Connect with us

Tech

Citroën DS clásico, así es el proceso de electrificación al que se ha sometido

En la industria del automóvil se han podido observar múltiples cambios en los últimos años. Sin duda alguna, el más representativo de todos ha sido la llegada de los coches eléctricos como alternativa a los convencionales de combustión interna. ¿Estamos ante la propuesta que tendrá vigencia para las próximas década? ¿Qué pasará con los vehículos que solemos catalogar como históricos?

Ciertamente, las mecánicas eléctricas son las que tendrán recorrido en el mercado en los próximos años. Esto hace que nos planteemos qué ocurrirá con los modelos históricos que son auténticas joyas de la automoción, cualquiera que sea el motivo que hay detrás. La electrificación de estos medios de transporte es, sin duda, un referente que está cobrando protagonismo.

La electrificación de coches clásicos es una actividad que está en crecimiento

Aun así, es importante tener en cuenta que no es un proceso sencillo. De hecho, solo las empresas que se dedican específicamente a este tipo de conversiones son las que están llevando a cabo la inmensa mayoría de los proyectos en curso. Y bien, ¿por qué se produce este tipo de alternativas? La clave que hay detrás está directamente relacionado con la posibilidad de seguir usando los vehículos.

Esto es así debido, sobre todo, a las limitaciones que hay existentes respecto a los automóviles que más consumen. En este sentido, el vehículos clásico está condenado a no ser conducido en el ámbito urbano. Nos encontramos, por tanto, ante una oportunidad para poder seguir disfrutando de los modelos históricamente diferenciales. En este caso, el protagonista es un clásico Citroën DS.

Veamos, por tanto, cuál es el trabajo que se ha realizado sobre la mítica berlina de la compañía francesa, por qué este modelo en particular es uno de los mejores ejemplos para explicar la electrificación de vehículos clásicos y, por supuesto, hasta qué punto pierde la esencia la disposición de estas alternativas en el mercado. Y tú, ¿harías un proyecto de estas características?

Una propuesta diferencial que no podría tener mejor protagonista

El Citroën DS, conocido coloquialmente como 'tiburón', fue un automóvil de comienzos de la segunda mitad del siglo XX que marcó un antes y un después en la industria. Su diseño y tecnología eran únicos en el mercado y, por ello, se hizo su propio hueco como vehículo clave para explicar la historia de la marca. Ahora, es posible electrificarlo para disfrutarlo sin contaminar.

Bajo esta premisa, nos encontramos ante un proyecto en el que se debe sustituir todo componente eléctrico por una tecnología basada en baterías y motor eléctricos. Más concretamente, se ha recurrido a la compañía Electric Power. Comenzando por el motor, se ha sustituido el clásico bloque de 2 litros que poseía en aras de incorporar una variante Hyper9, la cual desarrolla 120 CV.

La batería que incluye le permite realizar en torno a 225 kilómetros teóricos

De igual modo, se ha incorporado un conjunto de baterías de 48,5 kWh, lo cual es suficiente para ofrecer una autonomía teórica de unos 225 kilómetros. Esto es así debido, principalmente, a la buena aerodinámica que incluía el modelo de origen y la disposición de un peso muy reducido teniendo en cuenta el tipo de vehículo que se trata. Ahora bien, ¿qué más llama la atención del modelo?

Según se puede leer en el portal especializado InsideEV's, el conector de carga admite una potencia máxima de 29 kW. Con ello, se podrá disfrutar de la máxima autonomía en una recarga con duración de unas 2 horas. No dispone, por el contrario, de opción de carga rápida, algo que sí se está empezando a observar en la mayoría de vehículos eléctricos actuales.

Un trabajo flexible para aumentar las posibilidades de uso del coche

¿Crees que una autonomía de 225 kilómetros puede resultar insuficiente? La compañía, como opción complementaria, puede ofrecer una batería de mayor capacidad. De esta forma, se podría incrementar el ciclo de kilometraje a realizar por carga completa para conseguir un total de 322 kilómetros teóricos. De esta forma, obtendríamos un automóvil con registros parecidos a otros muchos coches actuales.

El Citroën DS es uno de los automóviles con más cualidades para convertirse a eléctrico. InsideEV's

Además, se incluyen ciertos detalles a nivel estético que permiten identificar a una unidad que ha sido objeto de esta transformación. El mejor ejemplo de ello es el anagrama que se puede observar en la imagen anterior. Se trata, nada más y nada menos, que un trabajo muy exclusivo, el cual no compensa, lo más probable, desde el punto de vista económico.

Aun así, ¿a quién le iba a importar el dinero si decide adentrarse en un proyecto de estas características? Al fin y al cabo, no se pueden aprovechar economías de escala y, por supuesto, estamos ante una alternativa que lleva más horas de trabajo que la producción de cualquier automóvil actual. ¿Restaurarías así un automóvil clásico de esta forma?

Fuente : Urban Tecno

Idiomas
//vooshagy.net/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: