Connect with us

municipalidad

Juntos por la paz: representantes de todos los credos de la ciudad se unieron contra la violencia

El intendente Pablo Javkin participó este jueves del acto Junto por la Paz, organizado por la Mesa Interreligiosa por el Bien Común dependiente de la Universidad Nacional de Rosario, en el que confluyeron representantes de todos los credos para elevar una oración contra la violencia y confluir en un mensaje de paz. La ceremonia, que tuvo lugar en la explanada del Galpón 11, contó con la presencia, además, del rector de la UNR Franco Bartolacci y del ministro Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad de la provincia de Santa Fe, Roberto Sukerman, entre otros dirigentes, funcionarios e invitados.

"Nos unimos para estar juntos por la paz", expresaron en un mensaje conjunto las distintas organizaciones religiosas que forman parte de la mesa y convocaron a toda la sociedad a enlazar voluntades contra la violencia en la ciudad. "Con pequeños gestos en el diario vivir, en la casa, en el trabajo, en la calle; hablemos con amabilidad, usando palabras suaves; tratémonos con gentileza; respetemos al otro aunque piense o se muestre diferente; valoremos la diversidad y reconozcamos que ella nos enriquece, nos es necesaria para evolucionar y hacernos mejores personas", señalaron.

El intendente agradeció especialmente a todos los integrantes de la mesa interreligiosa por la organización del acto, y remarcó: "No tengo dudas de que la construcción de la paz requiere perder el miedo, y este es un acto que tiene sentido sobre todo en eso, el poder que tiene la unión, el poder que tiene la diversidad para vencer al miedo, para tomar el coraje de poner el problema arriba de la mesa y tocar el corazón de cada uno".

Seguidamente, el jefe municipal expresó: "Aspiramos a que este acto marque un quiebre en el sentido del involucramiento, para que no seamos una sociedad indiferente a ningún hecho injusto de violencia y que no lleguemos al extremo de que la resolución de los conflictos sea por una vía violenta administrada por vía privada".

"Quiero pedirles que esto sea solo un inicio; que este acto alguna vez, cuando las condicionas lo permitan, sea masivo; que sea el inicio de un trabajo conjunto para que esos corazones encuentren voluntad y valentía para frenar la violencia y construir la paz", concluyó el intendente.

Por su parte, el rector de la UNR también expresó su gratitud a la organización que nuclea a todos los credos de la ciudad por "la enorme tarea que hacen" y subrayó: "Ratificamos el compromiso de nuestra universidad de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para trabajar en ésta que es, seguramente, la más necesaria y urgente de todas las tareas que tenemos por delante, la de devolvernos la paz".

"Vivimos un tiempo muy difícil y complejo, quizás el más difícil y complejo que nos ha tocado y que nos toque vivir", aseveró Bartolacci y convocó a trabajar en la "construcción de una sociedad que pueda volver a escucharse, a reconocerse y construir de manera colectiva".

En tanto, Roberto Sukerman aseguró: "Para nosotros es sumamenta auspicioso este tipo de actividades" y remarcó que Rosario "tiene muy buenos ejemplos de convivencia; de convivencia religia, de convivencia política". E hizo alusión, a modo de ejemplo, a su relación con el intendente de la ciudad.

"Con Pablo competimos, él ganó, yo perdí; él tiene una responsabilidad, yo tengo otra, en distintos niveles, y trabajamos juntos por la provincia y por la ciudad. Podrá haber algún momento de mayor tensión, alguna competencia, pero el resto del tiempo tenemos que trabajar codo a codo", reflexionó el ministro.

Luego de los discursos, representantes de todos los credos compartieron una oración conjunta, con diez denominaciones religiosas representadas. Posteriormente, el dúo compuesto por Leandro Curaba y Bruno Celada compartió una interpretación en violín de la obra musical Cual Rocío que destila.

El objetivo del acto, programado en un principio para el pasado año pero pospuesto por las medidas de distanciamiento imperantes producto de la pandemia, fue elevar una oración para pedir por la paz y demostrar que, a pesar de las diferencias, la totalidad del arco religioso de la ciudad puede estar unido con un objetivo común.

La Mesa Interreligiosa por el Bien Común tiene más de una década de trayectoria y desde 2016 es un programa dependiente directamente del rector de la UNR. Tiene como fin principal promover, estimular y desarrollar actividades tendientes a valorizar las identidades, producir y socializar los conocimientos de las identidades, la tolerancia y el diálogo.

De la ceremonia participaron el rabino Pablo Lugt, por la Asociación Israelita de Beneficencia – Kehilá Rosario; el imán Walter Calleri, por la Asociación Unión Islámica – Mezquita de Rosario; José Luis Urso, por el Consejo de Pastores de la ciudad de Rosario; el padre Alejandro Saba, por la Iglesia Católica Ortodoxa de Antioquía; el padre Adolfo Segovia y Cintia Stuller, por la Iglesia Católica Apostólica Romana; Salvador Fragapane, por la Iglesia Cristiana Evangélica; el pastor Rudinei, por la Iglesia Evangélica del Río de la Plata; Luis Vázquez, por la Iglesia Metodista; Shoaleh Sabeti, por la Comunidad de Fe Bahà’í; Bruno Celada y Leandro Curaba, por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de la Últimos Días; el secretario de Gobierno municipal Gustavo Zignago, y el diputado provincial Ariel Bermúdez, entre otros.

Fuente Municipalidad de Rosario

🌐
A %d blogueros les gusta esto: