Connect with us

Política

Sobornos en universidades de EEUU: se extiende la investigación y hay temor entre ricos y famosos de Los Ángeles

Universidad del Sur de California (Foto: @sosconf)

Los fiscales federales que siguen el escándalo de fraude en admisiones en universidades de elite de los Estados Unidos han extendido su investigación sobre un nuevo grupo de padres, lo que ha generado una ola de rumores y pánico entre los ricos y famosos del sur de California sobre quiénes podrían ser los próximos acusados.

Durante el pasado mes de abril, los fiscales informaron a algunos de los padres (el número exacto no está claro) que están bajo investigación en el mayor escándalo de adimisiones universitarias de los Estados Unidos, e incluso se reunieron con los abogados de al menos dos padres de este nuevo grupo.

La extensión de las investigaciones generó preocupación entre los padres, y ya son muchos los que se encuentran a la busca de abogados que los defiendan. Además, se supo que tres estudiantes recibieron notificaciones de los fiscales, lo que agravó la preocupación entre los acaudalados alumnos de University of Southern California, Yale y Stanford, las universidades implicadas.

William Singer, el consultor universitario acusado de encabezar la organización que facilitaba admisiones universitarias a ricos y famosos (Foto: Reuters)
William Singer, el consultor universitario acusado de encabezar la organización que facilitaba admisiones universitarias a ricos y famosos (Foto: Reuters)

William Singer, el consultor universitario que fue señalado como cabeza de la organización que facilitaba admisiones universitarias en casas de estudio de elite a cambio de millonarios sobornos, tenía su oficina en Newport Beach, y muchos de sus clientes estaban en el área de Los Ángeles. Algunos de esos clientes temen ahora ser salpicados por el escándalo que por el momento alcanza a unos 33 padres que ya fueron acusados ​​de fraude y han sido públicamente avergonzados.

Según una investigación de The New York Times que consultó a siete abogados defensores y más de una docena de padres de escuelas privadas de Los Ángeles, desde el inicio de la causa se comenta el caso de una familia que pagó USD 6.5 millones para que su hijo fuera admitido en una universidad como atleta, en lo que sería el mayor monto de los casos que se conocen hasta ahora.

Los fiscales admitieron que están detrás de nuevos sospechosos, pero se negaron a dar precisiones aunque se supo que existe una pesiquisa en curso sobre registros bancarios, estudios contables y registros telefónicos. Esta misma semana, el fiscal Eric S. Rosen sugirió que había más estudiantes habrían sido admitidos en la University of Southern California como atletas sobre la base de calificaciones inventadas.

Felicity Huffman se declaró culpable de haber pagado para conseguir el ingreso de sus hijos a universidades de elite (Foto: Reuters)
Felicity Huffman se declaró culpable de haber pagado para conseguir el ingreso de sus hijos a universidades de elite (Foto: Reuters)

De los padres, entrenadores y otros acusados ​​en el caso, unas 20 personas, incluida la actriz Felicity Huffman, se declararon culpables o aceptaron hacerlo. Singer, quien colaboró ​​con el gobierno en su investigación, se declaró culpable de extorsión y otros cargos. Otros treinta, entre ellos la actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, se han declarado inocentes.

En la University of Southern California, más de 20 estudiantes han sido notificados de que su admisión está siendo investigada por la oficina de asuntos judiciales, y podrían enfrentar sanciones tan graves como la expulsión. Este hecho, sumado que dos estudiantes relacionados con el escándalo ya han sido retirados de sus universidades, aunque ni ellos ni sus padres han sido acusados ​​penalmente, ha desatado la incertidumbre y la paranoia en las universidades del elite.

Lori Loughlin, acusada por los fiscales, se declaró inocente (Foto: Reuters)
Lori Loughlin, acusada por los fiscales, se declaró inocente (Foto: Reuters)

Yale rescindió la admisión de Sherry Guo, una estudiante de primer año de 21 años cuyos padres pagaron a Singer USD 1.2 millones, mientras que Stanford rescindió la admisión de un estudiante cuya identidad se desconoce, que trabajó con Singer y cuya solicitud tenía algunas credenciales apócrifas.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🌐
A %d blogueros les gusta esto: