Connect with us

Política

Operó en México una red paralela de distribución ilegal de combustibles: López Obrador

Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa matutina (Foto: Especial)

Frente a los problemas de desabasto que padecieron al menos 7 estados del país este fin de semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en el país hay gasolina suficiente y que el problema se debió a cambios en la estrategia de distribución para evitar el robo de combustibles.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador afirmó que el abasto se regularizará en los próximos días, en la medida de que el gobierno federal refuerce la seguridad en los ductos de distribución con el despliegue de los 4.000 elementos del Ejército y la Marina dispuestos para ese propósito.

López Obrador afirmó que a partir de la puesta en marcha del operación conjunta para enfrentar el “huachicol”, el robo de pipas bajó de mil a 100, en promedio diario.

“El día 2 (de enero) bajamos a 36 y ahora el informe son 70 pipas robadas”, dijo López Obrador, al asegurar que estos resultados se deben a que “estamos cuidando la distribución, abriendo con cuidado los ductos, y eso significa que haya vigilancia del personal especializado”.

Aseguró que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha debido recurrir a la distribución de combustible mediante el uso de pipas, aunque es más caro y lento, lo que ha provocado retrasos en el abasto.

Esto debido a que en distintos puntos del país detectaron la operación de una red paralela de distribución ilegal de combustible, que incluía ramales de ductos y bodegas desde donde “ordeñaban” las gasolinas y el diésel.

Es un sistema de distribución que se creó paralelo a Pemex y lo estamos eliminando, toda una estructura que se creó y pasó de noche“, dijo.

Autoridades resguardan toma irregular de combustible. (Foto: Cuartoscuro)
Autoridades resguardan toma irregular de combustible. (Foto: Cuartoscuro)

Afirmó que desde la Torre de Pemex mantenían los ductos abiertos, a pesar de que en los monitores detectaban el robo, y “en vez de cerrar las válvulas, las mantenían abiertas”.

Por eso, dijo, su gobierno decidió cerrar válvulas en algunas regiones, en tanto las autoridades puedan garantizar la distribución segura del combustible.

Afirmó que hay presión de los grupos dedicados al robo, pero advirtió que las autoridades federales no retrocederán y aun advirtió que, si es necesario, cambiarán todo el sistema de distribución.

Vamos a modificar el sistema si se necesita, pero no vamos a permitir el robo, no vamos a abrir las válvulas sin control”, advirtió.

Por lo pronto, hoy se sumaron 900 elementos del Ejército a la seguridad de los ductos y de las instalaciones de Pemex.

Luego de hacer un llamado a los ciudadanos para no incurrir en el delito de robar o vender gasolina robada, insistió que el retraso en el abasto es momentánea, en tanto las autoridades deciden la mejor opción de distribución.

La distribución a través de ductos estaba bien penetrada y estamos en un reacomodo para ver qué nos resulta mejor”, dijo.

López Obrador adelantó además que pronto habrá resultados de la investigación abierta sobre esta red que operó con la complicidad de personal de Pemex.

“Pronto se van a tener elementos, pero no queremos adelantar nada si no hay fundamentos y pruebas“, dijo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Pemex atribuyó el desabasto de gasolina a cambios en la distribución para evitar el “huachicol”

Ejército y Marina asumirán la seguridad en Pemex con 4.000 elementos para combatir el robo de combustible

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks