Connect with us

Política

En medio de un clima de tensión política, la Ciudad propondrá nuevas aperturas en la cuarentena por el covid-19

Se viene la primera negociación entre Nación, Provincia y Ciudad, tras el conflicto por la coparticipación.

Con jornadas que superan los 12.000 contagios y el área metropolitana con alta circulación del virus, los gobiernos Nacional, Provincial y de la Ciudad volverán a reunirse esta semana para ofrecer definiciones respecto de cómo continuará la cuarentena. Porque el coronavirus, aunque la semana pasada haya pasado a un segundo plano, sigue azotando y la situación es tanto o más preocupante que cuando estaba en el primer lugar de la agenda de la política.

Por eso, esta semana será de definiciones, con el fin de establecer cómo seguirán las restricciones luego del 20 de septiembre, el plazo en el que vece el nuevo período impuesto por el presidente, Alberto Fernández. Y habrá definiciones tanto a nivel nacional como en la Ciudad de Buenos Aires.

La negociación, esta vez, tendrá la particularidad de ser la primera en la que la discusión dejará la cordialidad que mostró hasta ahora. El anuncio de quitarle a la Ciudad fondos de la coparticipación abrió una disputa que hará inevitable que los encuentros entre los funcionarios locales, con los nacionales y provinciales, sea quizá con gestos más adustos detrás de los tapabocas de rigor.

Ya el anuncio anterior no tuvo a los tres protagonistas habituales juntos. El presidente Alberto Fernández grabó un mensaje que difundió por redes. Y Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof hicieron el suyo por separado. Es más que probable que la metodología se repita esta vez. Y hasta puede pasar que ni siquiera se encuentren ellos para definir.

"La meseta" en la que permanece la Ciudad, que ofrece un promedio de casos diarios de entre 1.100 y 1.300 desde hace 9 semanas, no da para pensar o proponer grandes aperturas. Sin embargo, en el entorno de Horacio Rodríguez Larreta buscarán conseguir avances que quedaron pendientes de la etapa 2 del Plan Gradual de puesta en marcha de la Ciudad. Y quizá sumar algo más.

La principal materia pendiente es el regreso a las escuelas de los chicos y chicas que no pudieron conectarse a las clases virtuales desde el 20 de marzo. El Gobierno porteño insistirá con su plan de lograrlo con protocolos sanitarios que consideran de bajo riesgo de contagios. Los gremios locales y el Gobierno nacional hasta ahora lo resisten.

En cuanto a la actividad comercial, hace dos semanas parecía acordado que los restaurantes y bares con terrazas y patios descubiertos iban a poder habilitarlos, y así ampliar los permisos para que pudieran trabajar más allá de las veredas. Pero el decreto presidencial no lo permitió y muchos que habían hecho la inversión para señalizar senderos y acondicionar espacios, no pudieron usarlos.

Todo parece indicar que habrá un nuevo intento. Aunque los primeros días de las mesas en las veredas fueron desprolijos, más tarde con controles y orden se corrigió, y por eso en la Ciudad piensan que pueden avanzar un paso más.

Otra actividad que es clave para reactivar la economía y el trabajo es la construcción. Hubo avances y algunas obras chicas o a punto de terminar pudieron trabajar. Y ahora se buscará la forma de habilitar otras más grandes. El obstáculo aquí es que muchos obreros usan el transporte público para viajar desde el GBA, y el uso de subtes, colectivos y trenes es algo que se sigue tratando de evitar, para que no haya aglomeraciones que incrementen la circulación del virus.

En una situación similar está el permiso para que puedan volver a trabajar empleados y empleados de servicio doméstico. Fue una de las actividades que se barajó para la etapa aún vigente, pero no se concretó. También es una chance difícil porque, aunque se permita el trabajo de quienes residen y trabajan en la Ciudad, la gran mayoría se traslada desde el Conurbano.

Otras actividades que parece que seguirán esperando son los shoppings. Solo funciona el Distrito Arcos, que tiene espacios al aire libre, y la semana pasada, desde la cámara que los nuclea, sostuvieron reuniones con funcionarios y afirmaron que tienen los protocolos para trabajar en forma segura.

Algo parecido sucede con los gimnasios, que también tienen un protocolo presentado y parecía que iban a tener una chance a mediados de este mes. Pero por ahora deberían seguir esperando.

Fuente : InfoVeloz

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto: