Gran anécdota: la noche en que el “Cholo” Guiñazú se sintió un terrorista checheno

En el año 2004 el volante Pablo Guiñazú llegó a Rusia para jugar en el Saturn al lado de Lucas Pusineri y otros compatriotas

Permaneció por un breve período de tiempo en Rusia, para luego ser fichado por Libertad de Paraguay.

Lo cierto es que los primeros días en Rusia no fueron nada fáciles y esta semana contó en “Pemisitas del Gol” una anécdota imperdible de aquel momento.

“Pusineri vivía solo y me pidió que me vaya a acompañarlo un tiempo. Así que me fui, encima estaba bárbaro porque él cocinaba bien. Eran como las ocho de la noche, estaba por lavar ropa y se da cuenta que no tenía jabón. Así que me pide que bajemos a comprar”, comenzó diciendo Guiñazú al iniciar su relato de los hechos.

“Cuando entramos al lugar veo que tenía pinta de ser una farmacia. Había dos rusitas atendiendo y con solo verme se asustaron. Yo tenía una cara de checheno bárbara. Me miraron con una cara como que les iba a explotar todo el local. Se tocaban, hablaban entre ellas y se miraban”, agregó “el Cholo”.

La situación, siguió más o menos así:

Pusineri: “Señoritas, andamos buscando jabón”.

Guiñazú: “Lucas, las minas no hablan en español, no entienden”.

Pusineri: “Jabón, flacas, quiero jabón para lavar ropa”.

Guiñazú: “Che Lucas, ¿no sabés cómo se dice eso en ruso?”

Pusineri: “Cholo, yo no sé ni decir hola en ruso”.

Según contó Guiñazú, las rusas se empezaron a poner serias y seguían hablando entre ellas sin que los futbolistas entiendan nada.

Pero la historia no quedó ahí. Y el propio “Cholo” cuenta mejor que nadie qué fue lo que aconteció al final: “El tema es que Lucas es un tipo de mecha corta. Y pensó que las mujeres se hacían las vivas y no le quería vender jabón. Así que se fue hasta el mostrador y les dijo de nuevo: ´ESTAMOS BUSCANDO JABÓN EN POLVO´. Y ya se imaginarán la seña que hizo al momento de hacer hincapié en la palabra polvo. Yo no aguanté más y me fui del local antes de que nos metan presos”.

cholo_1566744893.jpg

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.