Connect with us

Espectáculos

Cecilia Ce: la sexóloga zarpada que llena teatros y es un fenómeno en calle Corrientes

Published

on

cecilia-ce:-la-sexologa-zarpada-que-llena-teatros-y-es-un-fenomeno-en-calle-corrientes

Vos creíste que habías visto y oído todo. Decís: qué nos van a venir a nosotros que estuvimos cuando Batato Barea estrenó tetas en el Parakultural. Que absorbimos un eructo de Pappo en la cara. Que rescatamos a Charly. Que vimos al Gordo Casero en lo de Majul…

Y de pronto la flaquita ésta, que no sabemos muy bien quién es ni cómo se llama, pero que viene llenando teatros a lo pavote (ahora el Metropolitan Sura), una tal Cecilia Ce, que no es actriz ni comediante ni standapera, sino una sexóloga que se la banca solita y su alma delante de una platea que bien podría ser un consultorio gigante con un club de fans que ni Wos.

La licenciada Ce tiene nombre de nutriente esencial y un espectáculo que se llama Beer & Sex Night –lo de la cerveza te la debo-, un show que se vende “interactivo” para compartir experiencias, “derribar mitos” y promover el ejercicio de la sexualidad “plena, consensuada y segura”.

El espectáculo de Cecilia Ce apunta a derribar mitos... y lo logra.

El espectáculo de Cecilia Ce apunta a derribar mitos… y lo logra.

Había una vez Alessandra Rampolla

¿Qué diferencia habrá entre ella y la Rampolla? Nos lo preguntamos antes de que empiece el show y mientras una pantalla manda publicidades sobre el nuevo libro de la “lic.” con el hashtag vinculear

En jogging, con look de música urbana, Cecilia Ce empieza prometiendo enseñar cómo lograr que el varón goce de verdad. En una función que de a ratos podría parecerse a la divulgación a lo Felipe Pigna, la licenciada habla de los “próceres” de turno como poseída por un orgasmo de la Negra Vernaci: “pijas”, “cajeta”, “guasca“. Idéntica forma de decir las cosas por su nombre (inclusivo).

Beer & Sex Night es un Pizza, birra, faso principalmente dirigido a una inmensa tribuna femenina, y heretosexual, con la protagonista instruyendo, por fin, sobre los secretos para ponerle un dedo “ahí” al varón deconstruido. Es como si la Rampolla tuviera ganas de bardear. “El Punto G masculino es la próstata. Sí, el máximo placer del hombre se ubica en el culo“.

En un rato, salteándose entero un Programa Nacional de Educación Sexual Integral, el tema será el “squirt” (suerte de misil líquido, transparente e inodoro que algunas mujeres pueden expulsar durante la excitación sexual, práctica que la licenciada popularizó como “Nesquik”).

No se guarda nada

Por si no queda del todo claro: Enrique Pinti delante de esta chica era el Padre Lombardero.

En la misma línea, pero menos incorrecto y guarro que el vivo, Cecilia Ce acaba de presentar en la Feria del Libro Vinculear: prácticas para el buen s3xo, un volumen surgido en pandemia -dice- por la necesidad de “tocar a un otro, y de tocarnos”.

Leemos en voz alta: “Hoy por hoy el sexo ya no es el punto de llegada de las relaciones amorosas. El sexo es el lugar de partida de los vínculos con fines afectuosos, románticos o no. Que el sexo se haya vuelto un fin en sí mismo no significa que la otra persona no tenga valor. Vinculear busca devolverme la importancia y el lugar que ocupa al otro, y devolverle la emoción que estos encuentros tienen”.


“Con las tecnologías hay una desconexión física tremenda”, asegura Cecilia Ce.

Los enemigos del placer son la hiperexigencia, la frustración, el control excesivo, la autocrítica constante, las inseguridades, las emociones negativas y el estrés”.

Manejo de masas

Cecilia tiene su humor, su magistral manejo de masas, de pausas y reflexiones. “El diálogo sobre la sexualidad no está instalado, no se habló nunca de sexualidad“. O, “la pornografía es una imagen completamente distorsionada de la realidad”. O, “con las tecnologías hay una desconexión física tremenda”.

De fondo, durante el show -de principio a fin- se escucha algo que suena a música de radio AM. Escenario despojado que hace juego con un lenguaje, digamos, “llano”. Las luces sobre el público dando una idea de comunicación. Gente que opina, gente que pregunta. Charla de living.

Es un espectáculo raro y también incómodo. Todo OK con la geografía de la vagina, pero la Lic. y su lengua bífida pasan del clítoris a los detalles obsesivos del inigualable placer que podríamos experimentar los varones con un dedo en el ano (¿era el índice o el anular?). El tema será desarrollará, tenazmente, por espacio de irritantes 20, 25 minutos, sobre un show de casi hora cuarenta.


“Vinculear”, el nuevo libro de la licenciada Cecilia Ce.

Estás ahí y te sentís un virgo de aquellos, mientras ella, levantando el dedo con autoridad de cosa juzgada, aborda el secreto pretendiendo una complicidad insoportable para nosotros, unos perfectos autodidactas que jamás hemos pasado la página 2 del Kamasutra.

Squirt. Un respiro. ¡Al fin cambia de género! Más de uno creerá que se trata de una app y no del misterioso “chorro mágico” con contenido urinario finamente disuelto en otros líquidos. Vos no sabés muy bien de que habla, pero la platea se enciende a tope. El squirt -por lo visto- es un hit de la sexualidad actual.

Después, con su Negra Vernaci a flor de piel, la licenciada recomienda correr la cara cuando el hombre se encuentre a punto de acabar: la eyaculación masculina -nos cuenta- sale despedida “a 50 kilómetros por hora”.

Llama la atención su palito al porno que fábrica fantasías grandes (anchas, largas) y la bajada de línea noventosa sobre el uso de profilácticos. Incluso, tratándose de ella, queda demasiado formal el mensaje sobre la importancia del obvio consentimiento en las relaciones sexuales.

“A la hora de vinculearnos, nos vamos a basar en los siguientes valores: avanzar sólo cuándo y hasta dónde el otro quiera y me lo permita…”

Viendo a Cecilia y al público mayormente sub 35 que llenó el teatro para saber (más y más) sobre un tema siempre tabú, nos iremos silbando bajito, pensando que los jóvenes de ayer nos formamos con lento y penoso esfuerzo, como huérfanos, a los tumbos, fatigando por un pecho de la Coca Sarli, sin fuentes, sin información, sin tutoriales, sin licenciadas Cecilia Ce…

Nada, sólo para que sepan que hemos hecho todo lo posible (emoji de manitos muy juntas).

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Espectáculos

Amber Heard dice que Johnny Depp alucinaba al final de su matrimonio

Published

on

amber-heard-dice-que-johnny-depp-alucinaba-al-final-de-su-matrimonio

Johnny Depp estaba alucinando y su sobriedad se había derrumbado por completo en los últimos meses de su matrimonio, declaró este lunes 16 de mayo su exesposa Amber Heard en la demanda civil presentada por el actor contra la actriz, por unos 50 millones de dólares.

Amber Heard volvió al estrado cuando se reanudó el juicio en un tribunal de Virginia tras una pausa de una semana.

La actriz también revisó su testimonio anterior sobre la primera vez que dice que Depp la agredió físicamente. Y negó enérgicamente una acusación de Depp de que dejó materia fecal humana en la cama de la pareja después de una pelea.

No fui yo, fue el perro

Cara a cara. Amber Heard y Johnny Depp, este lunes 16 de mayo, en el juicio entre ambos. Foto EFE

Cara a cara. Amber Heard y Johnny Depp, este lunes 16 de mayo, en el juicio entre ambos. Foto EFE

Amber Heard aseguró que fue el mini Yorkshire terrier de la pareja el que ensució la cama y que el perro tenía un historial de problemas intestinales desde que ingirió accidentalmente marihuana de Johnny Depp.

“Absolutamente no”, dijo sobre la supuesta broma con heces. “No creo que eso sea divertido. No sé a qué mujer adulta le parezca. No estaba de humor para bromear“, fue tajante en su testimonio la actriz.

La acusación de las heces es una de varias a las que los fanáticos de Depp se han aferrado particularmente en sus críticas a Heard en redes sociales.

Un juicio que viene de lejos

Johnny Depp demandó a Amber Heard en el Tribunal de Circuito del Condado de Fairfax por difamación por un artículo de opinión que ella escribió en The Washington Post en el que se describió a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. Sus abogados dicen que fue difamado por el artículo de 2018 a pesar de que no mencionaba su nombre.

El lunes es el tercer día de Heard en el banquillo de los testigos en el juicio, que entra en su quinta semana. Su testimonio del lunes se ha centrado principalmente en los últimos meses del matrimonio de la pareja, que duró de 2015 a 2016.

Las alucinaciones de Depp

Él hablaba con personas que no estaban en la habitación. Fue aterrador”, dijo. “No me quedó claro si estaba enojado conmigo o si estaba convencido de que el tipo con el que dijo que me vio estaba en la habitación.

Johnny Depp se sonríe ante las acusaciones de que sufría alucinaciones. Foto EFE

Johnny Depp se sonríe ante las acusaciones de que sufría alucinaciones. Foto EFE

Los miembros del jurado vieron un video de Depp golpeando los gabinetes en una cocina y sirviéndose una gran copa de vino y a Heard tratando de averiguar por qué Depp estaba enojado.

Al comienzo de su testimonio del lunes, la actriz se corrigió a sí misma sobre el momento en que dijo que Depp la abofeteó por primera vez, que giró en torno a que ella lo cuestionó sobre uno de sus tatuajes.

Inicialmente, Heard dijo que eso sucedió en 2013, pero el lunes dijo que en realidad sucedió en 2012. Dijo que su confusión se debió al hecho de que quería creer que el abuso no había comenzado tan temprano en su relación.

“Me había permitido olvidar que el comienzo también fue violento y caótico”, dijo.

Amber Heard dijo al jurado que fue abusada física y sexualmente en múltiples ocasiones antes y durante su breve matrimonio con Depp. El actor ya testificó y negó haberla agredido.

Los detalles de su relación son relevantes para la demanda, porque una de las defensas de Heard es que Depp abusó de ella.

Fuente: AP/ Matthew Barakat

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Continue Reading

Espectáculos

Escatológico: Steve Martin y sus “olorosos” chistes en Saturday Night Live con Selena Gomez

Published

on

escatologico:-steve-martin-y-sus-“olorosos”-chistes-en-saturday-night-live-con-selena-gomez

Saturday Night Live es sinónimo de clásico de la TV estadounidense. Y de una ambición para todo aquel que se dedique al showbizz por aquellos pagos: ser el host. Llegar a ser el presentador del show es… llegar. Como para nosotros, sentarte por fin en La Mesa de Mirtha.

A Selena Gomez le llegó ese día en SNL y, encima, con un invitado de lujo, Steve Martin, su compañero de reparto en la serie Only Murders in the Building. O dicho de otro modo: una leyenda entre los tantos comediantes que SNL nos legó desde octubre de 1975… Y claro, invitar a un gracioso como Steve Martin implica jugar sin red. Y exponerse a sonoros chistes… escatológicos.

Había un sketch, Selena, en el rol de una presentadora (Taylor Gosh) de documentales tipo History Channel, entrevista a Archie Gizmo, una eminencia entre los inventores de chascos. Gizmo, claro, es Martin.


“Only Murders in the Bulding”, la comedia de Hulu que comparten Selena Gómez, Martin Short y Steve Martin.

La simple aparición de Martin dispara los aplausos del público (unos pocos privilegiados logran entradas para la grabación) y se entiende: Martin fue host de SNL en 15 ocasiones.

“Bueno, a principios de los años 60 yo era solo un inventor de bromas”, dijo Martin mientras se mostraban fotos retocadas y videos de él trabajando en un laboratorio en 1961. “Y todo lo que tenía era este prototipo de almohadón”.

Algo huele mal

“Siempre pensé que sería divertido que tu jefe se sentara encima y un ruido saliera de su trasero”, continuó Martin/Gizmo, “pero no pude entender qué ruido”.

Mientras él habla, el (falso) documental muestra a gente sentándose sobre almohadones que despiden sonidos varios.

“No pude descifrar ese sonidos, hasta que la conocí”, dice Martin mientras la cámara enfocaba a una mujer bailando, una tal Dina Beans (la actriz Aidy Bryant). Y agrega: “La vi de lejos. Su energía era magnética. Sus ojos eran infinitos. Y cada vez que se sentaba… una explosión”. Aclaración clave para acentuar el gag: “Beans” significa “frijoles” (o porotos).

Entonces Gómez remata sin poder contenerse: “Fue esa noche que se dio cuenta de que el ruido más divertido que podía salir de un trasero era un pedo”.

Sólo asesinatos en el edificio…

Para el público local, ver juntos a Gómez y Martin es como verlos en la serie de Hulu que comparten por estos días, Only Murders in the Building, con Martin Short, cuya segunda temporada vuelve el 28 de junio.

“Me sentí muy honrada de trabajar con Steve Martin y Martin Short, sobre todo después de buscar en Google para averiguar quiénes eran...”, chicaneó Gómez a propósito de la exitosa serie que están compartiendo.

La trama de la serie sigue a Mabel Mora (Gómez), Charles-Haden Savage (Martin) y Oliver Putnam (Short), tres vecinos de Nueva York que se unen para resolver el asesinato del amigo de la infancia de Mabel y compañero inquilino de Arconia, Tim Kono (Justin Cihi), mientras documentan su progreso en un podcast.

Steve Martin, en la película

Steve Martin, en la película “Los tres amigos”-

Casi récord

Martín comenzó a ser una figurita repetida en el clásico programa de humor del canal NBC a mediados de los ’70. En total llegó a participar en 27 shows, de los cuales en 15 fue el host. Casi un récord, sólo superado por Alec Baldwin, quien ocupó ese rol 17 veces.

CJL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Continue Reading

Espectáculos

Pimpinela cumple 40 años: cómo escaparle a las modas y a los que quieren ser famosos en una hora

Published

on

pimpinela-cumple-40-anos:-como-escaparle-a-las-modas-y-a-los-que-quieren-ser-famosos-en-una-hora

Los hermanos Lucía (60) y Joaquín Galán (66) están de festejo. Pimpinela cumple 40 años de trayectoria y la gran celebración incluye una gira por el exterior y el interior del país, que además cuenta con dos importantes conciertos en el Estadio Luna Park los próximos viernes 20 y sábado 21 de mayo.

Este momento tan significante no sólo incluye un repaso de grandes éxitos con los que fueron furor en las distintas décadas, sino también nuevas canciones que hacen eco en su público a través de temáticas actuales, tales como 2020, el año que se detuvo el tiempo, entre otras.

En Aladino, la histórica productora que poseen, ellos posan sonrientes para las fotos, lanzan ideas al reportero gráfico, luego invitan un café para distender y se predisponen a conversar como si se tratara de las primeras veces que afrontan a un cronista, con esa naturalidad de abordar todo tema sin tapujo alguno.

Los Pimpinela dicen que no quisieron nunca subirme a ninguna moda, porque son pasajeras. Foto Juan Manuel Foglia

Los Pimpinela dicen que no quisieron nunca subirme a ninguna moda, porque son pasajeras. Foto Juan Manuel Foglia

Festejar y volver al ruedo

“Estamos disfrutando de este 40 aniversario, aunque responde a la vida misma, pasa que además tiene un enorme sentido dentro del contexto de la vuelta a la actividad, es una revancha por haber estado encerrados mucho tiempo”, expresa Joaquín, a modo de explicación precisa de cómo viven el momento.

Su hermana, sentada del otro lado de la mesa del vistoso salón donde se produce la charla, asiente con la cabeza y hace foco en los últimos años: “Nosotros hicimos un streaming, pero durante muchos meses no nos vimos, estuvimos encerrados cada uno en su casa, aunque vivimos solo a cinco calles de distancia”.

No es llamativo que los hermanos Galán tengan sus casas tan cerca, pues la vida siempre los tuvo unidos en todo sentido, por lo menos así lo explica Joaquín. “Antes vivíamos en el mismo edifico: en un piso estaba mamá, en el otro yo y en el siguiente ella. Pasa que mamá murió justo antes de la pandemia. Fuimos dichosos de haber podido estar cerca y despedirla, porque después todo cambió”.

Influencias significativas

La familia es un eje fundamental para los Pimpinela. De allí salieron y sus hijos continúan el legado. DFto Juan Manuel Foglia

La familia es un eje fundamental para los Pimpinela. De allí salieron y sus hijos continúan el legado. DFto Juan Manuel Foglia

Según cuentan, la figura de los padres fue fundamental en los valores que ambos tienen respecto a la vida misma.

“Papá era gastronómico, se juntaba con amigos en El Palacio de La Papa Frita, en Avenida Corrientes. Mamá era modista de alta costura. Venimos de una familia de clase humilde. Era al colegio, esperar a juntar el dinero para comprar ropa, o para viajar después de unos años a visitar a la familia a España, somos hijos de inmigrantes. Mamá nos alentó”.

El contexto de cotidianidad familiar fue precisamente lo que siempre mantuvo unidos a Joaquín y Lucía. Es ella quien apela a recuerdos cruciales de la primera juventud: “La familia Galán era muy musical, artística. Yo estudiaba teatro. Y la unión de lo mío con lo de él fue impulsada por mamá, a ella le debemos todo lo que pasó luego en nuestras vidas”, coincide con su hermano mayor.

Antes del inicio de Pimpinela, Joaquín tocaba en una banda de rock del colegio, cuya influencia generacional “fueron los Beatles”, dice, aunque a su vez la musicalidad de su familia fue el puntapié.

“Nosotros dos, de chicos, cantábamos en las reuniones en casa los fines de semana, con la guitarra”.

Pimpinela en 1982. Se celebran 40 años de su aparición.

Pimpinela en 1982. Se celebran 40 años de su aparición.

“Además papá tocaba la gaita, cantaba muy bien, absorbimos el arte callejero español; lo nuestro, entonces, fue la unión del tango con queja y la copla de los 50 de España, esa de Los gozos y las sombras. Yo estudiaba Ciencias Económicas y pedí prórroga por estudios para no hacer el Servicio Militar”, narra Joaquín, remarcando el contexto de época.

El fallecimiento de la madre, a quien tributan en la canción Siempre vivirás dentro de mí, trajo aparejado un duelo por separado por la pandemia, aunque en el caso de Lucía surgió un tema extra.

“Tuvimos que cerrar El Hogar Pimpinela para la Niñez por protección y me llevé a vivir a casa a un nene de seis años recién trasplantado del hígado. Estuvo 11 meses conmigo y mi hija, con un significado emocional muy grande, luego llegó el desprendimiento, fue fuerte”, asimila.

Los valores como prioridad

En vivo. Lucía y Joaquín Galán, cantando en el Festival de Viña del Mar. Foto EFE/Alberto Valdes

En vivo. Lucía y Joaquín Galán, cantando en el Festival de Viña del Mar. Foto EFE/Alberto Valdes

El Hogar Pimpinela para la Niñez data de un largo tiempo. Es una organización civil creada el 2 de julio de 1996, con el objetivo de ofrecer una atención personalizada a cada uno de los 25 niños entre 2 y 10 años en estado de vulnerabilidad, pero, ¿qué fue lo que movilizó a la pareja de hermanos ocuparse, desde entonces, en la problemática?

“A la sensibilidad con la que nos educó nuestro entorno familiar se le sumó viajar por Latinoamérica y ver la desigualdad. Una limusina y chicos descalzos que nos golpeaban los vidrios. Los llamaban puericultores en los ’80 y ’90. Ibamos a tocar para ellos y les llevábamos juguetes. A su vez, en los 90 nació mi hijo y me hizo un clic, gracias a Dios”, relata Joaquín.

Y luego agrega: “A partir de eso, me preocupé más por las temática de niñez. A analizar la disparidad entre unos niños y otros. Entonces con Lucía empezamos a utilizar los nuestro para aportar algo más que una canción. Intentamos reinsertar al niño en una familia biológica o en la adopción”.

Sin embargo, tras 26 años de la asociación sin fines de lucro, los hermanos aseveran que los inconvenientes de cuando arrancaron no son exactamente los mismos de antes.

“Desde hace 10 años, muchos niños entran por haber sido abusados sexualmente por padrastros, por ejemplo; bebés con sífilis; una nena de dos años con sobredosis de cocaína; una madre que entrega a su hijo por una botella de alcohol, ya es algo cotidiano desgraciadamente”, revela Lucía, suspiro mediante.

A lo que su hermano se extiende con un análisis: “La política económica influye. La no expectativa de conseguir trabajo. A nosotros nos cuesta mucho contratar gente en blanco, porque de lo contrario pierden los planes sociales. Hoy sucede la cultura que no fomenta el trabajo, es una cultura de lo fácil, se está perdiendo todo eso que vivíamos antes”.

Esta realidad de la que habla Joaquín no sólo tiene que ver con Argentina, sino con una problemática regional.

“Vemos una Latinoamérica así. Hay mucha desigualdad, cada vez mayor. Hoy para un chico es más redituable transportar drogas que trabajar, es que ellos no vieron a sus padres ni a sus abuelos levantarse temprano para ir al trabajo. La responsabilidad de esto la tienen quienes gobiernan”, enfatiza.

Vigencia y modernidad

Al estilo musical que siempre los caracterizó, el dúo fue abordando situaciones afectivas en boga, distintas a las de cuatro décadas atrás. De alguna manera, Pimpinela se fue reciclando para seguir siendo los número uno de la canción melodramática, los pioneros.


“Siempre nos fuimos adecuando al tiempo”, dicen Lucía y Joaquín Galán, de Pimpinela. Foto Juan Manuel Foglia

“Siempre nos fuimos adecuando al tiempo y a la temática social de la sociedad, también a la tecnología y a la imagen. Pese a eso, nunca quisimos ser moda, las modas son pasajeras”, plantea el vocalista, convencido.

Luego, su hermana redondea: “Hemos escrito canciones contra la xenofobia, el amor entre personas del mismo género o bien canciones como Traición, en la que hablamos de una relación con marcada diferencia de edad, siempre sentimos que nos fuimos amoldando”.

-Miranda!, con quienes grabaron y cantaron juntos, sin duda cuenta con influencia de ustedes, ¿qué pensaron al escucharlos por primera vez?

Joaquín Galán, cantando con Miranda!, una banda que los tiene como influencia.

Joaquín Galán, cantando con Miranda!, una banda que los tiene como influencia.

Joaquín: A Ale Sergi lo conocimos acá a través de un ex amigo, con quien vino a saludarnos. Junto a Juliana Gattas notamos su empleo de un estilo nuestro de la conversación. Incluso participamos del boom de ellos.

Lucía: Además cantaron con nosotros Olvídame y pega la vuelta. Cantamos con ellos en el escenario de Las Toscas, en Mar del Plata. Fue un momento alucinante, además Juli es una cantante fenomenal, aparte de gran persona. Los dos son geniales.

Respecto a los modos nuevos de comunicación, los Pimpinela no se muestran reacios. “La tecnología es fantástica, porque ahora podés grabar una canción desde tu habitación, algo impensado cuando empezamos nosotros. Incluso ahora nos escriben por Instagram, la gente nos agradece por una canción en el instante, antes era a través de una carta que te llegaba tiempo después”, reflexiona Joaquín.

Luego, el artista toma una respiro y retoma la palabra, pero refiriéndose a un aspecto negativo: “Lo que sí también noto es que hoy los que tocan quieren ser famosos enseguida, buscan el éxito más allá de la vocación, a cualquier costo. No me parece correcto eso”.

A lo que Lucía adhiere y cierra la idea con su propia visión. “Esa es una realidad de hoy, la de los Influencers, incluso ahora a algunos se les dice panelistas, son los nuevos modos que hacen que una chica de golpe tenga millones de seguidores, son tendencia. Hemos visto pasar mucho en estos 40 años”, recalca sin mostrarse tan de acuerdo.

Cuando una amigo se va

Maradona y Pimpinela, cuando grabaron la canción

Maradona y Pimpinela, cuando grabaron la canción “Querida amiga”.

La muerte del astro del fútbol Diego Armando Maradona no pasó inadvertida en los hermanos Galán. Lucía, tiempo atrás, confirmó que mantuvo un breve romance en un lapso que el Diez estaba distanciado de Claudia Villafañe, quien por entonces era su novia formal.

“Fue un momento lindo aquel. En 1986, él fue Embajador de Unicef, fue cuando grabamos Querida amiga para recaudar fondos para la entidad. Incluso fue a un show importante en nuestra historia que realizamos en Obras Sanitaria”, relata ella.

Joaquín, por su parte, se refiere a una amistad muy cercana: “Su fallecimiento me pegó mal, como a todos. Pasa que cuando nos conocimos era todo diferente al Diego del final: me dio tristeza esa soledad inmensa en la que estaba. En una época nos juntábamos incluso en asados, además de unirnos fuertemente la pasión por Boca Juniors”.

Los herederos Galán

La hija de Lucía, Rocío Hazán (24), al igual que ella se acercó al mundo artístico: es actriz, cantante, profesora de canto y además colabora en el hogar para niño. En el caso de Joaquín, su único hijo se llama Francisco (31) y hace un par de años fue noticia por haber incursionado en la música con un conjunto propio llamado Bieff.

“Francisco canta y compone. El tiene mucha relación con las plataformas digitales, con las aplicaciones; él formó su propio grupo, le fue muy bien, pero luego tuvo un cambio radical”, detalla el cantante, asumiendo las búsquedas y experiencias propias de su heredero.

Mientras que los ojos de Lucía se encienden al hablar de su descendiente mujer: “Ella canta muy bien. Es coach musical, cuenta con mucho talento, es admirable para mí. Ojo que mi sobrino también cuenta con lo suyo. ¡Es un gran compositor!”, remarca con orgullo.

¿Si los Pimpinela se ven sobre un escenario por el resto de sus vidas? “Nosotros somos de vivir el hoy. Siempre fuimos de pasos cortos y precisos. Y así pasaron las décadas. Cuando sea complejo, iremos administrando los conciertos. Lo cierto de hoy es que los shows del Luna están prácticamente agotados y agregaremos otro en diciembre”, concluye Joaquín, con una marcada sonrisa.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Continue Reading
Advertisement

Tendencias

Copyright © 2022

A %d blogueros les gusta esto: