Connect with us

Política

Cambio de rumbo: las medidas más restrictivas que analiza el Gobierno de cara al viernes

El presidente Alberto Fernández comenzó a debatir esta semana con su circulo más intimo de colaboradores si aumentará o mantendrá las restricciones actuales que estableció con el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó hace 15 días y que vencerá el viernes 21 de mayo. Reunido con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con la secretaria de Legal y Técnico, Vilma Ibarra, Fernández empezó a ver los escenarios posibles.

Tal y como contó la semana pasada BigBang, en la Casa Rosada la preocupación se centraba en el aumento de los casos en el resto de las provincias y por fuera del AMBA. Sin embargo, la última semana tanto la Ciudad como en el conurbano bonaerense evidenciaron una suba en el ritmo de los contagios. Paradojas de la situación, mientras que al mismo tiempo mostraban una reducción en la ocupación de las camas de terapia intensiva.

Mapa actual de la situación sanitaria en el país: las provincias más complicadas y los números que alarman

En su regreso de la gira por Europa, Fernández tenía pensado prorrogar el actual DNU a la espera de que el Congreso apruebe la ley para blindar las restricciones. Sin embargo, algunas objeciones por parte de los gobernadores (incluso los mandatarios provinciales más afines como el de Formosa, Gildo Insfrán) para tener más margen de acción en las categorías que delimita el proyecto que envió el Ejecutivo hicieron que se demorara su aprobación en la Cámara Alta.

En ese contexto, y ante el pedido de los funcionarios de la provincia de Buenos Aires de mayores restricciones, un cierre total a partir del viernes comenzó a barajarse como una posibilidad. Una de las variantes, además, sería el famoso lockdown durante los fines de semana que intentó hacer imponer el gobernador Axel Kicillof con una serie de controles sorpresa que generaron un fuerte enojo de la opinión pública.

"Pareciera cada vez más lógico tomar una medida de cuidado más fuerte, por un tiempo más acotado, para terminar de vacunar y preservar el sistema de salud. Si uno logra un cierre fuerte, por ejemplo un cierre total, esos cierres pueden ser más acotados en el tiempo y empezar a liberar a medida que bajan los casos. Si los cierres son parciales, la eficacia de la medida también es parcial", precisó en las últimas horas Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense.

¿Hay margen social para tamaña medida? Esa es una de las preguntas que se repiten en los despachos oficiales. “Hace un mes que estamos con restricciones en el AMBA y en la última semana vimos una suba de casos nuevamente, eso es señal de que la paciencia tiene un límite”, expresó una alta fuente oficial.

El propio Fernández lo dejó entrever ayer en una entrevista con el canal de noticias C5N. "Si no está la ley, la única alternativa es que un DNU vuelva a poner en vigencia las restricciones, que son muy necesarias”, manifestó. El objetivo será el mismo que siempre: bajar la circulación.

En la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mira un escenario similar pero con algunos reparos. “Necesitamos que los casos bajen y poder vacunar lo más posible”, expresan desde su entorno. Esta semana se abrirán los turnos para mayores de 55 años debido a que los mayores de 60 ya están casi en su totalidad vacunados. Los números de esta semana volverán a ser clave.

Pero por fuera del humor social, también está la duda en los despachos oficiales si hay espalda en la economía. Por ahora, salvo el Repro II, los anuncios económicos que se realizaron apuntaron a las clases más vulnerables y se dejó afuera a los tramos medios.

Sobre todo la industria del entretenimiento, los deportes y gastronómicos empezaron a hacer nuevamente reparos y analizan medidas. Por citar un ejemplo, el fin de semana el colectivo gastronómico Sillas Al Revés realizo un relevamiento del mencionado programa.

De la totalidad de los miembros de ese movimiento:

  • Al 27 % se los otorgaron
  • Al 21% no se lo otorgaron
  • El 31% no lo solicitó porque no cumplían los requisitos
  • Un 14% admitió no tener toda la información necesaria
  • Un 7% no respondió.

Dentro de los que se lo recibieron, hubo varios que no obtuvieron la totalidad de la asistencia por empleado. “Frente a la inacción del gobierno de la Ciudad sobre uno de los sectores más golpeados por la pandemia, impulsamos iniciativas para proteger a los comerciantes”, manifestó el legislador porteño del Frente de Todos, Santiago Roberto, que presentó un proyecto de ley para que la asistencia a las pymes sea más amplia de lo que es.

Seguir con clases virtuales y extender el DNU: qué pasará con las restricciones a partir del viernes

“No queremos más persianas bajas en la Ciudad, queremos dar alivio para que las y los comerciantes puedan sobrellevar las consecuencias de esta pandemia”, agregó en dialogo con BigBang.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: