Connect with us

España

Pedro Sánchez hace un balance triunfalista del semestre: “España tiene medalla de oro de la vacunación”

Pedro Sánchez hace un balance triunfalista del semestre: “España tiene medalla de oro de la vacunación”

El presidente lamenta la ausencia del catalán Pere Aragonès de la Conferencia de Presidentes: “Es una pena”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo este jueves un balance triunfalista y sin autocrítica alguna de la situación en España tras este complejo semestre en todos los frentes, desde el económico al social. “España es la nación que más ha vacunado entre los 50 países más poblados del mundo, situándose por delante del Reino Unido, Estados Unidos, Francia o Alemania, por lo que podemos decir que tiene la medalla de oro de la vacunación”, dijo. El jefe del Ejecutivo demandó de nuevo al PP que cumpla con la Constitución y facilite la renovación de la mayoría de los órganos constitucionales y lamentó la ausencia del presidente catalán, Pere Aragonès, este viernes en la Conferencia de Presidentes que se celebra en Salamanca: “Es una pena”.

“Estamos a punto de superar un ciclo de nuestra historia que ha marcado nuestra vida para siempre. La pandemia ha dañado seriamente la forma de vivir de casi todos nosotros. No vamos a olvidar lo que ha sucedido ni cómo lo hemos superado. Ahora, se abre la oportunidad de recoger los frutos del esfuerzo realizado y abrir una etapa de recuperación a todos los niveles”, mantuvo Sánchez en su comparecencia estival de autoexamen antes de marcharse del 3 al 24 de agosto de vacaciones con su familia. “Les doy un dato que define lo que es España”, añadió, “un país que va primero en vacunación y lidera la previsión de crecimiento económico”.

El resto de las intervenciones de Sánchez, este jueves en el salón de tapices de La Moncloa, fueron en la misma línea, entrelazadas de una catarata de datos sobre el elevado nivel de cumplimiento, que atribuyó a 12 expertos ajenos al Gobierno que han analizado los compromisos adquiridos. Sánchez asegura que ha activado el 94% de los compromisos adquiridos por el Gobierno y ya ha cumplido el 33%.

El coronavirus y los duros 18 meses de lucha contra la pandemia en todos los frentes fueron el nexo de todo su discurso inicial, que esta ocasión fue más breve de lo habitual y duró 22 minutos. Fue ahí cuando Sánchez celebró los 26,5 millones de vacunados en el país y proclamó que España “tiene la medalla de oro de la vacunación” por delante de las grandes naciones europeas y mundiales. El presidente recordó, sin embargo, que el drama del virus no ha terminado, y demandó otro esfuerzo más a la sociedad.

Durante su alocución, el jefe del Ejecutivo reprochó al PP su actitud de bloqueo particularmente en la renovación de la mayoría de los órganos constitucionales. Fue cuando llamó “a construir en la unidad” e invitó a dejar atrás el pasado: “No saldremos del túnel por el punto donde entramos, la salida será hacia delante”. Luego detalló todos los planes, proyectos, leyes e iniciativas abordadas en el último año en materia económica, de neutralidad climática, de igualdad de género y de progresos en asuntos relacionados con la cohesión social y territorial. Y repitió varias veces que el objetivo de su Gobierno es y será “no dejar a nadie atrás”.

En el momento de las preguntas de los periodistas, el presidente volvió a abordar el bloqueo de 40 de los 49 cargos constitucionales repartidos entre el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Agencia de Protección de Datos. Sánchez señaló de nuevo que la mayoría de esos cargos, es decir, los 20 vocales y el presidente del órgano de gobierno de los jueces, llevan 968 días fuera de plazo y echó la culpa al PP: “El Gobierno cumple y le pedimos a la oposición que cumpla”. Volvió a tender la mano genéricamente para la negociación, tras subrayar que lo ha intentado sin éxito cuatro veces, y reprochó a los populares que se definan como el partido que más defiende la Constitución.

Sánchez se refirió a la Conferencia de Presidentes, que se celebrará este viernes en Salamanca, y que el PP ha criticado por falta de preparación y organización previa y, sobre todo, por la ausencia del presidente catalán, Pere Aragonès. El jefe del Ejecutivo se apuntó el tanto de haber convocado más citas que ninguno de sus antecesores y recordó que con él en La Moncloa se han realizado 18 de las 24 conferencias celebradas, frente a las seis de todos sus predecesores. “Hay que usar el foro abierto para el diálogo y el encuentro, no para la lucha partidista”, defendió. El presidente no quiso comentar demasiado la ausencia de Aragonès, pero sí lamentó “que la voz de Cataluña no esté presente” y recordó que en la cumbre se debatirá sobre el reparto de los millonarios fondos europeos para la reconstrucción del país, la pandemia y también el reto de la despoblación demográfica, un problema, apuntó, que también lo padecen algunas comarcas de Lleida y Girona. Para cerrar el asunto, Sánchez concedió que la ausencia de Aragonés “es una pena”.

Fuente : El País

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
//zikroarg.com/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: