Connect with us

España

Nadal, sobre el ‘caso Djokovic’: “Ningún tenista es más importante que un torneo”

Published

on

nadal,-sobre-el-‘caso-djokovic’:-“ningun-tenista-es-mas-importante-que-un-torneo”

A dos días de su estreno en el Open de Australia, frente al estadounidense Marcos Giron (66º de la ATP), Rafael Nadal atendió a los periodistas para analizar sus opciones y los últimos giros del caso Djokovic. El español, de 35 años, dice estar satisfecho de su progresión, aunque recordó que no disputa un partido a cinco sets desde que se enfrentara al serbio en las semifinales de Roland Garros (en junio de 2021) y subrayó que, por encima de todo, valora pisar de nuevo un Grand Slam después de medio año en la reserva por una lesión crónica en el pie izquierdo. Reciente campeón en el preparatorio de Melbourne, el mallorquín desea que el foco apunte de nuevo al tenis. Exclusivamente al tenis.

“Está claro que Djokovic es uno de los mejores de la historia, sin duda, pero no hay un solo jugador que sea más importante que un evento. Los jugadores vienen y van y nadie, ni siquiera Roger (Federer), Novak (Djokovic), yo mismo o Björn Borg, que fue increíble en su momento, están por encima de un torneo como este. El tenis sigue adelante. El Open de Australia es mucho más importante que cualquier jugador. Si [Djokovic] finalmente juega estará bien; si no, el torneo será un gran torneo, con o sin él”, expuso Nadal, hastiado ya de los últimos acontecimientos y de que el deporte quede relegado a un segundo plano.

“Creo que la situación ha ido demasiado lejos”, lamentó. “Honestamente, estoy un poco cansado de la situación, porque creo que es importante hablar sobre el tenis. Pasamos y estamos pasando por momentos muy desafiantes a nivel mundial con esta pandemia”, continuó el actual número seis; “si hay alguna solución, y la solución es la vacuna, eso es todo. Necesitamos estar vacunados, pero repito: estamos aquí para hablar de tenis. Hay muchos millones de personas que están sufriendo, pero aquí debemos hablar de nuestro deporte”.

Respecto a si esta última polémica puede generar un daño definitivo sobre el perfil público de Djokovic y su impacto como deportista, Nadal afirmó: “Depende de él. Le deseo todo lo mejor. Hemos tenido una buena relación durante nuestra carrera. Hicimos cosas importantes para el circuito, para nuestras fundaciones, para la caridad. Hemos estado juntos cuando pasaba algo negativo aquí, en Australia, o en todo el mundo. Pero, desde mi punto de vista, en este caso hay muchas preguntas que necesitan una respuesta. Sería bueno que todo se aclarase pronto. Le deseo lo mejor y le respeto, aunque no estoy de acuerdo con muchas cosas que hizo en las últimas dos semanas”.

Sin haber jugado apenas en los seis últimos meses, Nadal es consciente de que el asalto australiano será todavía más complicado. Al de por sí exigente contexto del torneo, el balear, campeón en 2009, le añade la falta de rodaje y confianza. “Va a llegar el día en el que la remontada no va a ser posible, pero quiero intentarlo”, indicó. “Quiero dar lo mejor de mí, quiero darme la oportunidad de seguir disfrutando de este hermoso deporte. Creo que si estoy sano y puedo jugar con regularidad, tener un calendario más o menos normal, tendré mis posibilidades de estar en una posición importante y luchar por cosas importantes”.

Y prosiguió: “El deporte cambia muy rápido, y lo que hoy parece muy difícil en un par de días puede cambiar. Estoy feliz de estar aquí, más que otra cosa. Para mí lo principal era volver. Si soy capaz de ganar partidos y de mejorar día a día, mejor que mejor, pero lo fundamental era estar de nuevo en el circuito. Solo he jugado tres partidos durante el último medio año [son siete: dos en Washington, dos en Abu Dabi y tres en el ATP 250 de Melbourne], así que solo quiero ir día a día. Eso sí, cada entrenamiento es positivo para mi confianza y mi físico”.

Por último, Nadal comentó su experiencia con el coronavirus. El español se contagió a su paso por Abu Dabi, donde coincidió con el rey emérito español y donde también se infectaron los dos técnicos que viajaron con él, Carlos Moyà y el recién incorporado Marc López. “Estuve muy enfermo, tardé días en recuperarme. Después, cada vez fui sintiéndome un poco mejor. Si me dicen que voy a estar aquí hace un mes, por supuesto que lo hubiera firmado. Solo quiero volver a sentirme un tenista profesional”, zanjó el de Manacor.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Fuente el Pais

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: