Connect with us

Política

El Gobierno amenaza con aplicar la ley de desabastecimiento de 1974 si no se acuerda el congelamiento de precios

Published

on

Roberto Feletti ratificó la voluntad de “evitarle frustraciones” a los consumidores, aunque advirtió que hay “resistencias” por parte del sector empresario en relación con las medidas anunciadas.

El titular de la Secretaría de Comercio Interior Roberto Feletti advirtió que aplicará “la ley de abastecimiento y de precios máximos” si no se cumple el congelamiento de precios planteado por el Gobierno a las principales empresas productoras de bienes de consumo masivo y supermercados, con el objetivo de mantener precios estables de 1.247 bienes de la canasta básica por un plazo de 90 días.

“Evidentemente si no se llega un acuerdo vamos a tener que aplicar las leyes. Es algo que trato de impedir, porque creo en los acuerdos sociales”, sostuvo el funcionario del Ministerio de Desarrollo Productivo. En el marco de las conversaciones en curso, informó que los empresarios “van a mandar hoy una contraoferta” y que esto “el lunes va a estar definido de algún modo”.

“Por ahora hay resistencias en los productores. Estamos negociando”, precisó Roberto Feletti, al referirse a las cadenas alimentacias e industriales que más se oponen al convenio. “Me tomo como plazo el lunes para que en una u otra dirección cerrar, pero esto no puede seguir. Se rompe el equilibrio social de la Argentina. La canasta alimentaria se lleva puesto al salario, no aguanta ni la paritaria”, subrayó.

Consultado puntualmente si aplicará la ley de abastecimiento, el funcionario a cargo de Comercio Interior confirmó que utilizará ese instrumento y “políticas de precios máximos no consensuadas”, en caso que no haya un punto de encuentro para elaborar la lista de artículos de consumo masivo.

Además, anticipó que esta suspensión de precios “en lo inmediato” funcionará “en los alimentos”, pero que “después vamos a avanzar en otros sectores” de la economía.

Feletti admitió que este tipo de medidas solo implica “bajar la fiebre”, como una forma de “parar la pelota” para ralentizar el ritmo inflacionario y apuntó que no dará marcha atrás en su decisión de congelar los productos. “Yo no vine para tomar café”, aseguró. “El intento de ordenar una política de precios genera malestar. Es el comportamiento empresario. Si hay malestar en los empresarios, hay más malestar en el pueblo”, aseguró en diálogo con el programa “La García”, por AM750.

Sobre las negociaciones, el funcionario precisó que los jugadores del sector que influyen en el precio de los alimentos “son pocos” y que es posible poner un freno al encarecimiento del costo de vida por esa vía. “Entre oferentes y comercializadores de alimentos no hay más que 30 empresas. La concentración tiene un beneficio, que son pocos, y un perjuicio, que son poderosos”, indicó.

Alberto Fernández ya había amenazado el año pasado con aplicar la ley de abastecimiento para controlar los precios. Se trata de una norma que fue sancionada en 1974 y modificada en 2014 por el kirchnerismo: faculta al Estado a intervenir en los mercados para fijar precios y márgenes de utilidad cuando lo considere necesario. Además, le permite aplicar sanciones, suspender comercios y realizar allanamientos y procedimientos en establecimientos industriales sin orden judicial.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el índice de precios al consumidor (IPC-Costo de Vida) registró en septiembre un incremento de 3,5%, un punto porcentual más que el 2,5% registrado en agosto pasado.

La suba registrada en septiembre fue impulsada por los productos estacionales, que comprenden frutas y verduras, además de indumentaria. El aumento corta una serie de cinco meses consecutivos de desaceleración.

Con este incremento, la inflación minorista en los primeros nueve meses del año acumuló un alza del 37% y en los últimos 12 meses un avance de 52,5%.

Este movimiento de precios causó preocupación en el Gobierno nacional y provocó la reconfiguración del gabinete de la cartera de Desarrollo Productivo, con la llegada de Roberto Feletti y el reemplazo de su predecesora, Paula Español.

“En lo que va del mes hay un aumento de precios muy grande. El detergente aumentó 82%, todos incrementos superiores al 10%. Vemos un shock en octubre y decimos basta”, concluyó el funcionario.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: