Connect with us

Tiempo de viajar

TDV – Hoy viajamos a República Dominicana

Published

on

Tiempo de Viajar con Silvia y Oscar

Cuando el navegante genovés Cristóbal Colon llegó a sus costas en 1492, la República Dominicana se convirtió en la primera capital de España en el Nuevo Mundo. Veni que te contamos como nos fue en ésta visita.

La visita a República Dominicana fue muy corta. Con llegada a Santo Domingo y encuentro con una amiga y desde ahí todos juntos en coche hasta la provincia de Puerto Plata en la costa norte del país a casa de amigos y en donde el sabor dominicano estaba asegurado, ya que nuestra amiga Ada Pérez es chef y cada día era una experiencia única que queremos repetir, pero también estaban su agradable familia y nuestras amigas Edith y la artista plástica Marisa Bermúdez.

La ciudad está rodeada de fabulosas playas de fina arena blanca, ideal para descansar al sol mientras tomas un daiquiri con frutas tropicales o tal vez haces snorkel o alguna actividad marina. El pequeño centro antiguo está coronado con la Fortaleza de San Felipe que fue construida en 1577 para defender la ciudad del ataque de piratas y luego se usó como cárcel. La ciudad es pequeña y en el centro se pueden ver las singulares edificaciones de estilo victoriano que construyeron los ingleses a partir de mediados del siglo XIX. Así mismo, sus sinuosas y estrechas callejuelas y su ambiente marítimo le confieren un encanto especial que deja una huella imborrable a todo el que la visita. No podemos dejar de agradecer a nuestros amigos por éste encuentro en donde además de disfrutar de una grata compañía escarbamos en el idioma español y los vaivenes idiomáticos de las palabras, desde palabras comunes hasta insultos. Toda una experiencia maravillosa.

 

Pero hagamos un poco de historia

Ubicada en Las Antillas, la República Dominicana ocupa dos tercios de la isla que comparte con Haití y al igual que muchas islas del Caribe, estuvo habitada por los taínos desde el siglo VII. Isla a la que llamaron Quisqueya y que significa Madre de las Tierras. El 5 de diciembre de 1492 llega Cristóbal Colon y la bautiza como Hispaniola convirtiéndose así en la primera capital de España en el Nuevo Mundo. Al continuar la exploración de la costa norte, la Santa María encalló en un banco de arena y con los restos de la nave construyeron un fuerte al que llamaron Villa Navidad. Esta fue la primera construcción española en América. El fuerte quedo localizado frente a donde haba encallado la Santa Maria frente a la desembocadura del río Guárico, en la costa noroccidental de la actual Haití. Tiempo después, Colón ordenó regresar a España y dejó una el fuerte a una guarnición de 39 hombres armados con provisiones suficientes para que lo esperaran y al mando de Diego de Arana.

Cuenta la historia que tan pronto Cristóbal Colón izó las velas para volver a España, los hombres que quedaron en la isla, en su mayoría ladrones y aventureros, se dedicaron a adquirir riquezas más que en asentarse en la tierra y por ese motivo saquearon aldeas, robaron alimentos y abusaron de las mujeres. Por éstos motivos los indígenas se rebelaron y se decidieron a atacar al fuerte. Pero antes de hacerlo tomaron algunas precauciones y para salir de dudas quisieron saber si los españoles eran mortales o no, por lo que capturaron a uno de ellos, lo ahogaron y después de un rato le decían “levántate”. Al cabo de tres días y viendo que el cuerpo no se movía y olía mal, certificaron que eran mortales y tomaron confianza para una rebelión. Atacaron el fuerte y asesinaron a todos los ocupantes. Al regresar Colón, en su segundo viaje de 1493, al mando de 17 navíos y 1.500 soldados, encontró que el fuerte había sido atacado y destruido por indígenas. Colón interrogó a los nativos y escuchó por primera vez el nombre de un cacique guerrero que lo preocuparía por mucho tiempo: Caonabó.

Después muchas batallas el cacique es capturado y tomado prisionero. Y por ser un rey orgulloso jamás respondió preguntas ni se dignó a mirar a los ojos a sus captores y a pesar que recibía órdenes de ponerse en pie cuando Colón entraba en la celda, él nunca lo hizo y nunca lo miró. Pero si se ponía de pie cuando ingresaba Alonso de Ojeda, quien fue quien lo capturó. Interrogado de por qué hacía eso, ya que debía respetar a Colón, jefe de Ojeda, respondió: “Sólo me pongo de pie ante el español que tuvo la audacia de hacerme preso. Los demás son unos cobardes.»

Tal vez Colón creyó que podía sacar más provecho de Caonabó vivo que muerto y lo envío a España a fin de que los Reyes Católicos vieran que clase de enemigos eran los tenían que enfrentar en la isla. Pero cuando las naves llegaron a España hacía semanas que Caonabó había muerto. El cacique se dejó morir de hambre, sin mostrar flaqueza ni una sola vez. Y su cuerpo fue lanzado por la borda. Caonabó es conocido como el primer Libertador de América ya que opuso una tenaz resistencia a los europeos que llegaron con Colón.

En 1494 Colón decide construir, en Puerto Plata, una nueva ciudad a la que llamó La Isabela, en honor a la reina, siendo la primera ciudad europea del Nuevo Mundo. La ciudad fue una mezcla de puerto, astillero, aduana y almacén y desde acá se canalizaba el tráfico entre la isla y España. A partir de 1496 sus habitantes comenzaron a emigrar a otros sitios ya que el poblado tuvo que soportar grandes huracanes y enfermedades que diezmaron la población. Hacia el año 1500, la ciudad fue abandonada. En la actualidad sus ruinas muestran un parque arqueológico.

Desde La Isabela se organizaron expediciones al interior de la isla que resultaron en la construcción de más fortalezas. Cristóbal Colón, antes de volver al Reino de Castilla, deja a cargo de la colonia a su hermano Bartolomé quien luego funda la ciudad de Santo Domingo en 1496. Pero las sublevaciones de opositores a Colón motivaron que la Corona Española enviara a Francisco de Bobadilla para hacerse cargo de la situación, ordenando la detención de Cristóbal Colón y su familia, quienes fueron embarcados hacia la Península. A la gobernación de la isla, le sucedió Nicolás de Ovando y luego el hijo del almirante, Diego Colón quien gobernó entre los años 1509 y 1523 y vivió en una residencia llamada el Alcázar que aún sigue en pie y es la residencia más antigua de América.

Al morir Cristóbal Colón en 1506, su hijo Diego se convierte en heredero de sus privilegios en América pero el rey Fernando el Católico se negó en traspasarle todos los derechos del almirante y solo lo nombró gobernador de la isla La Española en 1508. El título de virrey de Diego Colón fue honorífico, pues la Corona solo le hizo efectivo el de gobernador.

En 1630, los franceses, holandeses e ingleses se apoderaron de la Isla Tortuga y desde allí avanzaron al occidente de La Española. En 1697 y gracias al Tratado de Ryswick, Francia asumió que le pertenecía la parte occidental de la isla e incrementó la colonización. A la parte oriental se la llamó Santo Domingo Español. Con el Tratado de Aranjuez de 1777, España reconoce de manera oficial la existencia de la colonia francesa de San Domingo y se fijan los límites entre la parte francesa y la española al igual que se establecen medidas de deportación de fugitivos y retorno de esclavos. Haití logra la independencia de Francia en 1791 tras una revolución de esclavos, convirtiéndose así en uno de los primeros países de América en independizarse.

La Republica Dominicana, que alcanzó su independencia en 1821 tiene en su bandera una cruz blanca que simboliza la protección de Dios que la divide en cuatro partes, dos azules y dos rojas que representan la lucha y la sangre derramada. Por su parte, el escudo es el único en el mundo que tiene una Biblia abierta en el centro rodeada por una rama de olivo y una de palma. Su lema reza “Dios, Patria, Libertad”. Hoy en día, es la décima ciudad más poblada de América Latina, y la más poblada del Caribe y uno de los mayores centros culturales, económicos, políticos, comerciales e industriales de América.

Casa de Colon

El Alcázar de Colón o Palacio Virreinal es uno de los sitios emblemáticos de la Ciudad y  está ubicado cerca de la costa del río Ozama. Fue construido en 1511 y entregado a Diego Colón, por el rey Fernando El Católico, para que él y sus descendientes vivan en perpetuidad. Aún hoy se conservan 22 de las 55 habitaciones originales de éste palacio fortificado construido en la época hispánica que tiene un estilo que une el Renacimiento español, el italiano, el gótico y el mudéjar. La residencia funcionó como hogar de la familia Colón hasta 1577.  Con el paso del tiempo, el edificio se convirtió en ruinas y para protegerlo se declaró como  monumento nacional en 1870. Por él pasaron grandes conquistadores españoles como Hernán Cortés y Pedro de Alvarado.

La ciudad fue nombrada en honor a Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Dominicos, quienes después fundaron una casa de estudios y mediante bula papal se transformó en la Universidad Santo Tomás de Aquino. Sin embargo no fue oficializada por el Reino de España hasta dos décadas después por lo que existe una polémica con Perú y su Universidad Nacional Mayor de San Marcos que fue fundada en 1549, sobre cuál es las dos es la más antigua del continente.

Un lindo recorrido de la parte antigua lo podes realizar desde la Puerta del Conde que da acceso a la peatonal del mismo nombre, frente al parque Independencia. O tal vez desde la Puerta de la Misericordia, construida a finales del siglo XVI. Ambas puertas fueron levantadas para proteger la ciudad. La Misericordia recibe ese nombre por una capilla que fue levantada en 1842 y a raíz de los temblores que asolaron la zona, muchas personas corrían hacia ahí para pedir misericordia y para que se diese fin a los daños causados en sus campos y en sus viviendas. Al igual que la de El Conde, esta puerta también fue escenario de la proclamación independentista del país.

 

Y donde están los huesos de Colon?

Hay una polémica que se generó desde hace siglos entre República Dominicana y España: en dónde están los restos de Cristóbal Colón quien murió en 1506? La duda es razonable teniendo en cuenta que sus restos mortales viajaron tanto como lo hizo en vida.

Lo cierto es que Cristóbal Colón fue enterrado en el convento de San Francisco en Valladolid, donde murió tras sufrir un paro cardíaco. Tres años más tarde, sus restos fueron trasladados al monasterio de La Cartuja, en Sevilla y hoy se encuentran en la catedral de esa ciudad. En 1523, Colón volvió a cruzar el Atlántico junto a los restos de su hijo Diego para descansar en la isla de La Española y ambos fueron enterrados en la catedral de Santo Domingo

Pero la historia no termina acá. En 1795, fecha en que España cede a Francia la totalidad de la isla a raíz del Tratado de Basilea, los cuerpos son exhumados y trasladados a la Catedral de La Habana, hasta que Cuba logró su independencia de España en 1898. Entonces los restos de Colón regresan otra vez a Sevilla para ser enterrado en su Catedral.

Sin embargo, tanto España como la República Dominicana siguen asegurando al día de hoy que los restos mortales de Colón permanecen en sus territorios. Para despejar dudas, en el año 2006, España autorizó análisis de ADN a los restos de huesos conservados en Sevilla llegando a la conclusión que los restos correspondían a Cristóbal Colón.

República Dominicana también reclama tener en su poder los restos de Colón y el origen de esa disputa es una caja encontrada en 1877 en la catedral de Santo Domingo con huesos humanos y una inscripción que dice: “Cristóbal Colón”. Desde entonces, las autoridades dominicanas confirman que los restos nunca salieron de la isla, sino que los españoles se llevaron a Cuba los huesos de otro familiar de Colón. Tal vez su hijo Diego o su nieto que también se llamaba Cristóbal Colón. El misterio y la controversia siguen.

Lugares para visitar en República Dominicana

Por supuesto el sitio más conocido es Punta Cana, que en realidad es una urbanización inventada por un grupo de inversionistas para viajeros que quieran escaparse y disfrutar de un resort all inclusive. Con grandes playas que se reparten entre hoteles se consideran como las mejores playas del mundo, pero de vez en cuando sus aguas se llenan de algas.

Otro lugar para visitar es Barahona, que es conocida como “la novia del Caribe” y de a poco se está convirtiendo en uno de los destinos más solicitados por el turismo gracias a sus playas de arenas blancas y aguas turquesas y también gracias a su bonita ciudad cuya obra característica es un Arco de Triunfo levantado en la época del dictador del Rafael Trujillo quien en su momento cambió el nombre de Santo Domingo por Ciudad Trujillo.

República Dominicana en el cine

En el año 2017, el actor Vin Diesel, filmó en la República Dominicana, la película de acción XXX: The Return of Zander Cage, en donde aparece el futbolista brasileño Neymar Jr.

Vin Diesel también usó a República Dominicana para el rodaje de Rápido y Furioso 3 para representar a Cuba o La Habana ya que sus construcciones son muy similares pero dadas las limitaciones que impone el bloqueo de Estados Unidos a esa nación, y el parecido que tiene con este país, entonces replican la ciudad de La Habana con la de Santo Domingo. Aunque Hollywood también hizo lo mismo al representar algunas locaciones de Venezuela como Caracas en película La historia Real de un Falso Asesino de 2016, justamente por las diferencias políticas entre Estados Unidos y Venezuela.

Robert Redford y Lena Olin protagonizaron el filme La Habana en 1990, para lo cual vinieron a Santo Domingo a reproducir algunas zonas de esa ciudad cubana.

Hasta acá se podría decirse que el país está de moda para los directores, actores y productores de cine internacional. Sin embargo, la realidad es que los atractivos de la República Dominicana han sido de inspiración para el rodaje de películas famosas desde hace décadas, algunas tan exitosas que han sido varias veces premiadas

Tal es el caso de la legendaria película El Padrino II, protagonizada por Al Pacino y dirigida por Francis Ford Coppola, que nos muestra como Michael Corleone tendrá que lidiar con los negocios familiares. La película, ganó 6 estatuillas de la Academia, fue filmada en 1974 y toma como escenario la Zona Colonial de Santo Domingo para replicar localidades de La Habana, Cuba, en tiempos que se produjo la caída de la dictadura de Fulgencio Batista y el triunfo de la revolución con Fidel Castro, el 1 de enero de 1959.

Un dato: En varias películas que muestran edificios en donde ondea la bandera cubana o venezolana, se puede ver el escudo dominicano. Aquel que tiene una biblia en su interior

Pero también bajo la dirección de Francis Ford Coppola, en 1979 varias zonas de República Dominicana, específicamente del río Chavón sirvieron de escenario para completar la exitosa película Apocalypse Now, en donde se dice se filmó la escena de la llegada de los helicópteros con la música de la Cabalgata de la Valkirias. La película recibió tres estatuillas, además de los Globos de Oro además de premios Bafta y del Festival de Cannes.

También se filmaron acá escenas de la Miami Vice en diferentes localidades de Santo Domingo y sirvió de escenario para representar a Haití.

En 1985 el director George Cosmatos vio en la playa de La Romana un paisaje ideal para algunas escenas de la taquillera Rambo II, mientras que tres años más tarde Wes Graven dirige la película La Serpiente y el Arcoíris, también con varias partes hechas en este país. Tampoco se quedan atrás películas como El sueño de Julia (2003), El buen pastor dirigida por Robert De Niro (2006), la varias veces premiada Yes (2004), la ópera prima de Andy García La Ciudad Perdida (2005) y El salario del miedo (1977), Baila conmigo, también  inspirada en Cuba y protagonizada por Vanessa Williams y Chayanne (1998).

En 1993 se rodó la exitosa película Jurassic Park, bajo la dirección de Steven Spielberg, que se llevó tres premios Oscar. Se dice que varias escenas del filme se grabaron en República Dominicana. Lo que sí es seguro, es que el mosquito que aparece en la película fue tomado prestado del Museo del Ámbar de Puerto Plata.

Ya que estás por ahí, no podes dejar de disfrutar de los exquisitos sabores dominicanos como el sancocho, el mangú, las habichuelas guisadas, el mofongo, los pasteles en hoja, el chicharrón, el casabe y los tostones, siempre acompañados por arroz blanco. De postre las habichuelas con dulce o el majarete, que si bien son todas comidas muy típicas del Caribe cada país le dá su impronta y su sabor diferencial. Y por supuesto también disfruta de su alegre música, su bachata, su merengue y su salsa con el fantástico Juan Luis Guerra a la cabeza.

Esperamos que hayas disfrutado de República Dominicana como nosotros lo hicimos. Hasta la semana que viene,

Oscar Mira

Mail : silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog

YouTube

Instagram

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: