Connect with us

Internacional

Irán comienza a enriquecer uranio al 20% y crece la tensión con las potencias occidentales

04/01/2021 En contra del tratado de 2015

Irán comienza a enriquecer uranio al 20% y crece la tensión con las potencias occidentales

Hasta ahora, Irán había enriquecido uranio hasta un 4,5%, en violación del límite del acuerdo del 3,67%. Para fabricar armas nucleares, se necesita enriquecer uranio al 90%, pero desde un 20% es apenas un paso técnico.

El presidente Hasan Rohani dio la orden para enriquecer uranio al 20% en la central nuclear de FordoEl presidente Hasan Rohani dio la orden para enriquecer uranio al 20% en la central nuclear de Fordo
Irán empezó a enriquecer uranio al 20% en una central subterránea y capturó un petrolero de bandera surcoreana en la entrada del golfo Pérsico, agravando tensiones con las potencias occidentales que no han cesado de crecer desde que Estados Unidos se retiró de un pacto internacional para limitar su programa atómico.
La decisión vulnera el punto central del acuerdo nuclear de 2015 con las principales potencias y busca presionar a los firmantes europeos a restablecer el acuerdo luego de que Estados Unidos se retirara de él y volviera a imponer sanciones contra Irán.
La TV estatal iraní dijo que el vocero del Gobierno, Ali Rabiei, había anunciado que el presidente Hasan Rohani dio la orden para enriquecer uranio al 20% en la central nuclear de Fordo, informó la agencia de noticias AFP.
Hace una década, la decisión iraní de comenzar a enriquecer uranio al 20% casi había provocado un ataque israelí contra sus instalaciones nucleares y una escalada de tensiones que solo disminuyó con el acuerdo de 2015 con Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Francia y el Reino Unido.
El tratado de 2015 limita las actividades nucleares iraníes para evitar que la nación islámica construya armas atómicas, a cambio de la suspensión de las sanciones que asfixiaban a la economía persa. Con la salida de Estados Unidos, ese beneficio se vio afectado por las nuevas sanciones norteamericanas, sobre todo contra el sector petrolero iraní.
Un vocero del Departamento de Estado norteamericano calificó la decisión de Irán como "una extorsión nuclear".
Irán enriquece uranio a un porcentaje superior al que establece el acuerdo nuclear. Irán enriquece uranio a un porcentaje superior al que establece el acuerdo nuclear.
"Irán enriqueciendo uranio al 20% en (la planta subterránea de) Fordo es un claro intento de incrementar su campaña de extorsión nuclear, un intento que seguirá fracasando", denunció, citado por la agencia de noticias AFP.
La medida anunciada este lunes se suma a la serie de roces bilaterales desatados con la salida unilateral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump del acuerdo en 2018.
Cronología de la tensión
Solo este año, la tensión escaló al punto de amenazar con un conflicto armado con dos asesinatos.
Primero, a principio de año, el de Qassem Soleimani, el general más respetado y poderoso de Irán, en un ataque reivindicado por Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad, la capital de Irak.
El segundo, a fines de año, con la muerte del padre del programa nuclear iraní, el físico Mohsen Fakhrizadeh, asesinado cerca de Teherán en un ataque contra el convoy en el que viajaba.
Nadie reivindicó el ataque, pero Irán acusó a Israel y el Parlamento iraní aprobó una ley para almacenar "al menos 120 kilogramos por año de uranio enriquecido a 20%" y "poner fin" a las inspecciones del OIEA, lo que fue rechazado por el Gobierno de Rohani pero luego ratificado por un organismo de control constitucional.
La decisión iraní de este lunes parece buscar presionar tanto a Europa, para que proporcione alivio de las sanciones de las que Irán es objeto, como al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien asumirá el próximo 20 de enero y ya adelantó que está interesado en volver a sentarse a negociar con la República Islámica.
La captura de un buque
En ese contexto de creciente tensión y expectativa, Irán también capturó este lunes un buque cisterna con bandera de Corea del Sur en el estrecho de Ormuz, en la entrada del golfo Pérsico, según informaron la TV estatal y la agencia de noticias local IRNA.
El petrolero MT Hankuk Chemi fue detenido por "contaminación con combustible" en el golfo y el estrecho, según la versión periodística y la agencia de noticias semioficial Fars agregó que el buque fue capturado por fuerzas navales de la Guardia Revolucionaria de Irán.
El petrolero había estado navegando de Arabia Saudita a los Emiratos Árabes Unidos.
La tensión en la zona
El Estrecho de Ormuz es un lugar estratégico, ya que por el se comunican el golfo de Omán y el golfo Pérsico, territorio compartido por Irán, Arabia Saudita y otros estados árabes, y es una de las rutas comerciales marítimas por las que pasa el petróleo más importantes del mundo.
A mediados de 2019, varios ataques a buques petroleros -detrás de los cuales Estados Unidos presume que estuvo Irán- tuvieron lugar en esa zona, lo que desencadenó una serie de capturas de naves internacionales por parte de Teherán y hasta el derribamiento de un dron iraní por parte de Washington.
La captura de un nuevo buque este lunes, justo el mismo día que Irán confirma al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) su decisión de elevar sus niveles de enriquecimiento de uranio, sin dudas elevará la tensión tanto con Estados Unidos como con Europa en un momento en que se define si las negociaciones nucleares multilaterales se relanzan o no.
En el acuerdo de 2015, Irán acordó limitar su enriquecimiento a cambio de un alivio de las sanciones y convertir a su famosa planta de Fordo, escondida en las montañas, en una instalación de investigación y desarrollo.
Bajo el expresidente Mahmud Ahmadinejad, el antecesor de Rohani que prefería una posición más dura frente a las potencias occidentales, Teherán comenzó el enriquecimiento al 20%.
Israel, que tiene su propio programa de armas nucleares no declarado, decía temer que Teherán estuviera construyendo una bomba atómica.
Después del descubrimiento de Fordo, Estados Unidos trabajó en las llamadas bombas "destructoras de búnkeres" diseñadas para atacar tales instalaciones.
Hasta ahora, Irán había enriquecido uranio hasta un 4,5%, en violación del límite del acuerdo del 3,67%. Para fabricar armas nucleares, se necesita enriquecer uranio al 90%, pero desde un 20% es apenas un paso técnico.
Los expertos dicen que el país ahora tiene suficiente uranio de bajo enriquecimiento almacenado para al menos dos armas nucleares, si decide utilizarlas.
Irán sostiene hace años que su programa nuclear es pacífico.
Los incumplimientos de Irán, especialmente este avance en la pureza del uranio, pueden dificultar los esfuerzos de Biden para que Washington regrese al acuerdo.

La salida de EEUU del acuerdo nuclear, el desencadenante de la escalada actual con Irán

Desde que Estados Unidos, bajo el Gobierno del republicano Donald Trump, decidió salir en 2018 unilateralmente del acuerdo nuclear firmado con Irán y las principales potencias mundiales en 2015, la escalada de sanciones estadounidenses, advertencias de las potencias europeas y reactivación del programa nuclear iraní no ha cesado.
El corolario de esta escalada ha sido el anuncio hoy de Irán de comenzar a enriquecer hasta en un 20% su uranio, un paso necesario aunque no definitivo para intentar desarrollar armas nucleares. Estos son los hechos que precedieron a esa decisión:
– 2015: Irán, Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido Francia y Alemania firmaron en Viena el acuerdo que permitió el levantamiento parcial de las sanciones internacionales contra Teherán a cambio de su compromiso de no desarrollar armas nucleares y congelar su programa nuclear civil.
– 8 de mayo de 2018: pese a los pedidos de sus socios europeos y los fiscalizadores del acuerdo nuclear, el presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció la retirada unilateral de su país y el restablecimiento de sus sanciones económicas contra Teherán.
– 21 de mayo: el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, enumera 12 condiciones para cerrar un "nuevo acuerdo" con demandas mucho más draconianas sobre el programa nuclear y balístico de Teherán y su rol en los conflictos en Oriente Medio.
– Mayo de 2019: Trump decide finalmente poner fin a las exenciones que permiten a ocho países comprar petróleo iraní sin violar las nuevas sanciones estadounidenses.
– 8 de mayo: Irán da marcha atrás en alguno de sus compromisos asumidos en el acuerdo, en un intento por presionar a los países europeos para que lo ayuden a sortear las sanciones estadounidenses. Esto provoca nuevas restricciones de Trump contra "los sectores iraníes del hierro, el acero, el aluminio y el cobre".
– 24 de junio: Trump firma un decreto que impone sanciones contra el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Jamenei, y otros altos funcionarios iraníes.
– 1 de julio: Irán anuncia haber superado el límite de 300 kilogramos impuesto por el acuerdo de 2015 a sus reservas de uranio poco enriquecido.
– 26 de septiembre: el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) anuncia que Irán recomenzó a enriquecer uranio en nuevas centrifugadoras.
– 18 de noviembre: la OIEA indica que las reservas de agua pesada de Irán superaron el límite establecido en el acuerdo.
– 5 de enero de 2020: Teherán anunció el inicio de la "quinta y última fase" de su plan de reducción de compromisos, alegando que ya no se siente afectado por ningún límite "en cuanto al número de sus centrifugadoras". Sin embargo, indica que "la cooperación de Irán con el OIEA continuará".
– 14 de enero: Francia, Reino Unido y Alemania activaron el Mecanismo de Solución de Controversias (MRD) previsto en el acuerdo, para intentar obligar a Irán a volver a cumplir sus compromisos.
– Marzo: Las potencias europeas activaron por primera vez el mecanismo de trueque Instex para suministrar equipamientos médicos a Irán, lo que permitiría a empresas occidentales comerciar con Irán sin exponerse a sanciones estadounidenses.
– 14 de agosto: El Consejo de seguridad de la ONU rechazó una resolución estadounidense con el objetivo de prolongar el embargo sobre la venta de armas a Irán que expiraba en octubre de ese año.
– 20 de agosto: Washington activó en la ONU un controvertido procedimiento para reclamar el restablecimiento de las sanciones contra Irán, pero chocó con la negativa de las potencias.
– Septiembre: Estados Unidos proclamó unilateralmente el restablecimiento de las sanciones de la ONU contra Irán, y amenazó con penalizar a quienes las violen, una decisión duramente criticada por Rusia y los países europeos.
– 18 de noviembre: La OIEA indicó que Irán comenzó a poner en marcha las "centrifugadoras avanzadas" desplazadas a un sector subterráneo de la planta de Natanz, el principal centro de enriquecimiento de uranio.
– 27 de noviembre: el padre del programa nuclear iraní, el físico Mohsen Fakhrizadeh, fue asesinado cerca de Teherán en un ataque contra el convoy en el que viajaba. Irán acusó a Israel y el Parlamento iraní aprobó una ley para almacenar "al menos 120 kilogramos por año de uranio enriquecido a 20%" y "poner fin" a las inspecciones del OIEA.
– 4 de enero de 2021: Irán comenzó el proceso destinado a producir uranio enriquecido en un 20% en la planta subterránea de Fordo, superando así por mucho el límite establecido por el acuerdo internacional de 2015.Fuente: Telam

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks