Connect with us

Tech

Vacuna contra el coronavirus: China ya prepara tres “candidatas” y las está probando en voluntarios

Según informaron fuentes oficiales chinas, ya está aprobada la realización de pruebas clínicas de tres vacunas candidatas para la neumonía COVID-19. Una vacuna basada en vectores de adenovirus, desarrollada por un equipo de investigación liderado por Chen Wei, miembro de la Academia de Ingeniería de China e investigadora del Instituto de Medicina Militar, subordinado a la Academia de Ciencias Militares, fue la primera en ser aprobada para el ensayo clínico.

La primera fase de las pruebas clínicas se completó a finales de marzo, y la segunda comenzó el 12 de abril. Se trata de la primera vacuna contra COVID-19 a nivel mundial que ha entrado en la segunda etapa de ensayos clínicos, según la Organización Mundial de la Salud. En comparación con la primera fase, en la segunda se ha eliminado el límite de edad, con el fin de permitir la participación de voluntarios mayores de 60 años. Como los ancianos representan un alto porcentaje de los pacientes con COVID-19 cuya condición llega a ser grave, la vacuna debe construir un escudo de seguridad para ellos, dijo Chen. Los 108 voluntarios que completaron la primera fase de pruebas el 27 de marzo han finalizado la observación médica centralizada y están en buenas condiciones. La segunda fase reclutará a 500 voluntarios e introducirá el grupo de control de placebo para evaluar en más detalle la inmunogenicidad y la seguridad de la vacuna. Hasta las 17:00 del día de ayer, 273 voluntarios habían sido inoculados.

La primera de las candidatas, que obtuvo la licencia para proceder a ensayos clínicos el pasado domingo, ha sido desarrollada por el Instituto de Virología de Wuhan (la ciudad centro-oriental china donde se detectaron los primeros casos de la enfermedad) de manera conjunta con la sucursal en esa misma urbe de la empresa Sinopharm. Mientras que la segunda, fue desarrollada por varias empresas siendo Sinovac Research & Development la principal inversora. Esta empresa es una subsidiaria de Sinovac Biotech, que trabajó también en una vacuna contra el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, en su acrónimo inglés) en 2003.

Se está avanzando a una velocidad sin precedentes en el desarrollo de vacunas, ya que parece improbable que el patógeno infeccioso sea eliminado solo con medidas de contención. La industria farmacéutica espera reducir el tiempo que tarda una vacuna en llegar al mercado, normalmente unos 10 o 15 años, hasta el año próximo.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: