La “concesionaria” de D’Alessio: el falso abogado compró y vendió 34 autos de lujo y un motorhome

Marcelo Sebastián D’Alessio era dueño de una verdadera flota de automóviles de lujo que despertaría la admiración de más de un dueño de concesionarias. En total, tuvo al menos 34 vehículos que en el precio al mercado oscilan entre los $450 mil y los U$S 851 mil.

Los datos surgen de la denuncia por enriquecimiento ilícito y evasión presentada por la diputada Elisa Carrió, donde además apunta al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray.

El Corolla con el que D'Alessio coaccionó psicológicamente al ex directivo de PDVSA.

El dato más revelador de la denuncia está referido al llamativo patrimonio del falso abogado que está detenido por orden del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

En la presentación judicial realizada ayer que recayó en el juzgado de María Romilda Servini de Cubría se apunta a la “diversidad de domicilios en cada vehículo transferido”.

BigBang accedió a la denuncia e hizo un relevamiento respecto al valor de cada uno de los vehículos que aparecen en la presentación. D’Alessio era dueño de lo que podría ser la envidia de cualquier dueño de una concesionaria. Vehículos de lujo, camionetas, autos premium y hasta un camión forman parte del listado al que se apunta en la denuncia.

El auto más caro que tenía D'Alessio: un Jaguar valuado en U$D 850.000

De los 34 vehículos, sólo once se pueden encontrar en el mercado con valores expresados en dólares. La suma total es millonaria: U$D 1.489.126

  • BMW X3 3.0: U$S69.000
  • Mercedes Benz GL 500 4MATIC: U$D 109.000
  • Mercedes Benz E 350: U$D 41.000
  • BMW 535 I: U$D 33.900
  • Volkswagen TOUAREG 4.2 V8 FSI PREMIUN: U$D 35.000
  • Audi Q5 2.0T FSI QUATTRO: U$D 83.000
  • Mercedes-Benz Clase E 3.5 Coupe: U$S24.900
  • Mercedes-Benz Clase Glc300: U$S90.000
  • Audi A5 Sportback: U$D 72.000
  • Ferrari F-355: U$D 79.509
  • Jaguar Drophead 1936: U$D 851.817

A eso se le deben sumar los modelos que en el relevamiento realizado por este medio figuran en pesos argentinos. En total son 23 modelos, entre los que se encuentran autos de 2009, de 2004, 2012, 2015 y hasta un camión Scania de 1993. En total, suman movimientos y transferencias por $16.550.000:

  • Corolla SEG-2018: $795.000
  • Hilux 4X4 TDI $1.360.000
  • Dodge Ram RAM 2500: $510.000
  • Dodge Ram RAM 2500: $520.000
  • Volkswagen Touareg 4.2 V8: $790.000
  • Volkswagen Vento 2.0 T Fsi: $440.000
  • BMW X6 xDrive35i 3.0: $1.450.000
  • Ford RANGER DC 4X4 XL PLUS 3.0L D x 2: $480.000
  • Mercedes Benz C 220 CDI ELEGANCE: $500.000
  • Mercedes Benz E300 AVANTGARDE SPORT: $800.000
  • BMW 530D: $450.000
  • Mercedes Benz E 350 AVANTGARDE: $890.000
  • Volkswagen TIGUAN 2.0 TSI 4 MOTION: $630.000
  • Jeep GRAND CHEROKEE LIMITED: $925.000
  • Volkswagen PASSAT CC 2.0 TSI: $585.000 x 2
  • Mercedes Benz C250 BLUE EFFICIENCY: $885.000
  • Jeep GRAND CHEROKEE LIMITED: $615.000
  • Dodge RAM 1500 5.7 V8 LARAMIE 4X4: $980.000
  • Toyota HILUX 4X4 C/D SRV 3.0 TDI 5AT CUERO – A4: $900.000
  • Dodge RAM 2500 6.7L LARAMIE 4X4: $980.000
  • Scania K113 T C31: $1.300.000

Es importante aclarar que no se trata de vehículos que D’Alessioposea en la actualidad, sino que son vehículos que supo tener y por los que realizó transferencias hasta noviembre de 2018.

Según explicaron fuentes judiciales a BigBang, todos los vehículos fueron comprados entre 2009 y 2018. “D’Alessio fue funcionario público, lo que debe derivar en la investigación sobre el origen de su patrimonio y los incrementos que pudieran haberse verificado consecuencia de su paso por la gestión”.

Una de las tantas camionetas que tuvo el falso abogado.

Más allá de apuntar a D’Alessio, en el entorno de Carrió señalan con más vehemencia al ex titular de la AFIP, Echegaray, por la “posible cobertura que le hubieran proporcionado las autoridades de la AFIP” para las sucesivas transferencias.

“Fue notoria y desmedida la adquisición de vehículos de alta gama, sin que esto generara aparente alarma en las autoridades fiscales”, dice la denuncia.

El falso abogado puso sus manos hasta en un motorhome.

DENUNCIA CONTRA DENUNCIA

La denuncia de Carrió fue presentada por una de las abogadas de su equipo, Mónica Frade, y es la tercera presentación que realiza la líder de la Coalición Cívica desde que estalló el D’alessioGate, que apunta a una red de espionaje ilegal y extorsiones a empresarios, abogados, políticos y periodistas.

Primero Carrió denunció que la denuncia presentada por el empresario Pedro Etchebest era una “operación K”, y le apuntó a Eduardo Valdés. Luego amplió la denuncia a principios de mes y señaló al propio juez Ramos Padilla.

La propia Carrió está mencionada en el expediente que tramita en el juzgado de Dolores. Ella reconoció que había tenido diálogos: “Lo vi una vez en el bloque y ya me pareció delirante”, dijo esta semana.

Días atrás había dicho que sólo eran diálogos telefónicos. El encuentro fue en el Congreso, según relató ante Ramos Padilla el ex socio de D’Alessio, el abogado Rodrigo González: “Me habló de una reunión con Carrió, me dijo que fue a exponer, no presté mucha atención porque no me interesa, cuestiones de narcotráfico”.

La semana pasada, además, Ramos Padilla reveló audios de WhatsApp que D’Alessio le enviaba a un contacto agendado como Paula Oliveto, la diputada de la Coalición Cívica muy cercana a Carrió. En uno de los mensajes, enviados después del primer allanamiento a su vivienda, dice: “El que armó esto es un AFI, línea de Angelici puro, no entiendo esta interna, no entiendo un porongo. Entiendo si no me querés atender, mañana me falta una cámara más”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.