Connect with us

Política

“Tu mamá está viva, y tenés hermanos”: recibió la noticia la Navidad pasada pero no tiene plata para viajar a conocerlos

Claudia Bisotto investigó sobre sus orígenes y descubrió que no era hija biológica de quiénes creía.

Era 1997 y Claudia estaba por cumplir 30 años. Su papá era taxista y, cada vez que se quedaban solos en el auto, le repetía la misma frase.

— Tengo algo importante que decirte.

Claudia le pedía que se lo dijera de una vez pero él siempre contestaba: “Todavía no, no es el momento”. El momento no fue nunca: el hombre murió de un infarto ese mismo año. Tenía 63 años y se llevó el secreto.

Su mamá tampoco quiso decirle nada pero una escena doméstica sembró la duda: “La encontré varias veces viendo el programa ‘Gente que busca gente’ y llorando. Yo le decía: ‘¿Para qué lo mirás si te ponés así?’, pero ella lo seguía mirando”, cuenta a Infobae Claudia Bisotto (50) desde la ciudad de Río Cuarto, Córdoba, donde vive.

Claudia durante su fiesta de 15 años
Claudia durante su fiesta de 15 años

Lo que siguió a la muerte de su papá fueron casi 10 años de silencio. Hasta que un día de 2008 sonó el teléfono: “Me dijeron que mi mamá estaba muy mal de salud, a punto de morir y que quería verme. Yo lo tomé como una broma de mal gusto porque acababa de visitar a mi mamá y estaba lo más bien”, cuenta.

Claudia todavía no sabía que no era hija biológica de sus padres, y le costó encajar las piezas. Fue recién en 2015, cuando su mamá murió, que viajó a una pequeña ciudad llamada General Levalle, al sur de Córdoba. Claudia, que se había criado en esa ciudad, buscó a quien había sido la mejor amiga de su mamá en la juventud.

“Le dije: ‘Quiero saber quién soy’, ‘quiero saber de mis raíces'”, sigue. La mujer tenía información y ganas estancadas, durante décadas, de decir la verdad.

“Me dijo que mi mamá biológica era una chica que había ido a Levalle desde Entre Ríos. Que había ido a trabajar como empleada doméstica a una estancia llamada El Ñandú, que llegó con un hijo y que, muy poco tiempo después, se enteró de que estaba embarazada. Nací en 1968 y me regaló, digamos, porque en su trabajo la iban a mandar de vuelta”.

Una amiga la convenció para que los buscara y publicó su historia en un grupo de Facebook llamado “Dónde estás?“. En el grupo -creado para ayudar a buscar personas de manera solidaria en todo el país- arrancaron con la búsqueda, hasta que el mensaje llegó a una “pariente lejana” de Norma Vera, la mamá biológica de Claudia.

Fue durante la Navidad del año pasado que la mujer llamó a Claudia por teléfono: “Tu mamá está viva, y tenés tres hermanos”, le dijo. En una carta le mandó los nombres de sus hermanos -Rosa, Rogelio y Julio- y sus números de teléfono. Y le contó que su mamá vivía en un pueblo llamado La Paz, en Entre Ríos, a 165 kilómetros de Paraná.

“Los llamé, mis hermanos no tenían ni noción de que yo existía”. El llamado causó revuelo y la invitaron a pasar fin de año con ellos, pero Claudia no pudo ir. Son más de 600 kilómetros desde su casa, el pasaje cuesta 1.300 pesos y todavía no pudo reunir el dinero para pagarlo. 

Es que Claudia tiene un hijo con discapacidad. Su diagnóstico es retraso mental y dispraxia bucolingual (no puede realizar movimientos coordinados con la boca y o la lengua). Su obra social, cuenta, “cubre algunas medicaciones y otras no”.

Claudia había juntado la plata para el pasaje pero su hijo tuvo una crisis y tuvo que usarla para pagar los medicamentos. Ella es quien lo cuida, su marido es empleado en una panadería. Su sueldo es de 12.000 pesos mensuales.

La retiene la falta de dinero pero también una barrera emocional: si es cierto que su mamá biológica la entregó, no le resulta fácil imaginar un reencuentro amoroso. “Más bien me falta conocerlos para conocer mi historia. Lo que me falta es la verdad”.

 

SEGUÍ LEYENDO:
Un milagro de Navidad: la historia de la mujer que despertó del coma y pudo conocer a su bebé

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

⚐ Idioma »
A %d blogueros les gusta esto:
Enable Notifications    OK No thanks