Caruso a la vista en Belgrano

La dirigencia de Belgrano dará a conocer este lunes quién será el entrenador que intentará corregir el rumbo, por ahora “a la deriva”, del barco pirata en la Primera Nacional.

Los principales directivos del club mantuvieron al menos tres reuniones desde la salida de Alfredo Berti: con Jorge Burruchaga, Gustavo Álvarez y Ricardo Caruso Lombardi. Y sería este último, con el que el domingo tuvieron una larga charla, quien correría con ventaja.

Caruso, de último paso por San Martín (T) en Primera División, se encontraba alojado en el hotel Orfeo Suites de Salsipuedes donde se concretó la reunión, de la que participaron el presidente del club, Jorge Franceschi, y los tres vices, Sergio Villella, Ramón de la Rua y Juan Colomé.

Durante casi cuatro horas, desde el mediodía, Caruso expuso sus ideas y también sus condiciones, que habría conformado a la directiva.

El locuaz DT, quien se ganó la fama de “bombero” para equipos “incendiados”, cumpliría con una condición que la directiva puso por encima de cualquier otra: que sea un entrenador capaz de absorber la presión.

Es cierto que su alta exhibición contrasta con los técnicos de “bajo perfil”, característica que tuvieron en común todos los que pasaron por Belgrano en los últimos tiempos. Pero muchos entienden que, en un plantel que no viene dando muestras de interpretar la gravedad del momento deportivo, se necesita un DT con predicamento y capaz de “hacerse cargo” de la difícil situación.

La dilatada trayectoria de Caruso, de 57 años, incluye pasos por Racing, San Lorenzo, Tigre y Argentinos Juniors, entre otros clubes. En Tucumán, donde asumió a cinco fechas del final de la Superliga pasada y no logró el objetivo de la permanencia con San Martín (que sí había conseguido en otros 10 clubes que dirigió), estuvo acompañado por Juan Chumba (asistente de campo y entrenador de arqueros) y Luis Nucara (preparador físico).

Pero en Córdoba se le podría agregar algún profesional de la provincia. El propio “Tano” ya tomó contacto con un conocido técnico local, quien está analizando la propuesta de integrarse al cuerpo técnico, debido a que tiene un compromiso asumido con otra institución.

Trascendió que, en el caso de que se confirme su contratación, Caruso recién estaría en condiciones de asumir a fin de mes, ya que tiene pendiente un chequeo médico y otros asuntos en Buenos Aires. Esta chance de hacerse cargo ya, tal cual pretenden los dirigentes, sería la razón por la que aún no fue confirmado en el cargo. Los otros candidatos

El jueves pasado, los dirigentes se habían reunido con Álvarez y, antes, habría existido un encuentro con Burruchaga, quienes no estaban descartados hasta la noche del domingo.

Álvarez tiene 47 años y dos experiencias previas, como DT de Temperley y de Aldosivi de Mar del Plata, con el que obtuvo el ascenso a la Superliga en la temporada 2017-2018, con un muy buen porcentaje de puntos: 64,58 por ciento. Tras ello, estuvo una temporada y media con el Tiburón en la máxima categoría. Su proyecto dejó buenas sensaciones y hay quienes consideran que sería el ideal si la situación no fuera tan apremiante.

Burruchaga, figura histórica del fútbol argentino, se habría reunido con los dirigentes poco después de la salida de Berti. Dirigió a Defensa y Justicia, Los Andes, Arsenal, Estudiantes, Independiente, Banfield, Libertad de Paraguay, Rafaela y Sarmiento. En 2017 asumió como mánager de la selección argentina, pero en marzo pasado dio un paso al costado.

Versiones lo acercan a la secretaría técnica de Independiente, pero “Burru” tendría la intención de volver a dirigir.

El anuncio se conocerá hoy. La directiva sabe que otro paso en falso puede ser letal para un Belgrano que, en lo deportivo, no tiene margen de error.

Las tablas

Resultados

Posiciones

Ricardo Caruso Lombardi. Estuvo en Córdoba y es quien más chances tiene de ser el nuevo DT celeste en este difícil presente en Alberdi. (La Voz / Archivo)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.