Así Detroit pasó de ser una ciudad en cenizas a una Smart City de lujo

No pasó hace mucho tiempo. La ciudad de Detroit, ubicada al norte de Nueva York, en el límite con Canadá, se declaró en bancarrota en el año 2013. No obstante, lejos de quedarse envuelta en un mar de lamentos, sus empresarios y autoridades consiguieron brindarle un resurgimiento y en el transcurso de los últimos años tomó un giro innovador que le permitió transformarse en una verdadera ave Fénix. De las cenizas se convirtió en una pujante Smart City y próspero centro de innovación que ofrece innumerables servicios tecnológicos.

¿Qué es una Smart City o ciudad inteligente? Una ciudad que prioriza la sustentabilidad y se sirven de infraestructuras, innovación y tecnología para disminuir el consumo energético y reducir las emisiones de CO2.

Actualmente, vehículos autónomos desarrollados por Google y Ford, cámaras de reconocimiento facial, avances en logística y nuevos desarrollos tecnológicos convirtieron a la ciudad, ubicada en el estado de Michigan, en un verdadero centro de innovación, que potencia cada vez más su crecimiento.

En el transcurso de los últimos años también recuperó el esplendor que supo ostentar cuando fue el centro mundial de la industria automotriz y base de empresas como General Motos, Ford Motor Company y Chrysler.

Con el aporte de grandes empresas a nivel global, la ciudad tomó un giro innovador y actualmente ofrece innumerables servicios tecnológicos, que la convirtieron en un próspero centro de innovación y con un gran espíritu empresarial: por sus calles ya circulan vehículos autónomos, que prometen transformar la movilidad de esta nueva metrópoli.

En ese sentido, compañías de diversos sectores como salud, defensa, industria aeroespacial, tecnología y logística se instalan en Detroit debido a la oferta tecnológica e infraestructura de servicios que brinda, sumado a un bajo costo de vida para el promedio americano.

En este sentido, IDG Homes Detroit, la compañía de inversiones en real estate destaca que este momento es propicio para inversiones en el mercado inmobiliario.

“Este momento de reconversión y desarrollo propicia grandes posibilidades de inversión en el mercado inmobiliario, por el aumento en la demanda de mano de obra calificada en los diversos sectores”, destacó Marcelo Schamy, CEO de IDG Homes Detroit, compañía de inversiones en real estate con portfolio en el estado de Michigan.

Según Schamy, mendocino de 57 años y que hace 30 años vive en los Estados Unidos, el resurgimiento de Detroit fue el resultado de un plan económico más que político.

“Cuando colapsó y se presentó como la primera ciudad en la historia de los EE.UU. en presentarse en quiebra, aparecieron figuras del mercado local privado, que 'tomaron el control' de la ciudad”, explicó.

El ejecutivo precisó que esos funcionarios “negociaron deudas con el gobierno federal, armaron una estrategia de negocios y se encargaron de ponerse en contacto con otros pares que, obviamente, acercaron más empresas a Detroit”.

“A todo esto se fueron consiguiendo beneficios impositivos por parte del Estado. Pero la ventaja que terminó de colaborar con la recuperación de Detroit fue el triunfo de Donald Trump, y sus posteriores políticas conservadoras y proteccionistas”, resaltó.

Así, aparecieron ventajas impositivas para General Motors, por ejemplo, que en 2018 cerró todas sus pantas en Asia y las trajo nuevamente a Detroit.

Cuando Ford estaba por irse a México, Trump interfirió y envió a la firma a Detroit para que obtuviera los mismos beneficios”, añadió.

Schamy resaltó que la ciudad dio vuelta la situación y nadie quiere no estar presente en Detroit a nivel lógistico.

Hoy las empresas no quieren faltar o estar en Detroit. Y ese es un gran logro de Dan Gilbert, quizá el empresario más importante que permitió la recuperación”, expresó.}

El ejecutivo de IDG Homes Detroit subrayó que existe también una presencia muy fuerte de empresas tecnológicas en esa ciudad. Google, LinkedIn y WeWork.

Microsoft mudó la oficina del centro-este del país y la llevó a Detroit. Galaxy Software Solutions, de Sillicon Valley también está presente junto a otras muchas que emigraron de ese lugar hacia acá", remarcó.

"Hay negocios de Amazon y otras firmas como Alibaba y AliExpress, adelantaron hace poco que en los próximos 5 años pretenden tener la misma presencia que en Asia, con una base central en Detroit”, completó Schamy.

Real estate, un mercado en expansión

“Detroit se convirtió en una ciudad óptima para invertir en propiedad, especialmente porque posee las más económicas de Estados Unidos y con gran potencial”, explicó.

Según el empresario “cada vez son más las compañías que deciden desarrollarse en la ciudad, diversificando y ampliando la oferta de empleo, por lo que trabajadores de todo el país están migrando a Detroit”.

Todo un potencial por delante para poner el foco en esta ciudad y evaluar posibilidades de inversión.

Se puede entrar en el negocio del real state con US$ 50.000. Con ese monto el interesado puede comprar una propiedad completa, unifamiliar de unos 100 metros cuadrados en los suburbios", explicó.

IDG Homes Detroit (idghomes.com) actualmente administra unas 8000 propiedades en esta ciudad. "También operamos en lo que es inversión en locales comerciales, shoppings, y edificios de oficina. Nuestra ventaja es que estamos radicados acá y conocemos el mercado de forma íntegra”, completó.

Movilidad y Sustentabilidad, claves para el crecimiento

Sus calles son actualmente testigo de la tercera generación de automóviles autónomos Argo Al (asociada con el grupo Ford),

Además, Waymo (la filial de vehículos autónomos de Google) llegó a un acuerdo para resucitar una vieja fábrica automotriz que será la primera en todo el mundo dedicada exclusivamente a producir vehículos con nivel 4 de conducción autónoma, el penúltimo antes de que los humanos dejen de intervenir en la conducción del auto.

Estas inversiones, entre otras, aumentarán por miles los puestos de trabajo en la ciudad.

Se trabaja muy fuerte para posicionar al estado de Michigan como líder en movilidad y el centro de la industria automotriz avanzada”, agrega Schamy.

En este sentido, la ciudad de Detroit junto a Ford Motor y otras organizaciones de la sociedad civil trabajan para encontrar soluciones de movilidad que mejoren la calidad de vida de los residentes y de las empresas del área.

Apuestan a reconvertir el paisaje urbano y transformarse así en un lugar de trabajo atractivo, todo enmarcado en el concepto de smart cities o ciudades inteligentes.

Tecnología aplicada a la seguridad, otra esfera en desarrollo

Para aumentar la seguridad de los ciudadanos, el Departamento de Policía de Detroit (DPD) incorporó cámaras de reconocimiento facial, que permiten analizar y optimizar la forma en que se brinda protección en la ciudad.

De esta forma, al aprovechar los equipos de alta definición instalados en toda la ciudad por el programa Project Green Light Detroit, se permite que los sitios y comercios que participan del programa envíen al DPD transmisiones en vivo de sus cámaras internas y externas.

Cuando se identifican movimientos sospechosos (con nombre y apellido gracias al reconocimiento facial) se da la opción a la policía de reforzar esa zona de la ciudad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.