Connect with us

Espectáculos

El difícil momento económico de Gladys Florimonte: vendió su camioneta, dio de baja sus tarjetas y no tiene canjes

Se instaló en Villa Carlos Paz poco después de iniciada la pandemia y tuvo que achicar gastos porque está sin trabajo.

Gladys Florimonte no dudó en trasladarse a Córdoba poco después de que comenzó la pandemia. Dejó atrás su departamento en Buenos Aires para ir a respirar aire puro a su casa de Villa Carlos Paz y no se arrepiente, aunque tuvo que adaptarse a una nueva vida por estar sin trabajo.

Cuando se dio cuenta de que ya no podía mantenerlos, vendió el auto y la camioneta, también dio de baja una de sus tres tarjetas de crédito y ahora va por la segunda porque está muy ajustada, según ella misma contó en declaraciones a Pronto.

“Amo estar en Córdoba, acá tengo mi casa y tuve también que quedarme a arreglarla un poco porque los inquilinos anteriores no fueron muy cuidadosos. Se fueron y me quedé a arreglar todo. ¿Qué iba a hacer encerrada en el departamento de Buenos Aires? Para cagar… de hambre allá, prefiero cagar… de hambre acá y por lo menos tengo aire puro y libre”, reconoció un poco enojada.

Por ahora, la actriz no puede decir que vive una crisis económica dramática, ya que no irse de vacaciones por tres años la ayudó a guardar un poco de dinero para amortiguar algunos gastos. Además, lo que recibió por la venta de sus vehículos también la ayudó.

“Desde que laburé con Lanata para acá, ahorré todo lo que trabajé para este momento. ¿Cuánto te gastás en ir afuera? Un montón. Yo no viajé a ningún lado y cuando fui a lo de Del Moro, gané una buena guita y lo transformé en dólares porque me idea era ir a ver a la Virgen de Guadalupe pero no pude viajar. Ahorré todo, laburé y dentro de todo pude pilotearla. Soy austera. Ahora ando en un autito de mierd… pero no me importa eso porque cuando volvamos al ruedo y a la normalidad, con laburo sé que puedo volver a comprar una camioneta como la que tenía”, sostuvo.

Florimonte vive al día y sabe que lo único que no puede dejar de pagar es la obra social: “No tengo lujos, ni siquiera me compro ropa. Me voy a quedar con una sola tarjeta, hoy tengo solo para sobrevivir”.

A diferencia de otros famosos, Gladys aclaró que no tiene canje de nada porque le da vergüenza pedir. Sus amigos le dicen que debería conseguirse algo, pero ella asegura que “no le sale”. Lo que no descarta es sumarse a la plataforma donde venden videos personalizados, aunque tiene muy en claro que solo lo haría con personas que realmente cuentan con mucho dinero.

“A los que no tienen, de ninguna manera les cobraría un peso. Si nosotros nos debemos al público. No me parece mal que algunos compañeros cobren los saludos porque es agotador: no es que hacés un video y listo; todo el tiempo te están pidiendo. No sé de dónde sacan el teléfono, pero hasta por WhatsApp me piden saludos. Algunos ni siquiera los contesto porque me rompen bastante las pelotas”, concluyó.

Fuente : InfoVeloz

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas
//zuphaims.com/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: