Connect with us

Ciudad

Falabella en Rosario: sugieren dar de baja la tarjeta para evitar recibir deudas e intimaciones

Published

on

Falabella se fue hace muy poco tiempo de la tradicional esquina de Sarmiento y Córdoba pero a sus clientes aún les siguen lloviendo deudas. Es por la renovación de la tarjeta de crédito que extendía el local comercial (CMR) cuyos derechos comerciales fueron cedidos al Banco Columbia. Ya llegaron varias denuncias a la Oficina del Consumidor del Concejo, gente que recibe deudas e intimaciones. Hay, sin embargo, una solución: enviar un correo para pedir la anulación de la deuda.

El caso trascendió luego de que varios usuarios y usuarias de la tradicional tienda denunciaran ante el organismo municipal las deudas acumuladas que la tarjeta asociada a Falabella les reclamaba por la renovación del plástico. La mora por el no pago de gastos administrativos oscila los $300 y $400 y se extiende aproximadamente hasta los $3 mil.

“Mucha gente dio de baja la tarjeta y llega el resumen sin deudas, pero con el cargo de renovación anual. Es por eso que al usuario lo pone en condiciones de ubicarse por la negativa. Estamos hablando de tres cuotas de 300 y 400 pesos, más los gatos administrativos, es decir, una deuda que va creciendo mes a mes”, comentó a radio LT8 la coordinadora de atención al público de la Oficina del Consumidor del Concejo Municipal, Ariadna Ciammarriell.

Los usuarios empezaron a consultar sobre el tema a partir de los resúmenes de cuenta con la renovación anual, pese a que no es la tarjeta CMR que extendía Falabella sino del Banco Columbia, con la entidad que la tienda acordó la cesión de su cartera de clientes.

“Esto es legal, estaba permitido y figuraba en el contrato de CMR, quien estaba facultado de trasferir sus obligaciones a otra entidad. El tema es que se transforma en ilegal cuando te envían una tarjeta y la propuesta te genera un cargo de renovación anual”, explicó la funcionaria.

A su vez, recordó que quien debería intervenir en esta situación es el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que “es el ente regulador y es el único que le podría poner una multa al banco en este caso, por eso sostengo que el envío de la tarjeta no es ilegal, la cuestión pasa por los cargos”.

Por lo pronto, quienes fueron clientes y tenían un vínculo contractual con la tarjeta CMR de Falabella deberán enviar un correo electrónico a areafinanciera@concejorosario.gov.ar para solicitar la baja y la anulación del saldo, junto a sus datos personales, la foto con importe y tarjeta a dar de baja para resolver el trámite.

Relacionado

Fuente : El ciudadano web

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: