Connect with us

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Marruecos – Primera Parte

Published

on

En árabe es “El País de Occidente” y en Bereber “La Tierra de Dios”. El tema es que el Reino de Marruecos hoy es un país soberano, independizado de Francia y España en 1956 y separado de Europa por el Estrecho de Gibraltar, con vecinos como Argelia, la República Árabe Saharaui Democrática, Ceuta, Melilla y Plazas de Soberanías.

Marruecos es un país con gran diversidad étnica y una rica herencia histórica y cultural, que a través de años dejaron los fenicios, cartagineses, romanos, barbaros, moros, judíos y árabes. Todas dejaron su huella. Incluso se sabe que el actual territorio de Marruecos está poblado desde el año 8.000 a. C, siendo el lugar más antiguo en donde se halló un cráneo de Homo Sapiens, según la Revista Nature de junio del 2017.

A medida que Europa se industrializaba, el norte de África se volvió un objetivo muy atractivo para potencias colonizadoras por su riqueza y lugar estratégico. Francia mostró interés en Marruecos en 1830 y España ya tenía asentamientos desde hacía tiempo, tanto en Ceuta como Melilla. Pero en 1860 y debido a una disputa sobre ésta, España le declara la guerra a Marruecos, le gana e impone nuevas condiciones.

En 1906 y tras la Conferencia de Algeciras, se entre Francia e Inglaterra, el reparto de Marruecos, en donde a España sólo le queda aceptar los designios de esas potencias, ya que su presencia aquí mejoraba su imagen y permitía reflotar un sentimiento patriótico tras las pérdidas de Cuba, Puerto Rico y Filipinas unos años antes. El objetivo de esta conferencia fue solucionar una crisis que enfrentaba a Francia con Alemania, ya que éstos también querian un protectorado en Marruecos, justificando ese pedido en un crecimiento de deuda que tenía el sultán marroquí con los bancos alemanes. En 1912 y por el Tratado de Fez, se le otorga el norte montañoso a España, mientras Francia se queda con el resto del país. Con este tratado, Alemania reconoce la influencia de España y Francia y recibe a cambio territorios en el Congo.

A España le conceden la explotación de minas de hierro en el monte Uixan y construyen un ferrocarril que conectaba las minas de hierro con la ciudad de Melilla. Con estos cambios, se logra la sublevación de las tribus del norte montañoso, llamado Rif, quienes se unen bajo el mando de un hombre que sería una verdadera pesadilla para el ejército español: Mohammed Abd El Krim. Los rifeños derrotarán a mal pertrechados españoles y gracias a su guerra de guerrillas, Abd El Krim, sería reivindicado por el Che Guevara y Ho Chi Minh.

Con ésta resistencia a la ocupación, España envía más tropas para lograr la pacificación de la zona, bajo el mando del general Manuel Fernández Silvestre, quien se interna en la zona del Rif subestimando a los rebeldes. La realidad fue distinta. Las tribus rifeñas no sólo pasaron al ataque y destrozaron a los españoles, sino que terminaron asediando a la ciudad de Melilla. En esta batalla, llamada el Desastre de Annual, se calcula que murieron entre 13.000 y 15.000 soldados españoles. Luego de esta batalla,  los rifeños proclamaron la República del Rif en el norte marroquí.

Golpeado en su orgullo, España enviará 100.000 soldados que se unirán a 300.000 franceses, al mando de Primo de Rivera. Las tropas desembarcan en Alhucemas para tratar de lograr la pacificación definitiva del territorio del Rif. Entre los jefes participantes se encontraba el entonces coronel Francisco Franco, quien por su actuación al frente de las tropas de la Legión Africanista, sería ascendido a general de brigada.

Después de la humillante derrota en Annual, el rey de España, Alfonso XIII, deseaba venganza y proclama: “Dejémonos de vanas consideraciones humanitarias porque con la ayuda del más dañino de los gases salvaremos muchas vidas. Lo importante es exterminarlos como enemigos, como se hace con las malas bestias”. Pronunciado esto, ordena el bombardeo aéreo sobre el Rif con Iperita y Gas Mostaza, convirtiéndose de ésta forma en la primera potencia en rociar con armas químicas a una población civil, violando así el Tratado de Versalles, que prohibía el uso de gases tóxicos o similares durante la guerra. Alfonso XIII, aludía que no era lo mismo utilizar armas químicas sobre pueblos civilizados que sobre pueblos incivilizados como lo era el Rif.

Esta fue una de las épocas más negras de la historia española. Un hecho sin precedentes que quedó en el olvido con el paso de los años y aún hoy agrupaciones rifeñas le exigen a España reconocer la autoría de estos ataques y la reparación del daño causado por los elevados casos de cáncer que siguen azotando la zona del Rif en comparación con el resto de Marruecos.

Esta guerra tuvo tal crueldad que supuso sería la antesala de las guerras del futuro, basadas en la destrucción total del enemigo, sin importar su rendición.

Francia, no se quedó atrás. Ya era dueña de Argelia y poco después lo sería de Túnez y deseaba consolidar su dominio sobre el norte de África. A Marruecos llegaron colonos franceses que se apropiaron de las mejores tierras y obligaron a los campesinos a vender sus tierras a precio vil, mientras se construían carreteras, puertos, ferrocarriles y se explotaban las minas de hierro, cobre, plomo y zinc, causando la ruina de la artesanía local, sin preocuparse en invertir en vivienda y educación. Sin embargo los soldados marroquíes tuvieron que servir al ejército francés durante las dos Guerras Mundiales.

Marruecos logra la Independencia de Francia y España en 1956 y recupera los territorios administrados. Pero en 1959, se produce otro levantamiento en el Rif, donde los pueblos bereberes no reconocían al Rey de Marruecos y buscan su independencia. Entonces el poder central, envía 30.000 soldados al Rif, al mando del príncipe Muley Hassan, desembarcan en Alhucemas y Tánger, ocupan las ciudades de Chauen y Tetuán y atacan a las poblaciones civiles, mediante bombardeo aéreo con Napalm, Fósforo Blanco y Bombas de Fragmentación, dejando un saldo de miles de rifeños muertos.

Hasta acá parte de la historia reciente de Marruecos. Sigamos con nuestro viaje.

Un día tomamos un avión y desde España cruzamos el Mediterráneo para aterrizar en la ciudad de Fez y desde ahí recorrer unos 1.500 km en coche para visitar las ciudades de Chefchaouen, Tánger, Rabat, Casablanca, Volubilis, Esauira y finalizar en Marrakech desde donde volvíamos a España. Te cuento como nos fue.

 

Llegada a Fez

Ya al subir al avión de Ryanair te das cuenta que entras en otro mundo cuando la azafata te saluda con un “bonsoir”. Ahí te miras y te preguntan: tu parles français? La respuesta es NO. Nos dimos cuenta que tendríamos algunos problemas con el idioma pero hemos pasado por situaciones mas complicadas así que a disfrutar.

Al llegar a Fez y después de completar los papeles aduaneros, cambiar moneda local y buscar el coche rentado, nos largamos a conducir hasta nuestro hotel que estaba en el otro extremo de la ciudad.

– El GPS está listo? Si

– Levanta el mapa de Marruecos? No

– El celu levanta el Waze?

– Mmmm no sé si tenemos wifi y ya se está haciendo de noche.

– Listo, ahí enganchó wifi, no toques el celu que si se cae la conexión estamos en problemas. Vamos al hotel que dice que está a unos 20 km.

– Acá manejan como quieren y no les dan bola a nada.

– Donde mierda estamos?

– Qué se yo, tengo unos nervios….

– Ok tranqui que vamos bien, creo…

– Según el Waze, vamos bien, acá a la derecha, en la rotonda la segunda derecho.

– Que quilombo el tráfico!!. La gente se cruza por cualquier lado. No hay semáforos acá? – Nadie respeta nada. Cuidado que ese se te cruza adelante.

– Que quiere el de la moto???

– No sé. Me pide que lo siga. Ni loco lo sigo.

– Supuestamente es por acá, no?

– Ya estuvimos por acá, dá vueltas porque el Waze dice que el hotel está por acá.

– Supongo que estará detrás de las murallas, pero el mapa no lo muestra!!

– Me meto por ese portal y vemos.

Al atravesar el portal, un chico se nos acerca y nos pregunta que hacemos ahí. Le damos el nombre de hotel, nos hace señas para que lo sigamos y nos dice que dejemos el coche en una guardería cercana. Bajamos el equipaje y el cuidador del lugar nos pide 100 dírham (10 euros) por dos noches. Lo miramos si entender demasiado, pero le pagamos.

Vamos hacia el hotel con el chico que nos recibió en el portal, cargando nuestro equipaje por una calle empinada y empedrada, hasta llegar a una pequeña puerta con un cartel diminuto que dice: Hotel. Llegamos

Una propina para el joven y al entrar al hotel nos recibe Abdul, quien en inglés nos dice que esperemos un momento porque nuestra habitación no estaba lista aún, mientras nos sirve un té de mentas y unas galletas. Diez minutos después, se nos acerca y nos vuelve a decir que debemos esperar un poco más para la entrega de la habitación. Pero media hora después nos dice “tenemos un problema con la habitación, el baño no funciona y no podemos arreglarlo”.

– Ok Abdul, danos otra habitación…

– Ehhh, no tenemos más habitaciones!!!

– Aja, y que solución nos dás???

– Voy a hablar con el manager porque yo solo trabajo acá.

– Abdul, trabajas acá, pero sos la cara visible del hotel y deberías darnos una solución!!

– Si un momento, el manager está en camino…

– Entiendo, pero llevamos una hora y todavía no hay soluciónl!!

– El manager me dice que puede ofrecerles a otra habitación en su otro hotel que no está lejos. El viene en camino y los llevará.

– Hay otra habitación en otro hotel de él? Nos vamos ahora, no vamos a esperar a tu jefe!!

Salimos del hotel con Abdul, quien cargaba el equipaje hasta nuestro coche y debía recuperar lo pagado en la guarderia del coche porque no nos quedabamos ahí. Así que Abdul, recupera los 100 dirham, lo obligo a subir al coche para ir hasta el otro hotel y le pido que le diga al marroquí de la guardería que deje de gritarnos indicaciones porque no le entendemos un carajo y Abdul nos dice:

– “Mi jefe, es ese que está ahí, le pide que baje para conversar con él!!

– Abdul, no vamos a hablar ahora con tu jefe. Esperamos mucho tiempo por la habitación y no hubo una solución, así que subí al coche y nos vamos al otro hotel!!!

Salimos de la ciudad amurallada. Y fuimos hacia el otro hotel, en donde ya nos esperaba el jefe, Mohammed que quería hablar con nosotros. Era tarde, teniamos hambre y estábamos molestos por la situación, asi que tuvimos una pequeña discusión.

El pidió disculpas por inconvenientes ocasionados, por las demoras y las molestias y al final, mas calmados, llegamos a un acuerdo: Una noche gratis, la mejor habitación en el nuevo hotel, una cena de bienvenida en un restaurant tradicional marroquí y un guía en español para llevarnos a recorrer la Medinah de Fez. Todo por cuenta de él con tal de tener una buena calificación en el sitio de reservas de hoteles en la web.

Ahí hicimos amistad con Mohammed y la jugada nos salió bien.

Fez es una de las cuatro ciudades imperiales junto a Marrakech, Mequinez y Rabat y es considerada centro religioso y cultural del país, ya que la Universidad de Qarawiyyin es la primera y la mas antigua de mundo y la convierte en punto de paso de un gran número de estudiantes.

La ciudad se divide en tres zonas, Fès el-Bali, la zona antigua, dentro de las murallas, Fès el-Jdid, la zona nueva, donde se encuentra el barrio judío, y la Ville Nouvelle, la zona más amplia creada durante la colonia francesa, en el sur de la ciudad.

A la mañana siguiente, el desayuno nos esperaba y llegó el guía que nos mostraría la parte más antigua de la ciudad. Su Medinah del siglo IX, es una de las mejor conservadas del mundo árabe, con laberínticos callejones por donde no circulan coches y está repleto de vendedores envueltos en largas túnicas que atienden sus pequeños negocios en donde todos trabajan y cargan cosas. Este lugar, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1981, es un monumento vivo en donde podes empaparte de la autenticidad de Marruecos y la mezcla de culturas que allí se ha dado a lo largo de 1.200 años.

Visitar Fez es viajar en el tiempo y encontrar en sus calles la vorágine de la gente que se mezcla con la fragancia de sus especias y lo pintoresco de sus costumbres y tradiciones. Perderse en sus zocos (mercados), es regatear y comprar artículos de buena calidad, en donde podrás encontrar cosméticos naturales, como el Henna para teñir el pelo, el Khol para pintarse los ojos y prevenir infecciones o el Argán que es muy valorado en la industria cosmética. Éste es el lugar. Pero no te podes perder el callejón de los artesanos, de los carpinteros, los trabajadores del cobre, los carniceros y los que venden pescado y gallinas vivas, los de telas e hilados, los cerámicos, los vendedores de frutas secas y las Madrasa, como la de Bou Inania que es un centro coránico en donde se educaban a los niños y aún está en uso y debido a sus remodelaciones, es la mejor conservada de Fez. La entrada a no musulmanes está permitida hasta el patio central, donde una fuente decorada con azulejos turquesa ocupa el centro y en su laterales se encuentran una Mezquita, dos salas de oración y en la planta superior donde vivían los estudiantes.

Otro lugar es el Mausoleo de Mulay Idriss II construido en el siglo XIV, después de encontrarse aquí un cuerpo que se atribuyó a Mulay Idriss, fundador de Fez y rey de Marruecos, entre el 807 y 828, conservado en perfecto estado 500 años después de su muerte. Desde entonces, este lugar es sagrado es un centro de peregrinación, donde las mujeres piden fecundidad y los devotos hacen promesas. En su exterior, un enorme minarete recubierto de azulejos que brillan con la luz del sol y la convierte en única.

Lo que más nos llamó la atención, fue la gran curtiembre Dar Dbagh al-Chauara, donde se dice que trabajan unas 850 personas: desde los curtidores, que hunden los cueros en grandes piletones por 20 dias con cal y mierda de paloma (usada por el ácido que despide y para darle suavidad al cuero), pasando por los lavadores que frotarán los restos de pelo y carne que quedaron pegados y luego los enjuagarán, hasta los teñidores que agregaran sustancias para darle color, por último, las pieles se secarán al sol por unos días para luego comenzar a trabajarlas, hasta llegar a los artesanos quienes crearan distintas piezas de cuero de vaca, cordero, cabra o dromedario.

Ya al llegar al sitio, te ofrecen unas hojas de menta o hierba buena, para la nariz, ya que el olor ahí es nauseabundo y mucha gente se descompone y desde las alturas ves a los hombres trabajando en esos piletones pisando, frotando y enjuagando las pieles en distintos estados de curación. La actividad es permanente y el fuerte olor aumenta con las altas temperaturas. El trabajo en la curtiembre es duro y parece que no sufrió cambios desde la Edad Media. Incluso se dice que muchos trabajadores apenas llegan a los 60 años debido a la tóxicidad, las bacterias y los desechos, pero el oficio se transmite de generación en generación.

El dueño del lugar nos habla en español, nos convida con té de mentas, nos hacer un recorrido por las instalaciones, desde los piletones de lavado y los secaderos de pieles, hasta terminar en sus gandes salones de ventas con productos ya terminados: zapatos, botas, carteras, bolsos, chaquetas, tapices y todo lo que se te ocurra, de una excelente calidad. Pero como ya sabes tenes que regatear y eso lleva tiempo y paciencia. El dueño intenta vendernos algo pero no tiene suerte. Como refencia te cuento que una chaqueta de cuero de camello, que son las mas caras, pero muy livianas, sedosas y resistentes, costaba unos 200 euros.

-De donde sois vosotros? Nos preguntó el hombre en toco muy castizo.

-De Argentina!!! Le respondemos, esperando que nos diga: “ahhh, si, Messi, Maradona, el Papa Francisco”, pero el tipo nos sorprende y nos dice: Santos Biasatti. El es mi amigo y su mujer también. Ellos vinieron varias veces y compraron varias chaquetas para llevar a Argentina. Creo que la última vez que vinieron, me compraron unas 13 chaquetas. Muy buen cliente!!!

Nada más que decir….

De Fez a Chefchaouen

Finalizada nuestra visita a Fez salimos hacia Chefchaouen o Chaouen, que es como se llamaba cuando lo fundaron los bereberes en el siglo XV, ubicada a 200 km al norte del pais. Pero antes pasamos por la antigua ciudad romana de Volubilis a unos 80 km de Fez.

Este sitio arqueológico de Volubilis es posiblemente el yacimiento romano mejor preservado del norte de África y fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de UNESCO en 1997.

Se cree que la ciudad fue fundada por los cartagineses en el siglo III a. C y tras la caida de Cartago en el 146 a.C., el Reino de Mauritania pasa a convertirse en estado cliente de Roma. El entonces emperador Augusto pone en el trono de Mauritania a Juba II, rey de Numidia, quien decide mudar su capital a Volubilis. En el año 40 a.C, la ciudad sería anexada al Imperio Romano durante la época del emperador Calígula.

Con el tiempo, Volubilis se convirtió en la principal ciudad del interior de la provincia, un importante centro administrativo y residencia de los procuradores y como consecuencia de su prosperidad, la ciudad fue dotada de bellas construcciones, como una basílica, un foro, un arco de triunfo y el templo de Jupiter construido para agradecer al emperador el haber extendido la ciudadanía romana a todos habitantes libres del antiguo imperio. Con el tiempo, se descubrieron baños, prensas de aceite, tiendas, bustos de bronce y mosaicos que decoraban los pisos de las residencias de los ciudadanos más ricos. Durante el reinado de Marco Aurelio, la ciudad fue rodeada por una muralla, pero con el tiempo, sería abandonada por los romanos, hasta la llegada de los árabes, quienes instalan una guarnicion militar, pero al fundarse Fez en el 808 d.C, Volubilis perdería importancia, hasta caer definitivamente en el siglo XVIII, cuando el sultán Muley Ismail desmantela los edificios emblemáticos de la ciudad para aprovechar sus materiales en la construcción de palacios en su nueva capital: Mequinez. El golpe de gracia para el abandono definitivo a la ciudad casi despoblada, se lo daría el terremoto de 1755.

Pero sigamos nuestro camino hasta Chefchaouen, esta vez sin GPS, porque en ésta zona de montaña se pierde toda señal.

Atravesando pequeños pueblos, ríos y sinuosas rutas poceadas y camiones, esperando ver algún cartel que nos indique que vamos bien (algo que no se ven tan seguido) y solo siguiendo indicaciones de personas que encontramos en la ruta y nos indican el camino.

Al llegar, nos perdemos en la riqueza de su historia. El pueblo recibió a moros y judíos cuando fueron expulsados de España y crearon en ésta zona montañosa una ciudad amurallada encantadora. En la actualidad este lugar es muy visitado por personas de todo el mundo, formando un crisol de razas, aunque el marroquí la visita desde hace poco tiempo. Chefchaouen significa Pueblo Azul, ya que es el color característico de la ciudad. Las personas pintan las paredes y los suelos de las casas varias veces al año e incluso pintan las calles y escalinatas y éste trabajo casi obsesivo, tiene como objetivo purificar, higienizar, aportar frescor, ahuyentar a los insectos y atraer a los turistas.

Chaouen ha sido la inspiración de muchos pintores como Delacroix, Fortuny y Matisse y sin dudas, es una de las ciudades más fotogénicas de Marruecos.

Cuando los españoles llegaron, la ciudad tenía una importante población judía sefardí que hablaba judeoespañol. Chaouen fue una de las principales bases del ejército español y acá se arrió la última bandera española en 1956 cuando el pais se independizó. Como en otras ciudades que pertenecieron al Protectorado Español, gran parte de sus habitantes sabe hablar español además de francés. La ciudad estuvo bajo control de la República del Rif y ahí estuvo a punto de producirse otro desastre de las tropas españolas a la hora de retirarse, debido a la gran ofensiva del ejército rifeño.

En ésta ciudad se prohibía el ingreso a extranjeros y por eso no sólo aún mantiene su fisonomía medieval, sino que tiene una fuerte tradición espiritual con oratorios, mezquitas y mausoleos.

La parte más antigua de la ciudad crece hacia lo alto de la montaña y ahí se encuentra Ras al-Maa, uno de los lugares más bonitos de la ciudad, donde un arroyo cae de la montaña y en sus orillas se agrupan las mujeres para lavar sus ropas.

En el centro de la ciudad está la plaza de Uta al-Hammam donde se ubican varios bares y el lugar ideal para disfrutar de un té de mentas, mientras observas la belleza de la Kasbah, que en su interior esconde un agradable jardín andaluz y de la Gran Mezquita del siglo XV, cuyo llamado a la oración se replica en toda la ciudad, mientras las personas van y vienen sin cesar.

El marroquí es agradable y atento y siempre está dispuesto a ayudarte, pero también te pedirá un dírham por la información o la ayuda que te dió. Nada es gratis en Marruecos. De todas formas no te acosan para que entres a su negocio o compres sus productos y te saludarán en todos los idiomas: desde el “Salam Aleikum” árabe al “Ni hao” chino.

Así que, nuestra idea fue caminar y perdernos en sus angostos angostos sin importar demasiado el rumbo. Solamente esperando descubrir algo mas que nos sorprenda a la vuelta de cada esquina, manteniendo el misterio de lo que vendrá. Solo salir a caminar por calles empedradas, escalonadas y estrechas, llenas de comercios de artesanías.

Una imagen característica de Chauen son esas personas que usan chilabas de lana con capucha, que son largas túnicas que llegan hasta los pies y ya viste en peliculas como La Guerra de las Galaxias, entonces crees que es Obi Wan Kenobi caminando por ahí.

En la plaza de Uta al-Hammam , nos detenemos un momento, para tomar algo, escuchar música y ver pasar a la gente.

En un rincón de la enorme plaza, una mujer pinta figuras con henna y Silvia quiso hacerse una. Así que, tuvimos que negociar el precio y ya cerrado el trato, le realiza el trabajo en su mano con mucha delicadeza en tan solo 5 minutos.

– Debes espera que se seque un poco, serán unos 20 minutos! nos dice.

– Ok, pero tengo todo manchado el otro dedo, tendrás para llimpiarme? dice Silvia

– Si, por supuesto! dice la mujer.

Entonces ocurre lo inesperado: la mujer, dobla una esquina de su vestido, lo escupe y se lo refriega en el dedo manchado de Silvia para limpiarlo. Listo, problema resuelto.

Salimos de ahi, sin entender la situación y entonces pienso: seguro que ésta mujer es madre, porque muchas madres escupen sus pañuelos para limpiar lagañas, comisuras de labios, rodillas raspadas, frentes y cuellos con tierra y mugre de sus hijos. La saliva de madre es limpiadora y curativa. Y ese remedio es mundial.

El día puede resultar agotador por las subidas y bajadas en este pueblo montañoso pero sin dudas, la mejor forma de terminar la jornada en Chefchaouen es sentarse en la terraza de algún café de la plaza para cenar un cuscús o algún tajine y finalizar con el típico té con  hojas frescas de menta, donde los mozos se tomarán todo el tiempo del mundo para atenderte, así que a relajarse y disfrutar del momento.

Hasta acá llegamos. La próxima semana continuamos nuestro recorrido por Marruecos.

 

 

   Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de Viajar , hoy Sudáfrica – Última Parte

Published

on

Continuamos el recorrido por Sudáfrica y esta vez nos fuimos  a la región de KwaZulu-Natal, una región dominada aún por las tribus Zulúes y que llegó a extenderse más allá de sus fronteras, combatiendo incluso contra el poderoso ejército británico.

Te acordás de Shaka Zulu?

En los años 80’ la televisión difundió algunas miniseries que fueron furor a nivel mundial y dejaron su huella. Algunas como “El Pájaro canta hasta morir”, o “Raíces” fueron series que marcaron a una generación, pero hubieron algunas que representaban parte de la historia de la humanidad. Una de ella fue “Shaka Zulu”. Basada en la historia del Rey Shaka quien unió la nación Zulu y la transformó en la nación guerrera más poderosa de África, llegando incluso a combatir contra el gran Imperio Británico desde el Cabo de Buena Esperanza (hoy Ciudad del Cabo) hasta el norte del país.-

 

Cuenta la historia que Shaka fue uno de los hijos ilegítimos del Rey Senzangakhona y de Nandi. Ella pertenecía a otro clan zulú y no la querían cerca del Rey, sobre todos las esposas legítimas de él. Al enterarse que ella está embarazada, Nandi es deshonrada y desterrada lejos de su hogar. Shaka nació con el desprecio de los demás hacia él y la humillación hacia su madre. Pero él creció y no sólo quiso recuperar su lugar en la familia real sino también el lugar que le correspondía a su madre, como consorte del Rey.-

En su lecho de muerte, Senzangakhona recibe a Shaka como miembro de su familia. Pero Shaka quiere más. Quiere el trono de la nación Zulú y para lograr ese objetivo mata a sus hermanos y a todo aquel que estuviera en su camino para llegar a la corona real. Se hace coronar Rey y a su madre Nandi, como su Reina. Existen distintas versiones sobre la vida de este jefe tribal. Algunos lo presentan como un brillante líder militar y otros como un déspota inhumano que dejaba tierra arrasada tras las batallas. Dependiendo de quién escriba la historia, no?.-.

Shaka transformó una tribu de granjeros en grandes guerreros. Les cambió sus largas lanzas ya que no tenían el suficiente balance para ser arrojadas y corrían el riesgo que el enemigo las usara en su contra; las hizo más cortas solo para usarlas en la lucha cuerpo a cuerpo. Les hacía correr kilómetros a sus guerreros, para fortalecerlos, sin calzado y sobre campos de espinas y el que no cumplía era castigado. Además les enseño estrategia de combate como un ataque en tenaza (un grupo ataca por la delantera y dos grupos atacan por los flancos, encerrando a sus rivales y exterminándolos). SI la tribu no se rendía y se unía a las fuerzas de Shaka, terminaban todos empalados al costado del camino, como muestra de fortaleza y terror hacia las demás tribus.-

Cuando llegó al poder, Shaka tenía solo 1.500 miembros del clan de su padre y apenas un tercio de ellos eran guerreros. Tras brutales guerras, toda la meseta del sudeste africano habían sido conquistada y las tierras de sus enemigos devastadas. Sólo tres años tardó Shaka en unificar a toda la nación zulú. Al momento de su muerte Shaka gobernaba sobre medio millón de personas y poseía un ejército de masa de 100.000 hombres y mujeres. El reinado de Shaka duró sólo 12 años (desde 1816 hasta 1828) y los valores y virtudes del pueblo Zulu perduran hasta hoy.-

La aldea de Shakaland, en donde nosotros estuvimos, se creó sólo para la miniserie de los 80´y muchos de los zulúes se quedaron a vivir acá, y la aldea fue creciendo, creándose un lugar para visitar y vivir esa tradición zulú, en donde se comparten sus frenéticas danzas, sus cantos tradicionales, sus comidas típicas, sus artesanías, su sangoma (el medico brujo) y su forma de vida que en la actualidad, que es una mezcla de lanzas cortas, vestimentas típicas, cerveza fría y wifi de sus móviles. La modernidad nos alcanza a todos.-

Henry Celé representó a Shaka en la miniserie y quedó encasillado en ese personaje de por vida, nunca más representó otro papel. Mientras Robert Powell y Christopher Lee, que también participaron de la miniserie, pudieron seguir con su vida actoral sin problemas.-

Te cuento una historia más. Un día decidimos salir a dar una vuelta con nuestro coche y recorrimos varios lugares, hasta que llegamos a un shopping mall en donde después de almorzar, realizar algunas compras y disfrutar del día teníamos que volver a nuestra cabaña en Shakaland. Ya empezaba a hacerse noche así que, encendimos el GPS y tomamos la autovía hasta nuestro destino.-

Recordá que al ser un país de costumbres británicas, el volante está a la derecha, por lo tanto el carril rápido en rutas y autopistas también está a la derecha. Nosotros circulábamos  por el carril central de ésta oscura ruta y delante nuestro un enorme camión. Decido pasarlo (por la derecha) y cuando ya estoy por sobrepasarlo, apenas distingo algo en el medio del carril de alta velocidad. Era una enorme roca que no alcanzo a esquivar y la golpeo con la rueda delantera izquierda a 100 km/h. La rueda explotó y el coche comenzó a tambalearse violentamente a la izquierda (por donde viene el camión) y a la derecha (por donde vienen los coches en sentido contrario). Logro más o menos estabilizarlo y mientras escucho los pedazos de caucho golpeando en la carrocería del coche, pongo balizas, y ya a unos 80 km/h me ubico delante del camión, cruzando toda la ruta hasta llegar a la banquina de la izquierda. El camión pasa a toda velocidad zamarreando el coche y nosotros alcanzamos a detenernos. Constato que esté cada parte de nuestro cuerpo en su lugar y respirando profundamente bajamos del coche para verificar los daños. La cubierta delantera izquierda tenía una tremenda rajadura. Tuvimos mucha suerte.-

Ok, estamos bien, estas cosas pueden pasar, voy a cambiar la rueda del coche. Busco el auxilio y las herramientas y comienzo a trabajar. Noche oscura en la ruta, solo algún coche que pasa a alta velocidad y te hace zumbar los oídos. Con los tornillos de la rueda ya aflojados, vemos que por el carril contrario se detiene un coche sobre la banquina. Solo se ven dos personas en su interior que nos miran curiosos. Nos miramos entre nosotros y dijimos: estamos listos!!. Los del coche se adelantan lentamente y se van, pero unos minutos después los vemos que vienen con balizas puestas y estacionan detrás de nosotros. Se baja uno de ellos y mientras yo estoy con una llave cruz en la mano, grande fue mi sorpresa cuando me dicen que son controladores de ruta y que nos iban a ayudar porque vieron que teníamos un problema. Usaron sus herramientas y en dos minutos cambiaron ellos la rueda sin ningún costo. Solo firmamos unas planillas, les dimos las gracias acompañados por una buena propina y seguimos viaje hasta Shakaland con el neumático cambiado. Al día siguiente, compramos un neumático nuevo y se lo pusimos al coche, el cual devolvimos en el aeropuerto sin un rasguño. Fue una experiencia con mucha adrenalina. La podremos repetir???

Hasta aquí Sudáfrica. No te pierdas y volvé la semana que viene porque hay más lugares para mostrar.-

 

    Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

 

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Sudáfrica – Segunda Parte

Published

on

Dejamos Johannesburgo y a lo largo de casi 5 horas de viaje en coche nos dirigimos hasta el Mbizi Bush Lodge en Phalaborwa en donde nos quedaríamos unos dias cerca del Parque Kruger. Acá va parte de esa historia.-

Visita al Parque Kruger

La ruta desde Johannesburgo estuvo tranquila? Ufff, no sabés. Lluvias intensas, densas nieblas, imponentes camiones, grandes pozos, escarpadas montañas, cabras y monos que se cruzan en la ruta, algunas paradas y tremendos termiteros de unos 2 metros de altura. Todo ese recorrido hasta llegar a un gran portal en donde había un cartel con varios nombres de alojamientos y ahí estaba el nuestro, el Mbizi Bush Lodge, a unos 5 km desde ese portal principal. Fácil, es acá nomas, vamos!!  Así que fuimos por una ruta de ripio y a la distancia ves las grandes polvaredas que levantan los coches que circulan por ahí.

  • Ahí está el cartelito del Lodge, había un montón de nombres más en ese poste, lo viste?
  • Ehhh no, no lo vi
  • Ok date la vuelta que es por ese caminito que se ve allá.

Así que eso hicimos, dimos la vuelta, vimos el cartelito y entramos en esa huella.-

“Connection off road” eso nos dijo la imagen del GPS cuando entramos al camino del Mbizi Bush Lodge, algo así como: lo siento chicos, hasta acá llega mi señal, de ahora en adelante se arreglan ustedes solitos como puedan!!! Divertido no? sobre todo cuando llegas casi a la caída del sol, tenés varios caminos para elegir (pero sólo uno te lleva al lugar), parece que hace mucho no circula nadie por esta huella llena de pozos y grandes rocas y ves antílopes que se cruzan delante de tu coche. Qué lindo los bichitos, no? Solo espero que no se desarme el coche al raspar la panza en ésta huella y que no haya un león acechando a esos antílopes (y a nosotros). Al final de ese tortuoso camino llegamos a un claro en el medio del monte y ahí estaba nuestro destino.-

  • Nunca corran, nunca, entendieron?. Solo se quedan quietos en donde están, porque los animales pueden detectarlos y atacarlos. Está claro, no?
  • Traten de no salir cuando cae el sol, hay muchos animales salvajes. Recuerden que están dentro del parque. Quédense en su habitación. Es por su seguridad!! Ok??

Esas dos recomendaciones nos dio Michael Kristensen, el danés que se radicó en África hace más de 25 años (primero vivió en Mozambique y luego en Sudáfrica), y ahora regentea el Lodge dentro del Parque Kruger. Michael camina los senderos junto a sus perros, uno de ellos es un imponente mastín napolitano que lo ayudan a detectar a los animales que están en las cercanías del complejo.-

Los bungalows están separados del edificio principal unos 100 metros. La piscina tiene una vista privilegiada y según nos contó Michael es muy común que se acerque elefantes a beber directamente de la piscina. Todo un espectáculo que no tuvimos oportunidad de apreciar.-

La cena? Temprano, a las 7 de la noche. Te cuento: de entrada un gazpacho de melón, después carne de springbok (el antílope de Sudáfrica) con vegetales y de postre un mousse de chocolate y amarula (es un fruto típico que se obtiene del árbol marula y se parece a una aceituna amarilla) todo cubierto con frutos rojos. Un verdadero placer.-

Así fue nuestra primera noche en el Kruger. A la cama bien temprano, sólo escuchando los ruidos de la cercana selva, hasta que a las 4 de la mañana Michael y sus perros nos golpean la puerta para despertarnos y acompañarnos hasta nuestro coche (por eso de los animales sueltos que andan por ahí, vio?), ya que debíamos trasladarnos y estar a las 5 de la mañana en Phalaborwa (una de las entradas de la reserva), para encontrarnos con nuestro guía David, quien nos llevaría de safari fotográfico por ahí. Y así salimos con otras personas más. Con el frio y la llovizna de la madrugada, todos envueltos en grandes frazadas húmedas, en un gran jeep descubierto, medios dormidos y cabeceando de vez en cuando, buscando durante el recorrido algunos animales de la reserva, y si aparecía alguno, todos a sacar fotos medio a las apuradas, para luego seguir durmiendo.-

El Parque Nacional Kruger abrió al público en los años 20´ y es una de las reservas naturales más grandes de África (junto al Masai-Mara y el Tsavo en Kenia, el Etosha en Namibia y el Serengeti en Tanzania). Ubicado al norte del país, rodeado por Zimbabwe y Mozambique, tiene casi 2 millones de hectáreas, es visitado por más de 1,5 millones de personas al año y allí conviven más de 700 especies de animales, entre las que se encuentran los “Big Five” africanos: leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes (ya sé, ya sé, algunos de mis amigos futboleros pensarán sólo en el Gran River Plate, Independiente, Racing, San Lorenzo y el otro equipo que no me acuerdo el nombre jejejje), pero no, solo hablo de los animales.-

Difícil ver a los Big Five en un solo recorrido. Sobre todo en épocas de lluvias (como hoy), ya que se encuentran más dispersos y los espejos de agua no están tan concentrados. Hoy solamente pudimos ver a tres de ellos: un  leopardo escondido entre los arbustos, como esperando alguna presa y cubriéndose de los rayos del sol, una manada de búfalos que masticaban pasto al costado de la ruta y nos miraban sin importarles demasiado nuestra presencia y un gran elefante que nos movía la trompa y agitaba sus grandes orejas en forma amenazante, mientras nosotros esperamos a que el gigantón se mueva del camino en el momento en que él tenga ganas. Por supuesto vimos miles de monos corriendo como locos, hipopótamos dentro de un lago abriendo sus enormes bocazas y una hiena que pasó jadeando al costado del coche, mientras nos mostraba su temible dentadura mirándonos de costado. No vimos leones ni rinocerontes, pero fue una experiencia agradable.-

Un paseo por Moholoholo

Nuestro recorrido Krugeriano nos llevó hasta la Reserva de Moholoholo que es un Centro de Rehabilitación de animales salvajes. Allí durante una charla, un guía nos muestra fotos y videos de animales lastimados por las trampas de los cazadores furtivos. Pieles y cueros rasgados y músculos desgarrados de animales que solo quieren zafarse de esas trampas. Algunos terminan mordiendo sus propias extremidades hasta cortarlas, solo para poder escapar de ellas. Luego los guías te dan un recorrido por áreas en donde los animales están en rehabilitación y te muestran sus formas de vida.-

El uso de trampas, sobre todo de jaulas y alambres de ahorque están prohibidos pero es habitual encontrarlas. Estas trampas son usadas para el mercado negro de animales o para cazarlos por su piel o solo por el uso de sus cuernos o colmillos en forma de polvo con fines ¿medicinales? (gente estúpida que cree eso). Otras trampas son colocadas por los granjeros de la zona, quienes además de plantaciones de cítricos y maíz, crían cabras y bueyes. Esto es comida fácil para los depredadores y los granjeros pierden dinero, por lo tanto, colocan trampas para cazar a los animales que viven es su área, sin importarles en definitiva que toda el área le pertenece a los animales y los invasores son ellos.-

Con respecto a la visita, te cuento. Entramos en la jaula de las águilas y también en la de los buitres, bichos a los que alimentas colocándote un guante de cuero y les ofreces un pedazo de carne. Lo bueno de los buitres, es que son aves bastante educadas y sólo se suben de a uno a tu brazo para comer. En mi caso fue diferente. A la segunda invitación con un pedazo de carne, se me subieron dos buitres, que son bastante pesados;  no quiero imaginar si los 30 buitres de la jaula se tiran encima para comer, supongo que mucho no quedará de vos. De todas maneras están alimentados, fue divertido y no hubo que lamentar la perdida de ninguna extremidad, pero “por favor niños, no lo intenten es sus casas”.-

Crear reservas de rehabilitación de animales es una acción loable, pero también es un negocio. Algunos animales no pueden ser devueltos a su hábitat natural ya que no son capaces de alimentarse por sí mismo y por lo tanto no son capaces de sobrevivir, así que el cautiverio para ellos es de por vida, por lo que algunos están rehabilitados físicamente, pero como son alimentados diariamente y no tienen ninguna necesidad de salir a cazar, los animales se adaptan a ese tipo de vida cómoda y las reservas viven del “turismo ecológico” que los exhiben para su recuperación. Para los amantes de los animales, de la naturaleza y del medio ambiente, estos son zoológicos encubiertos. Y siempre es más rentable mostrar grandes depredadores en rehabilitación, como  jaguares en el Amazonas y leones, hienas y leopardos en el África.-

Acá termina ésta parte. Queres mas? Ok, la semana que viene los esperamos para contarte la última parte de éste viaje maravilloso…

 

    Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

 

Continue Reading

Tiempo de Viajar

TDV – Es tiempo de viajar , Hoy Sudáfrica – Primera Parte

Published

on

En el año 2017 nos largamos a la aventura por el continente africano y la elección recayó en dos países que queríamos conocer por su situación social y sobre todo por su historia. Esta es una serie de notas de ese recorrido, en donde les mostraremos el primero de ellos: Sudáfrica, en donde a pesar de su gran territorio, nos concentramos solo en las regiones de Johannesburgo y de KwaZulu-Natal.

Después que la transmisión del coche se quejara bastante los primeros kilómetros, nos fuimos haciendo amigos. La zurda no me funciona bien para poner los cambios. La Ecosport con caja manual y volante a la derecha (normal en países que fueron dominados por el Imperio Británico) se convierte desde ahora en nuestra compañera de rutas en tierras sudafricanas. Solo hay que recordar mantener la izquierda (esta frase la tenés que repetir varias veces en tu cabeza) sobre todo en calles de doble sentido. Simple, pero siempre se tiene la sensación que vas a chocar de frente y vas a contramano de todo el mundo.

En el año 1989, Frederick de Klerk derrocó a Pieter Botha y se produce en Sudáfrica el fin del Apartheid, donde una minoría blanca europea dominó el país durante años en contra de una gran mayoría negra. Al levantarse la proscripción que existía sobre el Congreso Nacional Africano, se otorgó el derecho al voto a los negros. Es así que en 1994 se celebraron las primeras elecciones libres, en donde el abogado y activista, Nelson Mandela, líder del CNA (liberado tras 27 años de la prisión de Roben Island) ganó las elecciones con una mayoría absoluta, llevando a Sudáfrica a ser una de los grandes líderes de los países en desarrollo y miembro de grandes bloques económicos como el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Pero de Nelson Mandela hablaremos más adelante.-

Solo tenemos planeado una visita a la inmensa y problemática Johannesburgo y como era de esperar también tuvimos problemas con el GPS, (los cambiamos dos veces en la agencia) ya que apenas salimos del aeropuerto ninguno de los dos funcionaba. Así que estuvimos un buen rato manejando a ciegas y llegando a destino solo por la buena voluntad de la gente. Muy satisfactorio? No, para nada. Una experiencia más de la que se aprende algo.-

Nortwood, es el barrio de Johannesburgo en donde estuvimos y fue bastante tranquilo. Con pequeñas tiendas y restaurantes chinos, japoneses, turcos, italianos y mexicanos, pero no había restaurantes sudafricanos, queríamos probar la comida local. Lo que sí nos llamó la atención y a pesar que el Apartheid desapareció del país hace algunos años, es que las diferencias entre los blancos y los negros aún es notoria, por ejemplo: en restaurantes en donde los dueños son blancos, sus empleados son negros y si hay blancos sentados en las mesas difícilmente veas negros y viceversa.-

Otra cosa que nos llamó la atención es que en esta área hay muchos barrios cerrados y grandes mansiones que no solamente están tras altas murallas de 4 metros, sino también con cercas electrificadas por encima de ellas, a los que también se agregan algunas torretas de vigilancia con agentes armados, mas cientos de cámaras de seguridad. Un signo que no todo está muy tranquilo por acá, no?

A Sudáfrica se la considera una de las naciones con mayores problemas de inseguridad. La ola de criminalidad supera los 50.000 homicidios por año. Por otra parte, existe una legislación creada por el CNA, en donde prohíbe a los blancos ocupar puestos de trabajo reservados solos para negros. Esto empuja a miles de blancos a abandonar el país. Desde el fin del Apartheid en 1994 hasta la actualidad ya emigraron más de un millón de blancos. Por lo que a veces, salir a la noche a cenar a algún lugar cercano no es algo muy recomendable.-

Jacob Zuma, fue presidente de Sudáfrica desde 2009  y renunció al cargo en el 2018, (cuando fue reemplazado por Cyril Ramaphosa). Acusado de corrupción, defraudación, violación y varios crímenes más, tuvo que convivir con cientos de manifestaciones en su contra y mucha publicidad que le exigieron su renuncia y un llamado a nuevas elecciones.-

Pero, volvamos a Nelson Mandela. Sabemos que existe mucha biografía y películas sobre él. Desde sus épocas de estudiante de abogacía hasta sus luchas contra el Apartheid, pasando por sus años de encierro en Roben Island, hasta llegar a la presidencia de su país y convertirse en un símbolo mundial de la Paz. A mí entender hay una película que lo retrata como ese hombre de paz, un hombre dispuesto a perdonar a quienes lo tuvieron cautivo por casi 30 años. Esa película se llamó Invictus que se estrenó en el 2009 (protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon y dirigida por Clint Eastwood). Ahí se cuenta la relación entre el capitán de los Springboks, Francois Pienaar, y el presidente Mandela para la realización del Mundial de Rugby de Sudáfrica de 1995. Un año antes, Mandela convoca a Piennar a una reunión y le comenta que un triunfo de la selección de rugby podría unir e inspirar a la nación, que necesita de su apoyo y la inserción masiva de ese deporte en el país podría ayudar, ya que el rugby no sólo fue considerado un deporte exclusivo de blancos sino que también el sudafricano negro lo odiaba porque lo consideraba un símbolo de opresión blanca, poniéndolo al nivel de la bandera y el himno. –

En esa reunión, Mandela comparte con Piennar un poema escrito por William Ernest Henley llamado “Invictus” y que le sirvió de inspiración durante sus años de prisión, lo que motiva a Pienaar a compartir con Mandela un sentimiento de unión nacional:

En la noche que me cubre

negra como el abismo de un polo a otro,

agradezco a los dioses que pueda existir

por mi alma inquebrantable.

 

En las crueles garras de la circunstancias

nunca me he lamentado, ni llorado en alto.

Sometido a los golpes del destino,

mi cabeza ensangrentada, pero erguida.

 

Más allá de éste lugar de cólera y lágrimas,

donde yacen los horrores de la sombra,

la amenaza de los años, sin embargo

me encuentran y me encontrarán sin miedo.

 

No importa cuán estrecho sea el camino,

cuán cargado de castigos sea el viaje.

Soy el amo de mi destino,

soy el capitán de mi alma.-

 

Superando todas las etapas y sobre todo las expectativas del mundo, los Springboks llegan a la final del Mundial teniendo que enfrentarse con el mejor equipo del mundo, los temibles All Black de Nueva Zelanda, comandados por el fantástico Johna Lomu.-

Una hora antes del partido, Mandela llega al estadio y a la hora de los himnos baja a saludar uno por uno a los jugadores con su gorra y su camiseta verde de los Springboks (con el 6 de Pienaar en la espalda). Esta acción produce un profundo silencio en el estadio, en donde el 95% del público era blanco. Segundo después todos corearon su nombre.-

El jugador Joot van der Westhuizen diría después: “ahí nos dimos cuenta que había todo un país entero detrás nuestro, y que ese hombre tuviera puesta la camiseta de los Springbok era un signo, no sólo para nosotros, sino también para toda Sudáfrica”.

Francois Pienaar confesó: “Nunca imaginé que él iba a estar allí, y nunca pensé que usaría la camiseta de los Springbok. Él sólo nos deseó buena suerte, eso es todo lo que dijo. Luego se dio vuelta y ahí estaba el número seis en su espalda, ¡y ese era yo! Estaba tan emocionado que no pude cantar el himno”.

Inclusive Jonah Lomu recordó: “Me intimidó darle la mano a Mandela con su camiseta de los Springboks, nos hizo sentir que toda la presión estaba sobre nosotros porque ellos lo tenían de su lado. Ese día todos los sudafricanos estaban unidos”.-

El partido fue una batalla que se definió en tiempo extra y terminó 15 a 12 a favor de los Springboks y por primera vez todo el país estuvo unido bajo una misma bandera, apoyando a su equipo.-

Luego vendría el Mundial de Futbol en el 2010 en donde España se coronaría campeón por primera vez, en donde las vuvuzelas y su infernal ruido se apoderarían de los estadios y Shakira no hacía bailar el Waka Waka. Madiba (uno de los apodos con el que se lo conocía en alusión a su lugar de nacimiento y su clan) también llegó al estadio para la final, y a pesar de su delicado estado de salud, recorrió el campo con una sonrisa ante una enorme multitud que lo aclamó. Esta fue una de sus últimas apariciones públicas ya que fallecería tres años después a causa de una infección respiratoria. Tenía 95 años.-

El mundo de la música también homenajeó a Mandela y la banda escocesa de Simple Minds presentó el tema “Mandela Day” para su cumpleaños número 70, en el estadio de Wembley en 1988:

También los irlandeses de U2 publicaron “Ordinary Love” en el año 2013, que formó parte de la banda sonora de: “Mandela: un largo camino hacia la libertad” una biografía basada en su libro:

Recordemos que tanto los irlandeses como los escoceses no se llevan bien con los ingleses quienes mantuvieron a Sudáfrica bajo su órbita conquistadora durante siglos. Pero también se hicieron más homenajes de músicos de la talla de Eddy Grant, Youssou N´Dour, Santana, Pablo Milanés, Tracy Chapman o Miriam Makeba.-

Peter Gabriel, lanza en 1980 su tercer álbum solista y allí homenajea a Steve Biko, un negro activista anti Apartheid que murió a los 30 años durante las revueltas. Biko fue encarcelado y torturado por fuerzas de seguridad y luego asesinado. La policía afirmó que su muerte se produjo por una huelga de hambre, pero la autopsia reveló múltiples contusiones lo que le produjeron la muerte a causa de una hemorragia cerebral por lesiones en el cráneo. Recién en 1997, policías admitieron ante la Comisión de Verdad y Reconciliación haberlo asesinado. Jamás fueron encarcelados. También hay una película protagonizada por Denzel Washington. Este es el tema: https://www.youtube.com/watch?v=luVpsM3YAgw

El Museo del Apartheid

Cerca del centro de Johannesburgo, podés visitar éste museo y como experiencia una vez en la vida, está bien. Este lugar te va a hacer pensar desde el primer momento. Recordemos el odio racial, el separatismo, la postergación de millones de negros en manos de una minoría blanca que generó mucha violencia hasta 1990 en donde el expresidente Frederick de Klerk inicia una nueva etapa para el país, comenzando una negociación para una sociedad más igualitaria y democrática y liberando también a Nelson Mandela, quien en 1994 llegaría a la presidencia. A ambos se les entregó el Premio Nobel de la Paz por asegurar que la transición de Sudáfrica fuera pacífica.-

En este país no sólo habían lugares separados para negros y blancos, sino también había restricciones al transportes públicos, unos era para “Blancos” y otros para “No Blancos”. Esa tremenda sensación vas a sentirla cuando llegues al museo. Al comprar el ticket para entrar, te entregarán uno que diga “Blanco” u otro que diga “No Blanco” y dependiendo de ese boleto vas a entrar por una puerta identificada con ese restricción. Ahí serás separado de tu grupo a quien sólo ves a través de una larga reja, y caminarás lo largo de un largo pasillo (que se unen más adelante), mientras del otro lado ves grandes jaulas con cientos de grandes documentos y fotografías de negros que pasaron por el martirio de la tortura y el encierro y siendo muchos de ellos asesinados. Dependiendo del color de tu piel (según tu ticket) sabrás que podes hacer y que no podes hacer.-

En el museo hacés un recorrido por Sudáfrica. Desde la llegada de los colonos europeos hasta los oscuros tiempos del apartheid, vas a ver videos y fotos de aquellas épocas como una gran película de terror, documentos de Mandela, carteles racistas, tanquetas usadas por el ejército durante las represiones semi quemadas por molotov, cuartos de encierros, instrumentos de tortura y sonido ambiente que te transporta a épocas tremendas. Pero tal vez lo que más impacta sea un gran salón vacío, solo con sogas colgadas desde el techo y todas con nudos de ahorque, todo un símbolo.-

La próxima semana la seguimos, los esperamos….

   Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

🇦🇷 » 🌎
A %d blogueros les gusta esto: