Se rompió el Pro en Rosario y hubo duro cruce de acusaciones

Desde dos sectores de concejales de Juntos por el Cambio emitieron este miércoles comunicados en el marco de la polémica por la elección de autoridades del Concejo.

Por un lado, Anita Martínez, Alejandro Rosselló, Daniela León, Germana Figueroa Casas y Carlos Cardozo acusaron a Roy López Molina de "negociar cargos y puestos con La Cámpora, Monteverde y Ciudad Futura por las suyas, rompiendo el bloque".

En tanto, desde los despachos de los ediles encolumnados detrás de la figura de López Molina, deslizaron que los acuerdos denunciados por los otros concejales “son falsos”.

Contra Roy López Molina

Martínez, Rosselló, León, Figueroa Casas y Cardozoa seguraron que López Molina desconce "la voluntad del 41% de los argentinos que confiaron en la candidatura de Mauricio Macri y de más de 900.000 santafesinos que seguimos creyendo en una Argentina republicana, democrática y que demanda unidad de acción y no tristes intereses mezquinos”.

“López Molina tuvo el privilegio de encabezar en cuatro oportunidades listas de intendente, concejales y diputados provinciales de Unión PRO, Cambiemos y Juntos por el Cambio, con todo un equipo de trabajo que dejó su esfuerzo y su tiempo caminando calle por calle para que ocupe lugares de relevancia en la provincia y la ciudad y hoy desconoce a esos miles de rosarinos y santafesinos y se alía con todo lo que representa el retroceso del país, el desafío a la justicia y el periodismo independiente, el apoyo a las dictaduras de Cuba y Venezuela por el canje de unos lugares”, señalaron los ediles.

“Pudiendo presentar candidatos propios hasta el final del día para los lugares de conducción del Concejo de Rosario, López Molina prefiere intentar salidas personales, que no tienen nada que ver con la demanda de los votantes de Juntos por el Cambio”, añadieron.

“Desconoce, incluso, a la propia lista de concejales que lo acompañó en su candidatura a intendente, como también lo hicieron una enorme cantidad de ciudadanos que dejaron todo en los barrios y hoy se sienten traicionados”, sentenciaron.

“Seguimos pensando en la política como lugar de construcción colectiva y no de liderazgos mágicos y es por eso que hacemos pública esta declaración”, concluyeron los concejales de Juntos por el Cambio.

La respuesta

La concejala de Juntos Por el Cambio Renata Ghilotti planteó su postura respecto a lo sucedido en la votación de la presidencia del Concejo.

Aseguró que el sector de Federico Angelini no priorizó el diálogo negando un esquema de consensos para ayudar a la gobernabilidad en la ciudad de Rosario.

Asimismo, sostuvo que la mejor estrategia para preservar la presidencia era a través de la propuesta de una mujer, aseguró que se negaron y en ese marco la vice presidencia de Roy López Molina, y los votos en las comisiones más importantes para Juntos por el Cambio son un logro para el espacio.

“Desde nuestro espacio hemos logrado conseguir la vicepresidencia primera para Roy, la participación y el voto en las comisiones centrales de este cuerpo, como así también en los puestos de gabinete”, aseveró. “Sin dudas, lugares importantísimos para el futuro de Juntos por el Cambio en Rosario”, agregó la edila.
“Lamentamos profundamente esas actitudes hacia dentro de nuestro espacio, pero también debemos entender que la sociedad en su conjunto hoy reclama figuras femeninas y votamos por ellas. El Frente Progresista ganó ampliamente las elecciones con una mujer encabezando su lista y hoy eligieron a Schmuck para que los represente”, siguió la concejala.

Asimismo, sostuvo que “nuestro compromiso es con los rosarinos. Priorizamos la gobernabilidad por sobre lo personal y respetamos los costumbres parlamentarias de apoyar la presidencia a quien ganó las elecciones”, concluyó.

Los concejales de Juntos para el Cambio que acusaron a Roy López Molina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.