Connect with us

Política

OPINION: el 2019 y los retos para la agenda legislativa

(Foto: Cortesía)

Por Fabiola Loya Hernández*

El 2018 fue un año en el que los mexicanos generaron expectativas de un mejor país, y como no hay fecha que no llegue y plazo que no se cumpla, estamos hoy los diputados y diputadas, ante el comienzo de un gran reto: agotar una agenda legislativa que refleje el andamiaje legal para ese México esperado por todos.

Si bien sabemos que existe un nuevo régimen que ya esbozó las líneas en las que deberá trabajar el Poder Legislativo, en donde cuenta con una mayoría para cristalizarlas, hoy más que nunca es determinante la actuación de la oposición como contrapeso para evitar que se cometan viejas prácticas en las que se excluyan de la toma de decisiones a los ciudadanos, y que la Cámara se convierta en una ventanilla de trámites del Ejecutivo.

En este 2019, tenemos enfrente un periodo extraordinario donde se pretende aprobar, y yo esperaría antes, discutir, la Guardia Nacional, modelo de seguridad que implementará el nuevo gobierno, donde la bancada de Movimiento Ciudadano hemos sido incisivos en darle su espacio a la discusión y abrirla a los especialistas en la materia, una reforma de este calado, no puede ni debe hacerse a espaldas de quienes saben, y mucho menos de tomarse a la ligera y discutirse en una noche con reloj legislativo detenido. He ahí esa tendencia a esas viejas prácticas de este nuevo régimen que estuvo criticando durante 18 años.

En el periodo ordinario se vislumbra la discusión de iniciativas como la de Austeridad, la de Revocación de Mandato y Consulta Popular, la Reforma Constitucional para eliminación del Fuero, así como la Reforma Educativa. Agenda que hemos venido impulsando los Diputados Ciudadanos desde lo local en Jalisco, así como desde la legislatura pasada en la Cámara.

La Cámara de Diputados tendrá una apretada agenda legislativa (Foto: Archivo)
La Cámara de Diputados tendrá una apretada agenda legislativa (Foto: Archivo)

En México sí necesitamos a un presidente sin fuero, susceptible ante las autoridades en caso de cometer actos de corrupción, pero de qué sirve, si funcionarios van y vienen tras sexenios y no pasa nada con ellos por esos actos sino todo lo contrario: se decreta perdón y olvido. Ese es solo un ejemplo de que no se puede legislar para unos y/o para otros. Insisto que reformas de esta magnitud e impacto delineadas en la agenda que dicen reconstruirá al país, deben hacerse respetando el proceso legislativo, incluyendo todas las expresiones, y dejando de lado actuaciones autoritarias, centralistas y discrecionales, como sucedió en torno a lo que pudo ser la “discusión” del Presupuesto de Egresos de la Federación, y que como resultado diera un presupuesto que refleja falta de inclusión para la mayoría de los sectores del país.

El reto de la Cámara de Diputados y Diputadas es muy claro, en su integración, quienes son mayoría deberán estar vigilantes de su propio actuar, hacer ejercicios de autocrítica y de reflexión constante para no firmar cheques en blanco y convertirse en la oficialía de partes del Ejecutivo.

Y de la totalidad de su integración, debemos tener presente en cada decisión, que somos y seremos responsables del cumplimiento o no, de las expectativas de quienes confiaron con su voto por cada uno de nosotros.

*Fabiola Loya Hernández es vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados

Lo aquí expresado es opinión del autor y no refleja la postura editorial de este medio.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks