Connect with us

España

La escasez de sangre en los hospitales obliga a Sanidad a relajar los criterios para donar tras pasar la covid

Published

on

la-escasez-de-sangre-en-los-hospitales-obliga-a-sanidad-a-relajar-los-criterios-para-donar-tras-pasar-la-covid
Bolsas de sangre del centro de transfusión de Valdebernardo, en Madrid (España).
Bolsas de sangre del centro de transfusión de Valdebernardo, en Madrid (España).Ricardo Rubio (Europa Press)

El Ministerio de Sanidad ha decidido suavizar los criterios de exclusión para donar sangre de quienes han pasado la infección por coronavirus y sus contactos estrechos ante la escasez registrada en las últimas fechas, que amenazaba con poner en riesgo la actividad de los hospitales y que ha llevado a la mayoría de comunidades a hacer un llamamiento a los ciudadanos para incrementar las reservas.

Los casos positivos asintomáticos podrán acudir a los centros de donación pasados solo siete días del diagnóstico en lugar de los 14 mínimos actuales, que en la mayoría de los casos eran 28 si el donante no disponía de un documento que acreditara haber dado negativo en una prueba diagnóstica. Aquellos que hayan desarrollado un cuadro clínico leve deberán esperar los mismos siete días a partir de la desaparición de los síntomas. Además, los contactos estrechos de los casos positivos, hasta ahora excluidos, también podrán donar sangre.

Así lo ha decidido el Comité Científico de Seguridad Transfusional, órgano asesor del ministerio. Los expertos justifican su decisión por “la situación epidemiológica actual, que está comprometiendo el suministro de componentes sanguíneos”, pero también por las evidencias que han confirmado “la no vinculación de la transmisión del SARS-CoV-2 con las transfusiones” de sangre, según consta en el documento que recoge los acuerdos alcanzados por el Comité.

Las medidas acordadas por este grupo de expertos son un mínimo de obligado cumplimiento para las comunidades, que en algún caso pueden aplicar criterios más restrictivos. Hasta ahora, por ejemplo, Cataluña obligaba a esperar 28 días a todas las personas que hubieran dado positivo. Será a partir de la próxima semana que las autonomías adaptarán sus criterios a lo acordado el viernes por el Comité.

“Es un paso muy importante que estábamos esperando. Lo primero que debe decirse es que con esta decisión el Comité recoge lo que ha demostrado la evidencia científica: que el riesgo de contagio del coronavirus a través de la donación es inexistente. Y los nuevos criterios aliviarán una situación que es delicada por la falta de sangre”, celebra la gerente del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, Luisa Barea.

La medida llega tras unos días especialmente complicados. Si las Navidades son tradicionalmente unas fechas en las que descienden las donaciones, el desplome este año ha sido muy acusado debido a la explosión de casos provocada por la variante ómicron. Más de 1,7 millones de personas han dado positivo en los últimos 14 días y 2,6 millones en los últimos 28. Con estas cifras y los contactos estrechos de cada paciente, el número de excluidos de las donaciones se había multiplicado en las últimas semanas.

“Estamos con las reservas justísimas desde Navidad, a menos del 50%, con 2.000 bolsas cuando necesitaríamos tener 5.000. Con las donaciones actuales apenas logramos abastecer las necesidades de los hospitales y no conseguimos hacer crecer las reservas”, explica Barea. La Comunidad de Madrid necesita diariamente recibir 900 dosis para cubrir las necesidades de los hospitales, pero muchos días de las últimas tres semanas apenas lograba superar las 700.

La gran mayoría de comunidades ha hecho en los últimos días o semanas llamamientos a la población ante la caída de las donaciones, unas campañas que ya son habituales en estas fechas pero que este año se han incrementado a medida que disminuían las reservas. El País Vasco es una de las más afectadas, hasta el punto que ha tenido que solicitar sangre a otras autonomías y admite que la situación “es comprometida”. Las donaciones han caído alrededor del 30%, aseguran responsables del Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos, mientras las necesidades siguen al mismo nivel y requieren unas 400 donaciones diarias.

En Castilla y León, el Centro de Hemoterapia y Hemodonación ha advertido en los últimos días sobre la necesidad de que los ciudadanos acudan a los centros de donación. La situación actual es de nivel rojo en cuanto a las reservas de sangre del grupo 0- mientras que A , A- y 0 se encuentran en amarillo. Por otro lado, también se ha solicitado de manera urgente la donación de sangre para plaquetas, pues actualmente hay una “situación crítica, sin stock”.

Galicia vive una situación parecida y ha pedido la colaboración especialmente a los donantes de los grupos 0 , A- y A . Los hospitales gallegos precisan entre 400 y 500 donaciones diarias y en los últimos días no se están alcanzando estas cifras.

En Canarias, el Instituto de Hemodonación y Hemoterapia ha hecho esta semana un llamamiento a la población para pedir donaciones de todos los grupos sanguíneos, especialmente A , O y O- “que han registrado un importante descenso en los niveles de stock”. Mientras, el Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares ha pedido todos los grupos sanguíneos ante el riesgo de falta de suministro en los hospitales. Esta comunidad está logrando apenas un centenar de donaciones diarias, cuando necesita al menos el doble.

Extremadura, La Rioja, Navarra y Andalucía son otras comunidades que han apelado a la solidaridad de sus ciudadanos, aunque en algunos casos la respuesta lograda ha mitigado el problema. La Junta de Andalucía pidió públicamente el miércoles sangre “de todos los grupos, sin excepción”, pero el viernes las colas en varios hospitales eran tan largas que a los que estaban en los últimos lugares se les ha informado de que ya no era necesaria su donación.

En Navarra la situación era mucho más delicada a principios de diciembre. “Estuvimos mal y tuvimos que recurrir a comunidades autónomas vecinas para tener plaquetas. Ahora mismo, esas comunidades están recurriendo a nosotros”, afirma el director del Banco de Sangre y Tejidos, José Antonio García. La gran cantidad de donaciones recibidas a finales de diciembre ha dado estabilidad a las reservas gracias a “un colectivo de donantes maravillosos”, añade García.

Una situación parecida a la que ha vivido Aragón, explica la directora del Banco de Sangre y Tejidos, Carmen Garcés. “Estuvimos bajos de reservas en la segunda mitad de diciembre e hicimos un llamamiento a la población a donar. La verdad es que la respuesta fue estupenda y terminamos el mes con unos niveles muy buenos y más de 500 nuevos donantes, lo que nos ha permitido entrar en enero en una situación mucho mejor”, se congratula.

Cataluña termina este sábado el tradicional Maratón de Donantes de Sangre, que celebra cada año para impulsar las donaciones en una época en la que estas se reducen. Esta comunidad dispone actualmente de 4.000 bolsas en las reservas, una cifra que un portavoz del Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña califica de “baja” sin llegar a ser preocupante. Los hospitales catalanes necesitan entre 800 y 1.000 donaciones diarias para cubrir sus necesidades.

La Comunidad Valenciana, en cambio, afirma que no tiene problemas de desabastecimiento por la reducción de donaciones de sangre.

Con información de Lucía Bohórquez, Ferran Bono, Juan Navarro, Mikel Ormazabal, Amaia Otazu, Silvia R. Pontevedra, Eva Saiz y Guillermo Vega.

Fuente el Pais

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: