Connect with us

Política

Gremios toman distancia política de Schiaretti

Incluyendo la amenaza de medidas de fuerza en medio de la cuarentena, los líderes de los principales gremios estatales cordobeses resaltaron sus diferencias políticas con el gobernador Juan Schiaretti.

Todos militantes del PJ, los sindicalistas cuestionaron en duros términos políticos la reforma jubilatoria que impulsó el mandatario peronista, aprobada en la Legislatura el miércoles pasado.

Más allá de que prometen resistencia, menguada por la prohibición de la cuarentena de hacer protestas callejeras, entre los sindicalistas sobrevuela una cierta resignación: no están convencidos de que el gobernador vaya a pagar un alto costo político por el recorte que promovió sobre el sector de los pasivos.

Los gremialistas son peronistas, pero hay algunos que hace tiempo no comulgan con el gobernador.

Algunos de estos dirigentes sindicales, como Gabriel Suárez (Luz y Fuerza), desde hace tiempo mantienen un fuerte enfrentamiento con Schiaretti.

“Quien se mete con los derechos de los trabajadores y los jubilados no es digno representante de Perón y de Evita”, disparó munición gruesa el titular del gremio lucifuercista, quien mantiene una fuerte pulseada con la Provincia por el convenio colectivo.

Desde el punto de vista político, entre los estatales hay dos grupos: uno, más cercano al Gobierno provincial, que integran José Pihen (SEP-CGT-Regional Córdoba) y Domingo Ovando (UPS).

Mientras que Suárez; Rubén Daniele (Suoem), Juan Monserrat (UEPC), Raúl Ferro (Bancarios) y Mauricio Saillén (Surrbac) militan en el kirchnerismo.

Pihen es legislador provincial, y pese a que votó en contra la reforma, no romperá con el oficialismo. “Siempre seré peronista y nunca votaré una ley que vaya en contra de los trabajadores. No estoy peleado con el gobernador, pero mi relación con él no es la misma que la que tenía con (José Manuel) De la Sota”, admitió el titular del SEP.

En la misma vereda oficialista, Ovando fue muy duro con Schiaretti. “Lo apoyé para que consiguiera su reelección y siempre respaldé su posición de marcar diferencias con el kirchnerismo. Ahora me siento muy defraudado con el gobernador por esta reforma jubilatoria. El ajuste nunca puede pasar por los trabajadores y los jubilados. Discutiremos si la ley es constitucional, porque hay derechos adquiridos”, dijo el titular del gremio de los jerárquicos.

Opositores

En la división que siempre hubo en el sindicalismo cordobés, hay dirigentes que están encolumnados con el Frente de Todos, en el momento en el cual la relación entre Alberto Fernández y Schiaretti parece estar en su mejor momento.

Rubén Daniele (Suoem) mantiene un bajo perfil en los últimos tiempos, pero dejó una frase en diálogo con La Voz. “Nos están pegando con las manos atadas. Pero deben saber que los trabajadores siempre nos defenderemos”, advirtió el extitular del Suoem, que mantiene influencia en el gremio de los municipales.

El gremialista admitió que votó a Schiaretti en las pasadas elecciones. Hasta se mostró, lejos del escenario central, la noche triunfal del 12 de mayo del año pasado, en los festejos de Hacemos por Córdoba.

Es conocido el enfrentamiento de Daniele con el exintendente radical Ramón Mestre, uno de los rivales de Schiaretti en las elecciones pasadas. Pero, hoy el enojo del gremialista apunta al intendente Martín Llaryora, quien impulsó un fuerte recorte salarial en el municipio capitalino.

“Ajustar a los trabajadores y sin dialogar, no es el camino ni es lo que prometió el intendente en la campaña”, dice Daniele, sin ocultar su malestar.

Por su parte, Suárez promete resistir la reforma jubilatoria. “Estamos hablando con el resto de los gremios, pero en los próximos días habrá medidas de fuerza. Tenemos el problema de la cuarentena, pero algo haremos. Además, cuando no haya prohibición de salir a la calle, seguiremos luchando por nuestros derechos. Nosotros no nos alejamos del Gobierno, es el gobernador quien se aleja de los trabajadores con las medidas de ajuste que toma”, manifestó el lucifuercista.

Por su parte, Juan Monserrat, del gremio de los docentes, no oculta su militancia en el Frente de Todos. Nunca tuvo una buena sintonía política con el mandatario provincial.

“Es un ajuste para el sector pasivo y también para los próximos jubilados. El gobernador aprovechó la cuarentena y algo que el propio Gobierno provincial instaló muy bien en la sociedad: que la Caja de Jubilaciones es la madre de todos los problemas económicos de Córdoba. Todos los que conocemos algo de números sabemos que no es así”, argumentó el dirigente gremial, quien participó de reuniones del sector del albertismo que convocó el senador nacional Carlos Caserio.

CGT- Córdoba. Pihen encabezó una reunión de gremios que criticaron la reforma que impulsó Schiaretti. (Twitter)

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: