Connect with us

España

Los reyes del mambo

La RAE define “puntual”, en la acepción a la que desesperadamente se intenta coger el concejal de Cultura festiva del Ayuntamiento de Valencia, Carlos Galiana, como “ocasional, que se produce de manera aislada frente a lo habitual. Acción, carácter o colaboración puntual”. Pues ni aún así.

Los hechos
La Cabalgata de Reyes del día 5 frente a la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y organizada por el equipo de gobierno de Joan Ribó no tuvo una aglomeración puntual, entre otras cosas por que durante más de media hora padres y madres se agolparon alrededor del cordón de seguridad organizado por la Policía. Mientras tanto, la megafonía del Ayuntamiento funcionó a toda pastilla, por si algún viandante no se había dado cuenta de lo que allí ocurría. Cabalgata en toda regla. Chapuza en toda línea.

El concejal de Cultura festiva de Valencia, Carlos Galiana

ABC
Las excusas
Tras uno de las situaciones más graves que se recuerdan, todo lo que ha acertado a decir el concejal Galiana es que la aglomeración fue puntual, y que se cumplieron las medidas marcadas por la Consell. Con perdón de la expresión, me importa poco lo que pusiera el decreto, lo que autorizase y lo que no. El día que certificas 85 muertes, 4.000 nuevos contagios y se han anunciado duras medidas de restricción por la expansión de la pandemia, no puedes organizar nada, y menos una Cabalgata de Reyes. Los políticos están para tomar decisiones y para interpretar las normas. En un tiempo como el que vivimos, siempre con carácter restrictivo de las mismas. Ante la duda, no lo hagas, no es tan difícil. Con ese mismo decreto, la práctica totalidad de las poblaciones de la Comunidad organizaron actos sin aglomeraciones para que los niños vieran a los Reyes Magos: mismo decreto, distinto resultado. Quizá el problema esté en el dirigente y no en la norma. Decir que se cumplió el protocolo es cobarde, pero sobre todo como COPE Valencia desveló en un vídeo exclusivo, no es cierto. Ribó, por su parte, admite errores, pero afirma que no fue tan grave. Para enmarcar, la declaración del alcalde.

El desenlace
No se habían bajado SSMM de Oriente de los autobuses descapotables perfectamente ataviados para la ocasión, y los “navajazos” al cuello vía Twiter entre altos cargos de Compromís y PSPV ya eran de época. El nivel de nuestra clase dirigente es tal, que la política se hace hoy en día en las redes sociales. Ningún desenlace será lógico sin dimisiones, algo que ya se no va a ocurrir. Más de uno quiso defender a Carlos Galiana tras su “charlotada en off” fingiendo hablar inglés afirmando que no debía dimitir por que no había “robado”. Os lo pregunté entonces y lo vuelvo a hacer ahora: ¿Qué debe hacer un político de izquierdas en el ejercicio de su cargo para ser cesado? Me da que tendré que seguir esperando.Fuente : ABC Diario

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks