Otra jornada de protestas y acampes piqueteros

La ciudad de Córdoba, al igual que otras ciudades del país como Capital federal, son escenario nuevamente de protestas y acampes piqueteros en reclamo de una ley de Emergencia Alimentaria.

Las marchas se multiplicaron desde las elecciones Paso, luego de que el kirchnerismo ganara las elecciones primarias.

Como ya se repitió hace una semana, habrá un acampe piquetero frente al ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En Córdoba se desarrolará en Chacabuco y bulevar Illia, en pleno centro.

Además habrá distintas protestas en otros puntos de la Capital, como así también en puentes de acceso al centro.

“La gente no aguanta más. El Gobierno no entiende que las organizaciones contienen el desborde social. Es necesario que atiendan las necesidades básicas de todos los que quedan sin trabajo”, explicó Emanuel Berardo, dirigente nacional del Polo Obrero. Diferentes organizaciones sociales y partidos de izquierda llevan adelante las protestas como el PO y Barrios de Pie, entre otros.

Quejas de comerciantes

Desde la Cámara de Comercio de Córdoba dijeron estar de acuerdo con la libertad para protestar, pero consideraron "abusivas" las manifestaciones que afectan a terceros, en este caso a comerciantes que ven en baja sus ventas.

El presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, José Viale, dijo que las pérdidas por las protestas durante una semana equivalen al alquiler de un mes.

"Es terrible para los comerciantes. Tienen que respetar el derecho para que trabajemos sino nos vamos a fundir", señaló en declaraciones a radio Mitre.

Militantes en los Shoppings

Militantes identificados con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se manifestaron anoche en distintos shoppings de la ciudad de Buenos Aires en reclamo de la sanción de la ley de emergencia alimentaria, una medida que el Gobierno rechaza.

La organización, que tiene entre sus referentes al dirigente Juan Grabois, llevó el reclamo al Patio Bullrich, Recoleta Urban Mall, Galerías Pacífico y Alto Palermo, entre otros centros de compra.

Sin embargo, Grabois -allegado al Papa y seguidor del cristinismo- desmintió desde su cuenta de Twitter haber sido el responsable de motorizar esa iniciativa.

"Le pido a la prensa canalla y al Gobierno que dejen de atribuirme acciones en las que no participé ni organicé. De todo lo que yo impulso o propongo, con errores y aciertos, me hago cargo, pongo la cara y el cuerpo", expresó el dirigente.

acampe-1_1568203742.jpg
Acampe de la semana pasada en Buenos Aires. (La Voz / Federico López Claro)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.