Sobrevivientes de accidentes de tránsito protagonizaron un proyecto fotográfico sobre la importancia del cinturón de seguridad

Estos impactantes retratos muestran las dolorosas cicatrices que dejan los cinturones de seguridad tras un accidente de tránsito, y son celebradas como marcas de honor, usadas para mostrar la importancia de ponerse el cinturón en el auto. La iniciativa es parte de una campaña de la Agencia de Transportes de Nueva Zelanda (NZTA) para reducir el número de muertes en sus rutas. Según ellos, noventa personas mueren cada año por no ponerse el cinturón de seguridad, y la mayoría son hombres jóvenes en áreas rurales. Estos retratos son de diez supervivientes reales de accidentes de tránsito, cuyas lesiones fueron recreadas por la compañía de maquillaje SFX PROFX.

«Un cinturón de seguridad deja de verdad ese tipo de marcas. Te salvan la vida, pero te dejan la señal para mostrar cómo lo han hecho», explicó la doctora Natasha McKay. La meta es que la gente comparta sus propias historias de supervivencia, remarcando el impacto positivo de los cinturones de seguridad y la alegría de vivir para contarlo.

NZTA, trabajando con la compañía de marketing y comunicación Clemenger BBDO, buscaba cambiar la actitud de algunos hombres, que opinan que el cinturón de seguridad es una opción extra más que una necesidad que salva tu vida. «Estamos vendiendo a estos hombres un producto que no desean. Tras investigar, nos dijeron que creen que los mensajes sobre el cinturón son para niños, para ancianos, para los demás. Hemos trabajado con ellos para convertir algo que les parece indeseable en algo que querrían comprar», dijo la portavoz Rachel Prince.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.