista algunas pequeñas anomalías en el funcionamiento del PP. No entendía cómo Rajoy y Cospedal preferían proteger a Francisco Camps, entonces presidente de la Comunidad Valenciana e imputado también por el caso Gürtel, antes que a él.

Las visitas al bufete de su amigo se repitieron en 2011 en busca de una ayuda que le sacara del aprieto judicial. En uno de esos encuentros, mostró al periodista de EL PAÍS, en el tiempo que dura un suspiro largo, unos papeles que llevaba en su carpeta. Explicó que era un listado donde recogía los sobresueldos que se pagaban a la cúpula del PP, pero “que no cotizan a Hacienda”. Cuando terminó aquella confidencia, Bárcenas volvió a introducir esos documentos en su carpeta y nunca más se reunió con el periodista.

Aquellos papeles eran los mismos que, dos años después, EL PAÍS pudo publicar. El abogado amigo de Bárcenas, Jorge Trías Sagnier, fallecido en abril pasado, guardó una copia de aquella contabilidad paralela en la caja fuerte de su despacho.

Bárcenas no quería que sus papeles salieran en los medios de comunicación pero, una vez publicados por EL PAÍS y tras unos meses de negativas, decidió acudir al juez para confesar la culpa e iluminar la historia más oscura de un partido que, en ese momento, tenía un poder institucional gigantesco.

Aquella confesión judicial desató el segundo escándalo que arruinó aún más la reputación del PP y de sus principales dirigentes.

El ‘caso Kitchen’

El sábado 13 de julio de 2013, el PP se asomaba al abismo sin remedio. Gobernaba con mayoría absoluta un país al borde de la quiebra y su extesorero nacional, Luis Bárcenas, preso por corrupción, declaraba el lunes siguiente en la Audiencia y amenazaba con tirar de la manta. El entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, escribió muchos años después (según consta en el sumario judicial) esta frase en las notas de su teléfono móvil: “Desde aquel día tuve una presión diaria para obtener y difundir información que ni me importaba ni me preocupaba ni me interesaba. Pero escuché muchas veces a mi superior [el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz] que era el asunto más importante que teníamos entre manos”.

Aquellos días se pone en marcha la denominada Operación Kitchen. El ministro del Interior, Jorge Fernández, encarga supuestamente a su secretario de Estado, Francisco Martínez, controlar un operativo policial consistente en espiar a la familia de Luis Bárcenas y evitar que llegue a manos del juez información o documentación secreta que pudiera perjudicar al Gobierno del PP. Los comisarios al tanto de la operación logran infiltrarse en el corazón de la familia Bárcenas a través de Sergio Ríos, el chófer del extesorero, al que pagan 2.000 euros mensuales de los fondos reservados de Interior durante dos años. Esta operación policial está acreditada por decenas de pruebas reunidas por la investigación y confirmada por algunos de sus protagonistas, entre ellos el comisario Villarejo. El exministro Fernández Díaz asegura que desconoce esa operación pese a unos mensajes que envió desde su teléfono móvil a su secretario de Estado, Francisco Martínez.

Cuando el juez abrió la pieza separada de Kitchen, Martínez temió convertirse en el chivo expiatorio de un escándalo mayor y le contó a sus amigos, a través de mensajes de móvil, el infierno que estaba viviendo: “Jorge Fernández es el origen de todos los líos. El hijo de puta va diciendo que no sabía nada (…). Es evidente que no valoré bien los riesgos. Solo quise ser leal y eficaz, tal vez demasiado eficaz”, escribió, según consta en el sumario. Pidió un puesto en las listas electorales del Congreso o de la Asamblea de Madrid, pero el equipo de Pablo Casado se lo negó desde el silencio. “Tiene cojones”, se lamentó Martínez, “que sigan en las listas los que salen en los papeles de Bárcenas o los que recibieron regalos de la trama Gürtel. Y que el nuevo referente ético sea Aznar, el que llevó a Correa de chaqué a la boda de la niña”.

El nuevo PP de Alberto Núñez Feijóo huye de este pasado como de la peste. Retiró el recurso ante el Supremo contra la condena por los papeles de Bárcenas, abandonó la idea de vender la sede del partido en la madrileña calle de Génova, 13, cuyas obras se pagaron con dinero negro, y miró para otro lado cuando EL PAÍS destapó todas las maniobras ilegales del Gobierno de Mariano Rajoy y el comisario Villarejo. “Son cosas del pasado”, dijo. En el pasado más reciente, tras la publicación de los papeles de Bárcenas, el entonces presidente de la Xunta de Galicia declaró: “Rajoy es para mí la referencia de la regeneración democrática del PP”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

————————————————————————-
Fuente, El Pais, www.elpais.com, Junto a su autor correspondiente .
En el mes , dia y año que corresponda, Título del artículo, Nombre del periódico, #volumen(#Edición o #ejemplar) pertenecen a la fuente El País .
Solo citamos Noticias con fuentes rss mediante inteligencia artificial en fase de prueba .

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

🇦🇷 » 🌎
A %d blogueros les gusta esto: