Watsu: la terapia acuática que libera tensiones

Generalmente cuando nos duele la espalda, tenemos problemas de estrés, el médico nos recomienda ejercicio físico y en particular uno que suele ser la panacea de todos los males: natación. No tiene impacto, trabaja todo el cuerpo, y el contacto con el agua caliente hace la persona tenga una sensación de relajación luego del ejercicio.

Sin embargo, nadar no es la única opción para sentirse bien. Existe una terapia alternativa, llamada Watsu, que combina la respiración consciente del paciente con un trabajo corporal acuático que propone el terapeuta. Es una técnica milenaria japonesa que comenzó a expandirse por todo el mundo y en Rosario ya se practica en muchos espacios.

¿En qué consiste el Watsu?

Es una terapia corporal que consiste en movimientos rítmicos en el agua, activación de articulaciones y masaje con técnicas de Masaje Zen Shiatsu. Combina relajación con estiramiento corporal, lo que puede producir profundos estados de transformación, tanto en los niveles físicos, como emocionales.

Se practica en agua caliente, con una temperatura que oscila entre los 34 a 36 grados. Este ambiente se asocia a las vivencias en el útero de la madre, lo que facilita sensaciones de confianza y seguridad. Por otra parte, como la temperatura del agua se aproxima a la temperatura de la piel, el límite entre el ser y el medio ambiente se disuelve, creando un estado de conciencia extendida.

¿Cómo es una sesión?

Una sesión de Watsu tiene una duración de 60 minutos. El terapeuta trabaja de pie, con el agua cubriéndole hasta la zona del pecho, moviéndose alrededor del paciente estirando sus articulaciones y músculos, y procurando que el agua lo vaya acariciando.

Se alternan los movimientos y masajes con momentos de quietud para alargar cada sensación, y diferencia lo energizante del masaje con la calma que proporciona el agua. El agua es un medio que permite recorridos y posturas, sobre todo en la zona de la columna vertebral, que serían imposibles fuera de ella.

Se realizan torsiones, inclinaciones y también se coloca al paciente en posiciones que permitan el trabajo en partes del cuerpo menos accesibles. Se presionan puntos que tienen que ver con el fluido de energía corporal, centros energéticos que también se tocan en otras terapias como la acupuntura. Todas estas manipulaciones ayudan además a mejorar la circulación sanguínea y la depuración del organismo.

¿Qué beneficios tiene?

Uno de los principales beneficios de esta disciplina es que, al tener el cuerpo sumergido en el agua, se aprovecha el estado de ingravidez para liberar los músculos y articulaciones.

En el agua, el cuerpo y especialmente la columna vertebral y las articulaciones, pueden distenderse de una forma que no sería posible en tierra firme. El agua aliviana el peso de las vértebras, permitiendo a la columna vertebral descomprimirse y moverse libremente, sin las usuales restricciones producidas por la gravedad y las tensiones musculares.

Su origen

"Watsu" es la unión de las palabras "water" (agua) y "Shiatsu", una técnica milenaria japonesa que fomenta procesos de sanación mediante la relajación y meditación.

Harold Dull empezó desarrollando Watsu en California a partir de 1980, después de haber estudiado el arte de Zen-Shiatsu en Japón con uno de los maestros más conocidos de esta tradicional técnica oriental, el Maestro Shitsuto Masunaga. El Zen Shiatsu se realiza utilizando el peso originado por el HARA, el propio Centro, para hacer presiones y estiramientos de los meridianos (canales energéticos) descritos en la Medicina Tradicional China, favoreciendo así el bienestar psicofísico de la persona.

Una opción ideal para el invierno

Con la llegada del frío es fácil dejar a un lado las actividades físicas que se realizan en primavera y verano. Watsu es una alternativa para conectarse con el cuerpo y las emociones y a la vez relajarse en una pileta caliente. El agua purifica la piel y la oxigena, su temperatura relaja y libera todas las tensiones.

Actualmente en la ciudad hay varios espacios que comenzaron a incorporar esta terapia como alternativa. Hoteles, gimnasios y algunos centros de rehabilitación kinésica. Para obtener más información se puede ingresar a Watsu Rosario.

En el agua, el cuerpo y especialmente la columna vertebral y las articulaciones, pueden distenderse de una forma que no sería posible en tierra firme.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.