Connect with us

España

El Barça se descuelga en el Metropolitano

El Barça se descuelga en el Metropolitano

El equipo blaugrana queda ya a nueve puntos del Atlético tras su tercera derrota

El uno por uno de los jugadores del Barça

El Barça se descuelga en el Metropolitano

Antoine Griezmann, con los jugadores del Atlético de fondo celebrando el gol (Bernat Armangue / AP)

Un Barça con pocas luces queda descolgado en el campeonato. Un Barça desafortunado perdió en el Metropolitano, está ya a nueve puntos del Atlético y seis del Real Madrid, aunque con un partido menos que los blancos, y empieza a pensar que esta Liga puede ser una dura travesía en una campaña de desgobierno. Un Barça con poco timón sobre el césped cayó por un error monumental de Ter Stegen y encima Piqué sufrió una fea lesión en la rodilla. Sólo le faltaba eso al equipo de Koeman, que terminó con diez puesto que Sergi Roberto sufrió un percance muscular con los cambios hechos.

El Barcelona, que al menos tuvo orgullo, se vio superado por la propuesta del Atlético, ofensiva, modernizada y cambiada. Tercera derrota blaugrana en sus ocho partidos de Liga. Así no se puede aspirar al título.

Difícil aspirar al título

El Barcelona, que al menos tuvo orgullo, se vio superado por la propuesta del Atlético

El plan se le vino abajo al Barça en el último instante de la primera mitad, en el tercer minuto del tiempo añadido. Piqué le pidió a Sergi Roberto que le dejara el corte a él pero su despeje fue malo y Correa lanzó el balón al hueco hacia la carrera de Carrasco. La jugada tenía peligro pero no tanto como para que Ter Stegen abandonara el área a la desesperada y saliera literalmente a por uvas. Una malísima decisión del alemán, que dejó el gol a placer del delantero rojiblanco. Carrasco sorteó al guardameta y marcó a puerta vacía.

Un golpe al mentón del equipo de Koeman que desequilibró un encuentro que estaba siendo nivelado. Un error clamoroso e inadmisible. Un fallo infantil. Un gol en contra surgido de la nada.

El holandés apostó por los mismos hombres de ataque que en Turín: Dembélé, Pedri, Messi y Griezmann. De los cuatro el más destacado fue Dembélé, una pesadilla para Mario Hermoso. En el flanco derecho el extremo le puso un balón interesante a Griezmann en la primera ocasión del partido. El remate, forzado, del excolchonero se marchó arriba.

Había entrado con intención el Barcelona pero el rival que tenía delante no era moco de pavo. Un Atlético remozado en su estilo de juego, el más atractivo de toda la era Simeone. Con otra música, más melódica, nada que ver con el heavy metal que se pregonaba por estos lares cuando rugía la grada y el fútbol no era tan frío. No estaba Luis Suárez pero este Atlético es otro, mucho más aseado con el balón, con un juego más elaborado, con delanteros móviles como Correa, João Félix y Carrasco y con centrocampistas de zancada como Saúl y un Marcos Llorente poderoso en sus irrupciones. El primero probó a Ter Stegen obligándole a una buena parada y el segundo remató al larguero.

Los ataques en el tramo del descorche se imponían a las defensas y el partido tenía ritmo. Porque Dembélé seguía a lo suyo, dejando a Hermoso retratado para servir un balón a Alba en una acción que finalizó Messi con una vaselina fallida.

Pero el dorsal 11 era el único que desbordaba del Barça. Griezmann, como siempre, se mostraba guadianesco. Pedri no estaba preciso. Y a Messi se le veía apagado y no especialmente brillante. A pesar de esto el rosarino tuvo la última oportunidad blaugrana hasta el descanso. Su remate, con poco ángulo, lo desbarató Oblak en el primer y único chut entre palos del Barcelona en esta fase.

Marcos Llorente se lamenta tras enviar el balón al larguero
Marcos Llorente se lamenta tras enviar el balón al larguero
(AFP7 vía Europa Press / EP)

El partido se encaminaba a la pausa con un empate que estaba siendo justo cuando llegó el error de Ter Stegen y al Barça le tocaba remar para tratar de no rezagarse tan pronto en el campeonato. Pero el mazazo del gol había sido muy fuerte y el equipo de Koeman regresó al partido en formato sonámbulo, mientras el Atlético tocaba con paciencia para tratar de desesperar a su adversario.

Le urgían al Barcelona nuevos ingredientes y apareció Coutinho, aunque quien pudo empatar fue Lenglet, con un cabezazo franco que no supo dirigir y acabó siendo anulado sin muchas dificultades por Oblak. Para colmo de males Piqué se tenía que retirar lesionado tras caerle Correa encima de la rodilla derecha. El central se marchó compungido y preocupado porque el percance tenía muy mala pinta.

Sonaban las sirenas en el bando blaugrana, De Jong se colocaba de central y Dest en el lateral derecho, con Sergi Roberto avanzando su posición. Un nuevo puzzle aunque más bien habría que decir rompecabezas.

La soledad de Messi
La soledad de Messi
(AFP7 vía Europa Press / EP)

Tenía más sentido el juego rojiblanco, pero no conseguían cerrar el encuentro y el Barça sobrevivía en el alambre. Messi decidía entonces coger la manija y le ponía un balón fantástico a la testa de Griezmann. Su remate lo abortaba Oblak con seguridad. Esa fue la última intervención del delantero antes de ser sustituido. Un suspenso más para Griezmann, sin personalidad.

Koeman quemaba las naves con Braithwaite y Trincão cuando el partido se dirigía a su desenlace. Antes de terminar Sergi Roberto rozó el empate tras un chut que rebotó en un defensa y que provocó también la lesión muscular del barcelonista. Todo lo que le pudo salir mal a los de Koeman, les salió peor.

Ficha técnica

1 – Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Hermoso; Llorente (Diego Costa, m. 73), Saúl, Koke, Carrasco (Felipe, m. 91); Correa (Kondogbia, m. 83) y Joao Félix (Lemar, m. 83).

0 – FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (, Piqué (Dest, m. 61), Lenglet, Jordi Alba; Dembele, De Jong, Pjanic (Braithwaite, m. 82) Pedri (Coutinho, m. 56); Griezmann (Trincao, m. 82) y Messi.

Gol: 1-0, m. 48+: Carrasco.

Árbitro: Munuera Montero (C. Andaluz). Amonestó a los locales Koke (m. 8), Carrasco (m. 25), Savic (m. 79) y Giménez (m. 79).

Incidencias: partido correspondiente a la décima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano sin público.

Fuente : La Vanguardia

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks