Los testimonios de los damnificados de la avalancha que sepultó medio pueblo en Colombia

El deslizamiento de tierra en la vereda Portachuelo, zona rural de Rosas, sepultó seis viviendas.

Un sobreviviente que quedó completamente sepultado por lodo y un hombre que perdió ocho familiares reflejan el drama que vive hoy el municipio de Rosas, en el departamento del Cauca, luego de que una avalancha ocurrida por un deslizamiento de tierra, dejara al pueblo casi sepultado y 30 muertos hasta el momento.

«Me quedé solo con mi hijo y no hay ni para enterrar a los nuestros», dijo al diario El Tiempo Pedro Elmer Bolaños Rodríguez. La madrugada del pasado domingo de Resurrección su familia dormía en su casa ubicada en la vereda Portachuelo cuando fue arrasada por la avalancha. Él y su hijo sobrevivieron porque no se encontraban en el lugar, pero ocho de sus familiares no corrieron con la misma suerte.

«Hemos encontrado a la esposa, la hija mía y una sobrina de ella, de resto falta Cristian, falta Herminda, falta ‘Mono’, falta Blanca, cinco nos faltan todavía», contó Bolaños al medio nacional. «Yo le pido al Gobierno que tenga la condolencia con nosotros para poder sacar a nuestros seres queridos de ahí, a nuestros vecinos, para poderles dar sepultura», agregó.

Por su parte, Yanober Torres, otro sobreviviente, narró a Caracol Noticias que escuchó el ruido y se dio cuenta de la avalancha que venía, y pudo sacar a su esposa e hijo de la casa. «Quedé arrodillado, con escombros en la espalda y todo alrededor; mi esposa y mi hijo salieron hacia los lados», expresó.

Aunque logró salvar la vida de su esposa e hijo, murieron sus padres, una hermana, una sobrina y un tío con su esposa, sus tres hijos y sus tres nietos. Y él casi no vive para contarlo. «A lo último se adormecieron los pies y la mano izquierda, luego comenzó a salir gas, porque como estábamos durmiendo al lado de la cocina entonces me estaba ahogando. Solo le pedía a Dios», contó.

Sus historias reflejan la tragedia que enluta al país esta semana, pues organismos de socorro han informado que han sido encontrados 30 cadáveres, aunque la cifra podría aumentar porque aún hay personas desaparecidas. Expertos del Servicio Geológico colombiano realizan análisis en los puntos donde se agrietó la montaña para establecer las causas de su desprendimiento.

Hasta el momento aseguran que se trató de una falla geológica sumada a las intensas lluvias de la época. «Se encuentran evidencias de que el material removido es mucho suelo, lo que llamamos suelo residual. (También) mucha agua, se ve que el suelo se saturó fuertemente», explicó a RCN Radio Adriana Agudelo, jefe del Servicio Geológico en Cauca.

Además se sepultar seis viviendas, la avalancha también bloqueó la vía Panamericana, que comunica el sur del país con el interior. Así que la comunidad espera la ayuda del gobierno para desenterrar a sus familiares y para tener acceso a transporte para sus labores diarias.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Desenterraron una tumba indígena de hace 2.000 años

Brutal golpiza de un funcionario de la ONU a un perro en Pasto

Una profesora pretendía salir de Colombia con libros infantiles llenos de cocaína

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.