Connect with us

Tech

Las dos teorías que explican el “nacimiento” del coronavirus: ¿lo crearon como arma mortal?

Existen muchos mitos y desinformación alrededor del coronavirus. Una de las teorías conspirativas que más se difundió, incluso desde entedes gubernamentales en algunos países, es que China era responsable de la apareción del coronavirus ya sea por un accidente de laboratorio o por bioingenería.

Sin embargo, ahora se sabe que el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, es producto de la evolución natural y no una conspiración de ningún país o un laborarorio. Lo demuestran los hallazgos de un estudio publicado en la revista "Nature Medicine", realizado por científicos del Scripps Research Institute, no ha encontrado ninguna evidencia de que el virus se haya creado en un laboratorio o se haya diseñado de otra manera.

"Comparando los datos de secuencia del genoma disponibles para las cepas de coronavirus conocidas, podemos determinar con firmeza que se originó a través de procesos naturales", afirma rotundamente uno de los líderes del estudio, Kristian Andersen.

A Case Report in @NatureMedicine shows that #COVID19 is not a laboratory construct or a purposefully manipulated virus. The report reviews what can be deduced about the origin of the virus from comparative analysis of genomic data. https://t.co/pLloPRD4Jj pic.twitter.com/4ytN3dk5Qk

— Nature Research (@nresearchnews) March 17, 2020

Luego de los primeros casos en China, los científicos asiáticos secuenciaron el genoma del virus y lo compartieron abiertamente a la comunidad científica global. Ahora, los científicos analizaron el patrón genético de las proteínas de espigas, armaduras en el exterior del virus que utiliza para agarrar y penetrar las paredes exteriores de las células humanas y animales. Más específicamente, se centraron en dos características importantes de la proteína espiga: el dominio de unión al receptor (RBD), una especie de gancho que se agarra a las células huésped; y el sitio de división que permite al virus abrirse y entrar en las células huésped.

Los científicos descubrieron que la porción de RBD de las proteínas de espiga del SARS-CoV-2 había evolucionado para atacar eficazmente una característica molecular en el exterior de las células llamada ACE2, un receptor implicado en la regulación de la presión sanguínea. La proteína de la espiga del SARS-CoV-2 era tan eficaz para unir las células humanas que los científicos concluyeron que era el resultado de la selección natural y no el producto de la ingeniería genética.

Los investigadores también encontraron que la estructura molecular general se parecía en su mayoría a los virus relacionados que se encuentran en murciélagos y pangolines. "Estas dos características del virus, las mutaciones en la porción de RBD de la proteína de punta y su columna vertebral distintiva, descartan la manipulación en el laboratorio como un origen potencial del SARS-CoV-2", especifica Andersen.

En base a esta información, los investigadores proponen dos hipótesis sobre el origen del virus. o bien el virus evolucionó a su estado patógeno actual a través de la selección natural en un huésped no humano y luego saltó a los humanos o bien una versión no patógena del virus saltó de un animal huésped a los humanos y luego evolucionó a su estado patógeno actual dentro de la población humana.

Idiomas
//daichoho.com/4/4068622
A %d blogueros les gusta esto: