Connect with us

Política

De la “congagiación” de Soledad Acuña a las otras burradas de los políticos

La dicción es muy importante en la política. No trabarse y decir lo que esta estipulado de forma correcta suele ser la labor de varios de los consultores que contratan los políticos. Sin embargo los furcios y errores pasan todo el tiempo. La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, que no pudo pronunciar bien la palabra contagio y dijo “contagiación”.

Eso sucedió anoche en una de las entrevistas como consecuencia de la decisión del presidente Alberto Fernández de restringir la presencialidad en las escuelas durante, al menos, dos semanas. "En realidad, si el problema no es la escuela, porque ya tenemos comprobado que la contagiación en las escuelas es bajísima" declaró sin darse cuenta al instante de su error. Sin embargo, del otro lado se escucharon voces que con atención escucharon la palabra "contagiosidad", dijo.

Larreta canta retruco: "Voy a hacer todo lo posible para que los chicos estén el lunes en las escuelas"

Como no podía ser de otra forma esa declaración se volvió viral.

"Soledad Acuña"
Porque es tan macrista que cumple con la máxima de todos los funcionarios del partido del mafioso delincuente: no sabe hablar, y tiene una papa en la boca
Contagiación. Y es ministra de educación. pic.twitter.com/cH31jbHVKH

— ¿Por qué es tendencia? (@Tendencia_Peron) April 16, 2021

Horas después lo mismo pasó con el Presidente y tuvo un momento simular cuando intentó dejar en claro sus intenciones de trabajar en conjunto con la gestión porteña, pero terminó comunicando lo opuesto. No fue un furcio, fue un fallido. “Le he dicho también que haré todos los esfuerzos, si esto que estamos proponiendo funciona, para que en 15 días la presencialidad pueda volver con más garantías y más cuidados. Lo invité a que trabajemos juntos en ese sentido. Yo aspiro a que podamos hacerlo. Y mi vocación por hacerlo es absoluta. A mí me pueden atribuir cualquier cosa, menos vocación de dialogar y encontrar acuerdos”, señaló.

🇦🇷 | Alberto Fernandez: “A mi me pueden atribuir cualquier cosa menos vocación de dialogar y de encontrar acuerdos” pic.twitter.com/daiuZ3rHZL

— ALERTA 140 (@Alerta140) April 16, 2021

Algo parecido le sucedió a la locutora oficial del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a fines de marzo durante el acto por el Día de la Memoria en la localidad de Las Flores. El evento contó con la participación de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que cerro su discurso con su tradicional “muchas gracias a todas y a todas”. Sobre el final de su aparición, la locutora la despidió con lo que puede suponerse como un error: "Muchas gracias, señora Presidenta de la Nación”.

Previo a ello, Kicillof agradeció a “nuestra Presidenta, Cristina”, aunque le tomó apenas una milésima de segundo para corregir la palabra a vicepresidenta. No fue el único que cometió el gobernador.

Recientemente utilizó la palabra “baronesas” del conurbano en un episodio que después de que se viralizó despertó su enojo. "Hay una especie de cultura del machismo que parte de cosas tan básicas como llamar a los intendentes 'barones del Conurbano'", afirm Kicillof, durante la presentación de la primera escuela sindical de género del país. Lo insólito es que el mandatario bonaerense haya confundido la expresión "barones" con la expresión de género “varones".

Históricamente, la expresión de "Barones del Conurbano" se utiliza para identificar las prácticas de dirigentes e intendentes del Conurbano casi perpetuados en el poder que por décadas vienen manejando los territorios como si se tratara de feudos. Claramente no tiene nada que ver con la expresión de género que diferencia "varones" de mujeres" .

Alberto Fernández, tras la reunión con Larreta: "En la Ciudad el mayor incremento de casos se da entre chicos de 9 a 19 años"

Tras el revuelo que generaron las declaraciones del gobernador en las redes sociales Kicillof hizo una serie de publicaciones en Twitter en las que buscó aclarar sus dichos. Además, cargó contra Clarín y La Nación por haberse referido a estos últimos como un “furcio”.

"Además de dedicarse a destilar odio, Clarín llama ‘furcio’ a su propia ceguera machista. Nadie habla de ‘Baronesas del conurbano’ y ese es precisamente el problema que señalé”, explicó el mandatario provincial, y agregó: “Por lo visto en La Nación, de manera independiente, llegaron al mismo descubrimiento”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: