Connect with us

Política

Llaryora suma presión para que se modifiquen subsidios nacionales

El intendente de Córdoba Martín Llaryora salió ayer con los tapones de punta a pedir que el Gobierno nacional reparta de manera más equitativa los subsidios al transporte público. En esa línea, logró el apoyo de la Seccional Córdoba de la Unión Tranviarios del Automotor (UTA) y hoy encabezará una reunión entre otros intendentes y empresarios en la que buscará ampliar aún más la base de sustento a su reclamo sobre los fondos que distribuye el Ministerio de Transporte de la Nación.

Ayer, La Voz publicó un informe en el que detalla que en 2019, nueve de cada 10 pesos en subsidios nacionales al transporte se quedaron en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y apenas un peso se envió al interior.

Llaryora mantuvo una nueva reunión con los intendentes de Santa Fe, Emilio Jaton; de Rosario, Pablo Javkin, y el de San Carlos de Bariloche, Gustavo Genusso. De allí surgió un comunicado en el que “coincidieron en la necesidad de avanzar, a través del diálogo, para que desde Nación se envíen más recursos para el transporte urbano de cada ciudad”.

Además, suscribió una nota que se envió a la Cámara de Diputados de la Nación, en la que solicita que se gestione “la extensión y refuerzo de las compensaciones nacionales a fin de que permitan el sostenimiento de las empresas prestatarias de muchas de las ciudades del interior del país”.

En ese mismo texto, se advierte que todavía la Nación no firmó la resolución por la cual envía los subsidios nacionales a las jurisdicciones.

Por otra parte, el intendente capitalino reclamó al gremio UTA y a los empresarios del transporte nucleados en Fetap que se sumen al reclamo de mejorar la distribución de subsidios.

“Les pido a empresarios y trabajadores que estemos todos juntos para cambiar este sistema. Va a pasar la pandemia, y va a quedar la situación de siempre: un boleto caro, malas frecuencias”, dijo Llaryora en declaraciones a Cadena 3.

El intendente pidió que no levanten el paro hasta conseguir un acuerdo que mejore las condiciones del servicio en el interior del país.

Por la noche, el gremio de choferes respondió afirmativamente a ese pedido. “Conjuntamente con el Poder Ejecutivo Municipal, que ha tomado como propia esta lucha donde todos entendemos que más allá de las obligaciones que le competen a cada parte, debería ser el Estado nacional como primer garante responsable directo quien tiene y puede dar una solución definitiva al padecer de todos los trabajadores/as del transporte del interior del país”, dice un comunicado que se distribuyó anoche.

El mensaje de Llaryora fue que la medida no se debe levantar hasta que no se modifique el método de reparto de subsidios.

Y para hoy, está prevista una videoconferencia entre empresarios e intendentes, de la que se espera que también se explicite desde los prestadores privados el pedido de repartir mejor los subsidios nacionales.

En el Palacio 6 de Julio quieren ampliar aún más la base de sustentación del reclamo. En esa línea, se trabajará en el Concejo Deliberante en un proyecto que cuente con el apoyo unánime, por el que se reclamen los aportes nacionales. Y en la Legislatura, de una iniciativa por la que se instruya a los senadores por Córdoba a actuar en el mismo sentido.

El paro de transporte urbano continuará al menos hasta mañana, cuando se completarán tres semanas sin servicio. Ayer fracasó nuevamente la audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde se intenta llegar a un acuerdo entre el gremio de choferes UTA y los empresarios enrolados en Fatap. La próxima reunión será mañana al mediodía.

Bermúdez: Triplicamos los aportes al interior

El subsecretario de Transporte de la Nación, el cordobés Gabriel Bermúdez, remarcó ayer que desde enero, se triplicaron los fondos que se destinan al interior.

Bermúdez remarcó que los datos que publicó ayer La Voz, en los que se indicaba que nueve de cada 10 pesos en subsidios quedaban en el Gran Buenos Aires, corresponde a una foto que se terminó en diciembre de 2019.

“Desde entonces, la Nación pasó a invertir de 466 millones de pesos por mes a 1.625 millones de pesos, además de los atributos sociales en las jurisdicciones que cuentan con la tarjeta Sube”, señaló el funcionario nacional.

En ese sentido, Bermúdez anticipó que se renovará el subsidio entre mayo y agosto, y que comenzarán a cobrarlo los servicios interurbanos de más de 60 kilómetros que nunca lo percibieron. Se trata de un histórico reclamo de los empresarios de Córdoba, que finalmente fue respondido.

“Se va a terminar esa discriminación”, señaló el subsecretario. El nuevo convenio se firmará entre lunes y martes de la semana que viene.

Bermúdez dijo que el Estado nacional “reconoce que hay una distribución inequitativa” y aseguró que se está trabajando en un sistema más equitativo y más federal.

“Le pedimos al presidente (Alberto Fernández), en medio de la pandemia, una solución estructural a un problema de larga data cuando no se lo supimos pedir a Mauricio Macri cuando Argentina era ‘Disneylandia’”, se quejó el funcionario nacional.

Acerca del reclamo del intendente Martín Llaryora, sostuvo: “Lo que no sea construir ideas y aportar soluciones, y sea trasladar responsabilidades, es parte del problema y no de la solución”.

El paro

Sobre el prolongado paro en el interior del país, en el que se reclaman más fondos nacionales para destrabarlo, Bermúdez dijo que todos los actores tienen que poner su parte.

“El Gobierno nacional triplicó subsidios y los va a mantener. El problema arrancó con el Covid-19, hay que buscar una solución que tenga que ver con la cantidad de servicios que operan, con los trabajadores y su tiempo de trabajo, con aportes empresarios, con aportes de cada jurisdicción”, aseguró.

El subsecretario de Transporte indicó que de esa manera se puede transitar esta etapa atípica “en la que nadie cobra a tiempo, ni factura lo que facturaba, y este sistema es beneficiado porque sigue recibiendo subsidios”.

Sobre la solución de fondo, el funcionario afirmó que tiene que ser por la federalización de la tarjeta Sube, que permitirá acceder a datos concretos de los servicios para determinar una tarifa urbana federal de referencia por la que se distribuirán los recursos.

Día 20. La Capital sigue sin colectivos urbanos. (Ramiro Pereyra / Archivo)

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: