Connect with us

Sociedad

Califican de “grave” la bajante del Paraná y piden “uso responsable” del agua potable

26/07/2021 19:38 – SANTA FE

Califican de "grave" la bajante del Paraná y piden "uso responsable" del agua potable

"La situación es grave. Hace 77 años que el río no tenía este nivel, y va a requerir de medidas extras", advirtieron desde el ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat de Santa Fe.

Aseguran que "la situación es grave. Hace 77 años que el río no tenía este nivel, y va a requerir de medidas extras".
La ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat de Santa Fe, Silvina Frana, consideró “grave” a la situación por la bajante histórica del río Paraná, tras conocerse el “Estado de emergencia hídrica” que decretó hoy en toda la cuenca el Gobierno Nacional.
Así lo manifestó la funcionaria en rueda de prensa luego de que el Gobierno Nacional decretara la emergencia hídrica por 180 días en la cuenca del Paraná, que alcanza a Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.
Puntualmente, y en relación a la medida oficial, Frana señaló que "este decreto está pensado en todas las consecuencias adicionales que tiene esta bajante, porque además del consumo humano tiene que ver con los sistemas productivos”.
“Por eso se está convocando al Banco de la Nación, Afip, Ministerio de Transporte, y de Producción para que analicen este punto", señaló la funcionaria, quien consideró que la bajante histórica del río “es grave”, y pidió “cuidar el consumo de agua potable”.

"Seamos racionales en el consumo del agua para que todos podamos seguir teniendo agua potable"”

"Seamos racionales en el consumo del agua para que todos podamos seguir teniendo agua potable", afirmó la ministra provincial.
En ese sentido, recomendó que se evite lavar vehículos con agua potable, duplicar el uso del agua en el recambio de las piletas, lavar la vajilla en una fuente y hacer el recambio para no tener permanentemente la canilla abierta.
"Seamos racionales en el consumo del agua para que todos podamos seguir teniendo agua potable", reforzaron desde el ministerio de Infraestructura."Seamos racionales en el consumo del agua para que todos podamos seguir teniendo agua potable", reforzaron desde el ministerio de Infraestructura.
"La situación es grave. Hace 77 años que el río no tenía este nivel, y va a requerir de medidas extras", advirtió la ministra Frana.
Luego indicó que la Provincia “sigue comprando bombas y otros elementos para posibilitar la extracción del agua y que se siga potabilizando el consumo humano”.
No obstante, dijo que pese a las inversiones que realiza el Gobierno Provincial, desde el 2020, para que no se afecte el consumo humano de agua “este año se agravó la situación”.

"La situación es grave. Hace 77 años que el río no tenía este nivel, y va a requerir de medidas extras"”

Frana observó, además, que también “habrá que analizar cuánto afecta a los sectores productivos para tomar eventuales medidas. El decreto (del gobierno Nacional) prevé que tanto el Banco Nación como la Afip analicen la posibilidad de líneas de crédito y de flexibilizar algunos vencimientos impositivos, porque esto tiene un abanico de consecuencias muy amplio".
En ese marco, la funcionaria dijo que además de la Provincia, también está actuando la Nación “con un fondo ya dispuesto de mil millones, para poder asistir a las provincias que tengamos este inconveniente”.
“Ya estamos tramitando parte de este fondo, y constituimos una mesa de seguimiento integrada por el Ministerio de Ambiente, de Producción, por las universidades y el Instituto Nacional del Agua para tomar todas las medidas que hagan falta", afirmó la ministra de Infraestructura santafesina.

El río Paraná continúa creciendo en Entre Ríos pero sigue lejos de su altura normal

El río Paraná incrementó su altura en diferentes ciudades de Entre Ríos durante los últimos siete días, pero continúa lejos de sus niveles normales para junio, y muy por debajo de su nivel de aguas bajas, se informó oficialmente.
En la capital entrerriana presenta una altura de -22 centímetros (debajo del nivel del mar), la peor situación hídrica detectada desde 1944; y lejos de su nivel de aguas bajas (2,30 metros) y de su altura promedio en julio (3,10 metros).
El Instituto Nacional del Agua (INA) apuntó que julio será "especialmente crítico", y alertó que en Paraná podría llegar a -30 centímetros a fines de mes.
Además, indicó que la tendencia descendente "continuará predominando en los próximos tres meses" al menos, y espera impactos en "las tomas de agua para consumo urbano, para refrigeración de centrales de generación eléctrica y de procesos industriales".
También detalló sobre problemas en "la navegación fluvial, fauna íctica, estabilidad de márgenes" y una "exposición a incendios en márgenes e islas".
En Diamante, la altura del río subió y tiene 5 centímetros, pero sigue lejos de los 2,40 metros del límite de aguas bajas y de los 2,91 metros promedio para esta época del año.
En La Paz, el río Paraná también creció el fin de semana y alcanzó los 37 centímetros, muy por debajo de los 3,20 metros de límite de aguas bajas y de los 4,08 que la Prefectura Naval Argentina (PNA) registró como promedio entre 1996 y 2020.
Allí, el INA espera que la altura "continúe aumentando durante la semana" hasta los 43 centímetros, pero volverá a descender luego, "acentuando la condición de aguas bajas hasta una altura próxima a 5 centímetros en agosto".
En tanto, en Victoria bajó al metro de altura, lejos de los 2,60 metros que marcan las aguas bajas y de los 3,81 metros de promedio histórico para julio, y 1,04 metros menor al promedio de julio 2020.
La bajante actual ya superó las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros), y hay que remontarse a 1944 para registrar una situación peor que la actual.
Ese año el río marcó -1,40 metros frente a Paraná, al igual que en Diamante (-1,38), Victoria (-41) y en La Paz (-1,11).
El secretario de Agricultura y Ganadería de Entre Ríos, Lucio Amavet, afirmó a Télam que la bajante "impactó fuertemente en acopiadores, fileteadores, transportistas y más de 3.000 familias de pescadores que viven de eso", registrando "el cupo de exportación más bajo de los últimos 15 años".
"Es un nivel nunca alcanzado, en Paraná no tenemos memoria de algo similar, y más allá de los perjuicios económicos, es un dolor desde lo ambiental que va a demorar años en recuperarse", dijo a Télam el historiador, poeta y cantautor Roberto Romani.
Romani, autor de unos 25 libros, convocó "al Estado, la docencia, los medios y las familias a procurar transmitir lo que significa vivir en torno al río y su importancia" una vez que se supere esta bajante histórica.
"Tenemos que cuidarlo mucho, depende de nosotros no agredirlo, mantenerlo limpio y no perjudicarlo de tal manera que cuando ocurren fenómenos como estos, no genere la sensación de que ese cauce puede silenciarse para siempre", agregó.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
//phoalard.net/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: