El abogado de Veppo renunció por diferencias de «criterio»

El abogado José Luis Ferrari renunció este miércoles como defensor de Eugenio Veppo, el periodista detenido desde el domingo como acusado de atropellar y matar a una agente de tránsito y de herir a otro inspector en el barrio porteño de Palermo, porque no se sentía "cómodo" con las diferencias de "criterio" que mantenía con el acusado y con su familia a la hora de abordar el caso.

Por su parte, el padre del imputado, el periodista y locutor Fabián Veppo, se manifestó a través de la red social Twitter: "Quiero expresar mi sentimiento más profundo de condolencia y comprensión para las víctimas del hecho que tuvo como protagonista a mi hijo, que se encuentra a disposición de la justicia".

Quiero expresar mi sentimiento más profundo de condolencia y comprensión para las víctimas del hecho que tuvo como protagonista a mi hijo, que se encuentra a disposición de la justicia. Lo hago también en nombre de los demás integrantes de la familia.

— Fabián Veppo (@fabianveppo)
September 11, 2019

En tanto, Veppo hijo continuaba por la tarde alojado en el hospital Central Penitenciario (HCP) del penal federal de Ezeiza a disposición de la jueza Yamile Bernan, quien lo imputó del "homicidio simple con dolo eventual" de la agente de tránsito Cinthia Choque (27) y de las "lesiones graves" en perjuicio de Santiago Siciliano (30), quien permanece internado en la terapia intensiva del Hospital Fernández.

"No me siento cómodo. Veo que había un malestar. Yo me sentía mal y ellos (por el acusado y su familia) se sentían mal conmigo. Así que renuncié a la causa en el día de hoy y se los comuniqué esta mañana", explicó a la prensa el propio Ferrari.

"No compartían evidentemente mi criterio", señaló el letrado, quien recordó que el imputado mintió cuando le "dijo a la jueza (Yamile Bernan) que no tenía antecedentes" penales.

"Puedo defender siempre y cuando no me afecte moralmente, pero si realmente me violenta por el malestar que hay, ya no", indicó Ferrari y agregó que "existían diferencias en la reuniones" que mantenía con los padres del acusado, que están divorciados.

Y, en ese sentido, opinó: "Todos quieren ayudar pero todos tienen maneras diferentes de abordarlo".

Consultados sobre las últimas novedades que se produjeron en la causa antes de que él renunciara, Ferrari contó que el martes declararon el amigo y la joven que acompañaban a Veppo en el auto al momento del hecho.

"Declaran que Veppo venía a alta velocidad y zigzagueando, de manera temeraria. Trataron de convencerlo de que vuelva pero apenas lograron que estacionara. Después fueron a la casa de él y desde ahí llamaron al hermano para que se hiciera cargo de la situación", relató.

Según Ferrari, la mujer, que iba en el asiento trasero "no vio nada" y "estaba conmocionada, llena de vidrios" ya que a raíz del impacto "se pegó un golpe grande" y "no salió despedida de milagro".

También dijo que en el auto del acusado "había sangre afuera y adentro".

"El acompañante que iba al lado de él (por Veppo) le dijo 'atropellaste a dos personas', pero evidentemente (el conductor) no pudo o no tuvo la fortaleza anímica que tiene cualquier persona de volver y ayudar", señaló Ferrari.

Veppo está internado en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.