Connect with us

Política

De cara a las legislativas, las internas de JxC y los movimientos subterráneos del oficialismo

Las elecciones legislativas se encuentran a la vuelta de la esquina, sin embargo el modo campaña se mantiene escondido en las dos principales coaliciones que tiene hoy la Argentina. Tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio evitan hacer mención respecto a qué horizonte toman los comicios debido a la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Si bien las fechas de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y los comicios generales se corrieron un mes para procurar que mejore la situación sanitaria, ninguna de las coaliciones quiere instalar el clima de campaña; no porque no lo sientan así y trabajen, de forma subterránea, con ese fin, sino porque las encuestas le dicen lo contrario.

Vuelven los cines y los teatros: Rodríguez Larreta anunció las nuevas medidas para la Ciudad

En los números que reciben semanalmente de tres encuestadoras en la Casa Rosada, se remarca una y otra vez que el humor social está envuelto entre la crisis económica, la inflación y el temor al coronavirus, con el ingrediente de que lo último que quiere ver la sociedad hoy en día es a los políticos en campaña. El furcio del presidente Alberto Fernández la semana pasada cuando mencionó la vacunación y la campaña electoral incluso fue uno de los puntos centrales.

Otro que está subido a la campaña presidencial de cara al 2023, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, recibe los mismos informes. No por nada evalúa desde hace meses que en las listas de Juntos por el Cambio estén varios de los dirigentes relacionados con la medicina.

El ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, el ex titular del PAMI, Carlos Regazzoni, y hasta el actual titular de la cartera sanitaria porteña, Fernán Quirós, son algunos de los nombres que suenan desde hace rato en la llamada “lista médica” .

No obstante ello, en esa situación de no campaña hasta que la pandemia deje de ocupar los principales lugares de preocupación, empiezan a existir varios movimientos. En la oposición es donde se da la situación de mayor tensión. Sin la verticalidad para organizar la interna que le dio desde 2015 a 2019 la Casa Rosada y la lapicera detrás de ella, en Juntos por el Cambio confluyen la postura de ir a una interna con la intención de preparar una lista de unidad.

La madre de todas las batallas, por su peso y por el poder de fuego que tiene allí el kirchenrismo, es la provincia de Buenos Aires. La ex gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santlli, y hasta la ex diputada Elisa “Lilita” Carrió ocupan los principales nombres en danza acompañados por el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

A ellos se sumó en las últimas horas el neurocirujano Facundo Manes, cercano al radicalismo y que en 2017 estuvo a punto de encabezar la lista de ese espacio en territorio bonaerense pero se negó a ser tercero; pedía encabeza la nómina para saltar a la política.

Sin defecciones claras, con un ex presidente Mauricio Macri buscando tener injerencia y la decisión final, Juntos por el Cambio empieza a dejar más expuesta que nunca su interna. Hay diferentes certezas. Una de ellas es que Santilli tienen intenciones de poner un pie en la provincia de Buenos Aires pero no para ser diputado ahora, sino para ser gobernador en el 2023. Así incluso lo manifestó hoy en una entrevista radial.

“A mí siempre me motiva (ser gobernador), es una provincia que amo, en la cual me crie de chico”, manifestó. El martes pasado, en una charla con Jorge Macri, Santilli le planteó que su intención es la de no competir ahora, pero que eso depende de lo que termine deduciendo Rodríguez Larreta.

El alcalde porteño no termina de descifrar si prefiere que Vidal compita por territorio bonaerense o por la Ciudad. Y la ex gobernadora mantiene en vilo su respuesta. Su sector más cercano incluso brega porque no compita y se esperanza con un binomio presidencial Rodríguez Larreta/Vidal en el 2023, para el que falta una eternidad aun.

El intendente de Vicente López tienen decidido jugar a fondo, y de ser necesario participar en una gran interna. Impulsor de que es necesario que la provincia sea gobernada por un intendente y que se corte la migración de dirigentes porteños al sillón de Dardo Rocha, tiende puentes hasta con Monzó que cree en la misma lógica.

“No sé por qué naturalizamos esta idea de Larreta, que a esta altura me suena a un capricho, de querer cruzar candidatos”, dijo recientemente Macri. La clave puesta en el territorio bonaerense parte de la creencia en la oposición de que es el único lugar en donde el oficialismo puede hacer pie, dentro de los grandes centros urbanos, en un año pandemico.

Con matices, esa es la misma conclusión a la que llegan no sólo en la Casa Rosada, sino también en la gobernación de la provincia de Buenos Aires. El mandatario provincial, Axel Kicillof, se lo dejó bien en claro hace diez días al ministro de Economía, Martín Guzmán. El foco de la asistencia tiene que estar en donde está el núcleo duro del Gobierno ya que en estos comicios, como consecuencia de la crisis por la pandemia, es complicado sumar adhesiones.

Las noticias de que todavía el electorado está descontento con el andar de la economía y molesto por la política sanitaria y que por eso no ve como una opción viable de cambio a Juntos por el Cambio, es música para los oídos de Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa migración, que les jugó en contra en 2015 pero a favor en 2019, puede darse de un momento a otro, sobre todo, en la tercera sección electoral.

Uno de los encuestadores que no trabaja para ninguno de ambos espacios tiene en proceso un análisis de dos territorios en la Provincia: uno con votantes férreos del Frente de Todos y otro con Juntos por el Cambio. Su objetivo es ver cómo mutó, si es que sucedió, el voto del núcleo duro por la pandemia.

¿Por qué es importante? Por las terceras vías que vuelven a aparecer en estas elecciones. El ex ministro de Interior, Florencio Randazzo, ya anunció que tiene pensado competir. ¿A quién le resta votos? Esa pregunta termine siendo la gran incógnita.

Es por eso que el nombre del o la candidata no preocupa demasiado en la Rosada. Sea quien sea, hoy por hoy cotiza en alza la acción de la titular del Consejo del Hambre, Victoria Tolosa Paz, quien es poco probable que sea cara visible de la campaña.

Kicillof anunció el regreso de las clases presenciales y la mega compra de vacunas

Tal y como sucedió en 2017 con la ex gobernadora Vidal, Fernández de Kirchner y Kicillof serán quienes se pongan al frente. Vacunación, unidad del Frente de Todos y presunta recuperación económica serán los mantra que repetirán. Hoy se mostraron juntos nuevamente, ya que ello serán los que empujen a los candidatos.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
Idiomas
//dooloust.net/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: