Connect with us

Deportes

Fútbol: la deuda eterna

28/06/2021 07:36 – Orgullo LGBTI+

Fútbol: la deuda eterna

En una muestra de machismo extremo, esta última semana la UEFA prohibió que la bandera del Orgullo LGBTI+ se refleje en las afueras del estadio Allianz Arena de Múnich, lo que alarmó a algunos futbolistas germanos como Manuel Neuer y León Gorezka.

Por Nicolás Roggero

Así hubiese lucido el estadio de Múnich.
El catálogo de los imperativos sociales que configuran la masculinidad exige el aprendizaje de dos cosas en edad temprana: llorar es de nenas y en la cancha se le canta a un rival estigmatizado por la homosexualidad como sinónimo de cobardía.
En los códigos machistas del fútbol, las canciones presumen de "romper el orto" al otro, que no se la aguanta, que corre y pierde los trapos. Esas letras se replican en las tribunas, donde los varones copan el paravalancha y manejan las barras.
Cualquier pibe que fue alguna vez a la cancha o que jugó en divisiones inferiores habrá podido comprobar todo tipo de actitudes machistas, algo que también se reproduce en los entrenamientos, en el vestuario y los típicos chistes de mundillo futbolero, en el que está prohibido hacer "cosas de putos".
La experiencia de Rafael Crocinelli, de 25 años, en sus pasos por Sarmiento de Junín y Everton de La Plata, en el Federal C, lo llevaron a la reflexión durante su época de estudiante de la Licenciatura de Comunicación, lo que originó más tarde el libro: "Cuerpos que [no] importan", un abordaje sobre las masculinidades en el fútbol.
"La masculinidad es una pieza fundamental pero lo que me llamó la atención es el biotipo de cuerpos heteronormativos", introduce el exfutbolista en diálogo con Télam.
"En el fútbol se espera un tipo de cuerpo para el jugador, tanto de Inferiores como de Primera, y allí radica el punto de partida y armado de una masculinidad que se configurará con el paso del tiempo. Todos sabemos que el fútbol es uno de los últimos espacios duros del patriarcado", afirma.
A modo de confirmación, esta última semana la UEFA prohibió que la bandera del Orgullo LGBTI+ se refleje en las afueras del estadio Allianz Arena de Múnich, lo que alarmó a algunos futbolistas germanos como Manuel Neuer y León Gorezka.
La Eurocopa mostró así su primera grieta sobre un tema en el que -explica Crocinelli- "no se habla en el fútbol masculino y sí en el femenino, donde se acepta rápidamente".
"Los cantos de los hinchas, la cultura del aguante y todo esto genera dificultades. El jugador reproduce ciertas lógicas de poner huevos, de no ser maricón. Todos esos sentidos siempre apuntan a esa dirección", remarca el comunicador.

"Todos sabemos que el fútbol es uno de los últimos espacios duros del patriarcado"”

A raíz de lo sucedido en la Euro, otro que alzó la voz fue el belga Thomas Meunier: "Es lamentable lo que está sucediendo con la UEFA en este momento. Los que deciden se ponen orejeras. No vas a cambiar las cosas poniendo un cartel de 'no al racismo' en las bandas del campo. Hay que reaccionar".
Crocinelli advierte que las prácticas machistas necesitan de un protagonista, de una víctima y de un testigo. Todo eso "sucede en general en los vestuarios".
"Cuando jugaba, antes de quedar en libertad de acción, el chiste recurrente era que alguno tiraba el jabón en la ducha y para que lo levantes y ahí te tiraban que te iban a romper el culo. Esa broma se hace con la complicidad de un testigo que lo avala con la risa o con su silencio. Hay que tensionar y frenarlo al que hace el chiste", exigió.
En el fútbol masculino son pocos los que pudieron vivir libremente su sexualidad, y quienes se animaron lo padecieron como el británico Justin Fashanu, que se declaró en 1990 públicamente como homosexual en una entrevista con The Sun.
Y otro fue el francés Olivier Rouyer, integrante de su seleccionado en el Mundial de Argentina 1978, aunque lo hizo un tiempo después de haberse retirado, en el 2008 y según sus propias palabras eso "le costó el puesto de entrenador en As Nancy".
Crocinelli subrayó que no es "obligación" que alguien se declare homosexual como tampoco otros lo hacen con su heterosexualidad pero sí "es tiempo que el fútbol abra la cabeza para comenzar a cambiar los paradigmas actuales, desfasados de la realidad"
"No puede ser que el mundo avance y el fútbol se quede apartado. Tenemos la tarea de deconstruirnos, de ver los horizontes y cambiar la realidad. Sufrí mucho cuando quedé libre, ni siquiera pude llorar en el club para no quedar mal adelante de mis compañeros", cerró.

La Euro, un espacio de reivindicación de la lucha LGBTI+

El partido entre Alemania y Hungría, por la Eurocopa, suscitó una serie de manifestaciones y controversias, ya que en las calles, medios y redes sociales los alemanes desplegaron su apoyo al colectivo en rechazo a leyes húngaras discriminatorias de minorías sexuales y a la decisión de la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) de no permitir iluminar con los colores arcoíris el estadio donde iban a jugar, algo que sí sucedió en otras canchas.
La UEFA, en apuros, salió a decir que aceptaba la "diversidad" aunque históricamente no permite las demostraciones políticas y religiosas. Un activista se metió en la cancha con camiseta alemana y una bandera arcoíris mientras sonaba el himno de Hungría. Miles de estas banderas (11.000) fueron repartidas en los alrededores del Allianz Arena en el Mes del Orgullo.
Además, ante la negativa de iluminar el estadio, el edificio del Ayuntamiento de Múnich sí prendió sus luces con los colores del Orgullo como así también otros estadios alemanes, el Olímpico de Berlín y los de Frankfurt, Colonia, Wolfsburgo, Augsburgo y Darmstadt.
Aunque al fútbol masculino, el deporte más hegemónico y profesional, le faltan referentes LGBTI+, los jugadores alemanes también apoyaron la lucha -con algunos gestos- en el encuentro que le permitió a Alemania el pase a octavos de final, mientras ultras húngaros de la llamada Brigada de los Cárpatos, coreaban "¡Alemania, Alemania, homosexual!"
El arquero Manuel Neuer, quien siempre defendió públicamente la diversidad y la inclusión, utiliza desde el inicio del torneo la cinta de capitán con los colores arcoíris de la bandera del orgullo. En tanto, Leon Goretzka festejó su gol dedicándoles un corazón con sus manos a los hinchas húngaros, que durante el partido cantaron proclamas fascistas, y después declaró que "vamos a pelear contra el racismo y la homofobia. Hay que esparcir amor".

#JugáConOrgullo: por un deporte libre de discriminación por orientación sexual e identidad de género

La asociación civil 100% Diversidad y Derechos, con motivo del día internacional del orgullo LGTBIQ+ y la próxima realización de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, lanza la campaña #JugáConOrgullo con el objetivo de visibilizar a deportistas e interpelar a dirigentes, instituciones y público para erradicar la discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género en el ámbito deportivo
La campaña está dirigida a deportistas profesionales y amateurs, a entidades deportivas, al público seguidor del deporte y a toda la comunidad LGBTIQ+.
La movida contará con deportistas y ex deportistas LGBTIQ+ como Cecilia Carranza, elegida junto a su compañero de competencia, Santiago Lange, como abanderada de la delegación olímpica argentina; Facundo Imhoff, jugador profesional de vóley; Valentina Kogan, ex arquera del seleccionado argentino de handball e instructora de la delegación olímpica argentina.
Sebastián Vega, jugador profesional de la Liga Nacional de Básquetbol en el club Gimnasia y Esgrima, de Comodoro Rivadavia; Mara Gómez, jugadora profesional de fútbol en el club Villa San Carlos de la primera división de la Asociación del Fútbol Argentino; Lucía Fresco, jugadora de vóley profesional que integró el seleccionado nacional desde el año 2009; entre más deportistas.
#JugáConOrgullo está compuesta por una serie de spots en los que se pueden observar a les deportistas compartiendo sus experiencias en el deporte, adversidades y perseverancia en el espacio del vestuario y mientras realizan sus actividades deportivas.
Gonzalo Goberna, Presidente de 100% Diversidad y Derechos expresó lo siguiente:
"Es central trabajar en el deporte para transformarlo y contribuir a que se convierta en un espacio más inclusivo y menos discriminatorio. Queremos visibilizar a personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, trans, intersex y más que tengan o hayan tenido reconocimiento en su ámbito deportivo", destacó.
"Nos interesa que el mundo deportivo comprenda que la diversidad es parte del deporte cualquiera este sea. Gays, Bisexuales, Travestis, Trans y más, pueden practicar fútbol, vóley, hándbol, básquet, tenis, rugby, entre muchas otras actividades. Pueden ser idolxs, referentes y representar a la Argentina a nivel mundial", subrayó.Fuente : InfoVeloz

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
//phaurtuh.net/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: