Connect with us

Espectáculos

A Ivana Nadal la acusaron de incumplir con un canje de ollas en las redes y ella respondió: “Era una alianza estratégica”

Le habían dado ollas para sortear pero las devolvió sucias y rayadas. Tras ser escrachada, pasaron varias horas hasta que eligió contar su versión.

Después de decir que ya no iba a hacer comentarios sobre la pandemia debido a todas las agresiones que recibía, Ivana Nadal volvió a estar en el centro de la escena por un canje que terminó en escándalo. Le habían dado unas ollas para sortear pero el concurso no se llevó a cabo y las devolvió sucias y rayadas. La vendedora no tardó en escracharla en las redes.

“Vine a buscar las piezas del sorteo que habíamos quedado en hacer con esta mina. No saben qué calentura que tengo. Me las entregaron sucias, rayadas… Encima me obligan a sortearlo. ¿Qué voy a sortear en estas condiciones? Nosotros somos una familia que está apostando a esta famosa y nos devuelve las cosas así”, exclamó indignada la mujer que aceptó hacer el intercambio de productos por publicidad.

Y agregó: “Siento que me escupió en la cara. Después habla en las redes de empatía. ¿Qué empatía tiene una mujer así? Encima me la entrega sucia, no fue capaz de lavarla. Me sigue escribiendo diciendo ‘por favor’. Pensé que era genuina pero no tiene humildad. Tiene que aprender a ponerse en el lugar del otro”.

Hasta ese momento, la modelo solo se había limitado a decir que pronto daría detalles de lo ocurrido porque se encontraba procesando la información. “Todo pasa que aprendamos y eso es lo que estoy buscando hacer con esta situación. De ante mano les pido disculpas”, lanzó.

Ahora decidió contar su verdad y sostuvo que la vendedora no había quedado conforme con el acuerdo que habían hecho desde el primer momento: “Hice el sorteo pero como ella no se quedó contenta con la cantidad de seguidores que se ganó porque tenía otras expectativas, simplemente decidió mandarme muchísimos mensajes con insultos y maltratos pidiendo las ollas de nuevo, diciendo que no iba a hacer el sorteo”.

Luego, insistió: “Decidí que si para ella realmente fue un esfuerzo tan grande y le trajo tantos problemas, devolverle las ollas. Pero le pedí que por favor haga el sorteo. Me dijo que lo iba a hacer. . . era obvio que no lo iba a hacer”.

Por último, señaló que no le importó perder el único pago que tuvo por hacer esa acción y explicó por qué los productos estaban usados: “Claro que las ollas tienen uso, me las dio para que las use y las usé. Las usé muy poco igual y no estaban arruinadas ni nada y se las devolví lo mejor que pude. No tenía las cajas porque las reciclé. Les pido disculpas a todos, pero yo tampoco me quedé con las ollas”.

Fuente : InfoVeloz

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
//dooloust.net/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: