Connect with us

Espectáculos

Gastón Pauls: la lucha contra las adicciones, su inicio en Montaña Rusa y una coincidencia con Nueve Reinas que anuncia buenos augurios

Gastón Pauls
Gastón Pauls

“Estamos muy acostumbrados en este momento de la humanidad a que la palabra contagio nos lleve a la muerte y enfermedad, pensamos en COVID-19 y el contagio, ¿no puede ser de esperanza?”, se preguntó Gastón Pauls. Y es justamente ese contagio el que intenta transmitir a través de la pantalla, con su ciclo Seres Libres, en el mantiene “charlas, más que entrevistas”, con figuras que en algún momento, como él, tocaron fondo por sus adicciones. “Lamentablemente tengo experiencia duramente adquirida porque lo sufrí, lo padecí, sé que estoy hablando y sé de qué me habla la persona que tengo enfrente”, dijo el actor sobre por qué los invitados a su ciclo se abren y se animan a contar detalles tan duros como íntimos sobre los momentos en los que consumían droga.

Consciente de que es un privilegiado por poder tener trabajo en un contexto de pandemia complicado para la mayoría de los argentinos, el actor, que además está rodando Lenonns con dirección de Jose Cicala habló también con Teleshow sobre una curiosa coincidencia entre el rodaje de este filme y el de Nueve reinas, lo que podría convertirse en un buen augurio, recordó sus inicios casi por casualidad en Montaña Rusa gracias a un favor que le hizo a Mariana Fabbiani y contó cómo pasó el 2020.

—¿Cómo surgió la idea de hacer Seres Libres (Lunes 22.00 por Crónica)?

—Hace muchos años venía dándole vueltas al formato lo ofrecí en algunos canales y no lo veían viable. Me costaba expresar cómo lo quería hacer y apareció Crónica, dijo ‘lo hacemos como quieras’ y lo pude empezar a desarrollar, es lo que se está viendo y está vivo.

—¿Cómo te preparás para las entrevistas? ¿Desde qué lugar las haces?

—No me preparo, siento que son como charlas entre adictos, lamentablemente tengo experiencia duramente adquirida, lo sufrí, lo padecí, sé que estoy hablando y sé de qué me habla la persona. No tengo dudas que se abren más conmigo (por su experiencia), los llamé yo a los entrevistados y dijeron que sí porque sabían que no iba a haber un golpe bajo, sino que yo buscaba lo mismo que ellos, poder hablar honestamente del tema. Todos queremos pasar el mensaje para que no entre nadie más, evitar que otro nene arranque y se meta en esa cárcel. Lamentablemente no hay una fórmula, es una enfermedad que no tiene cura para mucha gente y vas buscando de qué manera hablarlo, cómo contarlo, es algo muy lento pero que a la vez no permite pausa. Ahora mientras hablamos hay un pibe probando por primera vez que va a entrar en un círculo de muerte.

Gastón Pauls
Gastón Pauls con el Mono de Kapanga en Seres Libres

—Los dichos de los entrevistados tienen mucha repercusión, pero a la vez, se trata de un programa de servicios, ¿qué pasa cuando la cámara se apaga?

—Estoy conmovido y a la vez con un enorme grado de responsabilidad. Llegan diez mil mensajes después del programa pidiendo ayuda, ofreciendo, diciendo ‘yo lo pase y quiero ponerme al servicio’. La palabra contagio nos lleva a la muerte y enfermedad, pero el contagio puede ser de esperanza. Es una responsabilidad social que nos compete a todos, (quien consume) es una víctima del sistema y de nosotros, y tenemos la posibilidad de sanarlo, en lugar de condenarlo.

—¿El programa sirve también para que quien está afuera comprenda que se trata de una enfermedad?

— No es solo una cuestión de voluntad sino no habría nadie fumando, nadie bebiendo, chocando porque esta borracho, es una enfermedad que cuando la padecés no es fácil dejar, necesitas ayuda. No conozco adictos que hayan dejado solos, siempre necesitan ayuda, familia, especialistas, grupos. Pero también del reconocimiento de la enfermedad, que es lo más difícil. El programa intenta y ojalá lo logremos, perder el miedo a levantar la mano y decir, ‘necesito ayuda’.

—Y en ese contexto, ¿Qué rol juega la fama?

—La exposición me jugó a favor y en contra, depende donde lo mires, pagué los precios de la fama en algunas cosas pero cuando me miro hoy acá estoy, digo ‘aprendí', poder hacer un programa a mis 49 años que no sea liviano… En el medio hay un montón de consumo, como lo hay en el Congreso, en la calle, y se niega porque los que lo niegan consumen y están enfermos. Lamentablemente hay mucha ficción y menos verdad de la que debería haber, todo es una puesta en escena, hasta los noticieros. Y nosotros sabemos que cuando se enciende la luces rojas es difícil que sea como en realidad es, todos adoptan un personaje. Admiro a mucha gente, modelos, actrices, actores, que se muestran con estrías, con los kilos que tienen, es gente que tiene cinco millones de seguidores y que no colabora con la falseada.

—A veces eso genera críticas, ¿a vos te preocupan?

—Este mundo de odiadores los castiga, a pibas que se mostraron veo hay gente bordeándolas, pero eso habla del que esta bordeando mucho mas que de la persona. A mí ya no me preocupa, porque estoy haciendo un trabajo enorme para vivir en la verdad y limpio y libre entonces, si uno se va a deprimir por una cosa que diga alguien escudado en el anonimato…

—El 2020 fue un año muy complicado para todos en lo personal y en lo laboral, ¿Cómo lo viviste?

—Con mucha incertidumbre, una montaña rusa emocional, a veces bien, tranquilo ansioso. Pero somos bendecidos, hay gente que no tiene para comer, otra que se murió de depresión y ahí está el verdadero horror, gente que empezó a consumir y ahí hay que trabajar para que caigan menos personas.

El año que pasó Gastón tenía en agenda seis películas por rodar, planes frustrados por la pandemia. Durante este verano, filmó Lenonns. “Es un placer, se juntaron todos los condimentos para que así sea. Es una comedia y volver a laburar después de un año da esperanza. Vine a abrir nuevamente el laburo, además nos divertimos, es delirante”, dijo.

Gastón Pauls y Ricardo Darín en Nueve Reinas (Infobae)

En una escena se lastimó la rodilla, lo cual podría ser una buena señal. En el 2000, durante el rodaje de Nueve Reinas, la película que protagonizó con Ricardo Darín con dirección de Fabián Bielinsky, también se había golpeado en pierna. La coincidencia, ¿es un buen augurio? “¡Dios te escuche! Lo pensé”, deseó y explicó: “21 años atrás me corté la rodilla izquierda y película fue lo que fue, y ahora me golpeé la derecha. Qué pasará, no lo sé nunca, pero lo que podemos hacer es ponerle amor al asunto, después nos excede”.

Gastón Pauls
Gastón Pauls y Nito Mestre en Lenonns

Además de la coincidencia del accidente, dijo que los rodajes de ambas fueron en los que mejor la pasó: “Me reí tanto en Nueve Reinas, a pesar de que no es una comedia, es la película en la que más me divertí, no paré de reírme un segundo. Y ahora también, así que una parte del asunto ya está ganada, es es un éxito haber disfrutando del rodaje”.

Con más de media vida en la actuación, Pauls comenzó casi por casualidad en el medio y arrancó con un éxito. Interpretó a Alejandro en Montaña Rusa, en 1994 y 1995. “Fui a acompañar a Mariana Fabbiani al casting, y cuando llegué me dijeron si yo también quería hacerlo, y quedé”, recordó sobre la novela de Jorge Maestro y Sergio Vainman que fue “un antes y un después” en su vida.

Gastón Pauls y Nancy Dupláa, Ale y Mariana e Montaña Rusa (Infobae)

Seguramente los productores que le insistieron para que hiciera la prueba vieron algo en él, ya que de inmediato se transformó en una de las figuras de la televisión, seguido por miles de adolescentes. A los 23 años, aquel fue el puntapié que necesitaba: “Siempre quise ser actor pero no me animaba a reconocerlo, nos asusta tanto el fracaso que ni lo intentamos, tuve que hacer un ejercicio, salió bien”.

Aunque Montaña fue sin dudas un éxito, en lo personal asume que “el principal éxito fue haberlo intentado”. Así como hoy para él es un éxito hacer el programa que le gusta y aportar su granito de arena para ayudar a que alguien pueda salir de las adicciones: “Cuando salís de la esclavitud del consumo empieza a aparecer en la vida la libertad, y decidís mejor”.

SEGUÍ LEYENDO

Silvia Süller íntima: la relación con sus hijos y nietos, su admiración por Carlos Menem y su noviazgo a distancia con un joven 40 años menor

Daniel Araoz, de un 2020 de “resistir” al “desafío” Masterchef: “Soy un privilegiado, pude vivir de mis ahorros y ahora tengo trabajo”

Mano a mano con Santiago del Moro a horas de la segunda temporada de Masterchef Celebrity: la convivencia con el éxito y su respuesta a las críticas

Fuente : Teleshow

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks