Connect with us

Política

Córdoba espera aval nacional para avanzar con el bono para pagar a proveedores

En el Centro Cívico cuentan las monedas para empezar con el cronograma de pagos a la administración pública provincial y a los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones, pero con un ojo puesto en Buenos Aires.

Es que esperan que en las próximas horas el Ministerio de Economía nacional otorgue los avales que la Provincia necesita para emitir los títulos para la cancelación de deudas con contratistas y con proveedores que anunció a comienzos de abril.

“Hace un mes que la estamos remando”, dicen en el Panal, donde originalmente la expectativa era que para esta fecha el tema ya estuviera resuelto.

Las provincias no pueden emitir deuda de esta naturaleza sin el respaldo de la Nación, por lo que el “gancho” del ministro de Economía, Martín Guzmán, es imprescindible para poder seguir con el plan de emisión que ya tuvo la aprobación de la Unicameral.

La expectativa es que el aval salga en estas horas, más aún teniendo en cuenta que otros distritos, como Neuquén, ya obtuvieron respaldos similares para sus propios bonos. “Lo único que nos falta es la autorización”, confirmaron desde el Gobierno.

Títulos por $ 9.000 millones

La Provincia dispuso emitir hasta $ 9.000 millones de pesos de bonos para cubrir con ese instrumento el rojo que tiene con todo tipo de proveedores y de contratistas, en el que están incluidas especialmente las empresas constructoras con las que llevó a cabo obras públicas el año pasado.

Los atrasos con esos sectores son unos $ 8.000 millones, con una proporcionalidad similar entre acreedores por obras ejecutadas y proveedores.

El bono será transferible y podrá utilizarse para cancelar deudas tributarias vencidas hasta el 29 de febrero. En la Provincia dicen que no será un problema porque está calzado con la deuda impositiva que debe cobrar el fisco y que, de acuerdo con cálculos oficiales, es dos veces mayor que la cifra que se busca emitir.

Los avales nacionales, se especula, podrían llegar por menos de los $ 9.000 millones, lo que obligaría a algunos ajustes.

Con este título, el gobierno de Juan Schiaretti procura descomprimir ese frente para poder concentrarse en el pago de los salarios de estos meses y en la fuerte demanda de fondos originada en la pandemia, todo en un escenario de inédita caída de la recaudación.

El bono tendrá un plazo de vigencia de 36 meses, con una tasa de interés equivalente a la Badlar y un año de gracia. El que lo reciba podrá transferirlo, tenerlo como ahorro o pagar deudas con el Estado (Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario, multas, por ejemplo), uno a uno.

Una de las trabas para conseguir los avales habría sido la dificultad para hacerles entender a los funcionarios nacionales que no se trata de una cuasimoneda de curso legal, una imagen muy vinculada a la crisis de 2001.

Paralelamente, la Provincia está esperando los recursos nacionales del trámite de un crédito del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, con el que busca apuntalar la baja recaudación.

Más provincias emiten títulos para proveedores y contratistas del Estado

Además de Córdoba, otros distritos también apuntan a la emisión de títulos para saldar deudas con proveedores y con contratistas. En esa lista están Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén y Chaco.

El objetivo es el mismo: sacarse uno de los grandes problemas financieros de encima para poder centrarse en el gasto en los salarios públicos y en las erogaciones corrientes, todo en el marco de lo que está demandando el combate al coronavirus.

Neuquén, por caso, autorizó la emisión de letras por $ 4.000 millones, a 24 meses de plazo, de aceptación voluntaria y que podrán utilizarse para el pago de impuestos provinciales.

La fecha de vencimiento es el 26 de mayo de 2022, con un plazo de gracia de 12 meses para el pago de capital e intereses.

El capital será amortizado en cinco pagos trimestrales y ya tendrían listo el aval nacional.

En Santa Fe, el gobernador Omar Perotti también autorizó el pago a proveedores con bonos por $ 4.500 millones y dispuso el uso de otros $ 1.500 millones en cheques de pago diferido.

En Buenos Aires, en tanto, hay un proyecto del oficialismo (Frente de Todos) para la emisión de un bono para pagarles a proveedores por hasta $ 20.000 millones y una ampliación por hasta $ 8.000 millones más en letras del tesoro.

En tanto, en Chaco, aunque no está formalizado un instrumento oficial, el gobernador Jorge Capitanich habló acerca de “la necesidad de regular la emisión de un bono de proveedores y de contratistas para regularizar deudas en la provincia y en los municipios”.

A la firma. Juan Schiaretti espera el respaldo de Alberto Fernández para lanzar títulos de deuda. (Centro Cívico)

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: