Connect with us

Política

Oficial: jubilaciones y pensiones aumentarán entre 3,8% y 13%

Se develó el misterio y se cumplió lo que el Gobierno nacional había avisado tras asumir: la pirámide previsional se acható un 9,43 por ciento. Es una decisión política tomada por Alberto Fernández en medio de la crisis económica. “Hemos dispuesto una regla de redistribución y solidaridad”, dijo ayer el Presidente en una conferencia de prensa.

El 62,8 por ciento de los jubilados y pensionados que hoy cobran la mínima de 14.068 percibirán en marzo un incremento de hasta el 12,96 por ciento. Es decir, el haber pasará a 15.891 pesos. Y la Asignación Universal por Hijo (AUH) se elevará desde los actuales 2.746 pesos mensuales a 4.309 pesos.

El alza del 12,96 por ciento se compone de una suma fija de 1.500 pesos más un porcentual del 2,3 por ciento. Esto es aplicado a los 6,85 millones de jubilados y pensionados del sistema. Pero si se suman quienes perciben la AUH y asignaciones familiares, el universo beneficiado es de 13,6 millones de personas, es decir, el 86,8 por ciento de quienes reciben un pago mensual de Anses.

Como la misma regla se aplica para todos en términos nominales, es justamente ese criterio el que genera el achatamiento de la pirámide previsional. El porcentaje real se irá reduciendo de forma regresiva hasta llegar a sólo el 3,75 por ciento en el haber máximo que paga la Anses, que hoy es de 103.064,23, que pasará a ser de 106.934 pesos en marzo.

Hasta este mes, quien percibía una jubilación máxima cobraba mensualmente un 632,6 por ciento más que aquel que iba al banco y en su cuenta encontraba la mínima. Desde marzo, esa brecha caerá al 572,9 por ciento. El achatamiento real de la pirámide es entonces del 9,43 por ciento.

Otros ejemplos

Yendo a casos más puntuales, una jubilación de 50 mil pesos recibirá en todo el trimestre un alza de 2.650 pesos, lo que equivale a un 5,3 por ciento. Esto está por debajo de la inflación proyectada por las consultoras privadas como Elypsis para el primer trimestre del año, que es del 7,8 por ciento.

Si se analizan las 13 escalas de haberes, todos aquellos jubilados que hoy perciben un haber de 30 mil pesos para arriba perderán en el trimestre contra la inflación, dado que los incrementos que les corresponden son inferiores al 7,8 por ciento de inflación esperada.

El anuncio fue realizado ayer en una conferencia de prensa en la Casa Rosada por Fernández; por el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, y por la directora del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (ex-Pami), Luana Volnovich.

El criterio de ajuste

El Gobierno hizo el anuncio planteando el achatamiento de la escala previsional como una iniciativa de “justicia social”, según palabras de Vanoli. Y Fernández agregó: “Cumplimos con la promesa de darles prioridad a los que peor están y más perdieron en los últimos cuatro años”.

Vanoli admitió que habrá “porcentajes decrecientes para las jubilaciones y pensiones mayores”. Y precisó que en junio habrá otro incremento, ya sea por suma fija decidida por decreto como ahora o por la nueva fórmula de movilidad que deben decidir el Gobierno y el Congreso de la Nación.

El funcionario hizo hincapié en que el 86,8 por ciento de los jubilados, de los pensionados y de los beneficiarios de la AUH y de las asignaciones familiares tendrán en total un alza “igual o superior al 11,56 por ciento” que les hubiera correspondido con la fórmula de ajuste que fue derogada.

La actual gestión decidió en diciembre suspender la fórmula de movilidad previsional que había surgido de la reforma impulsada por el macrismo en 2017, que consistía en un ajuste teniendo en cuenta en un 70 por ciento la inflación y en un 30 por ciento la suba salarial.

Vanoli agregó que, si se contara el bono de hasta cinco mil pesos pagado en enero a aquellas jubilaciones inferiores a 20 mil pesos, los haberes tendrían un aumento en el trimestre del 18,8 por ciento. Esto sería un alza real “muy importante” respecto de la inflación, según el funcionario.

“Tengan en cuenta el contexto por las condiciones calamitosas en que se encontró el sistema previsional. Un déficit del sistema de seguridad social del 0,5 por ciento del PIB y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad con una pérdida del 70 por ciento de su valor en dólares”, añadió.

Según el cálculo de la Anses, los jubilados y pensionados perdieron el 24 por ciento de su poder adquisitivo en términos reales entre 2015 y 2019. “Entonces, todo el esfuerzo había que ponerlo en estos sectores más vulnerables”, justificó. Y admitió así que hay sectores que siguen perdiendo ahora contra la suba de precios.

Para solventar el incremento, el Tesoro aportará una parte (que no fue especificada) del denominado “impuesto País”, cobrado a quienes compran dólares para atesoramiento o para pagar consumos en el exterior. En enero, la Afip recaudó por ese tributo unos 3.181 millones de pesos.

Fernández y Vanoli coincidieron en que esta decisión es “absolutamente justa y necesaria”, teniendo en cuenta que la pobreza afecta al 34 por ciento de la población en general, pero a más del 51 por ciento de los niños y adolescentes. “La idea que tenemos es ocuparnos en esencia de los que peor están”, concluyó Fernández.

Jueces y diplomáticos: Proyecto al Congreso

Reducirán las jubilaciones de jueces y de diplomáticos.

El Gobierno nacional envió al Congreso un proyecto que reduce las jubilaciones de los jueces y de los diplomáticos. La norma enviada prevé quitarles a jueces y a diplomáticos que se jubilen el beneficio de cobrar el 82 por ciento del salario.

Las jubilaciones de los jueces y de los diplomáticos se calcularán ahora sobre el 82% del promedio de lo que cobraron durante los últimos 10 años. Esto arrojaría una cifra parecida al 60 por ciento. También se aumentarán a 19% los aportes.

El presidente Fernández. (Télam)
Anuncio. El presidente Fernández; Vanoli, de Ansés, y Volnovich, de Pami, ayer en conferencia de prensa. (Télam)

Lo destacado

Idioma »