Connect with us

Tech

El revolucionario tratamiento argentino que baja la mortalidad del virus a 1%: cómo es y quiénes lo usan

Published

on

El Hospital de Clínicas anunció mediante un comunicado que el Hospital utilizará plasma de personas recuperadas como tratamiento.

"Los anticuerpos son defensas naturales del organismo, la primera línea de combate contra la enfermedad. Una vez que la persona se recupera, esos anticuerpos quedan en el organismo, más precisamente en el plasma, la parte líquida de la sangre", describió la doctora Alejandra Vellicce, jefa del Departamento de Hemoterapia del Clínicas.

"Se trata de procedimientos habituales y seguros en los bancos de sangre", aclaró Vellice.

De todos modos es un método experimental: no hay un tratamiento específico para tratar el COVID-19, hasta la fecha.

La jefa del Departamento de Hemoterapia del Hospital Clínicas explicó que "se estima que siete de cada diez personas infectadas con COVID-19 desarrollan anticuerpos una vez superada la infección".

Además, agregó que el objetivo de este protocolo es “hacer transfusiones de plasma de quienes ya se han recuperado de la enfermedad a pacientes que estén en estado moderado o grave".

Destacó que el uso expandido de plasma en el tratamiento de pacientes de COVID-19 muestra “resultados de notable mejoría”.

Qué es el plasma convalenciente

El plasma se obtiene mediante una técnica llamada aféresis, que permite la separación de los diferentes componentes de la sangre: glóbulos rojos, plaquetas y plasma.

Para esto, se realiza una punción de una vena del brazo por la cual se extrae la sangre y por otra vena en forma simultánea se devuelve el resto de los glóbulos rojos y plaquetas.

Este tratamiento ya fue usado en la Argentina y en el mundo frente a otras pandemias (y se considera que es exitoso) y ya está siendo utilizada en países como China, Estados Unidos e Italia para tratar casos de COVID-19.

Lo han estudiado expertos en diversas áreas de la ciencia y la medicina como bioquímicos, hemoterapeutas, infectólogos, virólogos, epidemiólogos e inmunólogos, pero también, por ejemplo, abogados que asesoran sobre cuestiones legales a la hora de armar los protocolos.

Este tratamiento podría ser clave para contraatacar el COVID-19: es una técnica de más de 100 años que es utilizada en todo el mundo, no solo en Argentina.

Idiomas
A %d blogueros les gusta esto: