Connect with us

Tiempo de viajar

TDV – Hoy viajamos a Tailandia – Primera Parte

Published

on

Tiempo de Viajar Con Oscar y Silvia

En marzo del 2019 decidimos irnos al otro lado del mundo: al Sudeste Asiático, con la intención de visitar 4 países. En ésta serie de notas te contaremos un poco nuestra visita a esos países cálidos y exóticos. Veni con nosotros que arrancamos por Tailandia.

La noche del viernes, al salir del aeropuerto de Ezeiza, estuvo movida y se hizo tan larga que duró hasta el domingo, porque? Ahora te cuento.

El viaje de ida arrancó en Ezeiza y de ahí un avión a San Pablo, Brasil, donde después de 3 horas de vuelo y otras de espera, haces trasbordo con Qatar Airways y unas 18 hs después llegás a Doha en Qatar donde nos espera un nuevo cambio de avión.

A esta altura y después de cruzar varias bandas horarias, tu cuerpo no sabe dónde está. Así que es posible que desayunes a las 3 de la tarde o cenes a las 5 de la mañana, porque en tu cabeza y en tu reloj, tenes la hora de Buenos Aires. Necesitas hidratarte más, los pies empiezan a hincharse, tú estomago también, retenes líquidos, dormís mal, sentado, medio doblado y de a ratos, mientras escuchas roncar a alguien cerca de tuyo o un chico llora más allá, mientras intentan calmarlo cargándolo en brazos con el típico arrumaco y moviéndose a un lado al otro por el pasillo del avión. Eso mientras el padre o la madre se pueda levantar y caminar un poco para estirar las piernas hamacado al chico, porque debería estar sentado, con el cinturón de seguridad puesto ya que a veces el avión salta y muchos se despiertan y asustan. Una vez que se normaliza todo, el padre se queda medio dormido en su asiento y al chico le hacen escuchar música infantil o tal vez el Corán, que en estas aerolíneas musulmanas es bastante común.

La Línea Aérea Qatar Airways, en el año 2017, se ganó el honor de ser la mejor compañía aérea del mundo. Todo muy lindo, muchos premios, pero el viaje de 18 hs es demoledor. A ésta altura no sabes ni qué hora es, pero creo que ya no tiene sentido saberlo.

Ya en Doha, debemos cambiar de avión para llegar a nuestro destino final: Bangkok en Tailandia y solo tenemos dos horas antes que parta nuestro último vuelo. Pero al llegar medio dormidos al aeropuerto de Doha, nos dimos cuenta que ésta aventura ya había empezado y que no era necesario esperar hasta Bangkok.

Solo con el equipaje de mano recorremos el gran aeropuerto hasta llegar a migraciones. Zapatos, cinturones, computadoras, todo queda en los bandejones que dejas en la cinta para pasar por el escáner, pero al queres tomar nuestras cosas para seguir, nos separan a los dos.  A mí me eligen junto a otros varones para pasar por una máquina 360° que te escanea minuciosamente por si transportas algo ilegal escondido en tu cuerpo. Dentro de la máquina hay una pequeña cinta transportadora, donde te ubicas con los brazos en la cintura y salís del otro lado, donde la gente de seguridad muy amablemente te empuja para que sigas caminando. A Silvia no la volví a ver. A ella la enviaron a esperarme en el piso de abajo y no se dio cuenta que me habían seleccionado para escanearme y por lo tanto nos separamos en ese inmenso aeropuerto.

A mí me sacan del lugar y mientras mis ojos se agrandan para ver donde estaba Silvia, doy vueltas por ahí.

Voy al ascensor, a la escalera mecánica, al baño, nada. No estaba en ningún lado. Yo sin mis documentos, ni pasaporte, ni dinero, nada. Lo único que sabía era que tenía que tomar el vuelo a Bangkok y busque los carteles que anuncian los vuelos y las puertas de embarque. Y esperaba que Silvia estuviera allí.

Pero al intentar buscar algo en mi equipaje de mano, me doy cuenta que la computadora tampoco estaba, ya que la había sacado para ser escaneada en migraciones y no estaba. Volví a mi línea de migraciones para hablar con los oficiales y reclamar mi computadora, pero no me dejaban acercar, insistí y hasta que me confirman que la tenían ellos y tuve que demostrar que la computadora era mia, mostrando fotos archivadas, claves y datos guardados. Ahí me la entregaron.

En el caos de separarnos, la computadora quedó en el bandejón donde dejas tus cosas y nunca nos dimos cuenta de sacarla.

El Aeropuerto Internacional Hamad de Doha, fue diseñado para hacer frente a la gran demanda de tráfico aéreo y según datos, circulan 90 millones de pasajeros anuales y más de 320 mil vuelos. El aeropuerto cuenta con un hotel de tránsito de 3 estrellas, uno de lujo de 5 estrellas y puede llegar a dar de comer a 75.000 personas por día. Eso es un aeropuerto grande, donde las distancias también son enormes.

Pero, Silvia dónde está? El vuelo a Bangkok comenzaba a embarcar en la Terminal B en 10 minutos, así que debía apurarme, imaginando que Silvia estaba allí esperándome. Desde migraciones hasta esa Terminal hay una distancia considerable, así que apuré el paso y fui directo a la Terminal B.

Al llegar la veo medio nerviosa porque no sabía nada de mí y aclaramos que nos pasó.

Así que amigo lector, una recomendación para viajes con vuelos de conexión.

Siempre debes saber dónde es el siguiente destino, ubicar un tablero que muestran las partidas con horarios y puerta de embarque, en lo posible no separarse mucho en esos grandes y populosos aeropuertos y ante cualquier duda encontrarse en la Terminal de salida.

Ahora sí a abordar otra vez Qatar Airways pero esta vez con destino a Bangkok, y esperar otras 8 horas más de vuelo. Sacaste la cuenta cuantas horas de vuelo y espera son? Son muchas así que hay que armarse de paciencia y abordar el avión.

Dale que nos espera la cena o será el desayuno? Ya no lo sé

Lo único claro es que entre Buenos Aires y Tailandia hay 10 horas de diferencia. Siendo casi las 4 de la mañana y con el sueño cambiado escribí estas crónicas de viaje mientras aterrizábamos en Vismaya Suvarnabhumi, el Aeropuerto Internacional de Tailandia y tratamos acomodarnos rápido al pesado y pegajoso clima del país.

Allí separan a los sudamericanos y los ubican en una línea junto a los africanos, excepto a uruguayos y chilenos, que van por otra línea. Al preguntar el porqué de ésta separación racial, te dicen que es por nuestra Fiebre Amarilla y a los africanos por su Ebola. Solo deberás presentar la documentación que dice que estás vacunado y no tenes intenciones de contagiar a nadie y listo, pero la fila se hace larga y la demora es bastante. Cuando llegas al carrusel para retirar tu equipaje, hace rato que las bajaron para recibir el equipaje que llega de otra aerolínea. Así que como dije antes, paciencia.

 

Reino de Tailandia

Así se lo conoce oficialmente a éste país, uno de los 49 que integran Asia. Tiene casi 70 millones de habitantes y su capital y ciudad más poblada es Bangkok, que es el centro de la actividad política, comercial e industrial.

Está ubicado al este de la región y limita con Laos, Camboya, Birmania, Malasia y el Mar de Andamán.

El país fue conocido como Siam y luego cambió de nombre por primera vez en 1939 por Prathet Thai y nuevamente lo hizo en 1949, convirtiéndose en Tailandia. Prathet significa País y Thai significa Libre, y se traduce País de Gente Libre. En inglés, Prathet Thai fue Thailand, o Tierra de los Thai. La principal religión es el budismo, practicado por el 95% de su población.

Tailandia experimentó un rápido crecimiento económico entre 1985 y 1996 y hoy en día es un país industrializado y gran exportador. El turismo contribuye significativamente a su economía nacional.

Debido a su ubicación geográfica, la cultura thai ha estado tradicionalmente influenciada por China e India. No obstante, Tailandia ha generado diferentes culturas autóctonas desde la antigüedad. Hace unos 3.000 años lo que actualmente es Tailandia fue ocupado por los pueblos Mon y Khemer, hasta que poco antes de nuestra era los Thai empezaron su emigración desde Yunnan en China, hacia las llanuras de Indochina, estableciéndose en las cuencas del Mekong y del Me Nam.

Durante el siglo XIII los Thai fundaron diversos estados y principados, siendo el Reino de Sukhothai considerado como el primer Estado Thai de la región. Fue fundado en 1238 y su desarrollo coincide en el tiempo con la etapa de debacle y caída del Imperio Jemer, entre los siglos XIII y XV. A mediados del XIV, el Reino de Ayutthaya reemplazaría a Sukhothai como potencia dominante en Siam. Tras el saqueo de Angkor por Ayutthaya en 1431, gran parte de la corte Jemer es obligada a exiliarse a Ayutthaya, trayendo consigo sus rituales y costumbres, de inspiración hindú y muchas costumbres son asimiladas por la cultura de Ayutthaya.

Las potencias europeas comienzan a establecer contactos con Tailandia a partir del siglo XVI y en 1609 inician relaciones con los Países Bajos y poco después con los británicos.

 

El entonces Rey Narai cedería el poder sobre decisiones comerciales a su consejero griego, Constantinos Phaulkon, quien le concede el mercado de las especias a Francia y de esa forma, ambas naciones forjaron buenas relaciones llegando incluso a un acuerdo para que el Reino de Ayutthaya enviara embajadores a París, pero al desembarcar las tropas francesas en Bangkok, una rebelión popular, fomentada por los holandeses que se oponían al monopolio de las especias con los franceses, impidió el acuerdo comercial. Poco después, los franceses intentaron convertir al Rey Narai al cristianismo, pero al morir en 1688 los franceses fueron expulsados y el consejero griego del rey, ejecutado.

La verdadera historia de Tailandia empieza en 1782, durante el reinado de Rama I El Grande, de la dinastía Chakri, quien establece la capital de Siam en Bangkok.

Pero a pesar de la fuerte presión europea, Tailandia sería el único país del Sudeste Asiático que nunca fue colonizado por una potencia europea. La explicación principal de este hecho es que, durante todo el siglo XIX, el país contó con una larga sucesión de hábiles gobernantes, quienes demostraron una enorme capacidad para utilizar en su beneficio la rivalidad existente entre  Francia y el Reino Unido.

Como resultado, Tailandia adquiere estatus de estado tapón entre las colonias francesas de Indochina, con India y Birmania, que estaban en poder británico. Pero a pesar de su independencia, la influencia occidental provocó, durante este periodo, varias reformas, entre ellas importantes concesiones en favor de intereses comerciales británicos y una de ellas fue la cesión de tres provincias meridionales de Tailandia, que actualmente son parte de Malasia.

Fin de la monarquía absoluta

En 1932, tras un golpe de Estado y con una sangrienta revuelta que involucró a oficiales militares, se puso fin a la monarquía absoluta y se llevó al país a las primeras elecciones parlamentarias de su Historia. También se creó la primera Constitución y se estableció monarquía constitucional. En la Segunda Guerra Mundial el país se alinea con Japón y tras la derrota japonesa y el fin de la guerra, Tailandia se realinea con Estados Unidos.

En el punto de mayor tensión en la Guerra Fría, el ejército fue considerado como el auténtico poder en la sombra del Estado, que asesorado por Estados Unidos, subrayaba por propaganda estatal, el papel de la nación, la religión y la monarquía como símbolos de unidad frente al comunismo que imponía Rusia y a la población se le transmitía que el Ejército era el garante de esos pilares nacionales.

Durante manifestaciones en 1973 y 1976, los militares dispararon contra estudiantes, matando cientos de personas, aduciendo infiltración comunista y de esa forma protegía la soberanía tailandesa. Con el tiempo, estos motivos fueron rechazados y sus golpes de estado empezaron a ser vistos cada vez más como un método de los militares para controlar el poder civil. Así, desde el inicio de la Guerra Fría y hasta la década de 1980, Tailandia permaneció como un país inestable. Durante ese tiempo se produce una sucesión de cambios de gobierno por golpes de Estado.

Superado ese periodo, el país se configura en 1991 como una democracia participativa moderna. Con la nueva Constitución de 1997, el sistema político tailandés mostraba la figura del rey como Jefe de Estado con una función representativa, además de contar con un primer ministro, una cámara de representantes y otra de senadores, elegidos por voto universal.

En 2006 se produce un nuevo golde de estado y el Real Ejército Tailandés toma Bangkok y derroca al Primer Ministro Thaksin Shinawatra. Ese día también se disuelven los poderes gubernamentales, se impone la ley marcial, se prohíben las actividades políticas y se establece la censura de prensa y el control de las comunicaciones. Los argumentos que esgrimieron los golpistas fue la grave crisis de deterioro del sistema político como consecuencia de irregularidades financieras del Primer Ministro depuesto. El entonces rey Bhumibol Adulyadei accede a cambiar al primer ministro por un militar y ese día entra en vigencia una nueva constitución, que mantiene la monarquía y reserva para la Junta Militar, la facultad de modificar el Gobierno, el Primer Ministro y también elegir otra Asamblea Constituyente para que en el plazo de un año presente un nuevo texto constitucional.

Llegan nuevas elecciones pero también nuevas crisis políticas y los ministros electos vuelven a caer. En 2011 celebran nuevas elecciones y eligen como primera ministra a Yingluck Shinawatra, hermana menor del ex Primer Ministro, pero en mayo de 2014, es derrocada y Tailandia queda otra vez bajo los militares y ésta vez el comandante en jefe del ejército tailandés que consumó el golpe, Prayut Chan-O-Cha, formó una junta de gobierno, suspendió las garantías, arrestó a miembros del gabinete pero mantuvo intacta la monarquía que carecía de poder real. El militar prometió elecciones para el 2017, pero fueron postergadas muchas veces, hasta que al fin se llevaron a cabo ese domingo que nosotros llegábamos a Tailandia el 24 de marzo de 2019.

Ese día Bangkok, húmeda, pesada, calurosa, con aire denso y enloquecido tránsito, nos recibía con sus brazos abiertos.

Quien se presentó otra vez en las nuevas elecciones? Sí, el general Prayut Chan-O-Cha, pero esta vez como civil y bajo orden democrático. Pero aún hoy siguen las protestas y las detenciones y el pueblo tailandés le exige la renuncia, porque sigue con sus hábitos de censura y bloqueo o cárcel al opositor crítico a su gestión, impartiendo discursos de terror sobre sus adversarios. De ésta manera, Tailandia se ubica en el puesto 136 sobre 180 países en el Índice Mundial de Libertad de Expresión. También, de acuerdo al Índice de Percepción de Corrupción de 2020, publicado por la organización Transparencia Internacional, Tailandia ocupa la posición 104 sobre 180 países evaluados.

Sabes qué lugar ocupa la Argentina en ese ranking? El puesto 78.

Pero eso no es todo.

En el año 2016, el Príncipe Vajiralongkorn fue proclamado Rey sucediendo a su padre, Bhumibol Adulyadei, quien gobernó Tailandia por 70 años y era visto como símbolo de identidad de la nación, muy popular por su papel mediador durante las crisis políticas y de gran implicancia en el desarrollo económico del país.

Su hijo, en cambio, era una incógnita para los tailandeses ya que fue duramente criticado por su escandalosa vida privada.

Casado tres veces y padre de siete hijos, regreso desde su residencia en Alemania solo para tomar posesión en el cargo, llenando de afiches con su foto los hoteles, templos y carreteras.

Maha Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun de 68 años, conocido como Rama X, es el décimo monarca de la dinastía Chakri y al ascender al trono ante una gran multitud, lo hizo acompañado por 10 elefantes blancos que marcharon al Gran Palacio, en un evento que duró 7 horas y culminó con una corona de más de siete kilos adornada por diamantes de la India. La ceremonia costó 30 millones de dólares.

Pero él rey no es conocido por sus labores políticas o su papel en el trono.

Se hizo conocido a nivel mundial por una vida repleta de excesos, a tal punto que lo llamaban el Príncipe Playboy. En julio de 2017 se hicieron públicas fotografías suyas en el aeropuerto de Múnich, cubierto de tatuajes, vistiendo top de mujer, mostrando la barriga y usando jeans gastados. En Facebook se mostraba un video donde se lo ve mirando vidrieras en un shopping junto a su novia y él iba vestido con un top amarillo dejando al descubierto casi todo su torso y se mostrando sus numerosos tatuajes. Al viralizarse el video el rey le envió una orden judicial a Facebook para que lo bajara de la red. La empresa aceptó el pedido y bloqueó su emisión en Tailandia. Pero el monarca no quedó satisfecho y pidió que esas fotos sean eliminadas de todo el planeta.

Dentro de su extravagancia hay que incluir su particular devoción por su mascota, un caniche llamado Foo Foo que vestía con uniforme militar. El monarca estaba muy unido a su perro, al punto de nombrarlo mariscal del aire en la Royal Thai Air Force y hacer que crearan su propia página de Wikipedia. Por eso, cuando el perro falleció en 2016, el príncipe le hizo una despedida a lo grande y celebró un funeral de cuatro días con ritos budistas, para ser incinerado posteriormente en una ceremonia extravagante.

Si bien los tailandeses están acostumbrados a las ausencias de su rey, quien vive en su mansión de Alemania, su partida en tiempo de crisis y pandemia rebasó la paciencia de muchos ciudadanos, ya que durante el confinamiento por Covid 19, se aisló en un lujoso hotel cerca de los Alpes alemanes, pero no lo hizo solo. Allí estuvo acompañado por otras 119 personas, incluyendo sus 20 concubinas.

A él se le reprocha su poco compromiso con la causa y el pueblo no conoce acerca de su trabajo cotidiano. Había estudiado en el Reino Unido y en Australia y al volver a Tailandia fue nombrado jefe del batallón de la guardia personal de su padre, manteniendo las apariencias. Pero con sus aventuras y escándalos amorosos empezó a descarrilar.

De esa forma, tiene una reina y varias concubinas. A una de ellas la había expulsado por una deslealtad, pero a principio de éste año, no sólo la perdonó sino que también está por coronarla como segunda reina como regalo de su cumpleaños 36. Lo curioso de este caso de bigamia, es que a pesar de haber sido una práctica habitual, está prohibida desde 1932. Esto también divide al país entre los que apoyan ésta práctica de su rey y los que están en contra.

Una de las últimas excentricidades del rey es viajar en el Metro de Tailandia junto a su esposa actual, la reina Suthida, acompañados por militares y personas de su séquito, que están sentados en el piso mientras el rey se encuentra sentado en los asientos, porque ellos no deben estar a la misma altura que su rey. Pero también hay varias fotos donde se lo ve a él de pie con público muy cerca y todas las personas también deben estar agachadas o tirados en el piso de un salón mientras él está sentado en el trono. Pero que le puede importar a éste rey si tiene sus concubinas y miles de millones de dólares de patrimonio no?

Algo para recordar de Tailandia

Recordemos un caso impactante sucedido el año 2018 en el norte del país, exactamente en las cuevas de Tham Laung, que es un conjunto de pasillos estrechos de 10 km de largo, bajo la montaña Doi Nang Non.

Allí, 12 adolescentes del equipo de futbol infantil Los Jabalíes Salvajes, junto a su entrenador, se metieron en las cuevas con intenciones de refugiarse de las fuertes lluvias producidas durante la época de monzones.

Después de un tiempo, el agua comenzó a subir de manera intensa y los obligó a ingresar más en la cueva quedando encerrados en la oscuridad y esto les impidió tener noción del paso del tiempo y del enorme operativo de rescate que se preparaba afuera. Fue clave que los chicos dejaran sus bicicletas sujetas con candados en la entrada de la cueva lo que orientó a los rescatistas junto a los espeleólogos que se adentraron en la caverna ya inundada.

Tras afrontar pasajes angostos y aguas pantanosas, los buzos británicos descubrieron a los trece desaparecidos, a 4km de a la entrada principal todos vivos, refugiados sobre una roca, nueve días después de haberse extraviado.

El rescate fue liderado por Tailandia, pero también Australia, Estados Unidos, Japón, China y organizaciones de rescates en cuevas y buzos internacionales, participaron del rescate. Por otra parte, tanto la búsqueda, como el rescate suscitaron una intensa cobertura de medios de comunicación a nivel global y el interés del mundo.

El trayecto para llegar hasta ellos tenía tramos inundados y angostos, con fuertes corrientes y nula visibilidad. El viaje requería varias horas para llegar y era difícil incluso para buzos con experiencia y para el equipo de rescate internacional, existían tres opciones: enseñar a bucear a los chicos, drenar la cueva con bombas gigantes o sentarse a esperar que finalice la época de los monzones, donde algunos rescatistas se ofrecieron a permanecer junto al grupo con suficiente comida y suministros para asentarse allí por tres o cuatro meses hasta que cesaran las lluvias. Lo primero que se hizo fue bombear el agua de las cuevas para bajar el nivel, ya que los altos niveles y la poca visibilidad dificultaban el acceso a las cámaras interiores de la cueva.

La principal complicación era que los chicos no sabían bucear ni nadar y debieron ser sedados y traslados por grupos de buzos expertos a lo largo de los túneles. Del operativo de rescate participaron más de 1.300 personas y el mundo estuvo en vilo por ellos por varios días.

El entrenador, con enseñanzas budistas, fue fundamental para mantener en calma a los chicos, a quienes les enseñó a relajarse y a través de meditación les enseño a controlar el estrés que causaba la falta de espacio y alimentos. Al salir envió un mensaje pidiendo disculpas a los padres de los niños, por haberlos puesto en peligro y sólo él tuvo afectada su salud debido a una nutrición deficiente. El festejo por la salida de los chicos estuvo empañado por la muerte de uno de los rescatistas que tenía mucha experiencia.

Al salir de las cuevas, los chicos fueron recibidos como héroes e invitados a varios países del mundo. Incluso viajaron a Argentina, donde participaron en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018. La fama llegó después, con invitación a la Final del Mundial de Futbol Rusia 2018, giras internacionales y entrevistas, miles de seguidores en redes sociales y una película en Netflix.

Once de esos chicos ya está dando sus primeros pasos para ser ordenados novicios budistas y durante la ceremonia principal, los niños y su entrenador se afeitaron la cabeza para cumplir con la tradición local. Ya que en Tailandia es común que los hombres de familias budistas sean ordenados monjes para llevar bendiciones y honor a sus casas.

 

Otro tema.

Tal vez muchos olvidaron lo que sucedió el 25 de diciembre de 2004 en el Océano Indico.

Es día, un sismo de 9,1 grados en la escala de Richter sacudió las Costas de Sumatra, una isla de Indonesia, provocando una serie de tsunamis devastadores a lo largo de las costas de la mayoría de los países que bordean el Océano Índico, con olas de tamaño nunca vistas. Este fenómeno dejó 275 mil muertos sin contar los miles de desaparecidos y ciudades devastadas. De esa cantidad de personas, unas 5.400 murieron en Tailandia, sobre todo en centros de turismo como Phuket.

En el corazón del Cinturón de Fuego del Pacífico, Tailandia es junto a Indonesia, uno de los lugares que más desastres naturales registra en el planeta. El cinturón comprende las costas pacíficas donde se acumulan tensiones debido a la velocidad con la que se mueven las placas de la corteza terrestre. Este terremoto también afectó a Sri Lanka, India, Bangladesh, Malasia, Myanmar​ y países de la costa este de África a 8.000 km del epicentro, donde también se contaron algunos muertos. Después de esa tremenda tragedia, la comunidad mundial, recaudó unos 7 mil millones de dólares como ayuda humanitaria para las víctimas.

En el año 2012, se filmó la película Lo Imposible, protagonizada por Naomi Watts y Ewan McGregor, basada en la historia real de una familia de turistas españoles que pasaban sus vacaciones de Navidad en uno de los tantos complejos turísticos Khao Lak, en la costa del Mar de Andamán en Tailandia, donde se ven sorprendidos por una ola gigantesca que arrasa el complejo y los arrastra tierra adentro, separando a la familia. Si tuviste oportunidad de verla, te muestra algo de la crudeza de ese momento.

 

Amigos, hasta acá llegamos hoy con éstas crónica. La semana que viene continuaremos viajando por éste maravilloso país. Los esperamos.

 

 Oscar Mira

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

 

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: