Connect with us

Política

Martínez Rojas denuncia que aportó información y lo mandaron a la cárcel

Mariano Martínez Rojas se siente defraudado. Dice que aportó información valiosa sobre los negocios que manejaba pero la Justicia lo terminó castigando con la cárcel. A través de sus familiares, el empresario que sacó millones de dólares del país a través de las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) asegura que sufrió maltratos dentro del penal de Marcos Paz, a pesar de que sigue formando parte del Programa de Protección de Testigos.

No ve la luz del día durante las 24 horas y sufre la violencia de los mismos que tendrían que custodiarlo como testigo protegido“, se quejó un familiar. Y agregó: “Pese a los aportes hechos para el esclarecimiento de la causa y pese a que firmó entendimientos que resultarían en una mejor situación, a la fecha no tuvo ningún resultado satisfactorio. Hoy se encuentra desfigurado en el hospital de Marcos Paz”.

Desde el Servicio Penitenciario desmintieron que el empresario haya sido agredido y aclararon que está en el pabellón de testigos protegidos junto a otros cuatro reclusos. Es más, dijeron que Martínez Rojas fue denunciado varias veces por romper las cámaras que lo graban las 24 horas del día. 

El empresario fue detenido el 26 de enero en Estados Unidos desde donde fue extraditado a la Argentina y comenzó a aportar información en varias causas judiciales.

Martínez Rojas sale de Ezeiza en junio 2018

—¿Por qué no se entregó antes? —le preguntó Infobae antes de volver a la cárcel.

—No venía (a la Argentina) por una cuestión de seguridad, no tenía garantías. Yo estaba aportando (información) en forma paralela sobre estos temas. No estaba escondido, vivía en el mismo departamento, manejaba los mismos autos y frecuentaba los mismos circuitos. (…) El mensaje era corto y conciso: “Si venís a la Argentina, a tu familia la liquidamos”.

En sus declaraciones ante los jueces argentinos, el empresario dijo que parte de los fondos utilizados en las maniobras de las DJAI venían de la provincia de Formosa.

A raíz de su testimonio, el juez Gustavo Meirovich hizo allanamientos y detuvo a varias personas en esa provincia. “El efectivo viajaba en vuelos de Aerolíneas y en aviones privados, con autorización de PSA para pasar los escáneres”, reveló en una entrevista con Infobae, antes de volver a la cárcel.

En julio, el juez Meirovich lo procesó por los delitos de contrabando, asociación ilícita, lavado de dinero y falsificación de documentos. Lo propio hizo su colega Marcelo Aguinsky en la causa conocida como “la mafia de los contenedores”.

Durante meses, Martínez Rojas estuvo detenido en una “casa segura”, en algún rincón de la provincia de Buenos Aires, donde convivía con sus custodios. Solo tenía acceso a una línea de teléfono, sin internet, para que no pueda ser localizado. En octubre, la Justicia decidió que vuelva a la cárcel.

Me pasaron muchas cosas en los últimos cuatro meses. Yo pedí venir a Argentina, limpiarme, ofrecer información a cambio de ciertos beneficios. Hace un año y medio que no veo a mi familia y tengo dos hijos chiquitos. El arreglo nunca se cumplió. En (el aeropuerto de) Ezeiza me di cuenta que no había arreglo”, se lamentó antes de volver a prisión.

 

Fotos: Adrián Escandar y Maximiliano Luna

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto: